Tipos de depilación

30 Mar

Todas las mujeres nos preocupamos por lucir nuestro cuerpo libre de vellos, sobre todo en las piernas. Sabemos que estos no solo son antiestéticos, también resultan poco higiénicos y nada femeninos. El vello de las piernas crece aproximadamente 6 milímetros cada 30 días y la raza, las hormonas, los medicamentos, la edad, el metabolismo y las dietas entre otros factores tienen un rol importante tanto en el grosor, como en resistencia y localización.

Cada una de nosotras debe encontrar la técnica más apropiada que se adapte a nuestra piel y necesidades. Compartimos contigo las siguientes alternativas de depilación que existen para ayudarte a descubrir cuál es la más adecuada para tu piel.

Depilación con cera: Considerado el más antiguo y popular, extirpa los vellos desde la raíz y dura cuatro semanas. Existen 3 tipos:

* La cera fría: Estas bandas debes calentarlas con las manos, aplicarlas sobre la piel y alisarlas bien hasta que se adhieran. Después de unos minutos tiras de ellas en sentido contrario al vello. Este método es ideal para pieles sensibles al calor.
* La cera tibia: Recomendada para quienes tienen problemas circulatorios. Vienen  en recipientes pequeños para calentar en baño maría o microondas. Se aplica cuando está tibia y al momento de retirarla es recomendable sujetar la piel para evitar que aparezcan pequeños hematomas. Luego se debe aplicar una crema hidratante y calmante.
* La cera caliente: Este clásico método de depilación debe realizarlo un especialista para evitar alguna quemadura.

Hilo hindú: Milenaria técnica que consiste en lo siguiente: La esteticista de manera manual y con movimientos rápidos consigue cortar el vello desde la raíz, sin ejercer presión ni daño con hilos especiales de gran flexibilidad y resistencia. Este método dura una hora y actúa unicamente sobre el vello retardando su crecimiento varias semanas. Si tu piel es sensible debes aplicarte antes, una crema tópica anestesiante y crema humectante finalizado el procedimiento.

La máquina eléctrica: Se caracteriza por ser un método rápido y cómodo. Extrae el pelo desde la raíz, consiguiendo mantener la depilación durante algunas semanas. Los modelos actuales incluyen accesorios especiales para las zonas más sensibles y procuran un efecto frío que evita el dolor. Una de las ventajas es que la puedes utilizar para extraer el vello corto.

El láser: En cuanto a las mujeres muy jóvenes, debido a que tienen una gran renovación celular, no es recomendable usar este método ya que no conseguirían una depilación definitiva. Mientras mantengas la piel bronceada, o si estás tomando ciertos fármacos debes abstenerte de elegir este método. La principal contraindicación del láser es que al activar la melanina puede producir manchas en la piel. Si deseas someterte a este procedimiento lo más recomendable es que evites exponerte al sol durante ocho semanas previas.

Fuente: webdelabelleza.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: