¿Nos imponemos?

13 Ago

¿Nos imponemos?

Leamos Lucas 9:1-6…

“Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas. Y en cualquier casa donde entréis, quedad allí, y de allí salid. Y dondequiera que no os recibieren, salid de aquella ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos. Y saliendo pasaban por todas las aldeas, anunciando el evangelio y sanando por todas partes”
Jesús los envió a cumplir un ministerio y les dio las indicaciones precisas y clara acerca de cómo hacerlo.

Luego, los apóstoles también nos remarcan la manera de llevar la Palabra de Dios a otros.

Para ser eficaces en nuestras vidas cristianas y nuestros ministerios, debemos “cumplir” con algunas indicaciones que harán nuestras vidas más saludables y fructíferas. Veamos:

No debemos llevar pesos ni lastres con nosotros…

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…” (Hebreos 12:1-2)
Debemos tener buena relación con aquellos a quienes ministramos…

“Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros” (1 Corintios 1:12)
Sin imponer ni nuestra presencia ni nuestra predicación a los que nos miran y escuchan…

“Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto, no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” (1 Pedro 5:2)
Es importante que entendamos que el cuidado de los aspectos espirituales de las personas a nuestro alrededor debe hacerse voluntariamente, de buena manera y con una buena actitud:

“¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad, porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz” (Santiago 3:13-18)
Recordemos: No podemos imponer la vida espiritual a nadie… Dios es el que obra en las personas…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: