Israel: Reconstrucción de sinagoga causa división

17 Mar

Israel: Reconstrucción de sinagoga causa división

By Chris Mitchell
Wednesday, March 17, 2010

Hamas llamó a los árabes a realizar un “Día de ira” tras la rededicación de una antigua sinagoga en la ciudad vieja de Jerusalén.

Esa es la sinagoga Hurva. Ha sido descrita, más que una casa de oración, como un sitio de eventos históricos y un símbolo del anhelo del regreso del pueblo judío a su tierra.

Clérigos palestinos claman que la reconstrucción de la sinagoga es una provocación.

Una tradición judía dice que cuando la sinagoga fuera reconstruida los judíos comenzarían la reconstrucción de su templo en el monte del templo, donde está la mezquita de Al-aksa y el domo de la roca.

La sinagoga primero fue construida a inicios de los mil setecientos y destruida en 1721. Estuvo en ruinas hasta 1864 cuando se construyó una nueva sinagoga. Pero la legión jordana la destruyó durante la guerra de independencia israelí en 1948.

El nombre Hurva, que significa ruina, se mantuvo todos esos años.

“Este es un símbolo de la desunión de la ciudad, una sinagoga que en 1948 fue destruida, dejada en ruinas para decir al mundo que los judíos nunca volverían. Y ahora los judíos han vuelto en cumplimiento de la profecía, y han reconstruido su sinagoga, para glorificar a Dios. No necesitas más significado que ese”.

El editor judío Moshe Kempinsky dice que el alboroto sobre la sinagoga no tiene sentido.

“Todo el mundo tiene problemas con esto, incluso lo llaman provocación pero eso es ilógico. La mayor provocación fue destruir una casa de Dios no reconstruirla”.

La dedicación de la Hurva refuerza la conexión del pueblo judío con Jerusalén.

Llega en medio de la peor crisis en las relaciones entre Estados Unidos e Israel debido a un proyecto de construcción israelí en un barrio judío en la parte oriental de la ciudad.

Los palestinos quieren esa parte como capital de su futuro estado y Estados Unidos demanda a Israel que pare de construir en esa zona.

En entrevista con el ex-asesor de los presidentes Reagan y Bush, Elliot Abrams, culpó a la administración Obama por la crisis. “La administración fue muy hostil con el gobierno de Netanyahu. Fueron hostiles antes que él hiciera algo. Así que uno podría argumentar que a ellos no les gusta tratar con el gobierno de Netanyahu y desean ver si se pueden librar de el y de la coalición”.

Netanyahu dice que todo primer ministro ha construido en la ciudad santa desde 1967 y que el también lo hará.

Dada la situación, parece que serán tiempos difíciles para la relación americano-israelí y para Jerusalén.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: