Vaticano añade siete nuevos pecados capitales incluidas dañar el medio ambiente y el tráfico de drogas

22 Jul

Vaticano añade siete nuevos pecados capitales incluidas dañar el medio ambiente y el tráfico de drogas

En un articulo publicado por el portal Fox noticias, comenta que el Papa actual ha añadido 7 nuevos pecados capitales.

Drogas adicitvas, la obscenidad de los ricos, los causantes de la contaminación ambiental y la “manipulación” genética. Que los científicos tengan cuidado, pues pueden estar en peligro de perder su alma mortal a menos que se arrepientan.

Después de 1500 años, el Vaticano ha traído los siete pecados capitales hasta la fecha mediante la adición de siete nuevos para la era de la mundialización.

La lista, publicada ayer en L’Osservatore Romano, el periódico del Vaticano, el Papa llegó como deploró la “disminución de sentido del pecado” en el actual “mundo secularizado”, y la caída de los números de los católicos romanos de ir a la confesión.

Los nuevos pecados capitales son contaminantes, la ingeniería genética, siendo obscenamente ricos, el tráfico de drogas, el aborto, la pedofilia y la injusticia social que causa.

La Iglesia Católica se divide en pecados veniales, o menos graves, los pecados y los pecados mortales, que amenazan el alma con la condenación eterna a menos que absolvió antes de la muerte a través de la confesión y la penitencia.

Es de los pecados mortales que son “graves violaciónes de los Diez Mandamientos y las Bienaventuranzas”, incluidos el asesinato, la anticoncepción, el aborto, el perjurio, el adulterio y la lujuria.

El Catecismo de la Iglesia Católica establece que “inmediatamente después de la muerte las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden al infierno.”

Aunque no existe una lista definitiva de los pecados mortales, muchos creyentes aceptan la amplia siete pecados capitales o vicios capitales establecidas en el siglo 6 por el Papa Gregorio el Grande y popular en la Edad Media por Dante en “El Infierno”: la lujuria, la gula, Avaricia, pereza, ira, envidia y orgullo.

Se exhorta a los cristianos en lugar de adherirse a los siete santos virtudes: la castidad, la abstinencia, templanza, la diligencia, la paciencia, la bondad y la humildad.

Obispo Gianfranco Girotti, jefe de la Penitenciaría Apostólica, el organismo del Vaticano que supervisa las confesiones y indulgencias plenarias, dijo después de una semana de la Cuaresma seminario para sacerdotes encuestas mostraron que el 60 por ciento de los católicos en Italia ya no fue a la confesión.

Dijo que los sacerdotes deben tener en cuenta los “nuevos pecados que han aparecido en el horizonte de la humanidad como un corolario del proceso imparable de la globalización.” Considerando que el pecado en el pasado, se pensó como un asunto individual, que tiene ahora “la resonancia social “.

“Usted ofende a Dios no sólo por el robo, blasfemar o de la codicia, la esposa de su vecino, sino también por arruinar el medio ambiente, llevar a cabo experimentos científicos moralmente discutible, o permitir manipulaciones genéticas de ADN que alteran o embriones de compromiso”, dijo.

Girotti Obispo dice que los pecados mortales también incluyó tomar o la negociación de las drogas, y la injusticia social que causa la pobreza o “la excesiva acumulación de riquezas por unos pocos.”

Dijo que dos pecados mortales que preocupado al Vaticano fueron el aborto, que ofendió “la dignidad y los derechos de la mujer,” y la pedofilia, que incluso ha infectado el clero propio y así ha expuesto la “fragilidad humana e institucional de la Iglesia. ”

Los medios de comunicación han “volado” la cuestión “para desacreditar a la Iglesia”, pero la misma Iglesia está tomando medidas para hacer frente a ello, de acuerdo a Girotti.

Hacer frente a la Penitenciaría Apostólica seminario, el Papa dice que hay “una cierta desafección” con la confesión de los fieles.. Los sacerdotes tienen que demostrar “divina ternura penitente para los pecadores” y admitir sus propias deficiencias.

“Los que la confianza en sí mismos y en sus propios méritos son, por así decirlo, cegados por su propio” yo “, y endurece sus corazones en pecado.

Los que reconocen a sí mismos como débiles y pecadoras encomendar a Dios, y obtener de Él la gracia y el perdón. “

El Papa también se quejó de que un número creciente de personas en el Occidente secularizado “viven sin Dios”.

Dijo que hedonismo y el consumismo ha invadido incluso “en el seno de la misma Iglesia, socava profundamente la fe cristiana desde dentro, y socavar el estilo de vida y conducta diaria de los creyentes.”

Los católicos orientales no reconocen la misma distinción entre pecados mortales y veniales, como la Iglesia Occidental o Latina hace, ni tampoco cree que las personas que mueren en estado de pecado están condenados a la condenación automática.

Yo me pregunto, no había ya pecados suficientes en la Biblia,como para nombrar mas?

O será que ya no alcanza la autoridad de la Biblia,sino que como ha sido característicos de los papas de los ultimos siglos, la Tradición sigue aumentando su volumen, y la Biblia se le van borrando las páginas?

Y todo el dinero que tiene el Vaticano, eso, no es pecado?

Y todos los pecados sexuales que están cometiendo los curas, por prohibirles casarse, entre otras tantas razones, no es pecado?

Prohibir lo que la biblia no prohíbe, como que los curas y las monjas se puedan casar y dejen de degenerarse entre ellos y entre la gente común que nada tiene que ver con ellos, como tantos niños que han sido sodomizados por los curas en los últimos años, eso no es pecado?

La idolatría a María la madre del Señor Jesús, eso no es pecado?

Yo me pregunto entonces, que es pecado, para el Papa este, que escribió un libro contando sobre sus experiencias con Cristo, su búsqueda de él, pero con sus actos lo esta negando?

Cual es el Cristo que este hombre adora? No será el Cristo de su propia imaginación. Y eso, no es idolatría, también?

Por favor, Señor Papa, digame ud. que es pecado, por favor, asi nos podemos poner de acuerdo de una vez por todas y encontramos la manera de evangelizar esta sociedad actual que cada dia se aleja mas de Dios!!!

Porque de esta manera, esa famosa unidad de la cual uds. tanto hablan, con los hermanos separados (los protestantes) jamás va a llegar.

El regente del Tribunal de la Penitenciaría Apostólica del Vaticano, el obispo Gianfranco Girotti, ha presentado algunos de los que podrían ser los nuevos tipos de pecado, sobre todo en el área de la bioética, la droga, las extremas desigualdades sociales o la ecología.

En una entrevista concedida al diario del Vaticano, ‘L’Osservatore Romano’, Girotti ha hecho referencia a las “nuevas actitudes pecaminosas” del hombre moderno.

El prelado ha destacado los pecados que se cometen hoy en día “en el área de la bioética”, donde se violan “derechos fundamentales de la naturaleza humana, a través de experimentos, manipulaciones genéticas, y cuyos resultados son difíciles de prever y tener bajo control”.

Otro de los ámbitos hacia los que ha apuntado Girotti es el de a droga, “con la que se debilita la psique y se oscurece la inteligencia”, así como el de las “desigualdades sociales y económicas, según las cuales los pobres son cada vez más pobres y los ricos, cada vez más ricos”, situación que “alimenta una injusticia social insostenible”.

Asimismo, ha mencionado los pecados contra la ecología, que hoy en día “revisten un interés especial”, sobre todo, por lo que respecta a la contaminación ambiental.

El mismo Girotti ha hecho referencia la semana pasada a la crisis que atraviesa el sacramento de la confesión dentro del mundo católico. El mismo Papa Benedicto XVI también lo ha reconocido, lamentando que el mundo de hoy esté perdiendo “cada vez más el sentido del pecado”.

Por esta razón, el Papa ha recordado que la confesión no consiste sólo en la acusación de los pecados sino que, sobre todo, se trata “de un encuentro personal con Dios”. “Cualquier pecado que se cometa, si se reconoce humildemente” y se confiesa, lleva a experimentar “la alegría pacificadora del perdón de Dios”.

“Uno no ofende a Dios sólo al robar, blasfemar, o desear la mujer del prójimo”, dijo Gianfranco Girotti en referencia al texto que, según la Biblia, dictó Yahvé a Moisés, “sino también cuando uno daña el medio ambiente, participa en experimentos científicos dudosos y manipulación genética, acumula excesivas riquezas, consume o trafica con drogas, y ocasiona pobreza, injusticia y desigualdad social”.

Los nuevos pecadores están por todos lados y esta campaña de sensibilización se debe a la “disminución del sentido de culpa”, según señala Girotti. Los datos demuestran que tan solo un 60% de los católicos acude al confesionario. “Es necesario relanzar este sacramento”, dijo Girotti, “que ya hace años está en crisis”.

La Iglesia católica divide los pecados entre los veniales, es decir, menos serios, y los mortales, que amenazan el alma a la condenación eterna en el Infierno, al no ser absueltos antes de la muerte a través de la confesión y las penitencias.

No existe una lista definitiva de los pecados mortales. La primera, de hace 1.500 años, fue redactada por el papa Gregorio El Magno y recuperada más tarde por Dante como hilo argumental de La Divina Comedia (siglo XIV): lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia y soberbia. Así que la Iglesia cree necesario actualizarla. Los curas deben tener en cuenta “los nuevos pecados que han aparecido en el horizonte de la humanidad como un corolario, de este proceso imparable que es la globalización”, dijo Girotti.

Entre las cuestiones que más preocupan a la jerarquía de la Iglesia católica en este momento, figuran el aborto y el abuso de menores, que ha afectado también al clero y ha revelado así “la fragilidad humana e institucional de la Iglesia”. En algunos casos, denunció el prelado, se han “exagerado” los hechos por parte de los medios, “para desacreditar a la Iglesia”.

El mismo Girotti hizo referencia la semana pasada a la crisis que atraviesa el sacramento de la confesión dentro del mundo católico. El papa Benedicto XVI también incidió en ello. El mundo de hoy está perdiendo “cada vez más el sentido del pecado”, lamentó. Por esta razón, el Papa recordó que la confesión no consiste sólo en la acusación de los pecados sino que, sobre todo, se trata “de un encuentro personal con Dios”. “Cualquier pecado que se cometa, si se reconoce humildemente” y se confiesa, lleva a experimentar “la alegría pacificadora del perdón de Dios”, dijo.

Dios te bendiga

Fuente:

http://asimov2007.blogspot.com/

Fox noticias

http://www.foxnews.com/story/0,2933,336330,00.html

Traducción al español

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: