Mostrar misericordia

11 Ago

Mostrar misericordia

¡Es tan fácil “olvidarnos” de nuestras deudas! Sea por falta de recursos para enfrentarlas, sea por descuido o por decisiones personales de no hacerles frente… Pero, eso sí, jamás olvidamos lo que otros nos deben, especialmente cuando atravesamos momentos de necesidad…

El Señor Jesucristo habló sobre esto:

“Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda. Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda. Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.” (Mateo 18:23-30)
Una cosa es simplemente olvidar lo que se debe. Otra muy distinta es olvidar que se nos perdonó una gran deuda.

En Romanos 13:7 dice:

“Pagad a todos lo que debéis; al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra”
El Señor Jesús siguió diciendo:

“Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía” (Mateo 18:31-34)
1 Tesalonicenses 5:15 dice:

“Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos”
Jesús terminó diciendo:

“Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas”
2 Timoteo 4:14 dice:

“Alejandro, el calderero me ha causado muchos males; el Señor le pague conforme a sus hechos”
Es muy importante pagar, y en algunos casos pagar bien aún por males recibidos…

“No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres… no os venguéis vosotros mismos… sino dejad lugar a la ira de Dios…” (Romanos 12:17-19)
“El amor no hace mal al prójimo…” (Romanos 13:10)
“… quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal” (Romanos 16:19)
Hoy tenemos la oportunidad de modificar cualquier conducta errónea que hayamos practicado en este sentido…

Recordemos: Dios nos perdonó nuestra mayor deuda… Frente a ello ¿cómo no perdonar “pequeñeces”?

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: