LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE

2 Sep

LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE

En el tercer capítulo de Génesis nos habla de la desobediencia del hombre  y nos da una visión clara de los efectos del pecado. Luego que el hombre probara del fruto fatídico del  huerto del Edén fue echado del mismo dando paso a una serie de tristes eventualidades a causa de su desobediencia. En Génesis 3-3- vemos como Dios les había dado unas instrucciones exactas, las cuales ellos no cumplieron -”Pero del fruto del árbol que esta en medio del huerto dijo Dios-No comeréis de él, ni le tocareis para que no muráis”

Podemos  imaginar y llegar a la conclusión  que el jardín del Edén estaba lleno de árboles los cuales algunos daban frutos. Jehová permitió que el hombre  comiera de todos los árboles, pero del árbol del bien y mal de ninguna manera. Al entrar en una sincronización más directa dentro del pensamiento divino llegamos a la conclusión que aquel árbol fatídico expresaba el dominio de Dios sobre su creación y la obligación del hombre de obedecerle.

Anterior a su falta los dos primeros seres humanos vivían libres en comunión con Dios y se le otorgó autoridad para imperar sobre todo lo demás en la tierra, ahora eran esclavos dueños de su propia calamidad.  Luego de este suceso el varón de las tinieblas aprovecho y redujo la raza humana  a incontenibles aflicciones. Ahora el hombre estaría sometido a seis terribles ayes o lamentos que han sido su fuente de dolor y aflicción de cuerpo, alma y espíritu comenzando la historia del hombre en el mundo.

CUPABILIDAD Y CONDENACION

Luego que el hombre y la mujer fueron careados por Dios ambos querían evitar su culpabilidad pasándola de uno al otro. De la misma manera  el  ser humano de hoy día a fracasado del mundo porque el hombre se ha dividido del hombre y el hombre de Dios. Esto ha sido un rompimiento social a gran escala que ha degenerado lo palabra reconciliación  porque  el hombre vive con una venda en sus ojos siempre buscando su propio confort individual. Hasta que nuestras culpabilidades no sean aceptadas seguiremos pecando y viviendo una vida en descontrol. Debemos entender que Jesús vino a ser nuestro portador de culpabilidad y llevo nuestros pecados en su cuerpo en el árbol de la cruz.

OPRESION DEL DIABLO

Antes de que el hombre cayera en desgracia ante Dios no estaba bajo la tutela de Satanás, no obstante, luego de su debacle se separó de Dios y está a la merced del coludo, sin embargo, la cruz ha acabado con el poder del maligno. Colosenses 2  13-15

DOLOR Y SUFRIMIENTO

En ninguna parte de la biblia comenta que la enfermedad y el sufrimiento sean la voluntad de Dios para los seres humanos. Estas son la consecuencia del pecado y son obras de Satanás que se aprovechó de la desobediencia del hombre. Esto no quiere decir que nuestro creador no pueda usar el dolor y el sufrimiento para su propio propósito de su gracia en nuestra existencia, claro que puede hacerlo, No obstante, el no quiere esto para su hijos porque en su Reino perfecto todas estas eventualidades negativas están descartadas. “Por cuya herida fuisteis sanados” 1 Pedro 2-34

ANSIEDAD  Y PREOCUPACION

Luego de su pecado el hombre fue sentenciado a trabajar duro, toda aquella magnificencia de Dios que lo rodeaba ahora se convertía en dificultad y esfuerzo.  En el calvario fueron espinas lo que usaron para hacer la corona de Jesús y El la llevó  por nosotros. Toda aquella agonía de espíritu y ansiedad de corazón que pertenecían al hombre la llevó dentro de sí mismo y ahora la raza humana trata de hacer las cosas a su manera intentando encontrar su propio camino en el mundo sin la compañía de Dios.

MUERTE

El ser humano fue aislado de su fuente de vida por el pecado.  La muerte es el resultado de nuestro pecado y es la suerte común de todo hombre, sin embargo, la Biblia nos comenta que la muerte física no es el fin porque después tendremos que presentarnos ante el juicio de Dios. Por medio de la muerte de Jesús el juicio de muerte ha sido quitado porque El lo ha llevado por nosotros.

RECHAZO Y SEPARACION DE DIOS

Al ser echado del jardín de Edén el hombre vive náufrago espiritualmente, su pecado ha causado una separación entre él y Dios. El grito más potente de la cruz fue una exclamación de abandono -Dios mío, Dios mío, porque me has desamparado, en otras palabras, Jesús vino a ser un abandonado por nosotros.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR

Anuncios

Una respuesta to “LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE”

Trackbacks/Pingbacks

  1. LOS-SEIS-AYES-O-LAMENTOS-DEL-HOMBRE : Sysmaya - 8 septiembre 2009

    […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL HOMBRE En el tercer capítulo de Génesis nos habla de la desobediencia del hombre y nos da una visión clara de los efectos del pecado. Luego que el hombre probara del fruto fatídico del hue LOS SEIS AYES O LAMENTOS DEL H .. […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: