¿Creemos cuando oramos?

11 Ago

¿Creemos cuando oramos?

Sabemos con toda seguridad que Dios se comunica con nosotros a través de Su Palabra y que nosotros lo hacemos con El a través de las oraciones. Para conocerlo debemos leer y estudiar Su Palabra. Para comunicarle nuestro sentir y nuestras peticiones debemos orar.

Cabe preguntarse… ¿hacemos estas dos cosas diaria y permanentemente?

La Biblia nos dice:

  • “Desechando, pues, toda malicia… desead, como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor” (1 Pedro 2:1-3)
  • “… La oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 1:16)

En Lucas 1:5-20 leemos:

  • “Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías, su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet. Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada… Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan… Dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada. Respondiendo el ángel le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas. Y ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo”

Evidentemente Zacarías había orado por un hijo, pero cuando llegó el ángel a anunciarle la respuesta a su oración, el sacerdote dudó… ¡Posiblemente con el paso de los años incluso haya olvidado que alguna vez oró por un hijo! Pero Dios había oído la oración…

¿Hemos orado por algo? Quizás ya hace tanto tiempo que ni lo recordamos… Tal vez ya hemos desistido de continuar por no ver respuestas…

Sabemos que las respuestas de Dios pueden ser: “Si”, “no” o “en otro momento”. Pero ¿creemos realmente esto?

Por supuesto que nos gustan las respuestas inmediatas y visibles. Deseamos algo y que sea ya. Pero Dios tiene Sus planes y sus maneras de hacer las cosas. Sus respuestas vendrán cuando El lo disponga y tendrán tal trascendencia como jamás imaginaríamos al momento de orar por ellas.

Zacarías tuvo que recordar la Soberanía de Dios en su propia carne…

En Santiago 1:5-7 dice:

  • “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor”

Recordemos: Aunque nos olvidemos de lo que hemos pedido, Dios jamás lo hace y a Su Tiempo, responderá…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: