CLOUD COMPUTING, LA NUBE ES INTERNET

27 Dic

La computación en nube, del inglés cloud computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. La nube es una metáfora de Internet. El futuro de los sistemas de computación experimentará un cambio radical en la forma en que las organizaciones de cualquier tamaño y las personas utilicen ese tipo de recursos.

Esa idea no es nueva, se viene discutiendo en el medio desde hace muchos años con muchos nombres que tal vez ahora queden claros para el lector: “utility computing”, computación en demanda, computación
elástica, “grid computing” (en clara analogía a la red eléctrica o “grid” en inglés). Como la red Internet usualmente se visualiza y conceptualiza como una gran nube donde todo está conectado, la versión más actualizada del nombre de estas tecnologías, en las cuales me conecto a Internet y desde allí me suministran todos los servicios de cómputo requeridos, se denomina “Computación en Nube”. Es similar a todos los esquemas antes descritos, pero está hoy potenciada con las tecnologías de virtualización.

A menudo se confunde la computación nube con la computación distribuída pero la nube en realidad no posee una estructura centralizada, sino que está diseminada, lo que la acerca más a ser considerada como el próximo paso natural de Internet.

En resumen, con el cloud computing puedes usar programas y servicios que no están instalados en tu computadora (y por lo tanto no tendrás que ocuparte de mantenerlos actualizados) sino en otra computadora y tu puedes acceder a ellos mediante una conección a Internet.  Hay servicios gratuitos y otros pagos. Tus datos se guardan encriptados y puedes acceder a ellos y seguir trabajando desde cualquier computadora (y en algunos casos hasta desde el teléfono móvil) en la que te encuentres, desde cualquier lugar del mundo, con el único requisito de estar conectada a Internet.

Google vs. Microsoft

En “la nube” existen actualmente dos grandes gigantes tratando de imponer su propia vision de esta:GoogleMicrosoft. Podríamos decir que la gran defensora ideologica de la nube sin software es Google, quien lo ha demostrado con el lanzamiento de su sistema operativo Google Chrome OS, el cual está diseñado para trabajar en la nube con portátiles o mini portátiles. También cuenta con el servicio Google Apps que incluye email, procesadores de textos y gestor de web pensado para entornos profesionales, a esto hay que sumarle Google Docs, Picasa, Gmail, etc.

Por otro lado, Microsoft que durante años ha utilizado un modelo completamente diferente en el que los sistemas y aplicaciones son instalados en el PC, ha anunciado que a partir de 2010 ofrecerá gratis en internet versiones reducidas del Office, Office Live Apps pensadas para portátiles. Incluirán Word, Excel y PowerPoint. Actualmente Microsoft está trabajando en su nueva plataforma que tendrá justamente sus aplicaciones basadas en Internet.

No cabe duda que existen grandes ventajas en este modelo como por ejemplo la facilidad y comodidad a la hora del uso porque los desarrolladores se preocupan por hacer que las aplicaciones sean divertidas y que nuestros equipos no necesitaran ser maquinas muy potentes (algo que sucedía por ejemplo con el Windows Vista) ya que no necesitaremos instalar nada en ellos pues todo estará en el servidor del proveedor, de ahí que esté pensado para ser utilizado con portátiles.

En esto de la computación en la nube hay varios que están apostando fuerte:

LA NUBE TIENE SUS RIESGOS

Pero no todo es hermoso, y los riesgos y reticencias al uso de “la nube:

  • La pérdida de la confidencialidad de los datos es evidente. La información ya no está únicamente en nuestro poder sino en servidores de otra organización así que al enviar nuestra información a los servidores de esa organización le estamos dando acceso a los datos.
  • Pérdida del control de la información. Ya no hablamos únicamente de confidencialidad, que para muchas aplicaciones es más que suficiente para no poder aceptar este nuevo concepto, hablamos de pérdida absoluta de control… no podemos controlar si el proveedor de los servicios en “la nube” utiliza nuestra información, la vende, la modifica, la borra… estamos hablando incluso de una posible pérdida de la integridad de la información. Siempre podemos comprobar la integridad con algún sistema de CRC o hash.
  • ¿Cómo se lleva “la nube” con el espionaje industrial? Y… ¿con el espionaje sin más? ¿Permitirán las organizaciones gubernamentales de los países operar a los grandes proveedores de servicios de cloud computing la operación sin acceder a la información? ¿Podrán utilizarse estos servicios en la red con información sensible y/o clasificada? ¿Podrá una empresa asiática o europea utilizar los servicios de una companía (americana, por poner un ejemplo) de servicios de este tipo sin ningún tipo de preocupación porque sus datos puedan ser accedidos para lograr acceso a información sensible?

Es evidente que los proveedores de cloud computing acceden a la información de sus usuarios, no hay más que ver los anuncios contextuales que nos presentan los diferentes proveedores de correo electrónico cuando estamos usando su webmail. No es posible presentar publicidad contextual sin acceder a la información.

http://www.andercismo.com/2009/12/cloud-computing-la-nube-es-internet.html

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: