Archivo | 1:18 AM

Recibiendo la Palabra como palabra de Dios

22 Ene
Recibiendo la Palabra como palabra de Dios
BIBLIATexto: 1 Tesalonicenses 2:1-13
Titulo: Recibiendo la palabra, como “palabra de Dios”
Introducción: Uno de los mas graves problemas que como cristianos enfrentamos al predicar el evangelio, es cuando la gente no recibe nuestra palabra como palabra de Dios. Cuando usted y yo predicamos de Jesucristo, una gran mayoría de gente, no cree realmente lo que decimos. El evangelio a perdido CREDIBILIDAD. Hay una seria, muy seria crisis de credibilidad en la predica del evangelio

Y cuando pensamos en ello, viene a la mente de muchos de nosotros algunas razones, del porque pasa esto. Ministros y ministerios fraudulentos, hipocresía en los líderes cristianos, adulterios en el liderazgo y muchas otras cosas que han hecho que el nombre de Cristo sea blasfemado entre los inconversos. Esto ha dado lugar a que la gente simplemente no crea al evangelio, a que sea rechazado como una novedad de vida. Viene a mi mente la historia de Jonás cuando fue descubierto como un desobediente siervo de Dios que confeso su profesión, “soy hebreo y temo a Jehová” ¿se imagina que después de esa declaración Jonás se hubiera puesto a evangelizar a esa gente?

Que tristeza que eso es justamente lo que pasa en nuestros días. Ante esta verdad, me llama la atención, lo que dice el verso 13 del pasaje de Tesalonicenses, …”que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis como es en verdad la palabra de Dios”.

Que interesante que aquel grupo de personas de Tesalónica, habían creído a la palabra de estos predicadores, Pablo, Silvano y Timoteo como palabra de Dios, y no dudaban que Dios estaba con ellos. Ante esta verdad, la pregunta que surge es:

¿Por que los Tesalonicenses creyeron a estos hombres? ¿Por que no dudaron que lo que les decían era justamente palabra de Dios? Esa es precisamente la pregunta. En esta ocasión quisiera contestar, haciendo un análisis del capitulo dos y en este sermón expositivo encontrar las razones que bien pudieran ayudarnos a nosotros para considerarlas y ponerlas en practica. Yo encuentro por lo menos 5 razones que explican el porque los Tesalonicenses recibieron la predicación de estos tres misioneros, como palabra de Dios y no como palabra de hombres.

1.- En primer lugar, los tesalonicenses recibieron la palabra que predicaban como de Dios, porque eran varones que habían sido APROBADOS por Dios. Verso 4.

a) Es imposible predicar el evangelio de Cristo sin antes haber sido aprobados por Dios. Nunca tendrá el mismo efecto la predicación de alguien que bien puede saber de Dios, a una persona que conoce Dios, que ya ha tenido un encuentro personal con Cristo.

b) Hay dos aprobaciones que experimenta el ser humano, la primera cuando este es salvo y su situación delante de Dios, llega a ser limpia, es decir cuando es justificado Romanos 3: 21-24.

La segunda aprobación es cuando siendo cristianos, justificados, mantenemos limpio nuestro testimonio sin reproche alguno. 2Timoteo 2:15.

c) Esta era la situación de Pablo Timoteo y Silas eran varones APROBADOS por Dios.

d) Recuerde que el primer paso empieza cuando somos aprobados por Dios, así la gente creerá a nuestra predicación.

2.- En segundo lugar, los Tesalonicenses recibieron la palabra de Pablo Timoteo y Silas, como palabra de Dios, porque vieron en ellos PERSISTENCIA verso 2.

a) Que interesante que una de las cosas de las cuales se podían atestiguar con claridad era la persistencia de estos misioneros, el denuedo, la resolución clara que tenían de predicar el evangelio. ellos estaban bien RESUELTOS A predicar el evangelio.

b) Si usted puede notar hay algo muy importante, el verso dos dice que no importaba lo que ya antes habían sufrido ellos estaban resueltos a continuar la predicación de la Palabra. Yo me pregunto cuantas veces muchos barrios han visto nacer pequeñas iglesias, han visto movimientos de evangelismo; y sin embargo al final no se continua. Esto nos lleva a pensar también que aunque el inconverso no habla mucho de eso, el se fija en todo y esta listo para ridiculizar el evangelio.

3.-La tercer razón que encuentro del porque los tesalonicenses recibieron lo que Pablo Timoteo y Silas predicaban como palabra de Dios es porque ellos:

NUNCA BUSCARON LA GLORIA HUMANA SINO EL GLORIFICAR A DIOS., Verso 6.

a) Cuando como predicadores perdemos la perspectiva correcta y queremos llevarnos la Gloria, no se puede esperar un resultado de crecimiento, la gente no conocerá de Dios, tal vez lleguen a SABER de Dios pero no ha conocer a Dios.

b) Dios es el único que merece la Gloria, Dios no comparte su gloria con nadie solo él, Salmo 115:1.

c) No es de extrañarnos que existe un común denominador entre los que han caído, y han perdido credibilidad, la historia nos dice que antes de que su credibilidad se rompiera, ellos gozaban de ser halagados y ensalzados.

4.- La cuarta razón es: que ellos, amaban profundamente a los Tesalonicenses, ellos no eran Hipócritas y la gente lo sabia, conocían su verdadero interés, su amor desinteresado y Genuino. Verso 8 decían: “tan grande es nuestro afecto por vosotros”…

a) Es imposible esperar que la gente reciba el evangelio cuando hay hipocresía en nuestros corazones.

b) El amor, la verdadera pasión por las almas que no conocen a Dios, nos hace reflejar el carácter de Cristo. Recuerde todos aquellos pasajes donde una de las más grandes exhortaciones de Dios es el amarnos unos a otros.

c) Judas 23 dice …. “arrebatándolos del fuego….” es imposible hacer esto si no hay amor.

5.- En quinto lugar y por ultimo, los Tesalonicenses creyeron a la predicación de estos misioneros porque había en ellos lo que tanto escasea en nuestros días, INTEGRIDAD. Cuando usted ve en el verso 10, ellos declaran su integridad y como su conducta prácticamente es IRREPROCHABLE.

a) La gente cree mas en los Hechos que en las palabras.

b) Hoy en día la gente solo esta esperando una oportunidad para hacer de los creyentes motivo de burla y acusación.

c) Los ministerios de Integridad son los que Dios ha bendecido de manera especial, La integridad lamentablemente es muy escasa, pero aun la hay.

CONCLUSIÓN: Que gran lección la de este pasaje Bíblico. Hoy mas que nunca debemos buscar que la gente realmente se dé cuenta de su necesidad de Dios y de la seriedad de su condición sin Cristo, sin embargo el mensaje en este pasaje es para la Iglesia, es para nosotros que nos damos cuenta la importancia de no dar lugar a que la gente dude de el poderoso mensaje de Dios de Salvación y justicia. Busquemos que siempre la gente pueda ver en nosotros como cristianos, que estamos predicando a un Dios vivo un Dios de amor y de justicia que tiene un plan para el hombre. Que estas cualidades del ministerio de Pablo Timoteo y Silas nos puedan también acompañar a nosotros, para que la gente crea al Evangelio.

Que Dios les bendiga

Pastor: Jacob Esparza

Anuncios

La Ley de Moises y el Nuevo Pacto

22 Ene

La Ley de Moises y el Nuevo Pacto

Es importante conocer si realmente la Ley de Moises está vigente en la actualidad, pues muchas personas la tratan de cumplir a cabalidad, y al no lograrlo, se sienten lejos de Dios. INTRODUCCION:
Desde hace 2,000 años cuando se dio el acontecimiento de la muerte de Jesucristo en la cruz, y su posterior resurrección, fue en este hecho que el mismo Dios abolió la Ley de Moisés, sin embargo se ha creado una tremenda confusión acerca de esta Ley. Pero el apóstol a nosotros los Gentiles, el apóstol Pablo aclara plenamente este tema, la opinión que tuvo el apóstol Pablo, acerca de la Ley de Moisés se plasma en las cartas que él escribió en el nuevo testamento.

Pablo fue a quien Dios llevo al paraíso según 2 Corintios 12:1-4 que dice: “Ciertamente no me conviene gloriarme, pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo se; o si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras
inefables (inexplicables) que no les es dado al hombre expresar”, al llevarlo al paraíso, Cristo mismo le comunicó el evangelio, la interpretación de la verdadera ley de Dios, que no es la Ley de Moisés sino que es la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús (Romanos 8:2). La cual es totalmente diferente a la Ley de Moisés, claramente el apóstol Pablo haciendo un enfoque claro de cómo cumplir la Ley del espíritu de vida en Cristo Jesús escribió en Romanos 13:8 “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo (próximo) ha cumplido la ley, y el versículo 10 lo enfatiza más seriamente al decir “El amor no hace mal al prójimo, así que el cumplimiento de la ley es el amor”.

¿Quién tiene que cumplir la Ley de Moisés?

En la carta que el Apóstol Pablo le escribió a la iglesia de Galacia nos responde claramente a esta interrogante. Vamos a comenzar con Gálatas 5:1 Utilizaremos algunos versículos de la Biblia en Gálatas, para analizar unas evidencias de cómo el apóstol Pablo actuaba para tener un enfoque claro de por qué nosotros no debemos guardar la ley de Moisés. Dice el versículo de Gálatas 5:1, “Estad., pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.” El problema que el apóstol Pablo esta recalcando es que no volviesen a la esclavitud de la ley de Moisés. Esta iglesia la fundó Pablo y lo que el apóstol enseñaba en todas las iglesias era la gracia no la ley, pero luego Pablo por un tiempo tuvo que retirarse. Sin embargo algunos religiosos, los estaban acosando y tratando de regresarlos a la ley de Moisés y casi fueron trasladados hasta que Pablo llego de nuevo y los resistió cara a cara, como lo hizo con el apóstol Pedro Gálatas 2:11-14. Era muy fácil que los religiosos esclavizaran en ese entonces porque ellos no conocían la gracia lo que pululaba era la Ley de Moisés. Ellos eran discípulos de Moisés y no de Cristo, la confusión estriba principalmente en que Jesús vino a cumplir la ley porque ningún hombre hasta ése entonces y hasta ahora había podido cumplir esa ley (Solamente Cristo). Entonces, los once apóstoles escogidos por Jesús vieron a su maestro cumpliendo la ley. Así que el reflejo que ellos tenían es, si Cristo cumplió la ley, nosotros debemos cumplirla también, esto sucede en una gran cantidad de cristianos en la actualidad, por consiguiente, ese era el ejemplo que ellos tenían. Y al llegar los religiosos a esta iglesia, los Gentiles de la iglesia de Galacia casi vuelven a la ley, Si leemos el versículo 1 de Gálatas 3 leeremos un reflejo de cómo Pablo trata a estas iglesia por este error que estaban cometiendo, veamos como Pablo tuvo que llamarle a ellos, “¡OH gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado” esto implica que, si ya fue crucificado y resucitado quiere decir que ya la ley tuvo su fin en la cruz, como dice Romanos 10:4 “porque el fin de la ley es Cristo”. Ahora bien. Si leemos el capítulo 5, versículo 2: dice: “He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.” Fíjese bien lo que Pablo escribe.

Primeramente es necesario acotar que a Jesucristo lo circuncidaron al octavo día. Pero si se analiza porque de este acontecimiento se entenderá que fue en otro tiempo en el cual Dios estaba tratando con su pueblo de una forma diferente al que trata en este tiempo de la gracia; en el tiempo actual después de la cruz del calvario, que es totalmente diferente, al trato de Dios con su pueblo antes de la cruz. En ese tiempo, antes de la cruz Jesús vino a cumplir la Ley como se lee en Mateo 5:17, que dice “No penséis que he venido paras abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” además el mismo apóstol Pablo corrobora este hecho en Gálatas 4:4 escribiendo: “nacido de mujer y nacido bajo la ley” pero anteriormente a este versículo también escribe en el contexto en Gálatas 3:16 “Ahora bien a Abraham fueron hechas las promesas y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es CRISTO” o sea claramente dice este versículo que la simiente fue Cristo. Ahora analicemos lo que sigue en el versículo 19, veamos que pasó con la simiente que fue Cristo: “Entonces, ¿para que sirve la ley? Fue añadida a causa de las trasgresiones, HASTA que viniese la simiente que quien fue hecha la promesa;” (analice quien fue la simiente? el versículo 16 se lo contesta, Ese fue Cristo, implica que la ley estuvo en vigencia hasta que Cristo (la simiente) vino, y él ya vino, murió y resucito, por lo tanto la ley fue abolida.

Otro aspecto importante que se debe analizar era que María fue judía, y esa era una costumbre Judía, por eso llevó a Jesús al templo y lo circuncidó. Entonces ¿Qué estaban viendo y aprendiendo los apóstoles que Jesús escogió antes de la cruz? Este es un buen ejemplo, lógicamente ellos pensaban. Si a nuestro Maestro lo circuncidaron, nosotros también nos debemos circuncidar. Y obviamente eso hacían. En ese tiempo la costumbre era circuncidarse. Había que circuncidar a los niños. Esa costumbre se seguía por causa de la ley. Aunque esa era una costumbre judía, incluso hasta Abraham fue circuncidado. Sin embargo esto no tiene ninguna vigencia en este tiempo de la gracia, después de la cruz, esto es más que comprensible si sabemos que nosotros no somos judíos, sino que somos Gentiles. Pablo sabia que la circuncisión de niños era algo que se practica bajo la ley de Moisés, sin embargo los discípulos practicaban por ignorancia este rito, como hacen los judíos hoy día en las sinagogas. Cuando leemos lo que escribió el apóstol a los gentiles el apóstol Pablo detectamos que en efecto esta costumbre quedo abolida, como fue abolida toda la ley de Moisés, este acontecimiento tuvo lugar en la cruz del calvario.

En Gálatas 5:1-5 Pablo dijo: “Si os circuncidáis de nada os aprovechará Cristo” Es importante entender que: Si Cristo está supuesto a librarlo a usted de tradiciones, librarlo de mandamientos, librarlo de ritos, librarlo de cosas para su cuerpo físico, para la carne. Entonces Pablo le dice:”He aquí, yo Pablo os digo si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.” Y en el versículo 3 dice, “Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley.” Y Pablo apelaba para que los hombres no guardaran la ley. Vemos, hoy en día que hay hermanos que aun están guardando la ley. Y entonces, Pablo dice en ese versículo, “si se circuncidan ustedes están obligados a guardar toda la ley”. Y denota que Pablo no quería que se sometieran a ley de Moisés. Porque exactamente esa no es la libertad conque Cristo nos hizo libres. Cristo murió para librarlos del yugo de la esclavitud de la ley de Moisés, porque ese es el contexto del capítulo. Entonces, Pablo desea librarnos de esa ley en sus epístolas. El apóstol Pablo, hace una advertencia. En el versículo 4, dice “De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificabais; de la gracia habéis caído” implica que si alguien es salvo, o que recibió a Jesucristo, implica que si guardan la ley. No están en la gracia de Dios y no son de Cristo. O sea, no no hay que someterse a mandamientos y no se debe mezclar a Cristo con mandamientos. De Cristo están desligados. Si usted habla de los 10 mandamientos de Moisés, no hable de Jesucristo; hable de Moisés. Con esos cuatro versículos se entiende que Pablo quería librar a la humanidad de una esclavitud. Por eso advierte, “De Cristo os desligasteis los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”

Cuando él dice: “De Cristo os desligasteis…” Entendamos primero que Cristo es el único camino de salvación Juan 14:6. Dice: Que él es el camino y la verdad y la vida ¿Usted quiere estar desligado de Cristo? Definitivamente NO ¿Usted sabe lo que es desligarse de Cristo por Moisés?, es volver al período antes de la cruz, es decir teniendo en poco o en nada el sacrificio de Cristo. Moisés andaba en un pacto diferente. Alguien podría argumentar que Dios antes de la ley, una vez guardó el sábado, eso fue antes de Moisés. ¿Qué dice la Biblia? Que Dios trabajó seis días y el séptimo, Descansó Génesis 2:2-3. Moisés no estaba aun y ya Dios mismo desde la eternidad habló que trabajó seis días y descansó. En este punto debemos estudiar con detenimiento la Biblia, ya que cuando Dios descansó después de seis días, no espero el siguiente sábado para guardarlo otra vez. Él trabajó seis días y el séptimo día descansó eternamente y para siempre. Por eso es que Hebreos capítulo 4:9 dice: “Falta un reposo para el pueblo de Dios…” Y dice: “Mirad que nadie caiga en semejante ejemplo de desobediencia porque el que ha entrado en su reposo ha reposado de sus obras como Dios de las suyas.” ¿Y cómo Dios reposó de sus obras? Eternamente y para siempre. El guardo un solo sábado. Y lo guardó no con cuerpo porque él no tenía cuerpo físico en ese entonces. Eso es un reposo espiritual que es eterno. Y ahora cuando entendemos el evangelio de la gracia, reposamos igual que el Señor, una sola vez y para siempre. No tenemos que esperar que llegue el otro sábado y el otro sábado porque entramos en un reposo espiritual. Porque el problema es que si se guarda el sábado caemos en la ley de Moisés y al caer en la ley de Moisés nos desligamos de Cristo. Y nadie va a hacer un negocio como ese (excepto por ignorancia).

Es contra producente desligarse de Cristo por guardar la ley, cuando Cristo es el único camino de salvación. Cristo es el único que murió para justificarnos, para perdonarnos todos los pecados. Y ahora, por un sábado nos podríamos desligar de Cristo. Lamentablemente hoy día hay hermanos que pretenden guardar la Ley de Moisés en pleno siglo veinte. Las multitudes son arrastradas, por ejemplo se levanta un hombre con una interpretación propia y hay quienes lo siguen. Hay muchos tipos de legalismos y religiones. En Latinoamérica hay una gran cantidad de religiones. Desde el 1900 para acá se manifestaron un gran número de mal llamados profetas con diferentes ideologías (en muchos casos erróneas).

Actualmente todo el mundo piensa que tiene la verdad, La idea no es pensar que se tiene la verdad. Lo ideal es leer la verdad. O sea Leerla en la Biblia. Porque usted puede pensar que tiene mil cosas. Pero, si no se tiene una buena base bíblica mejor es no pensar nada, sabiendo que usted es gentil. Usted no es judío, la ley no fue dada para usted, a usted le trajeron un apóstol El Apóstol Pablo y este es el que nos enseña la ley que nos rige a nosotros que es la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús, la cual esta escrita en nuestros corazones Hebreos 8:10. Es importante hacer ver que ese apóstol (el apóstol Pablo) tuvo una entrevista con el Rey de reyes y Señor de señores, en esa entrevista aprendió buenas noticias (2 Corinitos 12:1-7). Es el único que nos dice en sus cartas que “Estamos completos en Cristo” Colosenses 2:10, Que con una sola ofrenda en la Cruz Cristo nos hizo perfectos y para siempre” Hebreos 10:14.

Vamos a ver una advertencia mucho más peligrosa. Hebreos capítulo 10. Mire lo que sucede si se guarda la ley, o sea la ley de Moisés, que es la ley del viejo pacto. Verso 26 en adelante. “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,” Al decir que ya no hay más sacrificio, es porque Cristo hizo un solo sacrificio en la cruz para siempre (Hebreos 10:14). Así que ya no hay más sacrificios por los pecados. Lo que queda es una expectación de juicio” es por ejemplo cuando alguien piensa “Dios mío, me va a pasar algo”, una expectación de juicio. En otras palabras, como ahora Cristo no puede morir otra vez por usted, por sus pecados porque él con una sola ofrenda quito el pecado de en medio (Hebreos 9:26). Entonces, Moisés no puede traer más sacrificios porque ya ese pacto pasó. ¿Qué queda ahora, Si se viviera una vida desordenada?. ¿Qué es lo que queda? Una expectación: Dios mió a mí me va a pasar algo. Yo no estoy caminando bien. Pero, no se le puede perdonar más porque un solo perdón nos hizo perfecto para siempre. Pero, en el cuerpo físico, por andar desordenadamente pues le va a pasar algo malo. Gálatas 6:7 dice: No os engañéis Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre siembra eso cosecha”.

Regresemos ahora a Hebreos 10:27, el apóstol Pablo dice, versículo 27, “sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.” O sea, puede venir muerte prematura. Pierde el cuerpo, pero el espíritu ya está limpio con una sola ofrenda. Este versículo se ha utilizado erróneamente, ya que algunos piensan que, esto significa que la salvación se pierde. Esas personas que creen que se puede ser salvo hoy y mañana no. Este versículo les encanta y sin embargo, ellos no entienden lo que están leyendo. Porque lo que dice aquí es que viene una expectación de juicio pero, no dice que se va a perder la salvación. Ahí lo que dice es que hasta puede morir prematuramente por andar mal porque eso le puede suceder a cualquiera, pero el espíritu ya fue perfeccionado, perdonado, justificado y santificado. Hebreos 10 Verso 28 pone un ejemplo y dice: “El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” Cuando se guarda la ley de Moisés, se viola el nuevo pacto de la gracia, nos desliga de Cristo y pisoteamos la sangre del pacto. Además se tiene por inmunda la sangre de Cristo. “Los que por la ley os justificáis de la gracia de Dios habéis caído,” Gálatas 5:4 ¿qué es Habéis caído?, o sea que le ha hecho afrenta al Espíritu de gracia. Se ha pisoteado la sangre del pacto. Eso es lo que hacen nuestros queridos hermanos y amigos que nosotros le predicamos para sacarlos de los mandamientos de Moisés. Ellos están pisoteando la sangre. Ellos le están haciendo afrenta al Espíritu de gracia pero lamentablemente no lo saben.

Veamos ahora lo que se lee en ese mismo capítulo de Hebreos 10 en el verso 37. Dice, “Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por la fe. Y si retrocediere…” ¿A qué? A la ley de Moisés porque es la única manera de retroceder. Los Hebreos, ellos retrocedían a la ley. Ellos no conocían muchas cosas actuales que algunos tipifican como pecados, por ejemplo: Allí no existían centros de diversiones como en la actualidad que conducen a cosas desagradables. Ellos no asistían a una discoteca. Allí no había discotecas. No existía el teatro, ni tenían unas sandalias puestas en la playa. Allí no había nada de eso. Entonces a qué era que ellos retrocedían? Retrocedían de la fe. Y volvían y caían en la ley de Moisés. Analicemos claramente lo que dice aquí: dice, el justo, no; él por la fe vivirá. Y si retrocediere de ese método pisotea la sangre del pacto. Por eso dice el verso 38, “Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.” Y luego Pablo, hablando de los que están firmes dice: “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe” Ésta es la ley de Dios: FE. “La ley del espíritu de vida en Cristo Jesús Romanos 8:2… para preservación del alma.

Finalmente estudiemos lo que dice Romanos 3. Para seguir aclarando este tema con el propósito de libertar a miles de personas que están atrapados bajo estos conceptos. Gente que ama a Dios, gente buena, pero que le han cauterizado la conciencia con Moisés. Porque la ley, tiene la habilidad de hacer eso. Se lee en Romanos 3:21, “Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas”; La misma ley y los profetas hablaban de una justicia que venía. Y entonces, esa justicia llegó pero aparte de la ley. No mezclándola con la ley. Dice el versículo 22, “la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo…” Leamos ahora versículo 31, “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley.” ¿Por qué por fe usted confirma la ley? Usted no guarda la ley, usted la confirma. Porque el problema es que hay gente que dice: “todavía hay que guardar la ley en este tiempo”. Según este versículo Nosotros no guardamos la ley, nosotros la confirmamos. La quitamos de en medio. Y entramos a la justicia que esa misma ley testificaba. Y se nos imputó gratuitamente en la cruz por medio de la fe. También leemos algunas evidencias en Hechos 21, y veamos porque Pablo tenía que hacer este énfasis. Hechos de los apóstoles En el capítulo 21 los ancianos en Jerusalén, los once apóstoles que quedaban le llamaron la atención a Pablo. Versículo 21, “Pero se les ha informado en cuanto a ti, o sea en cuanto a Pablo, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni observen las costumbres.” ¿Por qué Pablo enseñaba a apostatar de Moisés? No así los otros apóstoles. Simple y sencillamente porque los otros apóstoles ellos aún trataban de cumplir la ley de Moisés y Pablo no.

CONCLUSION:

Asumo que este estudio es de vital importancia. Para paz, para esa paz que Cristo prometió cuando Pablo decía: ” Cristo en vosotros, la esperanza de gloria ” Colosenses 1:27. Cuando Él le dijo a los judíos: “Miren, llevad mi yugo porque es ligero y fácil de llevar”. Cuando Él dijo: “Traed todas vuestras cargas y descansad”. Él prometió un reposo a las personas. Dice: “Conoceréis la verdad (el evangelio) y la verdad los hará libres”. Pero esa verdad que libertaba es la que Pablo escribió en sus epístolas. Jesucristo es la verdad total, el evangelio contenido en las epístolas de Pablo es la verdad explicada en doctrina. Esto es bastante importante y necesario que usted lo sepa, lo domine para que ayude a un compañero, para que pueda compartir la Palabra.

En una iglesia donde se guarda (o se pretende guardar) la ley de Moisés no obtienen sus miembros un buen fruto. La carta de Pablo a los Romanos lo explica. Dice Romanos 4:15 “la ley produce ira”. Por eso algunos hermanos cuando quieren hacerse apologistas lo hacen con ira. No se atreven a hablar con la calma como debe de ser. Y solamente difaman porque están llenos de ira. Y es porque la ley no puede producir otra cosa más que ira.

Es imperativo que el pueblo de Dios, estudie con detenimiento porque no debe guardar la ley de Moisés, hay muchas evidencias en la Biblia especialmente en las epístolas de Pablo de que esa ley quedo abolida en la cruz, y esa ley solo esclaviza a quien pretende cumplirla.

Bendecidos, amados y Reinando en Vida.”