NO TE AFANES POR HACERTE RICO

5 Ago

NO TE AFANES POR HACERTE RICO

John J Alvarado D 05 de agosto a las 12:18
“No te afanes por hacerte rico. . . ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo”.*Prov. 23: 4, 5.

“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”.*Luc. 6: 38.

“Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto”.*Prov. 3: 9, 10.

“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril. . . Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable”.*Mal. 3: 10-12.

“Si anduvierais en mis decretos y guardarais mis mandamientos, y los pusierais por obra, yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto. Vuestra trilla alcanzará a la vendimia, y la vendimia alcanzará 141 a la sementera, y comeréis vuestro pan hasta saciaros, y habitaréis seguros en vuestra tierra. Y yo daré paz en la tierra. . . y no habrá quien os espante”.*Lev. 26: 3-6.

“Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda”. “Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el día malo lo librará Jehová. Jehová lo guardará, y le dará vida; será bienaventurado en la tierra, y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos”. “A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar”.*Isa. 1: 17; Sal. 41:1, 2; Prov. 19: 17.

El que invierte de este modo, acumula un doble tesoro. Además de lo que, aunque lo haya aprovechado sabiamente, deba dejar al fin, acumula riqueza para la eternidad: El tesoro del carácter, que es la posesión más valiosa de la tierra y el cielo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: