“Ángeles y Mujeres” – Diario íntimo de una mujer de antes del Diluvio IV

1 Ago

“Ángeles y Mujeres” – Diario íntimo de una mujer de antes del Diluvio IV

Ángeles y Mujeres

PRESENTAMOS algunas cartas recibidas en relación con este libro (una revisión que recientemente aparecía en nuestras columnas) y qué estamos seguros es de sumo interés para nuestros lectores:

A la revista “LA EDAD DORADA”:

Perdónenme si me atrevo a tomar algo de su valioso tiempo para considerar algo tan simple como puede ser este asunto que les consulto ; pero el caso fue que me acerqué a un lugar para conseguir cierto libro titulado , ” Ángeles y Mujeres”. Les hice algunas preguntas, y me dijeron que se trataba de un libro que un ángel caído dictó a una mujer y que , este ángel caído, demostró un profundo deseo de regresar y ponerse en armonía con Dios; y también me dijeron que el Pastor Russell aprobó el libro. Yo nunca había oído hablar de tal libro hasta este día. Como queremos huir de todo lo que se parezca al espiritismo, me gustaría saber con toda seguridad, antes de comprarme uno, si este libro tiene su aprobación o no; perdónenme si les estoy preguntando demasiado pero les agradecería mucho que me contestaran.

Señora. W. S. Davis, Los Ángeles, California.

A la revista “LA EDAD DORADA”:

Con mucho placer y provecho el libro, ” Ángeles y Mujeres” está siendo leído por los amigos de la Verdad. Su contenido es muy valioso para animarnos en nuestra fe y lealtad a Dios.

¿No creen Ustedes que sería un estupendo servicio comprar estos libros en cantidades de diez o más ejemplares con la oferta especial de $1, y así tenerlos disponibles para la Navidad y como regalos de cumpleaños o para otras ocasiones festivas o simplemente para regalar a nuestros parientes y amigos a quienes hemos sido incapaces de interesar de otros modos en la Verdad Presente o tan sólo hemos podido despertar un poco su interés ?

¿No creen ustedes que algunas personas, quizás están más dispuestas a leer primero una novela fascinante de este tipo , más bien que interesarse ,al principio, en libros como “El Arpa” o los “ESTUDIOS DE LAS ESCRITURAS”?

¿No deberíamos considerar esto como una manera de instruir a las personas sobre asuntos que las afectan y de las que están en completa ignorancia? ¿No las dirigiría esto, poco a poco, a la clave de la Biblia, a las publicaciones sobresalientes de LA WATCHTOWER?

¿No deberíamos colaborar con LA EDAD DORADA?

Por favor le pedimos amablemente nos envíen la dirección completa de A. B. Cia de Abac. Hay muchos de nosotros a los que nos gustaría conseguir algo más de información sobre estos artículos.

Un Lector Apreciativo

La respuesta de LA EDAD DORADA

A AMBAS cartas les contestamos lo siguiente:

Cuando el Pastor Russell estaba con nosotros aquí, leyó el libro que trataba acerca de las condiciones que existían antes del diluvio. Él le pidió a otros hermanos que lo leyeran. Era tanta la armonía con el relato bíblico acerca de los ángeles caídos, que él lo consideró como un libro notable. Bajo su supervisión se revisó, y después de su muerte, se publicó por uno que fue anteriormente su socio confidencial. El nuevo libro se publica ahora bajo el título ” Ángeles y Mujeres.” Se añaden citas escritas explicativas y un apéndice de notas. El Pastor Russell comentó que en cuanto lo permitiera la ocasión se debería publicar el libro revisado.

Acerca de que si leer este libro, es o no una violación del Voto, semejante idea no es digna de seria consideración. Leer este libro no sería peor que leer “Lo que Dicen las Escrituras sobre el Espiritismo” (de Russell) o “Hablando Con los Muertos” (de Rutherford) ; porque como sabemos , ambos libros citan mucho acerca de lo que los espíritus inicuos hacen.

Muchos han derivado mucho beneficio de la lectura de ” Ángeles y Mujeres” porque les ayuda a conseguir una visión más clara de cómo Satanás extravió a los ángeles y a la raza humana y como causó toda clase de estragos entre los hombres y los ángeles. Además nos ayuda a tener un buen entendimiento de la organización del diablo.

El libro se publica por A. B. Cia de Abac, Madison Square, apartado postal 101, Ciudad de Nueva York, N., Y.

LA EDAD DORADA no se ocupa directamente de esta publicación; todos los que lo deseen deben escribir directamente al publicador a la dirección citada anteriormente.

LA EDAD DORADA, 3 de diciembre de 1924.Ver fotocopia de la revista original en inglés aquí.

En cuanto al “Voto” que los testigos hacían por aquellas épocas podemos leerlo en el Anuario de 1975 y ahí vemos porque la Señora Davis se preocupó y escribió la carta anteriormente citada en la revista de la Sociedad Wts.

¿Quisiera usted oír el voto que se grababa cada día en sus mentes? Intitulado “Mi voto solemne a Dios,” dice así:

“Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Entre tu dominio en mi corazón cada vez más, y hágase tu voluntad en mi cuerpo mortal. Confiando en la ayuda de tu gracia prometida para auxiliar en todo tiempo de necesidad, por medio de Jesucristo nuestro Señor, hago este Voto.

“Diariamente recordaré ante el trono de gracia celestial los intereses generales de la obra de la siega, y particularmente la parte de la cual tengo el privilegio de disfrutar en esa obra, y los amados colaboradores del Betel de Brooklyn, y en todas partes.

“Hago el Voto de todavía escudriñar más cuidadosamente, si es posible, mis pensamientos y palabras y hechos, con el fin de estar mejor capacitado para servirte, y a tu rebaño amado.

“Hago el Voto a ti de que me mantendré alerta para resistir todo lo semejante al Espiritismo y Ocultismo, y que, recordando que hay solo dos amos, resistiré estos lazos de toda manera razonable, considerando que son del Adversario.

“Además hago el Voto de que, con las excepciones que se mencionan abajo, en todo tiempo y en todo lugar, me conduciré para con las personas de sexo distinto en privado exactamente como lo haría con ellas en público… en la presencia de una congregación del pueblo del Señor, y hasta donde sea razonablemente posible evitaré estar solo en la misma habitación con una persona de sexo distinto, a menos que la puerta al cuarto esté abierta de par en par: —En el caso de un hermano— esposa, hijos, madre y hermanas exceptuados. En el caso de una hermana… esposo, hijos, padre y hermanos exceptuados.”

Anuario para 1975, Pág. 52

Una vez considerados los hechos, cabría plantearse algunas preguntas sobre la veracidad de la Sociedad al presentar el tema de los espíritus y su versión de los gigantes de antes del Diluvio así como la idea recibida de la forma de actuar de los demonios que al estar basada en esta historia harto dudosa deja mucho que desear a la hora de atenerse a un creencia tan dudosa. ¿No creen?

Fuente:

http://www.testigosdejehova.net/russell_libros/angeles_mujeres.htm

Imágenes extraidas de

http://www.geocities.com/dinge13/angelesymujeres/angelesymujeres.htm?200813

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: