Dios permanece…

17 Jul

Dios permanece…

Leer Salmo 48

El Salmo 48 es un cántico triunfal y es muy posible que se deba su composición al recuerdo de la preservación de la ciudad de Jerusalén de la invasión de Asiria en los días del rey Ezequías (2 Reyes 19)

Comienza el Salmo expresando que El Señor es Digno…

  • “Grande es Jehová, y digno de ser en gran manera alabado en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo… En sus palacios Dios es conocido por refugio” (Salmos 48:1-3)

“Hasta que punto es grande, nadie puede concebirlo; pero podemos ver que Él es grande en la liberación de su pueblo, grande en la estimación de los que son librados, y grande en los corazones de sus enemigos, a quienes desparramó con sus propios temores” (Charles Spurgeon)

Cuando los habitantes de Efeso sintieron que su diosa Diana estaba corriendo algún tipo de riesgo por causa de la predicación del Evangelio, salieron a las calles al grito de “¡Grande es Diana de los efesios!”, lo cual hicieron durante más de dos horas (Ver Hechos 19:23-41). Si esta gente expresó tanto fervor por una deidad pagana, ¿Qué tendríamos que hacer nosotros para expresar nuestras alabanzas a Aquel que es “Digno”? David luego de llevar el Arca del Pacto a Jerusalén expresó en su cántico: “Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza, y de ser temido sobre todos los dioses. Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; mas Jehová hizo los cielos” (1 Crónicas 16:25-26). Juan en Apocalipsis 4:11 afirma: “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas”. Sin lugar a dudas El Señor merece nuestro reconocimiento y adoración por causa de Su Persona y Obra…

Continúa declarando que El Señor es el Defensor…

  • “Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron… Y viéndola ellos así se maravillaron… En la ciudad de Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios; la afirmará Dios para siempre” (Salmos 48:4-8)

Cuando Ezequías recibió cartas amenazantes de los enemigos de Israel “subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová. Y oró Ezequías delante de Jehová…” (2 Reyes 19:14-15). Ante una situación apremiante buscó al Señor como Defensor y la respuesta fue: “Lo que me pediste acerca de Senaquerib rey de Asiria, he oído” (2 Reyes 19:20). Dios mismo se involucró en defensa de Jerusalén de tal manera que afirmó: “Porque yo ampararé esta ciudad para salvarla, por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo” (2 Reyes 19:34). El Señor actuó a favor de Su Pueblo dando una victoria impensada ante lo terrible de las circunstancias. Spurgeon meditando en este pasaje nos amonesta al decir: “La Iglesia, muchas veces, confía en exceso en la sabiduría de los hombres, y estas ayudas humanas pronto naufragan; con todo, la iglesia misma está segura bajo el cuidado de su Dios y su Rey”

Concluye el Salmo asegurando que El Señor es Diferente…

  • “Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios, en medio de tu templo… De tu justicia está llena la tierra… Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; Él nos guiará aun más allá de la muerte” (Salmos 48:9-14)

Un simple ejercicio mental permite al hijo de Dios mantener una perspectiva correcta. Si consideramos su “misericordia” y su “justicia” no podemos dudar que Su Presencia es un hecho consumado junto a quienes confían en Él. Cuando el salmista dice que es “Dios nuestro eternamente y para siempre” en el idioma original implica que lo es “para siempre y constantemente”. El Señor está hoy con nosotros y lo estará por la Eternidad, ya que su compañía y cuidado no están limitadas ni siquiera por la muerte porque en Él “es sorbida la muerte en victoria” (1 Corintios 15:54)

Recordemos: El es y será Digno de nuestra adoración…

DECH
boletines@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: