Oración que apoya…

10 Ago

Oración que apoya…

Los grandes eventos, los hechos transcendentes, las iniciativas exitosas siempre llevan aparejados consigo otros detalles o acontecimientos que colaboran para que las cosas se desarrollen con dinamismo, excelencia y buenos resultados.

Para que una empresa tenga algún tipo de éxito, necesita un cerebro programador, y muchas manos ejecutoras. Para que un avión remonte vuelo es necesario que haya un piloto conductor de la nave, pero al mismo tiempo un número indefinido de partes que hacen al avión y otro grupo de operadores, técnicos, mecánicos que ayudarán a que todo funcione armónicamente.

La Obra de Dios puede tener cabezas espirituales, mentes que organicen, manos que ejecuten, corazones necesitados pero también necesita un ingrediente primordial e insoslayable, que es la oración.

En Lucas 1:8-10 el sacerdote cumplía los ritos de su oficio conforme a las ordenanzas que estableció Dios, pero la multitud del pueblo oraba…

“Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio… y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso”
Para Dios nada es desconocido o imposible; nada escapa a Su Control y Conocimiento, pero El nos exhorta a pedir en oración. Todos los grandes hombres de Dios oraron para llevar a cabo los maravillosos encargos que Dios les hizo…

“Y salió Moisés de delante de Faraón, y oró a Jehová” (Éxodo 10:18)
“Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová…” (2 Reyes 6:18)
“Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado…” (Salmo 32:6)
El Apóstol Pablo pedía:

“Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios” (Romanos 15:30)
“Orad sin cesar… Hermanos, orad por nosotros” (1 Tesalonicenses 5:17, 25)
“Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros” (2 Tesalonicenses 3:1)
¿Cómo actuamos cuando debemos encarar un desafío espiritual? ¿Cómo actuamos cuando nuestras iglesias o ministerios deben encarar una labor espiritual? ¿Creemos que por tener una misión ésta se ejecutará humana o automáticamente?

Veamos qué dicen las Escrituras:

“Cuando hubieron orado…” (Hechos 4:31)
“…donde muchos estaban reunidos orando” (Hechos 12:12)
“Cumplidos aquellos días, salimos, acompañándonos todos, con sus mujeres e hijos, hasta fuera de la ciudad; y puestos de rodillas en la playa, oramos” (Hechos 21:5)
“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ellos con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Efesios 6:18
Cada actividad espiritual que encaramos debería estar acompañada, saturada, cubierta, por las oraciones fervientes de todos aquellos que participan en ella, y por las del resto de hermanos que acompañarán en estrecha comunión la tarea comenzada.

Recordemos: La inmensa magnitud de ninguna misión puede prescindir del poder sobrenatural de la oración…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: