Dios potente…

28 Jul

Dios potente…

Leer Salmo 59

El Salmo 59 es otra serie de lamentos por medio de los cuales el salmista ruega a Dios que lo defienda de sus enemigos. Aunque posiblemente fue escrito cuando David ya era rey, recuerda un período muy difícil de su vida según está registrado en el título…

“Saúl envió un grupo de su guardia a poner cerco a la casa de David, a fin de echarle mano y matarle (1 Samuel 19:11). Sucedió cuando empezaron de nuevo sus hostilidades contra David, quien poco antes había escapado a duras penas de la jabalina de Saúl. Estos primeros estallidos de furor maligno de Saúl no pudieron menos que turbar a David e infundirle temor y tristeza, a pesar de lo cual conservó su comunión con Dios y su compostura de ánimo, de tal modo que nunca estuvo bajo de forma para orar y alabar a Dios” (Mathew Henry)

David comienza el salmo elevando una Súplica…

  • “Líbrame de mis enemigos, Oh Dios mío; ponme a salvo de los que se levantan contra mí… Porque he aquí están acechando mi vida… Sin delito mío corren y se aperciben. Despierta para venir a mi encuentro… No tengas misericordia de todos los que se rebelan con iniquidad” (Salmos 59:1-5)

Como explica Charles Spurgeon:

“Estaba a punto de ser capturado, vivo o muerto, sano o enfermo, y llevado a la matanza. La incredulidad habría sugerido que la oración eran palabras vanas, porque no pensó así el hombre bueno, porque hace de ella su único recurso. Nótese que pone el título “Dios mío” frente a las palabras “mis enemigos”. Éste es el método debido de capturar y apagar los dardos ardientes del enemigo en el escudo de la fe”

En su oración presenta…

Una situación imprevisible: Habla de la necesidad de protección contra sus “enemigos” a quienes define como “los que se levantan contra mí”, “cometen iniquidad” y son “hombres sanguinarios”. Hace referencia directa a aquellos “mensajeros” que Saúl envió “para que lo vigilasen y lo matasen a la mañana” (1 Samuel 19:11)
Una situación injusta: Asegura que esto le sucede “no por falta mía” y que “sin delito mío corren y se aperciben”
Pero en esta necesidad acude a “Jehová Dios de los Ejércitos” para que sea su Protector en la adversidad…

Luego apela a la Soberanía de Dios…

  • “Volverán a la tarde, ladrarán como perros… Más tú, Jehová, te reirás de ellos… El Dios de mi misericordia irá delante de mí… No los mates… dispérsalos con tu poder… Sean ellos presos de su soberbia… Y sépase que Dios gobierna en Jacob…” (Salmos 59:6-15)

Saúl actuaba de manera despótica al pretender librarse por celos de David. Quizás pensaba que nadie podría oponerse a su poder, pero quizás sin ser conciente de ello estaba actuando con “soberbia” y esta falta siempre trae malos resultados, porque como dice Proverbios 16:18… “Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu”. La clave para luchar contra esta falla del carácter es tener una perspectiva adecuada de la Soberanía de Dios… Saúl necesitaba recordar Quien “gobierna en Jacob”.

Termina afirmando su Seguridad personal…

  • “Pero yo cantaré de tu poder, y alabaré tu misericordia; porque has sido mi amparo… Porque tú eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia” (Salmos 59:16-17)

David nivela el Poder de Dios con Su Misericordia. Mathew Henry dice al respecto:

“El poder sin la misericordia solo infunde miedo; la misericordia sin poder es un sentimiento incapaz de prestar ayuda eficaz; pero el poder con el que Él puede ayudarnos, y la compasión por la que quiere ayudarnos, serán justamente objeto de alabanza eterna para todos los santos”

Recordemos: En la adversidad, por la fe, podemos tener seguridad…

DECH
boletines@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: