Recordarnos…

19 Jun

Recordarnos…

“Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa” (Arthur Schopenhauer)

“Mi memoria es magnífica para olvidar” (Robert Louis Stevenson)

¡Cuánto necesitamos refrescarnos la memoria en casi todos los temas de la vida!

Hay cosas que recordamos fácilmente, no necesitamos que nos enseñen, y nunca nos olvidamos de aplicarlas y reproducirlas… y generalmente no son buenas cosas…

Personalmente nunca me olvido de quejarme, de criticar, de ver lo negativo de las cosas. Tampoco me olvido del rencor y de la murmuración. ¡Pero cómo necesito que me recuerden en cuanto al perdón, al amor y a las buenas acciones! Siempre es un ejercicio doloroso practicar estas últimas…

El Señor Jesucristo no sufrió estas falencias ya que en él no hubo pecado, pero tuvo que recordarles a sus discípulos, y por consiguiente a nosotros, varias enseñanzas…

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia…” (Mateo 6:33a)
“No juzguéis, para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen” (Mateo 7:1-6)
Lucas 6:37-38 clarifica aún más este concepto:

“No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”
No podemos negar que vamos por la vida sufriendo heridas y afligiéndolas a otros. Raspándonos y arañando. A veces son roces superficiales… otras son dentelladas que necesitan curaciones profundas o cirugía reparadora…

¿Por qué nos cuesta tanto recordar que no somos mejores que los demás, que nos equivocamos y erramos tanto o más que otros?

Leamos Gálatas 5:13-15:

“Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros”
Cuando nos encontremos tentados de juzgar y criticar, pensemos en Proverbios 10:12:

“El odio despierta rencillas; pero el amor cubrirá todas las faltas”
Alguien dijo: “Las mentes brillantes manejan ideas; las mentes corrientes hablan de actualidades; las mentes mediocres hablan de los demás.”

Marco Aurelio dijo: “No permitas que tu memoria se enajene de las cosas que tienes, sino de las que te hagan falta”

¿Qué nos hace falta? Aprender más del Señor y de su Palabra:

“Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos” (Hebreos 2:1)
Recordemos: Mientras más repasemos lo que Dios nos dice, menos olvidaremos sus enseñanzas…

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: