Será muy tarde para buscar a Dios?

28 Abr

Será muy tarde para buscar a Dios…?

Será muy tarde para buscar a Dios? Yio creo que aun hay tiemo, querido lector. Aun hay tiempo para que le entregues tu vida al Señor Jesus. Pero si sigues perdiendo el tiempo,  haciendo lo que te viene en ganas, puede ser que llegue un moemtno en que ya sea muy tarde para buscar a Dios.

La mayoria de nosotros conocemos el significado que posee una pardoja, ¿verdad? El diccionario webster la define de la siguiente manera. ….

”1- Una aparente declaración contradicctoria que sin embargo puede ser cierta.

2.- Una presentación de aspectos o cualidades contradictorias.

3.- Una aserción o afirmación esencialmente contradictoria basada en una deducción valida y real aceptable.

4.- Una afirmación contraria a la opinión popular.” (Webster’s II, Diccionario Universitario New Riverside , ISBN 0-395-33957-X, pagina 852).

Con este conjunto de definiciones en mente, llamo a nuestra atención el mejor consejo jamas dado al hombre . ¡Esta disperso a través de la palabra de Dios y afirmado de varias formas, pero cuando comparamos la palabra de Dios con si misma, nos damos cuenta que en definitiva existe una paradoja!

¿Entonces cual sería el consejo? ¡Sencillamente que debemos de “Buscar del Señor”!

  • “Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto está cercano”. Isaías 55-6 (Versión Reina Valera).

Tome el tiempo para encontrar a Dios
escrito por Martha Noebel – Escritora para CBN
Dios desea ser parte de nuestra vida diaria. Él anhela mostrar su amor de formas especiales. Si tomamos el tiempo, Él nos sorprenderá con detalles de su amor durante el día.

Recientemente, una amiga sacó tiempo para encontrar a Dios. No, ella no se levantó temprano y se sentó bajo un gran árbol. No se detuvo a oler el aroma del campo o a escuchar a los pájaros cantar sus alabanzas al Señor. Ella no meditó todo el día, con el calor del sol sobre su rostro. Inició su día como cualquier otro, pasó tiempo con la Palabra y le permitió a Dios aparecer en el instante que quisiera. Fue a trabajar y ahí encontró obsequios especiales.

Las Escrituras que leyó esa mañana eran del libro de Cantares. Era un precioso pasaje que llevaba en su corazón. Al entrar al edificio donde trabaja, vio algo sobre la mesa de la entrada. Ella decidió recoger el objeto y botarlo. Ella se enorgullecía por su área de trabajo y quería mantenerlo limpio. Pero para su sorpresa, era una pequeña flor. Seguramente, usted pensará: ¿Y qué tiene que ver esto con la historia? Bueno, lo que ella había leído en la Biblia era:

  • “Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue; se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.” (Cantares 2:11-12).

Significó tanto para ella. Ella se rió y dijo: “Gracias, Papá” (tal y como lo hace cuando habla con su Padre Celestial) y siguió caminando. Dios le estaba hablando a su corazón con respecto a su gran amor por ella.

Dios le permitió a alguien dejar una bella y pequeña flor sobre la mesa, para que cuando ella entrara en el edificio lo viera y sintiera su inmenso amor. Esto la tocó profundamente y se sintió tan bendecida por ser parte de ello. Yo estaba justo detrás de ella cuando entró a la oficina esa mañana.
Mientras pensaba en lo que fue ese momento para ella (sin saber aun lo del pasaje bíblico), sabía que algo maravilloso estaba sucediendo. Y Dios me habló personalmente diciendo: “Ella tomó el tiempo para buscarme a mí”. Y así fue, y aunque ella siguió su día normalmente, este instante en la mañana no se quedo desapercibido.

“Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.” (Óseas 6:3)

Sin lugar a duda, tomé el resto del día para buscar a Dios. Me aseguré de hacer contacto visual con todos los que encontraba y compartía una palabra amable y una sonrisa. Quería encontrar a Dios, quería su amor para con alguien más que necesitara verlo a Él de forma tangible.

Podemos encontrar a Dios y sentir su amor de formas maravillosas. No tenemos que pensar que Él está muy lejos o bastante ocupado para importarle nuestras necesidades diarias.

Tome el tiempo para buscar a Dios.

Conclución:

La palabra de Dios nos enseña: 

  • “¡Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano! Deje el impío su camino y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” Isaías 55: 6- 9.
Fuentes bibliográficas: 
Anuncios

4 comentarios to “Será muy tarde para buscar a Dios?”

  1. wirwin 28 abril 2009 a 10:02 PM #

    Sabes Paulo yo escribi algo de esto de que nunca es tarde siempre hay oportunidad si nos queda aliento de vida, te comparto el link no se si lo permitiras por tus politicas pero te lo dejo talvez lo lees y crees que puede ser de probecho a otros saludos.

    http://ejecucion.wordpress.com/2009/04/24/siempre-hay-oportunidad/

  2. pauloarieu 28 abril 2009 a 10:04 PM #

    hola, que bueno verte por aca,hno,
    Recien termino de publicarlo (jejeje)
    Te comes el pan fresco (jejjejeje)
    Saludos

  3. pauloarieu 28 abril 2009 a 10:05 PM #

    ya puse el enlace activado. No hay problemas con vos, hno.
    No soy el guardian de la sana doctrina. No pertenezco al tribunal de la santa inquisicion.(jejeje9
    saludos

  4. wirwin 29 abril 2009 a 5:20 PM #

    jajajajajaja gracias Paulo, te comento que siempre te leo, a veces no comento nada pero siempre estoy pendiente de tus blog me encanta tus post porque siempre tienen algo que enseñar , talvez no siempre este de acuerdo pero siempre tienen algo que enseñar como decía Pablo “examinadlo todo y retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21)

    Dios te bendiga y te siga dando sabiduría en este ministerio que te has impuesto. Un abrazo en Cristo mi hermano

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: