Archivo | 12:51 PM

Los depresivos ven el mundo de color gris

23 Jul

Los depresivos ven el mundo de color gris

La depresión tiene un efecto en la vista que hace que sea más difícil de detectar el contraste entre blanco y negro. Como consecuencia el mundo se percibe literalmente en tonos grises cuando nos sentimos deprimidos, según revela una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Friburgo, en Alemania.

En el estudio, Ludger Tebartz van Elst y su equipo midieron la respuesta de la retina de varias personas, tanto con depresión como sin ella, que fueron sometidas a análisis de neuropsiquiatría y oftalmología. La retina, ubicada en la parte posterior del ojo, contiene células sensibles que convierten la luz en impulsos nerviosos que el cerebro interpreta para permitirnos ver.

Los científicos descubrieron que los pacientes con depresión, algunos sometidos a tratamientos antidepresivos y otros no, tenían una capacidad mucho más baja de contraste en la retina que los que no sufrían el trastorno. El efecto, explican los autores, es similar a ver la televisión bajando los niveles de contraste. Y podría explicar por qué, a través del tiempo, los artistas de todas las culturas han representado la depresión usando los símbolos de la oscuridad o la uniformidad del gris.

Los investigadores también encontraron una asociación entre la capacidad de detectar el contraste y la severidad de la depresión. La gente con más depresión mostró menos capacidad de distinguir contrastes en la retina. Tal como señalan los investigadores en la revista Biological Psychiatry, el estudio podría conducir a crear una forma de evaluar objetivamente la gravedad de la depresión.
Elena Sanz22/07/2010

Anuncios

Dios procesa…

23 Jul

Dios procesa…

Leer Salmo 54

En referencia al trasfondo histórico del Salmo 54, Mathew Henry comentó: “La llave de este salmo pende de la puerta misma, pues el título nos dice la ocasión en que fue redactado cuando los habitantes de Zif, de la tribu de Judá traicionaron a David ante Saúl; le informaron a este del paradero de David, y le dieron la oportunidad de echarle mano. Lo hicieron dos veces (1 Samuel 23:19; 26:1) y queda registrado para perpetua infamia de ellos”.

La traición de los zifeos genera gran angustia en David, pero esta circunstancia se transforma simplemente en el medio y la razón para que él busque en El Señor su ayuda y consuelo…

Comienza expresando un Pedido específico a Dios…

“Oh Dios, sálvame por tu nombre, y con tu poder defiéndeme. Oh Dios, oye mi oración; escucha las razones de mi boca… hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí” (Salmos 54:1-3)
David invoca el Nombre y el Poder del Señor como elementos de liberación y defensa. La razón que motivaba su clamor era que “extraños” u “orgullosos” estaban oponiéndosele y “no han puesto a Dios delante de sí”. Esto implica que no tenían en cuenta que Dios castiga la maldad y la violencia, y que voluntariamente evitaban considerar la Justicia de Dios.

J. Dolben comentó en referencia a este pasaje: “David, cuyo atrevimiento es bien conocido en otras cosas, no se atreve a levantar sus manos, ni aun contra los enemigos de Dios, hasta que primero las haya elevado en humilde súplica al Señor pidiendo ayuda”

Luego manifiesta su Perspectiva ante las circunstancias adversas…

“He aquí, Dios es el que me ayuda; El Señor está con los que sostienen mi vida. El devolverá el mal a mis enemigos…” (Salmos 54:4-5)
El Apóstol Pablo, citando Deuteronomio 32:35, instruía a los Romanos con estas palabras: “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está; Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor” (Romanos 12:19)

David sabía que a pesar de estar rodeado de enemigos había Uno a su lado cuya ayuda era mejor y superior que cualquier ayuda que pudieran brindarle los hombres. Como dijera Charles Spurgeon: “Poco nos importan los desafíos del enemigo mientras tenemos la defensa de Dios”. Por este motivo, sabía que podía descansar en Dios y dejar en Sus Manos la venganza por la injuria, pues esta será verdaderamente justa y adecuada…

Termina manifestando su Perseverancia personal…

“Voluntariamente sacrificaré a ti; alabaré tu nombre, oh Jehová, porque es bueno. Porque Él me ha librado de toda angustia, y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos” (Salmos 54:6-7)
David estaba tan seguro de su liberación que anticipada y espontáneamente ofrece sacrificios de alabanza al Señor. “Un corazón lleno de gratitud, y unos labios por los que rebosa al exterior dicha gratitud, son los sacrificios que Dios acepta” (Mathew Henry)

Es interesante también notar que el salmista habla de su liberación como de una cosa hecha. Fue cuestión de tiempo pero David pudo finalmente disfrutar de los beneficios de una vida libre de la persecución a la que le había sometido Saúl. Como hijos de Dios solemos sufrir muchas adversidades pero la fe genera las expectativas correctas y nos brinda la esperanza necesaria para enfrentar con firmeza los grandes desafíos de la vida…

Recordemos: La adversidad nos acecha pero la Presencia de Dios nos rodea y nos guarda de todo mal…

DECH
boletines@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

La acupuntura será asignatura optativa de Medicina en la Universidad de Málaga

23 Jul

La acupuntura será asignatura optativa de Medicina en la Universidad de Málaga

Posted: 22 Jul 2010 04:43 PM PDT

Habida cuenta del éxito que cosechó el artículo ¿Se ha demostrado que la acupuntura funciona y no me había enterado?, os traigo noticias frescas que harán que más de uno se tire de los pelos. Al menos yo me he quedao casi calvo.

Y es que la Facultad de Medicina de Málaga va a impartir a partir del próximo curso la acupuntura como asignatura optativa de primer ciclo. Algo que ha celebrado la miembro de la junta directiva de la Sociedad de Acupuntura Médica de España (SAME) y profesora de la Universidad de Málaga, Ana María Palomo Rosado:

Si queremos que los beneficios de esta técnica, que ya se aplica en 30 centros de salud de Andalucía, lleguen al mayor número de personas posible es necesario que los médicos conozcan sus aplicaciones y ventajas. (…) La acupuntura debe ser aplicada por personal cualificado, médicos especializados en medicina tradicional China, que deben ser los que realicen el diagnóstico, y personal sanitario, como enfermeros y fisioterapeutas, que las pueden aplicar bajo supervisión médica. Igual que a nadie se le ocurriría ir a un peluquero para que le tratase del corazón, tampoco tiene sentido que se acuda a alguien sin formación para que le aplique acupuntura.
Según Palomo, hay una evidencia científica de los beneficios que reporta al paciente. En fin, que voy a por los pelos que me faltan.

No es la primera muestra de una universidad avalando una superchería (o algo no demostrado lo suficiente, de manera más eufemística). En La lista de la vergüenza si hace una relación de los cursos, másters, titulaciones y actividades pseudocientíficas de las Universidades españolas. Por ejemplo, la Universidad de Barcelona cuenta con un Máster en homeopatía o la de León, con su Máster en Psicoanálisis.

Vía | Diario Sur
Más información | ¡Magufos!

¿Por qué es importante estudiar la Biblia?

23 Jul

Jorge Juan Olivera

«Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad», 2 Timoteo 2.15

Aprender en la escuela es importante. Uno no se avergüenza cuando aprueba sus lecciones. Aprender nos ayuda en nuestra preparación para la vida. Estudiar la Biblia es aún más importante; nos ayudará a presentarnos ante Dios aprobados, como nos enseña el versículo de la Segunda Carta del Apóstol Pablo a Timoteo.

Estudiar la Biblia también nos ayudará en otras maneras. Al estudiar la Biblia encontraremos las promesas de Dios en las que podemos descansar. Estudiar la Biblia nos ayudará a buscar la ayuda de Dios cuando enfrentemos problemas o nos inunde un sentimiento de temor.

Al estudiar la Biblia podremos ver cómo es Dios –quien es el mismo hoy, ayer y por los siglos– y saber, de esa manera, cómo actuó en situaciones similares a la que estemos enfrentando a lo largo de la historia bíblica. Estudiar la Biblia nos enseñará a confiar en Dios y descansar en él completamente.

Por otro lado, estudiar la Biblia y obedecerla cambiará nuestras vidas para siempre. La Biblia dice: «Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz» (Hebreos 4.12). La Palabra de Dios tiene el poder de cambiar nuestro interior. No solo nos muestra el camino al cielo sino cómo vivir mientras estemos en la Tierra y cómo honrar a Dios con nuestras vidas.

Si estudiamos la Palabra de Dios, la atesoramos en nuestros corazones y meditamos en ella en cada momento de nuestras vidas podemos transitar aún los momentos más difíciles sabiendo que Dios cuida de nosotros aún cuando en algún momento en particular pareciera que estamos solo.

Estudiar la Biblia y practicarla nos permitirá tomar decisiones más sabias y nos ayudará a mantenernos alejados del pecado.
Cuando estudiamos la Biblia todas sus verdades comienzan a llenar nuestra mente y nuestro corazón de manera tal que nos permite vivir en paz aún en momentos de zozobra, pues «la paz de Dios sobrepasa todo entendimiento».

Estudiar la Biblia nos ayudará a ser más útiles para Dios. Atesorar la Palabra de nuestros corazones nos permitirá compartirla con otros de forma inteligente pues de nuestra boca saldrán bendiciones y no maldiciones, palabras de amor y no de odio, palabras de gracia y misericordia y no de juicio y venganza.

La pregunta que surge a todo esto es ¿cómo hago para comenzar a estudiar la Biblia? Eso, mi hermano, es material para una próxima nota. Búsquela próximamente en este mismo sitio.

Popularity: 5% [?]

Le recomendamos

¿Es Jesús el único camino al Cielo?

23 Jul

¿Es Jesús el único camino al Cielo?

Pregunta: “¿Es Jesús el único camino al Cielo?”

Respuesta: “Básicamente soy una buena persona, tanto que iré al cielo.” “Bueno, hago algunas cosas malas, pero hago más cosas buenas, así que iré al cielo.” “Dios no va a enviarme al infierno solamente porque no vivo pegado a la Biblia. ¡Los tiempos han cambiado!” “Solamente la gente verdaderamente mala, como los que abusan sexualmente de niños, y los asesinos van al infierno.”

Todos estos son conceptos comunes entre la mayoría de la gente, pero la verdad es que todos estos son mentiras. Satanás, el gobernador del mundo, fabrica estos pensamientos en nuestras cabezas. Él, y cualquiera que sigue sus caminos, es un enemigo de Dios (1 Pedro 5:8). Satanás siempre se disfraza de bueno (2 Corintios 11:14), pero él tiene control sobre todas las mentes que no pertenecen a Dios. “Satanás, el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4).

Es una mentira creer que Dios no tiene cuidado de los pecados pequeños, y que el infierno está reservado sólo para la “gente mala.” Todo pecado nos aparta de Dios, aún una “pequeña mentirita blanquita.” Todos hemos pecado, y ninguno es lo suficientemente bueno como para ir al cielo por sí mismo (Romanos 3:23). Entrar al cielo no se basa en que lo bueno pesa sobre lo malo; todos vamos a perder si ese es el caso. “Y si son salvos por el favor de Dios, entonces no es por sus buenas obras. En ese caso, el maravilloso favor de Dios no sería lo que es en realidad – gratuito e inmerecido” (Romanos 11:6). No podemos hacer nada bueno para ganar nuestro camino al cielo (Tito 3:5).

“Entrad al reino de Dios por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella” (Mateo 7:13). Aún si cada uno vive una vida de pecado, y confiar en Dios no es popular, Dios no va a disculparlo. “Solía vivir justamente como el resto del mundo, lleno de pecado, obedeciendo a Satanás, el príncipe de la potestad del aire. El es el espíritu que ahora obra en los corazones de aquellos que rehúsan obedecer a Dios” (Efesios 2:2).

Cuando Dios creó el mundo, era perfecto. Todo era bueno. Entonces creó a Adán y Eva, y les dio libre albedrío, de manera que pudieran escoger seguir y obedecer a Dios o no. Pero Adán y Eva, los primeros seres que Dios creó, fueron tentados por Satanás para desobedecer a Dios, y pecaron. Esto los separó (y a todo el que vino después de ellos, incluyéndonos a nosotros) de estar en capacidad de tener una relación cercana con Dios. El es perfecto y no puede estar entre el pecado. Como pecadores, no podríamos hacerlo por nosotros mismos. De manera que, Dios hizo un camino para que pudiéramos estar unidos con El en el cielo. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23). Jesús nació para enseñarnos el camino, para morir por nuestros pecados, y de esta manera poder ser liberados. Tres días después de Su muerte, se levantó de la tumba (Romanos 4:25), probando Su victoria sobre la muerte. El llenó el vacío entre Dios y el hombre, a fin de que podamos tener una relación personal con El si solamente creemos.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien has enviado” (Juan 17:3). La mayoría de la gente cree en Dios, aún Satanás cree. Pero para recibir la salvación, debemos volvernos a Dios, formar una relación personal, apartarnos de nuestros pecados y seguirle. Debemos confiar en Jesús con todo lo que tenemos y todo lo que hacemos. “Se ha manifestado la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para que quite nuestros pecados. Y todos podemos ser salvos de esta manera, sin importar quienes somos o qué hayamos hecho” (Romanos 3:22). La Biblia enseña que no hay otro camino para la salvación sino a través de Cristo. En Juan 14:6 Jesús dice, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Jesús es el único camino de salvación porque es el único que puede pagar nuestra penalidad por el pecado (Romanos 6:23). Ninguna otra religión enseña la gravedad o seriedad del pecado y sus consecuencias. Ninguna otra religión ofrece el pago infinito del pecado que solamente Jesucristo puede proveer. Ningún otro “fundador religioso” fue Dios que se hizo hombre (Juan 1:1,14) – la única manera en que una deuda infinita pudo ser pagada. Jesús tenía que ser Dios, a fin de que pudiera pagar nuestra deuda. Jesús tenía que ser hombre para que pudiera morir. ¡La salvación está disponible solamente a través de la fe en Jesucristo! “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

¿Ha hecho usted una decisión por Cristo, por lo que ha leído aquí?

http://www.gotquestions.org/espanol/Jesus-el-unico-camino.html