NUNCA SIENDO INTIMIDADOS

11 Ago

David Wilkerson Today

WEDNESDAY, AUGUST 11, 2010

NUNCA SIENDO INTIMIDADOS

Si usted anda en el Espíritu, usted será molestado constantemente por poderes

demoniacos. Pero usted no tiene que ser intimidado por ningún poder demoniaco

– ¡en ningún lugar, en ningún momento!

Pablo fue molestado continuamente por los poderes demoniacos. El estaba

predicando en la isla de Pafos, cuando los demonios intentaron interferir:

“…un falso profeta, judío, llamado Barjesús… los resistía…intentando

apartar de la fe al procónsul” (Hechos 13:6-8).

Barjesús significa “hijo de Jesús” o “ángel de luz”. Este era el diablo

haciendo resistencia contra Pablo. Pero el Espíritu Santo creció como un

manantial dentro del apóstol: “Entonces Saulo…lleno del Espíritu Santo…le

dijo: … ¡hijo del diablo, enemigo de toda injusticia! ¿No cesarás de

trastornar los caminos rectos del Señor? Ahora pues, la mano del Señor está

contra ti, y quedarás ciego y no verás el sol por algún tiempo.

Inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor,

buscaba quien lo condujera de la mano. Entonces el procónsul, viendo lo que

había sucedido, creyó, admirado de la doctrina del Señor” (Hechos 13:9-12).

Pablo, “lleno del Espíritu Santo”, ¡derribó todos los poderes de las

tinieblas!

¡No solo debemos de quedarnos afligidos cuando Satanás intenta molestarnos!

En Hechos 16 Pablo fue afligido – significa “perturbado, atribulado”. El lo

permitió por muchos días, pero el Espíritu de Dios creció como un manantial

dentro de Pablo, y le dijo al poder demoniaco, “¡Ya basta! ¡En el nombre de

Jesús, vete!” (ver Hechos 16:16-18).

Amados, ¡recibimos demasiado del demonio! Llega el momento en que también

nosotros, debemos de levantarnos en el poder del Espíritu Santo y decir, “¡Se

acabó – ya es suficiente! ¡Te mando en el nombre de Jesús que te vayas!”

Cuando usted toma autoridad y manda a los demonios que se vayan, Satanás

vendrá contra usted con todo su arsenal. Justo después que Pablo echó fuera

a los demonios de la muchacha poseída en Hechos 16:16-18, Satanás comenzó a

alborotar las cosas. El instigó a las muchedumbres contra Pablo y Silas –

¡y repentinamente ellos estaban en una crisis terrible!

Los magistrados de la ciudad entonces los azotaron y los echaron a la cárcel.

Y con cada golpe que recibían en sus espaldas, yo puedo escuchar al diablo que

les decía, “¿Así que creen haber ganado la victoria? ¿Ustedes pensaron que

iban a echar fuera a mis demonios y a tomar autoridad sobre mí?”

¡El diablo parecía no saber que mientras más se golpea a un siervo de Dios

que anda en el Espíritu, más alabanza sale de él! Si usted lo arroja en una

crisis, lo ata con problemas y dificultades, ¡él cantará y alabará a voz en

cuello!

  • “Pero a media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían” (Hechos 16:25).

Si nosotros vamos a andar en el Espíritu, entonces debemos creerle a Dios que

él nos va a rescatar sobrenaturalmente de cada atadura de Satanás. No importa

si Dios tiene que crear un terremoto para hacerlo. Eso es exactamente lo que él

hizo por Pablo:

“Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los

cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las

puertas, y las cadenas de todos se soltaron” (v. 26).

Satanás tratará de traer sobre usted la tentación o prueba más temible que

usted haya antes enfrentado. El quiere que usted se enrede en culpabilidad,

condenación, y auto examen. Querido santo, usted tiene que levantarse en el

Espíritu y quitar sus ojos de sus circunstancias y de sus ataduras. No trate

de descifrarlo todo. Comience a alabar, a cantar y a confiar en Dios – ¡y

él se encargará de liberarlo!

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/9541

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: