Archivo | 1:35 PM

Ver… conocer… creer…

17 Ago

Ver… conocer… creer…

En el Evangelio de San Juan leemos:

“A lo suyo vino y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:11-13)
La Biblia nos habla de creer por fe en cosas que no vemos ni conocemos. Puede parecernos dificultoso, podemos pensar que es insensato, que no es inteligente. Muchos lo llaman “suicidio intelectual”. Pero antes de calificarlo de alguna de estas maneras erróneas, que nos llevarán a cerrar la mente y el corazón a la fe, veamos un poco más lo que la Biblia nos pide.

Juan el Bautista fue acosado a preguntas por los líderes religiosos de la época…

“Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntase: ¿Tú, quien eres?… ¿Eres tú Elías?… ¿eres tú el profeta?… ¿Pues quién eres?… ¿Qué dices de ti mismo?… ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?…” (Juan 1:19-28)
Sus respuestas fueron:

“… Yo no soy el Cristo… No soy… No… Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto… Yo bautizo con agua… mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis” (Juan 1:19-28)
Juan sabía quien no era él mismo. Tenía plena conciencia de su posición en la vida y Quién era Aquel de quien predicaba y a quien presentaba al mundo…

“Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado… He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: después de mí viene un varón, el cual es antes de mí, porque era primero que yo” (Juan 1:27-30)
También Juan explicaba por qué estaba tan seguro de acerca de quien daba testimonio:

“Y yo no le conocía, mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua… Vi al espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. Y yo no le conocía, pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo. Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios” (Juan 1:31-34)
Si bien Juan predicaba sobre alguien que no conocía, podía hacerlo porque el Dios que lo había enviado le daba certezas.

Igualmente nosotros podemos confiar en Aquel que no miente, que nos da Su Palabra y pruebas indiscutibles de su Persona, su Poder y su Presencia…

“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre…” (1 Tesalonicenses 1:5)
“Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor” (1 Corintios 1:9)
“Siendo renacidos no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre” (1 Pedro 1:23)
Recordemos: La veracidad de aquello en que creemos es real debido a que Dios lo es y El es quien lo dice…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios

AQUELLO QUE ES ESPIRITUAL NO PUEDE SER DUPLICADO

17 Ago
David Wilkerson Today



TUESDAY, AUGUST 17, 2010



AQUELLO QUE ES ESPIRITUAL NO PUEDE SER DUPLICADO 



Acá en las calles de la ciudad de Nueva York, se puede comprar un reloj Rolex

por quince dólares. Como todo neoyorkino lo sabe, estos relojes no son Rolex

verdaderos. Son simples “imitaciones”, copias baratas del original.



En estos días, pareciera haber duplicados de casi todo. Pero hay algo que no

puede ser duplicado, esto es, la verdadera espiritualidad. Nada que sea

verdaderamente espiritual puede ser copiado. El Señor reconoce la obra de sus

propias manos y no aceptará ningún duplicado hecho por el hombre de ninguna

de sus obras divinas. ¿Por qué? Porque es imposible para el hombre duplicar

lo que es espiritual en verdad. Esa es obra exclusiva del Espíritu Santo. Él

está constantemente obrando algo nuevo en su pueblo y no hay forma alguna de

nosotros reproducir dicha obra.



Este es el gran error de la religión moderna. Pensamos que si impartimos mero

conocimiento de las Escrituras y principios bíblicos al pueblo, éstos se

volverán espirituales. Pero el hecho es que no existe persona o institución

con el poder para producir espiritualidad en alguno. Solamente el Espíritu

Santo lo puede hacer.



Una muy pequeña parte de la obra que el Espíritu de Dios hace en nosotros,

puede ser vista. Por ello es que el verdadero pueblo espiritual, rara vez busca

una evidencia externa de dicha obra. Pablo dice: “no mirando nosotros las

cosas que se ven, sino las que no se ven” (2 Corintios 4:18).



En el contexto de este pasaje, Pablo habla de sufrimientos y aflicciones. Está

diciendo: “Nadie sabe todas las cosas que enfrentamos, excepto el Espíritu

Santo. Y aquí es donde la verdadera espiritualidad se manifiesta, en el crisol

del sufrimiento”.



Los que se someten a la guianza del Espíritu de Dios y enfrentan aflicciones,

confiados en que el Señor está produciendo algo en ellos, emergen de su

crisol con una fuerte fe. Y testifican que el Espíritu les enseñó a ellos

más durante el sufrimiento que cuando todo iba bien es sus vidas.



En todos mis años de caminar con el Señor, rara vez he visto un incremento de

mi espiritualidad durante los tiempos buenos. Por el contrario, cualquier

incremento, usualmente sucedía mientras yo soportaba situaciones difíciles,

agonías y pruebas, todo lo cual, el Espíritu Santo permitía.



En un punto de su caminar de fe, Pablo dijo: “El Espíritu Santo me da

testimonio diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones” (ver Hechos

20:21-22). De hecho, a través de toda la vida de Pablo, sus aflicciones nunca

lo dejaron. Simplemente seguían viniendo.



“Esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más

excelente y eterno peso de gloria” (2 Corintios 4:17). De acuerdo a Pablo,

nuestras aflicciones y dificultades producen valores eternos en nosotros. Él

está diciendo: “El sufrimiento que pasamos en esta Tierra, durará

probablemente toda nuestra vida. Pero es sólo momentáneo en comparación a la

eternidad. Y ahora mismo mientras soportamos aflicciones, Dios está produciendo

en nosotros una revelación de su gloria que durará para siempre”.

 







Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/9546

SABIDURÍA SUTIL

17 Ago

Lectura: Marcos 8:34-38.

“Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor” Juan 12:26

Cuando estaba en la universidad, mi compañero de trabajo, Beto, un conductor de carretilla elevadora, a menudo enriquecía mi vida con su sabiduría concisa y expresiva. Un día estábamos almorzando, sentados en la parte de atrás de su carretilla elevadora, cuando le dije que me estaba cambiando a otra universidad.

«¿Por qué?» —preguntó.

«Todos mis amigos están cambiándose allí» —contesté.

Beto masticó su bocadillo por un momento y luego respondió quedamente y con sutil ironía: «Imagino que esa debe ser una manera de escoger una universidad».

Sus palabras me llegaron con una extraña fuerza. Por supuesto, pensé. Pero, ¿es ésta la única manera de escoger una universidad? ¿Seguiré a mis amigos por el resto de mis días, o seguiré a Jesús? ¿Buscaré Su rostro y Su voluntad e iré a dónde Él quiere que yo vaya?

Veinticinco veces en el Nuevo Testamento Jesús dijo a Sus discípulos: «Sígueme». En Marcos 8:34, Él dijo, «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame». No importa lo que los demás hagan o qué dirección puedan tomar sus vidas, nosotros debemos hacer lo que Él nos pida.

Vienen a mi mente las palabras de una antigua canción: «Mi Señor conoce el camino a través del desierto; ¡seguirle es todo lo que tengo que hacer!»__ DHR

Reflexión: Para saber por dónde ir en la vida, sigue a Jesús.

I Pedro 3:18-20

17 Ago

El costo de no seguir a Jesús

17 Ago

El costo de no seguir a Jesús

Una de las cosas que aprendes en la escuela de negocios es que cada decisión potencial tiene que ser sometida a un análisis de costo-beneficio. Los riesgos, los alcances y las limitaciones son indispensables para tener una perspectiva clara y concisa de lo que está delante.

El doctor Lucas nos narra en su evangelio, en el capítulo 14, el discurso del Señor Jesús con respecto al costo de ser su discípulo. Así que, siguiendo la lógica inversa, ¿Cuál sería el costo de no seguir a Jesús?

a. El costo para Jesús.

La verdad es que Jesús no pierde absolutamente nada si no le seguimos. Sus planes de establecer un reino no serán impedidos. Jesús no está en necesidad de nosotros. Nosotros lo necesistamos a él desesperadamente. Nosotros somos los pecadores, no Él. Nosotros somos los seres creados, no él. Así que no pienses por ningún motivo que la Gloria de Cristo es afectada por aquellos que no le siguen. Tú y yo no somos tan impresionantes; Jesús si.

b. El costo para ti.

Si decidimos no seguir a Jesús, nosotros somos los más afectados. Romanos 6:23 dice “La paga del pecado es muerte“. Si conocemos el mensaje de Jesús y consideramos el costo de servirle y preferimos vivir nuestro sueño hedonista creyendo que Jesús tomará en balde sus propias palabras, en aquel día de Juicio se va a dirigir hacia ti diciendo “Nunca os conocí“ (Mt. 7:21). El costo de no seguir a Cristo es la muerte. Somos los más grandes afectados, y es una advertencia para ti como lo es para mi.

c. El costo para el mundo.

El pecado es viralmente contagioso. No pienses por ningún motivo que eres el único afectado de tus propias decisiones. Si, eres el más grande afectado pero no el único. Especialmente si eres creyente y por tu testimonio muchas vidas siguen su rumbo en dirección hacia el Infierno. Lo último que quieres tener en tus manos son vidas que Dios ha puesto en tu camino para que les compartas el Evangelio y en aquel día, Cristo te pregunte “¿Qué fueron de ellas?“. Dice Mateo 18:7 “¡Ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!“.

Así que verás, desde una perspectiva eterna, el costo de no seguir a Jesús es mucho, mucho mayor que el de seguirle, pues este momentáneo costo de seguir a Jesús será para un mayor peso de gloria cuando estemos con él.

“Nunca hice un sacrificio“. -David Livingstone

  • copiado de aca

Hitchens en Pullman, Lewis, y Jesús.

17 Ago

Hitchens en Pullman, Lewis, y Jesús.

vía:Justin Taylor

En la reseña del libro de Philipp Pullman sobre Jesús y el Cristianismo primitivo, el ateo Christopher Hitchens publicó lo siguiente, la semana pasada en el New York Times:

Creer en la divinidad de Jesús de Nazaret y creer en sus enseñanzas no son para nada la misma cosa. Escribiéndole a John Adams en 1813, habiendo afilado su espada para remover del Nuevo Testamento todos los “adornos artificiales que han sido amortiguados por los sacerdotes“, Thomas Jefferson dijo que el residuo de 46 páginas contenía “el más sublime y benévolo código de moralidad que jamás haya sido ofrecido al hombre“.

Ernest Renan, en su innovador libro “Life of Jesus“ (La vida de Jesús) en 1863, también repudió la idea de que Jesús era el hijo de Dios mientras que afirmaba la belleza de sus enseñanzas.

En un completo contraste, C.S. Lewis mantuvo en su clásico “Mero Cristianismo“:
Eso es algo que no debemos decir. Un hombre que era sólo un hombre y decía el tipo de cosas que Jesús decía no podría ser un gran maestro moral. Sería un lunático -al mismo nivel de aquel hombre que se dice ser un huevo cocido- o de otra manera sería el Diablo del infierno. Debes escoger. Ya sea que este hombre era, y es, el hijo de Dios; o era un lunático o algo peor.

Como admirador de Jefferson y Renan y un fuerte no-admirador de Lewis, estoy constreñido a decir que Lewis es más honesto aquí.

Ausente de una línea directa al Todopoderoso y una convicción de que los últimos días están sobre nosotros, ¿Cómo es moral el enseñar a la gente a abandonar sus familias, dejar el ahorro y la agricultura para ir en pos de caminos empedrados?

¿Cómo es moral declarar el monopolio del acceso al cielo, o de amenazar a los perdidos con fuego eterno, sin mencionar el maldecir higueras y persuadir a demonios a infestar cuerpos de cerdos?

Tal persona si no es divina, entonces sería un hechicero o un fanático.

http://www.theolo-gian.com/

Consejo de Londres despide a un cristiano por mencionar a Dios en su lugar de trabajo

17 Ago

Consejo de Londres despide a un cristiano por mencionar a Dios en su lugar de trabajo

Lo más inconcebible de este caso fue que el tribunal justificó que el Consejo no había discriminado a Amachree, por motivos religiosos sino que había violado la confidencialidad mediante la publicación de su caso.

Inglaterra | Jueves 12 de Agosto, 2010 | Por Nínro Ruíz PeñaConsejo de Londres despide a un cristiano por mencionar a Dios en su lugar de trabajo

(NoticiaCristiana.com).


Un asesor cristiano, perdió su caso en contra de un Consejo de Londres, que lo despidió después de haber mencionado a Dios en su lugar de trabajo.
Todo Empleo, dictaminó que el Consejo Wandsworth actuó razonablemente al despedir a Duque Amachree, por falta grave después que este sugirió a un cliente que sufría de una enfermedad terminal, que no debía perder la esperanza, pero que tratara de poner su fe en Dios.

Lo más inconcebible de este caso, fue que el tribunal justificó que el Consejo no había discriminado a Amachree, por motivos religiosos sino que había violado la confidencialidad mediante la publicación de su caso.
Amachree, había trabajado con el Consejo Wandsworth, como agente de prevención de personas sin hogar durante 18 años, antes que lo despidieran en enero del 2009. Lamentablemente el cliente que había recibido el consejo Amachree, este lo denunció dos días después. Producto de la denuncia se abrió una investigación de seis meses sobre el comportamiento de Amachree y tres entrevistas con el Consejo.
Amachree, se representó ante el Tribunal del Trabajo, ayudado por el Centro Jurídico Cristiano, el cual tiene la intención de apelar la decisión. Andrea Minichiello Williams, directora del Centro Jurídico Cristiano, expresó que “estamos estupefactos porque el Tribunal no tuvo en cuenta la forma en que Amachree, fue tratado y estamos consternados porque dicen ellos que encontraron que Amachree, no fue objeto de discriminación por motivos de su fe.
“Esta decisión ha producido conmoción en la comunidad cristiana porque un tribunal se ha alineado con el Consejo para considerar que un par de comentarios alentadores fe en Dios es un acto de mala conducta grave”.
“Este es un día triste para los cristianos que simplemente quieren vivir su fe en el trabajo sin temor. Mi más sincero agradecimiento al Centro Jurídico Cristiano y a los que han mantenido junto a mí”, expresó Amachree.
F: Christian Today