Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia (III)

24 Jul

Hola:

Dios te bendiga. Gracias por interesarte en este estudio. Deseo sinceramente que lo halles de utilidad y de bendición para tu vida espiritual y que puedas hallar las respuestas que estás buscando.

Esta es la tercer nota de una serie de 3 artículos sobre Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia. Al final de cada artículo hallarás los enlaces que te indican como continuar.

Gracias nuevamente por interesarte.

Paulo Arieu

Son tres los artículos relacionados


4. El Espíritu Santo

Los TT.JJ. enseñan que el Espíritu Santo es una fuerza activa, como el radar. Niegan que sea un ser vivo y personal. Esto se debe a que rechazan la Trinidad. Sin embargo, si elEspíritu Santo es simplemente una fuerza, entonces…

  • ¿Por qué se lo llama Dios (Hch.5:3-5)?
  • ¿Cómo es que puede enseñar (Jn.14:26)?
  • ¿Cómo puede blasfemarse contra Él (Mat. 12:31,32)?
  • ¿Cómo es que puede ser aquel que reconforta (Hch.9:31)?
  • ¿Cómo es posible que hable (Hch.28:25)?
  • ¿Cómo puede Él ser resistido (Hch.7:51)?
  • ¿Cómo puede entristecerse (Ef.4:30)?
  • ¿Cómo puede Él ayudarnos en nuestras debilidades (Ro.8:26)?

A. Si el Espíritu santo es una fuerza, entonces ¿Cómo es posible que se le atribuyan tales actividades? Una fuerza no habla, ni enseña, reconforta, se entristece, etc. (vea La Trinidad, en la p. 19).

B. Ellos dirán que el Espíritu Santo no puede ser una persona porque es derramado (Hch. 2:33; 10:45).

Sin embargo, en una profecía sobre la crucifixión de Jesús, se dice de Él también que es derramado: “He sido derramado como el agua.” (Sal. 22:14).

5. La resurrección de Jesús

Los TT.JJ. niegan la resurrección física de Jesús. Dicen que si el sacrificio de Jesús fue real, entonces el cuerpo debía permanecer en la tumba. Afirman que Él resucitó con un cuerpo espiritual (no físico). Este cuerpo podía manifestarse visiblemente del mismo modo en que los ángeles se manifestaron en el A.T.

El problema con su opinión es que los ángeles nunca se encarnaron. Jesús llegó a ser un hombre por nacimiento; por tanto tuvo un cuerpo físico real y permanente. De hecho, ahora mismo Jesús está en el cielo en forma humana. El aún tiene dos naturalezas, de Dios y de hombre, y permanecerá así eternamente.

Para la prueba bíblica de que Jesús resucitó en el mismo cuerpo en el que murió, considere los siguientes versículos:

“un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo.” (Luc.24:39)

Jesús dijo que tenía “carne y huesos” y no “carne y sangre.” Esto es importante porque la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios (1 Cor. 15:50). La sangre de Jesús fue el sacrificio por el pecado (Ro. 5:9). Es la sangre que nos limpia de nuestro pecado (Heb. 9:22).

a. Vea la página siguiente para un examen más detallado de esta explicación.

(A Tomás), “Pon aquí tu dedo… acerca tu mano y métela en mi costado…” (Jn 20:27)

Si Jesús no resucitó de entre los muertos, entonces ¿por qué poseía un cuerpo físico?

a. Ellos responderán que era un cuerpo temporalmente materializado para que los Apóstoles creyesen que Él había resucitado. Sin embargo,

En Juan 2:19-22 antes de la crucifixión, Jesús había dicho: “Destruid este templo y en tres días lo levantaré… él hablaba del templo de su cuerpo.” Ya que Jes;us dijo que levantaría el mismo cuerpo en el que murió, debe ser verdad.

Vale la pena concentrarse en este versículo. Recuerde que Jesús dijo que Él sería quien habría de resucitar Su propio cuerpo. De modo que debe ser verdad.

B. Los TT.JJ. dirán que Jesús fue resucitado como un espíritu dador de vida (1 Cor. 15:45).

Todo el contexto del versículo que citan emplea mucho lenguaje figurado. Jesús es un espíritu dador de vida en el sentido de que Él da vida eterna. Si esto se combina con Juan 2:19, ya citado, se entenderá que Jesús resucitó de los muertos en Su cuerpo glorificado y en tal condición es un espíritu dador de vida.

6. Similitudes entre los TT.JJ. y los fariseos:

  • Ambos niegan la Trinidad y la divinidad de Jesucristo
  • Ambos niegan la resurrección de Cristo y la salvación por sola fe.
  • Ambos creen que los impíos serán aniquilados.

“En aquel tiempo, dijo Jesús esta parábola por algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás: Dos hombres subieron al templo a orar; uno fariseo, otro publicano. El fariseo, de pie, oraba en su interior de esta manera: “¡Oh Dios! Te doy gracias porque no soy como los demás hombres, rapaces, injustos, adúlteros, ni tampoco como este publicano. Ayuno dos veces por semana, doy el diezmo de todas mis ganancias.” (Luc.18:9-14)
Siga la serie “Los Testigos de Jehová y como contestarles con la Biblia”

Fuente:

http://www.carm.org/espanol/testigos/test_contestar.htm

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: