Vida contemplativa

31 May

Hoy celebramos en la Iglesia la solemnidad de la Santísima Trinidad, y estamos invitados a rezar por los religiosos y religiosas que se han consagrado a la vida contemplativa.

El siguiente TESTIMONIO es de una monja del Monasterio cisterciense de Buenafuente del Sistal:

  • «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador» (Lc 1, 46s.).

Con las palabras de María  y viviendo bajo su amparo no puedo más que decir que estoy profundamente agradecida al Señor, y reconocer con el profeta que

  • «me has agarrado y me has podido» (Jer 20, 7),

el Señor ha sido más fuerte que yo, me ha vencido.

Me ha vencido y me vence, no me ha aplastado, ni me coloca una argolla en el cuello, no fuerza mi voluntad, es el Amante paciente que con inmensa ternura espera, me concede la gracia de decirle «sí». En su gran poder, el Señor es un Guerrero valeroso que lucha contra el enemigo y va derribando cada día mis idolatrías. Dios Todopoderoso en su infinito amor por todos nosotros, con el único deseo de que seamos felices, para que sea y viva tal y cómo él ha pensado en mí, que es sencillamente que yo sea feliz, que pueda ser sólo para Él, lucha cada día con mis enemigos: con mi soberbia, mis envidias, mi deseo de ser…

  • «Siéntate a mi derecha hasta que ponga a tus enemigos como escabel de tus pies, debajo de tus pies» (Sal 110, 1).

Sí, en este combate no me he cansado, ni se han desgastado mis sandalias, antes al contrario puedo decir con el salmista

  • «has puesto en mi corazón más alegría que si abundara en trigo y en vino» (Sal 4).

La historia de todos tiende a un único fin: ser en plenitud, para que así participemos ya aquí en esta tierra de la Vida Eterna. Para mí el Señor ha pensado en esta comunidad de Buenafuente del Sistal, una pequeña comunidad cisterciense que desde el año 1243 alaba ininterrumpidamente al Señor desde este bello rincón del Alto Tajo en la provincia de Guadalajara.

No es el monasterio que yo hubiese escogido, ni la comunidad… Sin embargo

todo lo ha dispuesto el Señor para que día a día vaya siendo un poco más para Él y un poco menos para mí, para que pueda salir de mí misma, dejar de vivir haciendo ladrillos para el faraón, que es mi «yo» que nunca se sacia, y empezar a ser libre para entregarme,

todo esto en la precariedad de mi pobreza, pobre de solemnidad, todo lo recibo del Señor, solo he de pedírselo y salir a recoger «el maná» cada día.

Monja, que significa sola, sola a Solo, sola para el Señor en un monasterio, un cenáculo eucarístico donde la hermana es Cristo, la comunidad es Cristo resucitado y vivo para el mundo, Cristo encarnado en las pobres y pequeñas mediaciones que somos cada una de las hermanas que conformamos la comunidad. Y en la comunidad igual que en el altar, el Señor obra el milagro de comunión, a pesar de mi lepra, la autosuficiencia y la razón, que me aíslan y excluyen de la vida comunitaria; por gracia del Espíritu Santo y por su infinita misericordia, a pesar de nuestras miserias y debilidades, estamos llamadas a ser la humanidad de Cristo resucitado hoy para tantos hermanos nuestros que no conocen el amor de Dios.

Ante tal abundancia y prodigalidad de amor del Señor por esta su pequeña, sólo le pido que no me suelte de su mano, aunque yo lo intente, y caminar siempre por el abismo de esta vida con paz y alegría porque voy agarrada de su mano.

http://www.novabella.org/pro_orantibu/

11 comentarios to “Vida contemplativa”

  1. José Luis 31 mayo 2010 a 11:26 AM #

    Una admirable dimensión de fe y Amor a Dios que el protestantismo no conoce.

    Esto es realmente dejar el mundo y seguír a Jesús. Porque desde ese silencio y apartamiento seguramente se hace mucho mas por la humanidad, que bajo el falso pretexto de nuestros líderes cristianos, que por su apego al mundo y sus efímeras glorias, pretenden hacernos creer que hay que estar bien enredados en sus afanes.

    Hacer la obra de evangelización sobre las almas perdidas del mundo, eso es de esperar. Pero seguír luego nuestro sendero de comunión íntima con Dios, y retirarnos lo mas posible del mundo.

    Cuarenta dias de retiro en el desierto solo podría hacernos bien, y llenar de bien al mundo. Muchísimo mas que estar con un pie en cada lado, como los líderes cristianos de nuestros días, demasiado tibios para mi saber, sentír y entender.

  2. Ricardo Paulo Javier 31 mayo 2010 a 12:11 PM #

    Si hay evangelicos que conocen la vida espiritual. Hay muchos que se encierran dias enteros a ayunar.
    saludos

  3. José Luis 31 mayo 2010 a 12:26 PM #

    Creo que no admite ni punto de comparación siquiera, con el modelo expuesto en el artículo.

    Hay evangélicos que ciertamente se encierran cada tanto a ayunar y orar, pero no han dejado esposo/a, hijos/as padre/madre, casa, hermanos etc. por el Reino de Dios. Ni siquiera a sus bienes materiales han renunciado, porque de lo primero que se ocupan es de un lugar PROPIO Y HEREDABLE donde recostar la cabeza y asegurar que su descendencia pueda recostarla también.

    Estos líderes cristianos de nuestros días, se desviven por destacarse como eminentes y afamados predicadores. Será quizás porque cuando mas suben en su “ráting”, mas sube también su condición socio económica.

    Si el común de la gente pudiera saber cómo viven estos “hombres de Dios” y sus familias, lo que digo sería mucho mas comprensible.

    Jesús nos ordenó DEJAR todo por Él. En el ejemplo que presenta el artículo, yo veo claramente que estas mujeres REALMENTE VIVEN el mensaje de Jesús.

  4. Ricardo Paulo Javier 31 mayo 2010 a 1:01 PM #

    Dejar todo por El si El te lo hace saber que es su voluntad.Hay que estar dispuesto,pero una cosa era ser discipulo de Jesus en aquella epoca y otra muy distinta es serlo hoy.No es lo mismo ser discipulo de Jesus en E.U que en el Islam. DIos es soberano y llama de entre las culturas a los que El tiene escogidos de antes de la creacion del mundo.Ninguna cultura es “superior” a otra,mas desarrollada si. Y Dios sabrá porque El permitio que una cultura sea distinta que otra.DIos nos ama como somos y nadie te obliga a dejar tu familia porque si nomas. Eso es personal.SI tenes esposa e hijos, la voluntad de Dios es que cuides de ellos. Lo dice bien claro la Biblia.
    saludos

  5. José Luis 31 mayo 2010 a 1:50 PM #

    Está muy claro que no se debe abandonar la familia bajo el argumento de la fe. Pero todos tenemos la opción de RENUNCIAR a este tipo de compromisos, antes de contraerlos, anteponiendo los intereses del Reino en nuestra vida.

    Pero el hecho de que prácticamente en cada ciudad de nuestros países cristianos encontremos personas entregadas totalmente a Dios, demuestra de manera inequívoca que la posibilidad de hacerlo exíste, si realmente hay voluntad, y de que el llamado de Cristo permanece inalterable a lo largo de los siglos.

    Esto no son “rarezas”. Esto es una realidad plena y permanente. ¿Porqué dentro de las denominaciones protestantes no exísten alternativas de vida semejante, y “brillan” por su ausencia? Si nos animáramos a desentrañar las verdaderas razones, nos encontraríamos con un cristianismo nominal y sin vida interior al desnudo.

  6. Ricardo Paulo Javier 31 mayo 2010 a 2:23 PM #

    No hables asi,porque estas juzgando sin saber. cada pais tiene una cultura.Las iglesias evangelicas estan formadas de acuerdo a la cultura occidental. Pero no en todos los paises del mundo es asi.
    las iglesias paulinas son así.
    Si tenes don de castidad,puedes optar por no casarte, o mantenerte celibe hasta que Dios te de tu esposa.Sino,casare porque quemarse es peor
    saludos

  7. José Luis 31 mayo 2010 a 2:38 PM #

    Me parece que estamos hablando de cosas diferentes.

    Aquí no se trata de “culturas”, ni de oriente u occidente. La prueba está en que no exíste país en el mundo donde no encontremos abundancia de estos ejemplos de vidas que renuncian a todo, por amor a Dios. Y desde esta entrega, resulta absolutamente innecesario hablar de castidad o de “quemarse”, porque son aspectos definitivamente trascendidos.

  8. Ricardo Paulo Javier 31 mayo 2010 a 3:20 PM #

    Las culturas son un factor importante a la hora de entender la fe cristiana. Los occidentales vivmos de una manera y los orientales de otra.
    Vos me parece que juzgas al espiritualidad de las personas.Te parece que en Oriente son mas espirituales.No necesariamente,eso depende del hombre y su relacion con Dios.Aunque en occidente tienen tendencia a la intelectualidad, y en oriente a la espiritualidad.
    No tenes porque renunciar a casarte, salvo que realmente puedas peremanecer celibe.Si puedes,y estas seguro que las mujeres no te atraen, buenisimo,sino,ora a Dios por una compañera.La vida soltera no es un modelo para todas las personas y no todos aguantan la soledad.
    saludos

  9. José Luis 31 mayo 2010 a 3:28 PM #

    Evidentemente estamos hablando de cosas distintas.

    Tanto en oriente como en occidente, sin ningún tipo de distinción de culturas, existe el modelo de vida contemplativa.

    No digo que sea imprescindible, pero sí que es reflejo indiscutible de entrega y amor a Dios, y que es la mas santa aproximación al mensaje de Cristo, que siempre demanda la renuncia al mundo y a nosotros mismos.

    No es posible que no haya nadie dentro del protestantismo sin esta vocación de renuncia. Lo que ocurre es que la innumerable cantidad de sectas protestantes comercializan un modelo de cristianismo light que no implica desprendimiento.

  10. José Luis 31 mayo 2010 a 3:39 PM #

    Permíteme hacerte una pregunta predicador Paulo, ¿acaso crees tú que la vida de renuncia, contemplación y constante permanencia en la presencia de Dios, es algo privativo de un grupito de personas que habita en los Himalayas? No entiendo porqué hablar de cultura de occidente al considerar este tema.

    Además, dejar cosas en el mundo, conforme a la Palabra del Señor, implica mucho mas que una simple cuestión de pareja.

  11. Ricardo Paulo Javier 31 mayo 2010 a 3:41 PM #

    No todos. Las denominaciones son algo humano,es verdad, porque no hemos podido ponernos de acuerdo en la doctrina. Pero poco a poco, las lineas teologicas se van formando. EN algun momento, se uniran y serán menois sectas, seran solo algunas tantas iglesiasd similares al catolciismo.
    Pero hay grandes hombres de Dios,como John Piper, David Wilkerosn,Billy Graham,Mottesi,Anacondia,etc. Hay y habra sioempre. Hay de todo en las iglesias.
    saludos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: