Archivo | 11:07 PM

SOLO SOMOS PEREGRINOS EN ESTA TIERRA

16 Nov

SOLO SOMOS PEREGRINOS EN ESTA TIERRA

Posted: 15 Nov 2009 09:39 PM PST

p0324967.JPG

Sois conciudadanos de los santos.

Os habéis acercado al monte Sión y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles, a la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, y a Dios, el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos ya perfectos.

Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos, confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo, el cual transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación en conformidad al cuerpo de su gloria, por el ejercicio del poder que tiene aun para sujetar todas las cosas a sí mismo.

El Padre que nos ha capacitado para compartir la herencia de los santos en luz. Porque El nos libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al reino de su Hijo amado,

Amados, os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de las pasiones carnales que combaten contra el alma.

Ef. 2:19   Heb. 12:22,23;  11:13   Fil. 3:20,21   Col. 1:12,13   I P. 2:11

Anuncios

Detergente

16 Nov
Daniel Perez Cliffe ha enviado un mensaje a los miembros de DEVOCIONALPC.

--------------------
Asunto: Detergente

11 de noviembre

"¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu Palabra." Salmo 119:9
Detergente

El salmista estaba enfrentando una realidad. Él sabía que su vida no era la mejor. Tal vez comparado con otros no estaba tan mal. Era un hombre religioso, había logrado reconocimiento, tenía un buen pasar, no tenía vicios públicos. Quien lo veía desde afuera observaba una persona correcta.

Comparado con los corruptos, asesinos, mentirosos, traidores, miserables, calumniadores o ladrones, el salmista un ejemplo de virtudes. Sin embargo él escribe esta pregunta retórica que es habitual en aquellos que temen a Dios: ¿con qué limpiará el joven su camino? ¿Cómo hacemos hoy, en este siglo corrompido, para vivir una vida íntegra como Dios nos pide? ¿Cómo logramos hoy mantener nuestra ropa y nuestro interior limpio de las manchas del pecado?

No importa que edad tengas, siempre hay un rasgo de juventud en el interior del corazón. Por eso esta reflexión no tiene edad. Solo aquellos que tienen presente la grandeza de Dios tienen la sencillez y la delicadeza de este autoanálisis. El salmista se preguntaba como podía limpiar su camino porque era conciente que estaba sucio. Todos tenemos algo sucio, que necesita mejorar.

Su conciencia le avisaba que algo no estaba funcionando, reconocía sus debilidades y estaba dispuesto a cambiar. Por eso busca una solución para su problema. Sabía que por sus propios medios no podría limpiar su camino. Por eso busca el mejor limpiador de todos los tiempos. La Palabra de Dios.

Creo que este es el concepto más conocido de la Biblia y al que menos atención le prestamos. Todos recitamos de memoria este texto, pero nos olvidamos a diario de buscar el consejo de Dios para limpiar la vida. Jamás discutiríamos el poder que tiene, pero no nos interesa utilizarlo. No nos preocupa reconocer nuestro error y aceptar que nuestro camino o nuestra vida está sucia. Elegimos negar el problema en vez de atacarlo de raíz.

Lamentablemente, no existe otra solución posible. Es necesario primero que nada, poner en el lavarropas del arrepentimiento nuestros pecados y luego aplicarle el detergente limpiador de la Palabra de Dios. La combinación de ambos elementos va a generar una limpieza profunda y completa. Y permitirá vivir una vida íntegra, en los parámetros de Dios.

REFLEXIÓN - Usá el mejor detergente.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.facebook.com/l/f97d6;www.devocionalpc.com.ar

El privilegio de ser Padres

16 Nov

El privilegio de ser Padres

”Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. Sl.139:13-16

Una de las mayores maravillas de Dios es darnos el privilegio de ser padres. Tomar parte de este milagro, un hijo a quien guiar a lo largo del camino, para que pueda cumplir los propósitos de Dios en su vida. Prov.22:6

Este bello privilegio nos da también responsabilidades que debemos considerar:

Ser un a madre/padre creyente

Conocer en forma personal a Cristo como nuestro Salvador. Ser un padre redimido por Su Gracia y que busque en Cristo el puerto en el cual se renueva nuestra fortaleza espiritual.

Ser una madre/padre consagrado Romanos 12:1

Rendir primeramente mi vida a Dios para que sea Él quién reine y dirija mi vida. De esta manera, podré ser también:

Una madre/padre que eduque: En principios de conducta y morales. En el camino de la vida y sus peligros, en la disciplina con amor: “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.” Prov. 13:24

Una madre/padre que enseñe : El amor de Dios ( la salvación, Juan 3:16) y el amor a Dios y a Su Palabra ( Salmos 119).

Una madre/padre que escuche : Aprender a tener el tiempo para escuchar a nuestros hijos. Ellos son nuestro especi al tesoro.

Una madre/padre que entregue : Su vida a diario en las manos del Creador en oración y sus caminos para buscar los Suyos a través de la Palabra.

Ser una madre/padre bendecida

“He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta.” Sl. 127:3-5

Una madre/padre con herencia sl.127:3

Una madre/padre con cosecha Eclesiastés 3:1-2 Con el tiempo de cosechar lo plantado en la vida de mis hijos.

Una madre bienaventurada “Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;° Prov. 31:28 a

Quiero compartirles parte de una poesía que leí: “ Dios dame sabiduría Hoy, para darme c uenta que no hay momentos sin importancia en la vida de mis hijos, que no hay otra carrera más preciosa, ningún trabajo mejor remunerado, ni otra tarea más urgente que mis hijos. Porque el tiempo es corto, mi tiempo es HOY porque los hijos no pueden esperar” “He aquí, herencia de Jehová son los hijos”

Equipo de colaboradores del Portal de la Iglesia Latina
www.iglesialatina.org
AlejandraL

LA KAKOKRACIA

16 Nov
LA KAKOKRACIA
(COMO FORMA DE GOBIERNO)
Por Nidia G. Osimani

 

Ante todo, le cuento que todas estas definiciones que vuelco para ilustrar lo que quiero decir, ya estaban inventadas. Desde las escenas extractadas de la mitología griega hasta cada significado “cráctico”, “árquico” y “ógico” vertido en éstas líneas, ya estaba todo inventado.
Lo único que yo hice fue un juego intelectual asociativo por el cual trataba de explicarme escenas de la vida real como cualquiera que tenga la muy mala costumbre de usar el dispositivo ubicado justo dentro de la cavidad craneana. Decía entonces, que en el idioma griego antiguo “Κακός – Kakós” significa “malvado o malo”, ladrón que roba con destreza, cobarde, sucio, vicioso, maligno. En latín es “Cacus”.
Para la mitología griega “Kako”, hijo de “Hefesios” (de la familia de los krapultópatas, dioses en el arte de la “krapultopatología”), parece que fue un gigante mitad humano y mitad no se sabe qué, que vivía en una cueva del monte Aventino en el Lacio, actual Roma, en cuya puerta siempre colgaban, para horror de los habitantes del lugar, las cabezas sangrantes de los humanos que devoraba, al tiempo que, vomitaba torbellinos de llamas, humo y sangre. En la mitología romana “Caco” o “Cacus”, que a la vez tenía una gemela llamada “Caca” (o Kaka en griego), era un dios del fuego.
Parece ser que Kaka era víctima de una severa patología conocida por esa época con el nombre científico de “Kretinópulus inútilus bípulus” (cuya traducción no es fácil precisamente por la cantidad de trastornos que nuclea y la ambigüedad de su sintomatología).
Según cuentan los anales de la “histeria”, esta enfermedad se manifestaba por ejemplo, mediante discursos vacíos de contenido frente a un auditorio de aplaudidores pagados ad hoc, frases muy estructuradas que suenan a “guauu!” para quien hable mucho mas sencillo, pero que para los que tiene un nivel académico mas elevado no guardan ni la mas mínima pauta de coherencia.. (hablaba puras estupideces, bah, que el tren bala y todos esos delirios), frivolidad extrema, inconciencia total de lo que sucede más allá del propio ombligo, entre los que se puede identificar con mayor facilidad.
Otra manifestación de la patología era la reacción incoherente de quien la padecía que frente al rechazo masivo de la sociedad hacia su persona, la paciente elevaba la manito saludando al mejor estilo de una adolescente exitosa transitoriamente en Hollywood, es decir: “que se la cree”, pendiente exclusivamente de su imagen, sonriendo nunca se sabe muy bien de qué si todo se está cayendo a pedazos, fabulando todo el tiempo e interpretando que la gente la quiere y admira (o envidia, no se sabe muy bien qué tiene en la cabeza. mejor dicho, no se sabe si tiene algo.)
Pero sigamos con el análisis de los personajes mitológicos: el Kako y la Kaka dioses de Kako´s landia, mitad humanos y mitad no se sabe qué. porque. ¿de qué están hechos los dioses?
Las supuestas hazañas de Kako (el gemelo maldito), vinculadas directamente con su tendencia natural a apropiarse de todo lo ajeno, fueron motivo de culto al mismo por parte de quienes elegían un modo de vida poco ortodoxo para hacerse de recursos económicos, hasta que con los siglos fue venerado como “el dios de los ladrones”, o mejor dicho “patrono de los cacos”, de modo tal que llegó a decirse que la habilidad para el hurto y las triquiñuelas resultaban del poder de dominar “la ciencia de Kako”.
De todo esto surge que actualmente “caco” sea sinónimo de “ladrón”.
Asimismo, Kaka parece que dejó muy mal conceptuado a su gemelo Kako ante Hércules (tan forzudo como pavote), al que suele llamarse “el Soberano Idiota”, por razones que paso a explicar:
Ella, llegó a la primera magistratura de Kako´s landia por un entuerto que hizo Kako para quedarse con todo lo de todos, pero ayudada por su patología precipitó las acciones propias de un kako.. digo, si un tonto hace tonteras, un pavo hace pavadas, un kako ¿Qué hace?
En fin, la cosa es que, guiada únicamente por su oscuridad interior y los consejos de su gemelo maldito, hizo todo así, mas que previsible ya que “el olmo nunca dio peras”.
Paralelamente, como todo miembro de la familia de los Krapultópatas, tenían sus fieles devotos, que venían a resultar los “Kakianos”, muy hábiles en el ejercicio de las artes de Kako, es decir hurtos y triquiñuelas y con características de mitomanía y traición semejantes a las de su gemela Kaka.
Pero, ¿qué donde se explica aquí la kakocracia?. Sencillo.
“Krátos” es el vocablo griego del cual deriva “cracia”, que significa “poder”. Demos es pueblo, ergo “democracia” es una forma de gobierno en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo por medio de mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad.
La “Olocracia” es la forma “corrupta” de gobierno cuyo origen es la democracia.
“Demagogia” se define como la práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular. “Oligarquía” es la forma de gobierno en el que el poder supremo está en manos de unos pocos. En la “Plutocracia” el poder lo ostentan quienes tienen riqueza.
“Aristocracia” significa “gobierno de los mejores”. y “Cacocracia” justamente al revés, es el “gobierno de los peores”.
¿Deja vú?. No sé, pero en todo caso, cuenta la fábula que Kako fue exterminado por Hércules, el forzudo pavote que muchos, JA!, llamaron el “Soberano idiota” ¿Será verdad?
Para mi, quizás los únicos vocablos capaces de describir una Kakocracia como esta serían “vulgarocracia” o “mediocricracia”, ¿o acaso es posible encontrar algo mas burdo y mas elemental que las obras, dichos y estrategias de este sistema político? [1]

Nidia G. Osimani

[1] Si piensa expresar lo mismo, por favor, elabórelo con otras palabras, muchas gracias.