Archivo | 6:51 PM

Cerebros Superdotados

15 Dic

Cerebros Superdotados
Publicado por Malena el 11 de Diciembre de 2009

Los científicos se cuestionan sobre las diferencias que pueden existir entre el funcionamiento del cerebro de una persona superdotada y el de otro individuo común; y los neurólogos tratan de investigar la relación entre la capacidad intelectual y los procesos cerebrales. Los estudios realizados hasta ahora no han podido desentrañar del todo este misterio; sólo circunstancias de lesiones o traumas severos del encéfalo han podido aportar alguna claridad en el oscuro camino de este conocimiento.

Los procesos del pensamiento son señales neuronales, por lo tanto las diferencias intelectuales individuales deberían relacionarse con estas señales.

Una mente brillante tiene una mayor capacidad de rendimiento y utiliza su inteligencia en forma más eficaz.

Werner Krause, está abocado a esta investigación en la Universidad de Jena, y ha llegado a la conclusión que las personas especialmente dotadas con facultades mentales extraordinarias muestran una habilidad natural para desempeñarse, capacidad de síntesis para captar lo esencial de un problema, flexibilidad de criterio, se adaptan a los obstáculos y pueden aprovechar al máximo su capacidad de memoria.

Observó entre otras cosas que llegaban a la solución de los problemas por el camino más corto y más rápido, rendían más en menos tiempo y empleaban menos esfuerzos.

Para Edward Millar de la Universidad de Nueva Orleáns, las neuronas de las mentes sobresalientes consiguen una mayor mielinización, ya que es la mielina la que aumenta la velocidad de las señales neuronales.

En la década de los noventa, Norbert Jansovec, de la Universidad eslovenia de Maribor, pudo comprobar mediante EEG que las personas con habilidades intelectuales extraordinarias mostraban señales de una mayor potencia neuronal y signos de menor esfuerzo cuando trataban de resolver un problema.

Según las investigaciones realizadas por Norman Gesohwind y Albert Galaburda, los superdotados usan principalmente la parte derecha de sus cerebros y su actividad mental es más alta que la del grupo normal cuando realizan una tarea.

La tomografía por resonancia magnética ha probado que las estructuras cerebrales pueden engrosar su tamaño por medio de la ejercitación intensiva.

Pamela Shaw del Instituto Nacional de Salud Mental de Bethesda, estudió el desarrollo cerebral de trescientos niños precoces durante el desarrollo y llegó a la conclusión que comienzan teniendo una corteza cerebral más fina que la media, pero luego ésta crece velozmente y al llegar a la pubertad adquiere mayor grosor que la del grupo control.

Lo que más interesa es el modo y cuándo utiliza el cerebro sus neuronas. La dificultad de las tareas es una condición para su funcionamiento, ya que a mayor complejidad las estructuras de los lóbulos frontal y temporal de los dos hemisferios se combinan para trabajar juntas, y los superdotados parecen establecer esa red en forma más intensa.

Otros estudios obtuvieron resultados semejantes mostrando también que al estimular el cerebro de las mentes privilegiadas se mostraban más activos que el de las personas comunes.

Resumiendo, la mayor parte de los estudios realizados coinciden en que el nivel más alto de rendimiento cognitivo requiere de un volumen mayor de ciertas zonas cerebrales, especialmente de las derechas, que pueden lograr mayor actividad.

Por lo tanto, una alta eficiencia exige una mayor masa y una actividad del cerebro aumentada.

Es evidente que los superdotados poseen facilidad para hacer ciertas cosas y no otras y que luego de un entrenamiento intensivo aumentan su rendimiento con respecto a los demás, aunque también hay que tener en cuenta en este proceso las motivaciones personales, las influencias sociales y los factores genéticos.

Fuente: “Revista Investigación y Ciencia” Mente y Cerebro, Ed. Prensa Científica S.A., Barcelona, 2009

Anuncios

No canses a Dios

15 Dic

Asunto: Canso

11 de diciembre

“Hijo de hombre, habla a los ancianos de Israel y diles: “Así ha dicho Jehová, el Señor: ¿A consultarme venís vosotros? Vivo yo, que no os responderé, dice Jehová, el Señor.” Ezequiel 20:3
Cansó

Los principales ancianos habían ido a consultar a Dios, querían conocer su opinión sobre un tema. Y como hicieron sus antepasados con otros tantos profetas, fueron a visitar a Ezequiel. Fueron al lugar indicado para encontrar el consejo. Habían hecho lo correcto. Así que se sentaron a esperar que Dios hablara por la boca del profeta.

Por eso sorprendió tanto la respuesta: Diles que no voy a responder. No importa cual sea el motivo de su consulta, no les voy a hablar. Es una frase que no concuerda con el concepto de Dios que habitualmente escuchamos o leemos.

¿Por qué es que Dios respondió de esta forma tan dura y terminante? Estaba cansado de este pueblo. Durante años, desde la liberación de la esclavitud en Egipto, les había dejado instrucciones claras de conducta. No eran reglas muy difíciles de cumplir. Sin embargo, este pueblo tonto, generación tras generación se empecinó en romper esas reglas, en llevarle la contra a Dios, en serle infiel. Los hijos actuaban peor que sus padres y los nietos peor que los hijos.

La degeneración moral, social, política y religiosa se incrementaba de manera escalofriante. Lamentablemente no había cambiado y los ancianos que venían a consultar ahora al profeta llegaban con esta mochila de actos infelices. Por eso Dios se cansó y decidió no responder.

Hoy, en este periodo maravilloso de la Gracia, Dios prioriza el perdón y el amor a través de la sangre de Cristo en la cruz. Pero sigue doliéndose por la indiferencia, el pecado, el desprecio y la infidelidad de su pueblo. Por la obra de Cristo en la Cruz, ya nunca más Dios nos va a decir: Ya no te voy a responder. Pero la bendición de su mano, será guardada por tu falta de fidelidad.

Dios es un Dios celoso y grande, y no desea compartir su posición de exclusividad con nadie. Simplemente porque no hay nada ni nadie que pueda compararse con Él. A pesar de saber esto, a diario cambiamos las prioridades de nuestra obediencia y relegamos a Dios a segundos planos porque elegimos otras cosas. Es el mismo error que cometió el pueblo de Israel hace tantos años. Dios desea y espera de vos, fidelidad y devoción.

REFLEXIÓN – No canses a Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Para estacionar su camión, cavó un túnel por 14 años

15 Dic

Para estacionar su camión, cavó un túnel por 14 años

mdzol.com
14/12/09

Durante 14 años, un aldeano indio usó un martillo y un cincel para formar un túnel a través de una montaña rocosa y así poder estacionar su camión frente a su casa.

“No podía estacionar mi camión cerca de mi casa porque la montaña bloqueaba el camino”, dijo a Reuters Ramchandra Das, de 53 años, quien vive en el distrito de Gaya en el estado oriental de Bihar.

Das señaló que el temor de que le robaran el camión lo motivó a trabajar en el túnel completamente solo cuando las autoridades se negaron a prestar ayuda.
Tenía que dejar mi camión a kilómetros de distancia, así que decidí hacer algo al respecto”, dijo Das en una entrevista telefónica.

Los residentes locales, que antes caminaban kilómetros para rodear la montaña, ahora usan el túnel de 4,2 metros de ancho para llegar a sus campos y elogiaron a Das por su trabajo.

“Pocas veces nos encontramos con un hombre capaz de trabajar tan duro para alcanzar su objetivo”, dijo Prabhat Kumar Jha, un funcionario del Gobierno local.

fuente: http://senalesdelostiempos.blogspot.com/2009/12/para-estacionar-su-camion-cavo-un-tunel.html

La patología del mal: El discurso de Netanyahu en la ONU

15 Dic

La patología del mal: El discurso de Netanyahu en la ONU

Gilad Atzmon
Rebelión
Traducido para Rebelión por Marwan Pérez
05/10/09

El discurso del primer ministro Netanyahu en la ONU es un gran indicador de la mentalidad de los israelíes, su psique y su lógica. En su discurso, Netanyahu, un prolífico y carismático orador, da aire a sus inclinaciones genocidas, trae a la luz la supremacía de Israel e incluso nos permite detectar algunos puntos inestables y vulnerables del corazón de la narrativa nacional judía. La lectura del discurso de Netanyahu deja muy claro que tanto la Shoa sionista como las narraciones de la “tierra prometida” están al borde del colapso. Parece como si el “desacreditado” presidente iraní Ahmadinejad haya logrado tener éxito después de todo.

No te metas con nuestra Shoa

Comentario SDLT: Véase también Ponerología Política.

Los israelíes aman su Shoa, y la venta del producto propagandístico (Hasbara) sin duda es lo mejor para la Shoa. Que de alguna manera les permite matar en masa indiscriminadamente, mientras insisten que son ellos las víctimas.

“Fui a una casa en un suburbio de Berlín llamado Wannsee”, dijo Netanyahu. “Allí, el 20 de enero de 1942, después de una comida abundante, altos funcionarios nazis se reunieron y decidieron la forma de exterminar al pueblo judío”.

Primer ministro Netanyahu, si está realmente interesado en los “planes de exterminio” no tiene que viajar a Wannsee, Berlín. Todo lo que tiene que hacer es visitar su sede de las FDI (fuerzas de defensa israelíes) en Tel Aviv. Sus comandantes en jefe le guiarán a través de las”soluciones” de las FDI para los palestinos. Al fin y al cabo, es su ejército quien rodea a los palestinos con alambre de púas, son ustedes los que mantienen a la población civil bajo asedio, con un suministro inadecuado de alimentos y medicinas. Es su ejército quién utilizó armas de destrucción masiva en los barrios más densamente poblados del planeta. Aunque el verdadero significado de la “Solución Final nazi” (Die Endlösung) sigue siendo discutido por los historiadores, que no se ponen de acuerdo en ello realmente, la verdadera realidad de la solución criminal israelí ha sido vista por todos nosotros.

Sin embargo, es casi divertido ver al primer ministro Netanyahu apresurarse a defender la narrativa del Holocausto sionista. En cuanto a presentar el protocolo de la conferencia de Wannsee en la Asamblea de las Naciones Unidas, da una clara impresión de que el primer ministro israelí cree que la Shoa necesita de una urgente inyección de credibilidad. Por primera vez, la Shoa está en la defensa.

“Aquí hay una copia de los planes de Auschwitz-Birkenau, donde fueron asesinados un millón de judíos. ¿Es esto también una mentira?”, pregunta el primer ministro de Israel.

Primer ministro Netanyahu, me permito sugerirle que no hay un solo humanista que se preocupe por el número exacto: si fueron uno o cuatro millones de judíos quienes murieron en Auschwitz, nadie pone en duda que el campamento era un lugar horrible. Sin embargo, dos preguntas deben ser contestadas de una vez por todas: ¿cómo es que los judíos, que tanto sufrieron durante la guerra, lograron participar en un crimen racista colosal contra los palestinos (la Nakba de 1948) tan sólo tres años después de la liberación de Auschwitz? ¿Cómo es que los dirigentes israelíes, tan sensibles al sufrimiento judío, se las arreglan para negar el dolor que infligen a millones de palestinos?

Más allá de la supremacía

El sionismo como movimiento nacional fracasa al no respetar a otros movimientos nacionales y populares. Parece que Netanyahu no respeta el pueblo iraní ni a su régimen. “Donde quiera que pueden imponen una sociedad atrasada no reglamentada, donde las mujeres, las minorías, los homosexuales o cualquier persona no considerada un verdadero creyente es brutalmente subyugada”.

Primer ministro Netanyahu debe saber que la ley judaica no es muy diferente del Islam en estas cuestiones. También hay que recordar que es en su país donde los homosexuales fueron asesinados en la calle hace un mes. Es casi divertido que Netanyahu elija equiparar a Irán con la barbarie y la edad media por su trato a las minorías. En lo que se refiere a las minorías, el estado judío es en realidad el lugar más oscuro en este planeta. En la mitad de la tierra prometida de Netanyahu la población no puede participar en el juego democrático sólo por no ser judío.

Israel, según Netanyahu, es la encarnación de la modernidad occidental

“Nosotros (los occidentales) descifraremos el código genético. Curaremos lo incurable. Alargaremos nuestras vidas. Encontraremos una alternativa barata a los combustibles fósiles y limpiaremos el planeta. Estoy orgulloso de que mi país, Israel, esté en la vanguardia de estos avances“.

Debo admitir que no estoy en absoluto impresionado por los logros científicos o tecnológicos de Israel. Tampoco he visto ninguna prueba de los intentos de Israel para salvar a la humanidad o incluso al planeta. De hecho todo lo que veo es justamente lo contrario. Sin embargo, si Netanyahu acoge con satisfacción el progreso científico, debe ser el primero en apoyar el proyecto nuclear iraní. Como todos sabemos, este no parece ser el caso. Él, por alguna razón, piensa, al menos a nivel regional, la energía nuclear y las armas deben seguir siendo únicamente propiedad judía.

Netanyahu sostiene que “si el fanatismo más primitivo pueden adquirir las armas más mortíferas, la marcha de la historia podría revertirse por un tiempo.”

Netanyahu puede estar en lo correcto, pero hay que señalarle que lo anterior se aplica a Israel más que ningún otro país, estado o sociedad. Hasta el momento ha sido el estado judío quien ha derramado armas de destrucción masiva contra la población civil encarcelada. Es el estado judío el que nos está arrastrando a todos con su fanatismo primitivo bíblico de “ojo por ojo”. Como si esto no fuera suficiente, son también EEUU y Gran Bretaña quienes ponen en marcha guerras ilegales orquestadas por sionistas, y permitidas por neoconservadores y recaudadores de fondos. Esta guerra ha costado más de un millón de vidas hasta ahora.

Sin embargo, por una vez estoy de acuerdo con Netanyahu:

“La mayor amenaza que enfrenta el mundo hoy”, dice, “es la unión entre el fanatismo religioso y las armas de destrucción masiva”.

De hecho, nadie podría describir mejor el peligro que representa el estado judío y el sionismo. Israel es de hecho un matrimonio mortal entre el barbarismo genocida del Antiguo Testamento, el fanatismo sionista y un enorme arsenal de armas de destrucción masiva, químicas, biológicas y nucleares, que ya han sido parcialmente puestas en acción.

Sabbath goyim

Al igual que otras operaciones sionistas en todo el mundo, Netanyahu está convencido de que los goyim deben luchar en las guerras judías.

“Sobre todo, ¿será la comunidad internacional la que impida que el régimen terrorista de Irán desarrolle armas atómicas, poniendo en peligro la paz del mundo entero?”

En realidad quisiera hacer hincapié en que Netanyahu está totalmente equivocado aquí. Si las Naciones Unidas están interesadas en llevar la paz a esta región y al mundo, es esencial ayudar a Irán a desarrollar su proyecto nuclear e incluso una capacidad nuclear militar. Esto parece ser lo único que puede frenar el entusiasmo expansionista del letal “imperio de habla inglesa” como lo muestran sus recientes intervenciones en Irak, Pakistán y Afganistán. Sin duda detendría a los sionistas de mejorar sus síntomas a expensas de sus vecinos.

Después de la exitosa transformación de los ejércitos estadounidenses y británicos en una fuerza subordinada a Israel, Netanyahu parece esperar que la ONU siga y consiga cumplir el mismo rol. “Hamas”, dice, “ha disparado desde Gaza, miles de misiles, morteros y cohetes contra ciudades israelíes cercanas. Año tras año, ya que estos misiles fueron lanzados deliberadamente a nuestros civiles, ni una sola resolución de la ONU se aprobó para condenar los ataques criminales.”

Supongo que alguien debería recordar a al primer ministro de Israel que el conflicto entre Hamas e Israel no es exactamente una disputa internacional, que Palestina no es un Estado soberano y Gaza no es más que un campo de concentración gestionado por Israel. En otras palabras, el sentido práctico de la cuestión es simple. La ONU sólo debería ocuparse de los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos por Israel, sus líderes y su ejército. No está la ONU para emitir juicios sobre los oprimidos.

Fantasías de crímenes masivos

En poco tiempo Netanyahu menciona a sus mentores ideológicos y el centro de su inspiración letal

“Cuando los nazis dispararon a ciudades británicas en la Segunda Guerra Mundial…” En realidad los aliados estabilizaron las ciudades alemanas causando cientos de miles de víctimas … Por estas retorcidas normas el Consejo de Derechos Humanos habría arrastrado a Roosevelt y a Churchill como criminales de guerra. Lo que es una perversión de la verdad. Lo que es una perversión de la justicia. Delegados de las Naciones Unidas, ¿aceptaríais esta farsa? “

Netanyahu está casi en lo correcto. En su relato de la 2 ª GM seguramente admite que Israel sigue y las tácticas de asesinatos en masa de Churchill y Roosevelt. Pero seguramente no se da cuenta de que si fuera bajo los parámetros de ética y justicia (en lugar de la sucia política habitual) Roosevelt y Churchill habrían sido acusados de crímenes de guerra en la más severa escala. Sorprendentemente, Netanyahu fracasa ante la más obvia trampa legal equiparando la actividad israelí con los actos de bombardeo de alfombra en gran escala. Para aquellos que no lo ven tan claro, esto es una señal de peligro, una luz roja parpadeante. En la percepción de la realidad de Netanyahu bombardear países y pueblos es un acto justificable. Roosevelt y Churchill parecen ser su derecho moral. De hecho, estas declaraciones son suficientes para dejar claro a todo ser humano razonable que Israel es una entidad genocida capaz de llevar nuestra civilización a un final devastador.

Este es una llamada de atención: no es sólo para los palestinos o los iraníes. Se trata en realidad de todos nosotros.

Bibi * el hacedor de Paz

Por ahora, el premier israelí está dispuesto a declarar su mantra de la paz judeo céntrica. “Señoras y señores, todos israelíes quieren la paz”. Sin embargo, en lo que respecta a las estadísticas, hemos sabido recientemente que el 94% de los judíos de Israel aprobaron también el bombardeo de alfombra de sus vecinos de al lado. Es imposible no ver una clara discrepancia entre las palabras de los “amantes de la paz” y la realidad asesina.

“Pedimos a los palestinos a hacer finalmente lo que se han negado a hacer durante 62 años: Decir sí a un estado judío”.

Una vez más, yo estoy de acuerdo con Netanyahu. Los palestinos pueden decir SI a un Estado judío, pero no en Palestina o en el Oriente Próximo. Si Obama, Brown, Merkel o cualquier otro de los ilusos líderes mundiales, que siguen insistiendo en la aprobación de la validez o la necesidad de una orientación racial de una “patria nacional judía”, son más que bienvenidos para asignar tierras a tal proyecto dentro de su propio territorio. Los palestinos deben decir NO a un estado judío en la Tierra Santa o en la región. Los palestinos nunca aceptarán la existencia de un estado judío en sus tierras. De hecho, la ONU debe seguir esta línea y hacer todo lo posible para desmantelar el régimen de apartheid mal.

Jázaros Unidos

En cierta medida, el discurso de Netanyahu de las Naciones Unidas expresa algunas preocupaciones profundas que los judíos tienden a mantener para sí mismos. Al final del día, los israelíes y los israelíes asquenazíes, en particular, saben muy bien que Palestina no es precisamente la tierra de sus antepasados. Si los judíos asquenazíes de Israel, incluidos Netanyahu, quieren encontrar sus raíces, Jazaria es el lugar para comenzar. Sin embargo, Netanyahu intenta desactivar estos hechos históricos. “El pueblo judío no es un conquistador extranjero en la Tierra de Israel. Esta es la tierra de nuestros antepasados… No somos extraños en esta tierra. Es nuestra patria “, dijo Netanyahu, con total convicción.

Primer ministro Netanyahu, lo diré simple y claro. Usted no sólo es ajeno a la tierra, también es ajeno a cualquier posible comprensión de la noción de humanidad. De hecho, el muro de separación que se quedará después de la inevitable desaparición de su “democracia solo para judíos” servirá a las futuras generaciones como un impresionante e histórico monumento de la identidad nacional judía alejada de la ética, el universalismo y la fraternidad humana. El crimen contra la humanidad cometido por el estado judío en nombre del pueblo judío no es algo que vaya a ser eliminado de los libros de texto de historia en poco tiempo. Muy al contrario, se convertirá en otro capítulo de esta saga mitológica sin fin de la supremacía compulsiva y patológica del amor a sí mismo.

“Debemos tener seguridad”, dice el ministro israelí Benjamin Netanyahu, para terminar su discurso. Y yo estoy aquí para decepcionarle. Israel nunca estará seguro. Nació en un pecado, y su existencia sobrepasa cualquier noción de ética o de la existencia humana. El Estado judío ha pasado la “zona de no retorno». Está condenado a desaparecer. Sólo podemos esperar que una vez esto ocurra, el proceso de asimilación de los judíos y la integración en la humanidad volverá a reanudarse. Al final de todo, el nacionalismo judío, de izquierda, derecha y centro, estaba allí para mantener a los judíos separados. La historia del siglo XX nos enseña que esta tendencia a segregarse a sí mismos es mala para la humanidad y es también para los judíos.

*El apodo Netanyahu es Bibi

Gilad Atzmon es músico de jazz, compositor, productor y escritor.

fuente:http://senalesdelostiempos.blogspot.com/2009/10/la-patologia-del-mal.html

VIENDO DETRÁS DE LA MONTAÑA

15 Dic

VIENDO DETRÁS DE LA MONTAÑA


Querido amigo, si yo tuviera que definir la vida de un cristiano tal vez diría: “El que ve detrás de la montaña”.

Cada paso que damos, cada aventura en la que nos embarcamos, son solo visiones detrás del muro. Oímos a lo lejos el rumor de los susurros de Dios, y algo dentro nuestro comienza a decirnos lo que Él quiere hacer; entonces nuestros ojos se clavan en la montaña de los imposibles, y en los gigantes de los conflictos que nos amenazan diciendo que no, y en un instante de fe comenzamos a ver con nuestros ojos espirituales lo que el Espíritu nos susurra al corazón y… creemos y sin saber como, el muro se abre, se quiebra y se desploma. La montaña entera se sacude como un ebrio y se desmorona delante de nosotros para mostrarnos que la realidad de Dios era verdad, y de pronto comenzamos a caminar sobre las aguas y el milagro nos alcanza.

Sin ninguna duda un cristiano es eso, un hombre, o una mujer capaz de ver a través de la montaña. Tal vez en este instante estés viendo la montaña delante de ti y una gran cantidad de gigantes estén en ella y te estén diciendo que es imposible que tu puedas pasar por ella, pues no te lo permitirán. Esa montaña puede ser cualquier situación o conflicto que en este momento estés viviendo, puede que el temor te haya inundado y que las dudas no te dejen mover creyendo que todo se acabó. Los problemas a tu alrededor, aun con tus seres queridos, pueden haberte desanimado y ya no creas que en tu vida hay un llamado de conquista.

Te aconsejo que te detengas y comiences a recorrer tu montaña. Mira bien a los gigantes, evalúa muy bien su fuerza, no dejes nada sin recorrer, mírala detenidamente y piensa: “detrás de ella están mis sueños”. Ve a los Goliat allí parados y medita… ellos son tu alimento, el vehículo que Dios te dio para fortalecer tus manos, no podrán estar en pie delante de ti pues tu no eres una persona común, tu eres un hombre y una mujer de propósito, eres una persona con un llamado y una promesa, eres un rey, un sacerdote, eres parte de una nación santa, y todo está sujeto bajo tu autoridad, el mundo entero te pertenece y nada ni nadie puede impedirte que lo conquistes y lo gobiernes, pues Él ya lo puso bajo tu designio.

Él te levantó como parte de un pueblo escogido, y lo único que tienes que hacer para que los muros de tu Jericó caigan es “anunciar las virtudes de aquél que te amó y te sacó de las tinieblas a su luz admirable”. Esas tinieblas oscurecían tu mirada y no te dejaban ver que nada hay imposible para Dios y que todo es posible si puedes creer en El. (1P 2:9; Lc 1:37)

No importa cuán grande parezcan los obstáculos, LEVÁNTATE, Y COMIENZA A VER A TRAVÉS DE ELLOS. Empieza a oír la lluvia en el desierto pues El esta allí y nada cambiará eso, oye el susurro de sus palabras diciéndote: “ninguna arma forjada contra ti prosperará”, “esfuérzate y sé valiente, no temas ni desmayes pues yo estoy contigo y todo lo que pisare la planta de tu pie será tuyo y nadie te podrá hacer frente.” (Is 54:17; Jos 1:6; 1:3; 1:5)

Querido amigo: no mires la montaña, ella nunca estuvo allí, mira la realidad de Su espíritu, al fin…

¡TODO ES POSIBLE SI PUEDES CREER!

Diana®

Seis Maneras en Que Satanás Se Está Robando la Navidad

15 Dic

Seis Maneras en Que Satanás Se Está Robando la Navidad

Por John F. Macarthur
Mateo 2  y Lucas 2

La mayoría de las personas en el mundo se perderá la próxima Navidad. ¿Cómo puede ser eso? ¿Cómo alguien puede perderse de Navidad, dada la cantidad de publicidad, propaganda y promoción que la festividad recibe cada año? Porque aunque muchos celebran la Navidad cada año, la mayoría no sabe de qué se trata. A pesar de la promoción de todos los medios de comunicación de la Navidad, la mayoría de la gente se perderá porque se ha vuelto tan obscura.

Para aquellos de nosotros que conocemos y amamos al Señor Jesucristo, la Navidad es un tiempo para centrarse en Su nacimiento. Pero incluso podemos quedar atrapados en el torbellino de la actividad alrededor de la Navidad y se la puede perder en un sentido práctico. Satanás ha confundido tanto el concepto cristiano de la Navidad con tal parafernalia innecesaria que su verdadero significado se pierde fácilmente.

Una Breve Historia de la Navidad

La mayoría de los estudiosos dudan de que el 25 de Diciembre sea la fecha real del nacimiento de Cristo. No hay apoyo bíblico para ello, y hay más en contra. Esa fecha fue decidida por la iglesia en Roma en el siglo IV. Tenían una razón específica para hacerlo.

Muchos de los primeros habitantes de la tierra fueron los adoradores del sol, ya que dependían del curso anual del sol en el cielo. La mayoría de las personas realizaban fiestas en el tiempo del solsticio de invierno (mediados de Diciembre) – un momento en que los días eran más cortos. Ellos construyeron hogueras para darle fuerza al dios del sol y traerlo de vuelta a la vida. Cuando se hizo evidente que los días eran cada vez más largos, había gran regocijo.

Los padres de la iglesia de Roma decidieron celebrar el nacimiento de Cristo en el solsticio de invierno. Era su intento de cristianizar las fiestas paganas populares. Pero no lograron que el pueblo lo hiciera. En lugar de continuar las festividades paganas, se nos dejó con una unión extraña de elementos cristianos y paganos que caracteriza a nuestra celebración de la Navidad moderna.

Los siguientes ejemplos le darán una idea de la cantidad de costumbres paganas que conforman lo que conocemos como Navidad.

Para los romanos el mes de diciembre marcó el Festival de la Saturnalia (diciembre 17-24). Una de sus costumbres más comunes durante el festival era dar regalos unos a otros. Hasta donde sabemos de allí es donde vino la idea de intercambiar regalos. La corona de flores de hojas siempre verde también se deriva de la fiesta Saturnalia, en el que las casas estaban decoradas con ramas de hoja verdes. Los druidas de Inglaterra recogían muérdagos sagrados para sus ceremonias y decorar sus casas con ella. Se cree que el primer árbol de Navidad fue instituido por Bonifacio, un misionero Inglés de Alemania en el siglo VIII. Se supone que sustituyó a los sacrificios al roble del dios sagrado Odín, con un abeto adornado en homenaje a Cristo. Algunos afirman que Martín Lutero introdujo el árbol de Navidad iluminándolo con velas.

“Santa Claus” es una abreviación de San Nicolás, un obispo de Asia Menor en el siglo IV, conocido por su extraordinaria generosidad. Más tarde fue asociado con hacer regalos al final del año. San Nicolás fue adoptado por los Países Bajos como el santo patrono de los niños. En vísperas de San Nicolás, los niños que dejaban sus zapatos llenos de heno para el caballo blanco de santa.

No es de extrañar que mucha gente se pierda la Navidad. La simplicidad del nacimiento de Cristo se ahoga en un mar de tradiciones y muchas de origen pagano. Incluso peor que eso, cuando Cristo nació en Belén, la mayoría de la gente de ese día se lo perdió. En los relatos siguientes de los evangelios, vamos a ver seis maneras en que la gente se pierde la Navidad, y aprender a como evitar nosotros el mismo error.

Ignorancia por Exceso de Ocupaciones

Lucas 2:7 dice: “[María] Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.” La primera persona que se perdió la Navidad fue el posadero. Fue incapaz de dejar entrar a María y a José, porque no había sitio para ellos. Al parecer, era indiferente a su situación – no hay ninguna indicación de la Escritura que él haya pedido alguna ayuda.

Note que el versículo 7 dice: “dio a luz a su primogénito.” La propia María dio a luz a Jesús. Ella misma, lo envolvió en pañales. José estaba ahí para ayudar, pero si era como la mayoría de los padres jóvenes, habría sido de poca ayuda. La gente de oriente son hospitalarios, amables, y compasivos. No son bárbaros. Ellos no son el tipo de gente que dejaría a una mujer sola tener a su bebé. Pero en este caso, lo hicieron. ¿Dónde estaban las parteras? Uno pensaría que el posadero habría conocido a alguien que podría haber ayudado.

Lucas nos dice que lo acostó en un pesebre, que es un comedero de animales. Los paños en que envolvió a Jesús eran largas tiras de tela. Cada vez que un bebé nace, de inmediato el bebé es limpiado. Entonces, las extremidades del bebé y el cuerpo se envuelven en estos trapos pañales y luego se envuelve en una manta exterior. Ese era un deber que normalmente llevaba a cabo una partera. Pero María tenía que hacerlo todo ella misma. El Comentarista G. Campbell Morgan escribió: “Piense en el patetismo del mismo. ‘Dio a luz; lo envolvió en pañales.’ Es muy hermoso, pero ¡oh, lástima de ella, la tragedia de ella, la soledad de ella, que en aquella hora, todas las horas, cuando la feminidad debía estar rodeado por el cuidado tierno, estaba sola. El método del escritor es muy distinto. Ella, con sus propias manos, envolvió el bebé envolviendo con los pañales y lo acostó en un pesebre. No había nadie que lo hiciera por ella. Vuelvo a decir, lástima y sin embargo la gloria de la misma en el corazón de María” (El Evangelio Según San Lucas [Old Tappan, NJ: Revell, 1931], p. 36).

No sabemos nada sobre el posadero, porque la Biblia no dice nada acerca de él. Algunos comentaristas especulan que Jesús nació en un establo, algunos piensan que nació en una cueva, y otros creen que nació en un patio abierto en la posada. Una cosa sí sabemos: cual sea la hospitalidad que María y José esperaban encontrar, no la encontraron – fueron rechazados.

¿Por qué el posadero se perdió la Navidad? Creo que la respuesta más simple es sobre-ocupación. Estaban ocupados. La posada estaba llena porque se hizo un censo que se celebraría en Belén. La ciudad estaba repleta de personas cuyos ancestros provenían de allí. Puesto que Belén era la ciudad de David, todos los que estaban en la línea de David estaban allí, incluyendo a José y María. El posadero no era necesariamente hostil y antipático, el sólo estaba ocupado.

Muchas personas son como el posadero. Las habitaciones de sus almas están llenas de cosas innecesarias – con cosas que no importan. Como resultado, pierden el Cristo de Dios. Nuestra sociedad está llena de lo innecesario, lo insignificante, y lo vano. Gastamos una fortuna en acumular cosas para que podamos dejarlas a nuestros hijos para que peleen por ellas cuando morimos. Y nuestro tiempo es devorado por las exigencias de nuestras cosas sobre nosotros.

La gente se pierde de Cristo en el tiempo de la Navidad, porque Él es desplazado por un mundo que dicta lo que se debe pensar, hacer y comprar. Al igual que el posadero, la gente de hoy está demasiado ocupada. El posadero no sabía nada sobre el bebé que María daría a luz, y tampoco tenía por que. Ellos no sabían quién es Cristo y no sabían por qué vino. En cambio, estaban ignorantemente absortos con lo mundano y lo vano.¡Qué triste es que muchas personas vivan sus vidas en pos de lo mismo, sólo para despertar un día en la eternidad sin Dios!

Temor Celoso

En Mateo 2 nos encontramos a otro hombre que se perdió la Navidad:

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle… Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.”(vv. 1-3, 7-8).

Herodes era el rey de la tierra. Fingió su deseo de adorar a Jesucristo, pero él tenía miedo porque había nacido Uno que era llamado el Rey de los Judíos. La palabra griega traducida como “turbó” en el versículo tres significa “estar agitado” o “conmovido”. Lleva la idea de pánico total. Herodes en pánico ¿Por qué? Tenía miedo de Jesús – miedo de otro rey. Veamos por qué.

Julio César nombró al padre de Herodes, Antípatro, para ser procurador o gobernador de Judea bajo la ocupación romana. Antípatro se las arregló para que su hijo de Herodes fuese nombrado prefecto de Galilea.

En ese oficio Herodes fue un éxito en la represión de las bandas de guerrilleros judíos que continuaron la lucha en contra de sus gobernantes extranjeros. Después de huir a Egipto, cuando los partos invadieron Palestina, Herodes entonces fue a Roma y en el 40 aC, fue declarado por Octavio y Antonio (con el consentimiento del senado romano) para ser rey de los Judíos. Invadió Palestina el siguiente año y, tras varios años de combates, expulsó a los partos y estableció su reino.

Porque él no era judío, sino Idumeo (un edomita), Herodes se casó con Mariamne, heredera de la casa de hasmonea judía, para hacerse más aceptable a los Judíos que ahora gobernaba. Él era un guerrero hábil y capaz, orador y diplomático.

Pero también era cruel y despiadado. Era increíblemente celoso, sospechoso, y temía por su posición y poder. Ante el temor de una amenaza potencial, tenía al sumo sacerdote Aristóbulo, el hermano de su esposa, que se ahogó – después de lo cual proporcionó un funeral magnífico, donde fingió llorar.

A continuación, Mariamne se suicidó, y luego su madre y dos de sus propios hijos. Cinco días antes de su muerte (alrededor de un año después del nacimiento de Jesús) tuvo un tercer hijo ejecutado. Una de las mayores pruebas de su sed de sangre y crueldad insana fue tener a los ciudadanos más distinguidos de Jerusalén detenidos y encarcelados, poco antes de su muerte.

Debido a que no conocía a nadie que llorara su propia muerte, dio órdenes para que aquellos presos fuesen ejecutados al momento de su muerte. Así garantizaba que habría duelo en Jerusalén.

Ese acto de barbarie se superó en crueldad sólo por su masacre de “todos los hijos varones que había en Belén y en todos sus alrededores, de dos años y menores” (Mateo 2:16). Mediante esta acción esperaba matar a cualquier amenaza a su trono del Único que los Magos decían que había nacido Rey de los Judíos.

¿Por qué Herodes se perdió la Navidad?. Un miedo celoso. No piense que ya no hay más Herodes en este mundo, sólo tiene que leer el periódico. El hombre está depravado.

Hay Herodes en cada sociedad. Pero hay una gran lección para toda la humanidad. Mucha gente se pierde la Navidad, por la misma clase de miedo Herodes. Herodes tenía miedo de que alguien tomaría su trono.

Hoy en día la gente tiene miedo de renunciar a sus propios planes, prioridades, valores y moral. No quieren venir a Cristo, porque Él pondrá obstáculos – pondrá demandas en sus vidas. Eso significa que tendrá que modificar la forma en que viven. Los medios de comunicación dicen a la gente a hagan lo suyo, dominen su propio destino, y trazar su propio destino. El mundo está lleno de reyes que no se arrodillan ante Jesucristo, y así se pierde la Navidad como Herodes.

¿Y usted? ¿Ha dicho que no a Jesucristo, porque tiene miedo de la demande que le impondrá?¿Quieres ser el amo y señor de su vida y el rey de su pequeño reino? Eso es trágico – Su reino es mucho más glorioso!

Indiferencia Orgullosa

Una vez que Herodes supo por los sabios que el niño que iba a nacer, sería el Rey de los Judíos, reunió

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel.” (Mateo 2:4-6). Herodes llamó a los expertos.

Los sumos sacerdotes consistían en el sumo sacerdote, el capitán de la policía del Templo, y el mejor de los otros sacerdotes – los que habían grandes habilidades administrativas, docentes, y de liderazgo. La mayor parte de los sumos sacerdotes eran los saduceos. Los escribas eran principalmente fariseos.

Ellos fueron los lingüistas y los intérpretes que entendían la cultura y la historia de los datos bíblicos. Los dos grupos sabían que el Mesías iba a nacer porque sabían que Miqueas había profetizado que Belén iba a ser su lugar de nacimiento (5:2).

Una cosa que el pueblo judío había estado buscando, y aún hoy en día, era el Mesías. Habían estado esperando un libertador a lo largo de su historia, especialmente cuando estaban bajo la opresión romana. Sin embargo, estos sacerdotes y escribas no estaban dispuestos a recorrer pocos kilómetros para averiguar si este bebé podría ser el Mesías.

¿Por qué se perdieron la Navidad? La indiferencia. No les importaba. Tenían todos los hechos, pero no necesitan un Mesías.¿Por qué? Debido a que eran fariseos – se veían a sí mismos como guardianes perfectos de la ley. En sus mentes eran todo lo que Dios podría pedir de ellos. Se podría decir que estaban llenos de indiferencia orgullosa porque la indiferencia es siempre el resultado del orgullo. No había lugar para el Hijo de Dios en su sistema. Cuando el niño ya crecido salió a escena, lo odiaron y lo despreciaron. Así que planearon su asesinato y pedían a gritos su sangre.

Jesús señaló su indiferencia en un fuerte reproche en Mateo 9.

Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos”. (v. 10).

Jesús se sentó a comer con personas que necesitaban su ayuda: los marginados, los recaudadores de impuestos, traidores, y los pecadores.

Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores? Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.” (vv. 11-13).

Cuando los fariseos celebraron una fiesta, invitaban a gente arrogante. Cuando Jesús celebró una fiesta, dio la bienvenida a aquellos que sabían que eran pecadores y estaban desesperadamente conscientes de su necesidad de un Salvador.

Hoy mucha gente pierde la Navidad porque no se dan cuenta que son pecadores. Así que ignorar a Cristo. Ellos no muestran ningún interés en el Salvador, porque no entienden su necesidad de ser salvados. Ellos no entienden que la paga del pecado es muerte (Romanos 6:23) – que el pecado hace caer a la gente a un infierno eterno. En consecuencia, ignoraron el remedio, porque ni siquiera sabían que tenían una enfermedad.

Ritual Religioso

Lucas 2 indica otro grupo de personas que perdieron la Navidad:

Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor” (vs. 8 -9).

El ángel proclamó el nacimiento de Cristo, y los pastores fueron a Belén para verlo. El versículo 20 dice: “Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho” De todas las personas en Jerusalén, Dios seleccionó a los pastores para recibir la gran noticia sobre el nacimiento de Cristo.

Los pastores eran un grupo despreciado de personas. Ellos no podrían mantener todos los lavados ceremoniales y actividades porque estaban ocupados atendiendo a las ovejas. Sin embargo, nadie de la ciudad vino a ver al Niño Jesús, excepto estos pastores “sucios”. Sin embargo, dos personas especiales tomaron nota de El cuando fue llevado a la ciudad.

Lucas 2:25-26 menciona Simeón – un hombre que “este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor”. Lucas 2:36-38 nos habla de Ana, una viuda que vio al Mesías en el templo, y que “hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén” (v. 38).

Sin embargo, la masa de gente en Jerusalén se perdió la Navidad. El nacimiento de Cristo tuvo lugar a pocos kilómetros de distancia. Fue el cumplimiento de todos sus sueños y esperanzas – el evento que cambiaría el destino del mundo -, pero se lo perdieron.¿Por qué se lo perdieron? Por la Religión. Estaban tan ocupados con los ritos de su religión que se perdieron de la realidad de su nacimiento. Cuando Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?” (Mateo 16:13), su respuesta fue: “Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas” (v. 14). Todas las especulaciones eran incorrectas. Jesús no encajaba en el sistema religioso de su tiempo. Y la gente sabía que no lo era después de haber dado el Sermón del Monte.

La religión maldice a un alma más rápido que cualquier cosa si es algo menos que la verdadera adoración del Dios verdadero. Un sistema religioso falso, otorga a una persona un lugar para esconderse – un lugar donde puede ocultar su espiritualidad. La gente inmersa en diversos cultos hablan sobre Dios, Cristo y las Escrituras, pero no conocen a Cristo. Están perdidos en medio de la religión. Así que la gente de Jerusalén se perdió la Navidad mientras eran religiosos.

La Idolatría

Los romanos también se perdieron la Navidad. La profecía de Miqueas de que el Cristo niño nacería en Belén, se puso en marcha por un emperador pagano.

Lucas 2:1-2 dice, “Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.” Los soldados romanos registraban el pueblo y tomaban el censo.

A lo largo de la vida de Cristo, vemos la presencia de los romanos. Antes de su muerte apareció Cristo ante Pilatos, el gobernador romano de Judea (Juan 18:28-40). Fue ejecutado por los romanos (Mateo 27:27-36).

Los guardias romanos mintieron acerca de su resurrección, difundiendo una historia para encubrir la realidad de que El resucitó de los muertos (Mateo 28:11-15). Todos ellos se perdieron la Navidad a causa de su idolatría: adoraban a sus dioses. Cristo no se amoldaba a ellos. Ellos adoraban a una multitud de dioses, y el pináculo de su culto era el culto al emperador. Así, en medio de su idolatría pagana se perdieron la Navidad.

El mundo de hoy está lleno de personas que adoran a sus propios dioses. Ellos no adoran a los ídolos como lo hicieron en la época de Cristo, pero todavía tenemos ídolos y dioses. Algunas personas adoran el dinero. Algunas personas adoran el sexo. Otros adoran coches, barcos y casas. Algunos adoran el poder y el prestigio.

Esas cosas son los dioses paganos de hoy – los ídolos del siglo XXI. Y si eso es lo que usted está adorando, se perderá la Navidad, también. Puede recibir algunos regalos, comer una gran cena, y disfrutar de un bonito pino decorado, pero se perderá la Navidad.

El Exceso de Familiaridad

Tal vez lo más triste de todo: el pueblo de Nazaret se perdió la Navidad. Lucas 2:39-40 dice:

Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él”. Cuando Jesús volvió a Nazaret, era diferente de cualquier otro niño en Nazaret. Acompañó a sus padres a Jerusalén para celebrar la Pascua cuando él tenía doce años de edad. El procedió a confundir a los doctores de teología en el Templo (Lucas 2:41-47). Pasó treinta años de su vida en Nazaret, sin embargo, los residentes no le reconocieron.

Lucas 4 presenta la tragedia que tuvo lugar cuando Jesús reveló su identidad a los nazarenos:

Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo* entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José? Él les dijo: Sin duda me diréis este refrán: Médico, cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaum, haz también aquí en tu tierra. Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra.” (vv. 16-24).

El pueblo de Nazaret se perdió la Navidad debido a la familiaridad excesiva. Ellos conocían a Jesús como el hijo de José, y no lo consideraban que como alguien especial. Después de que Jesús terminó de hablar en la sinagoga, la gente “…levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue” (vv. 29-30).

El exceso de familiaridad es una cosa fatal. Me encuentro con tantas personas que dicen haber sido criados en un ambiente cristiano, pero no son cristianos. El temor acoge mi corazón cuando oigo eso. El exceso de familiaridad estrangula la convicción. Cuando usted ha escuchado algo tantas veces sin hacer nada al respecto, tal familiaridad puede generar desprecio.

Marcos 6:6 nos da el propio análisis de Cristo de la gente de Nazaret: “estaba asombrado de la incredulidad de ellos.” Mateo 13:58 agrega: “Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.” El exceso de familiaridad con la verdad de la Navidad puede criar un corazón de piedra. Es mejor responder, mientras que su corazón sea blando, o su corazón se endurecerá y no tendrá la oportunidad de responder (Proverbios 29:1).

Conclusión

Hay muchas formas de perder de Navidad: un exceso de ocupación por ignorancia, el ritual, la idolatría, y el exceso de familiaridad. Pero detrás de todas esas razones está la incredulidad. Muchas personas simplemente se niegan a creer en Jesucristo.

El apóstol Juan dijo: “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:10-12).

Si usted ha perdido la realidad de la Navidad en su vida, sepa que si recibe al Señor Jesucristo y creen en su nombre, la Navidad se convertirá en real para usted. Puede suceder hoy en este día, y es entre usted y Dios (2 Corintios 6:1-2; Romanos 10:8-11).

http://evangelio.wordpress.com/2009/12/13/seis-maneras-en-que-satans-se-est-robando-la-navidad/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+ElEvangelioSegunJesucristo+(El+Evangelio+Segun+Jesucristo)

“Creer es esencial para una vida sana”

15 Dic

“Creer es esencial para una vida sana”
Sergio Acosta-Ortiz
BBC Mundo

La fe es esencial para el bienestar humano.

“Cuida tu alimentación, haz ejercicio físico, ten siempre a mano un buen libro”, aconseja el padre João J. Vila-Chã.

Y añade: “cultiva una vida espiritual profunda”.

El sacerdote católico, profesor de la Universidad Gregoriana en Roma, afirma que en el cuento de la vida hay cosas más importantes que la aritmética.

Sean pocos o muchos los días que vivamos, dice, lo importante es que sean íntegros y felices.

La persona, una unidad

Según el jesuita portugués, lo esencial al hablar del bienestar humano es comprender que la vida es un don.

“Me alegra siempre mucho encontrar, en las más diversas ocasiones, personas que aman tanto la vida que quieren vivir muchos años, pero hay que ser conscientes de que la vida no es propiedad nuestra”.

El regalo de la vida, sostiene Vila-Chã, debe ser cuidado con total responsabilidad.

“La persona es una unidad psicofísica y puesto que la fe es, en términos cristianos, una orientación hacia Dios, hacia el absoluto de toda la persona, no puede sino tener un reflejo en nuestro bienestar corporal y espiritual”.

El arte de morir es también el arte de vivir. Transforma tu existencia en un himno de libertad y responsabilidad.
João J. Vila-Chã
Tips para ahuyentar la muerte

“El punto es que la fe es un mecanismo de totalización de la persona, de redescubrimiento de fuerzas y de potencias muchas veces ocultas en el mismo ser personal y corporal del ‘hombre’. En este sentido, creo que es muy plausible la existencia de una relación positiva entre fe y salud”.

Contra el progreso toda costa

La ciencia, y la ciencia médica en particular, ha avanzado en términos de alargar siempre más la expectativa de vida de las personas y de vencer enfermedades. Pero para João Vila-Chã, no todo el progreso posible en medicina es necesariamente aceptable.

“La fe no es panacea”.

“No puede ser un progreso a toda costa. Hay actos médicos que no son humanos en su finalidad. Una intervención médica que vaya contra la dignidad humana, a mi modo de ver, es sólo un acto tecnológico. Será un acto de soberbia, un acto de poder, pero no puede llamarse acto médico. El acto médico tiene que respetar siempre la dignidad de la persona humana en su integridad”.

“La función de la medicina no es reducir al ser humano a un mero compuesto orgánico. Es respetar, cuidar y tratar al ser humano en su totalidad y en su necesidad de salud, es decir, en su necesidad de vivir las dimensiones física, psíquica y espiritual de la vida en profunda armonía y lo mejor posible”.

Milagros posibles

El jesuita, profesor de la Facultad de Filosofía, de la Gregoriana, señala que la fe no es una panacea que va a resolver todos los problemas humanos.

“Hay que contar con la ciencia, con la técnica, con el esfuerzo del intelecto humano, con la capacidad humana de identificar los problemas y encontrarles una solución concreta”.

“Pero la fe tiene también un papel imprescindible. La fe es una disposición de confianza en un Alguien que claramente tiene una repercusión psicológica, que tiene también una repercusión somática y, a final de cuentas, tiene una repercusión profundamente espiritual”.

Hay que contar con la posibilidad de una intervención extraordinaria de Dios.
João J. Vila-Chã
El estado de salud de una persona puede verse transformado incluso en casos de enfermedad grave, asegura Vila-Chã.

“El estímulo, la emoción, la intencionalidad, la intensidad con que una persona vive, por ejemplo, una visita a Lourdes o Fátima, puede llegar a producir un nuevo estado de bienestar de la persona, incluso en términos de salud y de superación de un determinado problema”.

Pero hay casos que la ciencia o la tecnología médica no se explican, dice.

“En esos casos hay que contar con la posibilidad de una intervención extraordinaria de Dios. Además de los ‘milagros’ cotidianos de la ciencia médica y de todas las demás artes curativas hay también que considerar los efectos de la irrupción, en situaciones concretas y particulares, del poder de transformación total asociado a la manifestación de la fuerza de Vida que es la inefable presencia de Dios en el mundo, o sea, el Misterio”.

Tips para ahuyentar la muerte

Reconoce que lo importante es la intensidad del amor con que se vive la vida. Huye de todo lo que la desprecie; y rechaza todas las formas de abuso. Cultiva tus ideales de vida; sé un promotor de armonía en el mundo.

Acepta la vida que tienes, como es, en todas circunstancias, y busca cada día hacer con ella algo bello.

Vive cada día como si fuera el primero de una serie, o el último de la misma. Al dormir busca la verdad de lo que fue el día que termina: da gracias por todo lo bueno; practica la reconciliación.

Si tienes fe en Dios, practica la oración; si eres cristiano, hebreo o musulmán: participa en las actividades de tu comunidad. Si te crees ateo o agnóstico: vive siempre en fidelidad a tu conciencia, a lo que reconoces ser en lo más profundo de ti mismo/a.

Descubre la libertad en relación al pasado, vive al máximo el don del presente, sueña con el futuro. Aprende a reírte de ti mismo/a y con los demás. Si tienes fe, y practicas la humildad verdadera comprenderás que también Dios te sonríe, siempre de nuevo, en cada día, hasta el último.

Recuerda: vivir bien es aprender a morir. Más: El arte de morir es también el arte de vivir. Transforma tu existencia en un himno de libertad y responsabilidad, de justicia y de paz. Sé instrumento del Shalom (de Dios); si lo eres, tus días, pocos o muchos según la aritmética, serán ciertamente abundantes y felices.

http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2009/03/090320_1321_esp_tips_sacerdote_catolico_sao.shtml