¿CRISTIANOS GAYS?

8 Jun

A estas alturas de los tiempos, ya nada me sorprende. Lo que nos faltaba, Cristianos Gays que creen que Jesucristo no los condenará por hacer abominaciones. Son personas que profesan el  “Ecumenismo”, algunos son católicos, protestantes, evangelicos y Bautistas, y confian que su PECADO no es condenable a la Luz de la Palabra. En el sitio web http://www.cristianosgays.com/ podemos encontrar un articulo que fue publicado por un pastor Luterano donde redacta que el término “homosexual” no existe en la Palabra y que por eso no es condenable, haciendo que estas personas (gays), puedan tener un socorro, porque por medio de JESUCRISTO no lo tienen.

Veamos lo que dice este articulo escrito por Carlos Eduardo Bonilla Avendaño, pastor Luterano de Costa Rica.

“Creo que la Biblia es Palabra de Dios. Creo también que esa Palabra se revela a través de poemas, refranes, parábolas, cartas, y otras, escritas por personas que, además de la inspiración de Dios, reflejaron en los textos bíblicos su propia cultura, sus conocimientos y sus prejuicios. La Biblia comenzó a escribirse hace unos cuatro mil años. El término “homosexual”, en cambio, se inventó en el S. XIX. Por ello, no hay en las versiones originales del Antiguo Testamento (hebreo) ni del Nuevo Testamento (griego), ninguna condena a los “homosexuales”, pues tal palabra no existía.
Algunas versiones modernas traducen que “los homosexuales no entrarán en el Reino de Dios” (San Pablo dixit). Pero no es eso lo que dice el texto original. En un artículo posterior veremos cómo la palabra griega arsenokoitai que algunas versiones traducen como “homosexual”, tiene un sentido diferente en el original.
A partir del siglo XI se extendió el uso de la palabra “sodomita” (de Sodoma) para referirse a los homosexuales, vinculando así el pecado de Sodoma con la homosexualidad. En las antiguas versiones de la Biblia Reina de Valera y de la del Rey Jaime, la palabra hebrea “kadesh”, que aparece en el Antiguo Testamento, es traducida como “sodomita”. La palabra kadesh (“sagrado”) se refiere a los “prostitutos sagrados”, hombres de los pueblos vecinos de Israel que ejercían la prostitución en los templos paganos. Esta práctica, “abominable” por ser idolátrica, no era una práctica homosexual, pues estos hombres, por lo general, se acostaban con mujeres, toda vez que los cultos paganos eran con frecuencia ritos de fertilidad. Al traducir “sodomita” en lugar de “prostituto sagrado”, se reforzó la idea homofóbica de que para Dios los homosexuales son “abominables”, cuando en verdad ninguno de esos textos se refería a ellos.
Sodoma: un texto clave. Uno de los textos más utilizados para juzgar, condenar y perseguir a los homosexuales, es el episodio de Sodoma. Sin embargo, un número significativo de biblistas -católicos y protestantes- sostiene que el pecado de Sodoma no tiene que ver con la homosexualidad, sino con la transgresión al principio de hospitalidad, transgresión que se da por el intento de violación masiva contra dos ángeles visitantes. Como en el caso de Sodoma, la mayoría de los textos sobre los que se fundamenta el supuesto carácter pecaminoso de la homosexualidad, lo que realmente condenan es la relación sexual no consentida, impuesta por relaciones de poder contra ángeles, hombres, mujeres y menores de edad.
Pistas en la praxis de Jesús. En ninguno de los cuatro Evangelios se condena a la homosexualidad. En cambio, sí encontramos enseñanzas de Jesús ajenas al concepto de familia heterosexual: Jesús dijo: “Quien no deje padres, hermanos, esposa e hijos por seguirme, es digno de ser discípulo mío…” y El mismo se hizo rodear y seguir por personas pertenecientes a minorías sexuales: solteros/as, viudas y prostitutas.
Su mensaje para las personas homosexuales es el mismo que nos dejó a todas y a todos: en el Juicio Final no nos preguntará si fuimos homosexuales o heterosexuales, sino si dimos de beber al sediento, de comer al hambriento, de vestir al desnudo, de liberar a los oprimidos…
La praxis de Jesús fue inclusiva y se alejó de los esquemas patriarcales homofóbicos de su época. Hoy, quienes nos decimos sus seguidores y seguidoras ¿lo estamos en verdad siguiendo?

Estos son los tipos de Pastores que sin revelación o con la más simple apologética de la Palabra de Dios, tuercen el verdadero camino del Señor. La iglesia que pastorea Carlos Bonilla, debe estar llena de estas personas que lastimosamente no ven a JESUCRISTO y no tienen la menor idea sobre la magnitud del pecado que cometen. Estan ciegos y lo peor es que los guia otro ciego como Bonilla, que sin fundamento biblico los lleva a toda perdición. “Un ciego no puede guiar a otro porque los dos caeran en el mismo hueco”.

En Brasil, ya hay una comunidad Gay evangelica que hace “Encuentros” como los del G12 o Modelo de Jesús, y me pregunto: ¿Si estas prácticas realmente son de Dios? – Como lo defienden sus Apostoles (Cash luna, Cesar Castellanos) ¿por qué estos no se arrepienten y dejan su pecado, sino que salen aún más convencidos que Dios les habló y les perdonó, sin importar sus prácticas abominables?

Veamos solo una cita biblica de las tantas que hay en contra de las prácticas abominables que el Señor Carlos Bonilla no vio en la Palabra de Dios. El descaro más grande de este “pastor” es:

“La praxis de Jesús fue inclusiva y se alejó de los esquemas patriarcales homofóbicos de su época. Hoy, quienes nos decimos sus seguidores y seguidoras ¿lo estamos en verdad siguiendo?”

  • Romanos 1:24-28 “Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.”

Jesucristo no es Homofóbico, pero parece que DIOS si lo es, ¿verdad Carlos?. Yo sigo a Jesucristo, no se cuál es el que sigue usted.

http://bismarck77.obolog.com/cristianos-gays-601821#1063665

Anuncios

2 comentarios to “¿CRISTIANOS GAYS?”

  1. lalo_donas 1 agosto 2010 a 10:26 PM #

    hola! Creo que estás equivocado en tu postura de que Dios es homofóbico, por lo que sé estás cometiendo blasfemia al dotarle una cualidad humana, rebajando su divinidad.
    Creo que usted no sigues realmente a Dios y utiliza este medio para prejuiciar o juzgar a la gente (facultad que sólo Dios tiene ese derecho).
    Creo que todos tenemos derecho a la salvación por nuestra fe. Jesucristo nos dice que el Padre nos salvará según nuestros actos y la fe que depositemos en el Padre, no por lo que somos.
    Y debes recordar que Cristo vino al mundo para romper con la vieja ley y establecer su reino de misericordia y amor, por eso nos deja un mandamiento nuevo “ámense los unos a los otros, como Yo los he amado”, eso quiere decir que donde esten dos o más Él estará ahí, no importando lo que seamos.
    Por último, utilizar a Dios para satanizar a las personas y marcarlas, es más cruel que cuando lo hicieron los conquistadores y los cruzados en las cruzadas, en Nombre de Dios no debe ser usado así.
    Como dice en el Apocalipsis: “con la vara que midas, serás medido”

  2. Ricardo Paulo Javier 1 agosto 2010 a 10:32 PM #

    Yo no juzgo a nadie.SOlo entiendo que la homosexualidad es pecado y mas aun el matrimonio entre ellos.
    A la luz de las escrituras. Porque amar al projimo no invalida amar la Ley de Dios que prohibe todo pecado de fornicacion e inmoralidad.
    Saldos.
    Paulo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: