De la codicia ha nacido la crisis económica mundial, explica el Papa Benedicto XVI

22 Abr

De la codicia ha nacido la crisis económica mundial, explica el Papa Benedicto XVI 

VATICANO, 22 Abr. 09 (ACI).- Al retomar su ciclo de catequesis sobre los grandes escritores de la Iglesia de Oriente y de Occidente de la Edad Media, el Papa Benedicto XVI explicó que ante el panorama actual se puede afirmar que “de la codicia”, ha nacido la crisis económica mundial.

En la Audiencia General de esta mañana, el Santo Padre habló sobre Ambrosio Autperto, un autor del siglo VIII hoy poco conocido, cuya obras “han sido atribuidas en gran parte a otros personajes más conocidos, desde San Ambrosio de Milán a San Ildefonso”.

Ambrosio Autperto “fue monje y abad en una época marcada por fuertes tensiones políticas que influían también en la vida interna de los monasterios”, lo cual se refleja en sus escritos. En concreto, “denuncia la contradicción entre la espléndida apariencia externa de los monasterios y la tibieza de los monjes”. En el tratado ascético ‘Conflictus vitiorum et virtutum’ (Conflicto entre los vicios y las virtudes) “trata de enseñar a los monjes cómo afrontar el combate espiritual cotidianamente“.

“Observando la ambición de poder de los ricos y de los poderosos en la sociedad de su tiempo, siente el deber de componer precisamente para los monjes un tratado titulado ‘De cupiditate’, en el que con el Apóstol Pablo, denuncia desde el inicio la codicia como la raíz de todos los males“.

En este contexto, el Santo Padre subrayó que “a la luz de la actual crisis económica esto revela toda su actualidad; de esta raíz, de la codicia, ha nacido esta crisis”.

Según el Pontífice, esta enseñanza de Autperto también vale para “el hombre en este mundo, para el rico, que debe combatir la codicia, el deseo de ser, de aparentar, el concepto falso de libertad entendido como la posibilidad de disponer de todo según el propio arbitrio, y encontrar esta verdadera vía de la verdad del amor y de la recta vida”.

El Papa recordó que “la obra más importante de Ambrosio Autperto es su comentario en diez volúmenes al Apocalipsis. Se trata del primer comentario amplio en el mundo latino al último libro de la Sagrada Escritura”, cuyo tema único es la Iglesia. Afirma en esta obra que “la Iglesia no se puede separar de Jesucristo. El es el mediador y la Iglesia participa en esta mediación en cuanto que ella es su Cuerpo”.

Autperto también “considera a María modelo de la Iglesia”, reconociendo que la Virgen “tiene un papel decisivo en la obra de la Redención”. Por eso, “es considerado el primer gran mariólogo en Occidente. Piensa que la piedad, que según él, debe liberar el alma del apegamiento a los placeres terrenos y transitorios, se debe unir el profundo estudio de las ciencias sagradas, sobre todo la meditación de las Sagradas Escrituras”.

“En Ambrosio Autperto podemos ver hoy una personalidad que vivió en una época de fuerte manipulación política de la Iglesia, cuyo rostro fue desfigurado por el nacionalismo y el tribalismo. Pero él, en medio de todas estas dificultades que también conocemos nosotros, supo descubrir el verdadero rostro de la Iglesia en María, en los santos, supo así entender qué quiere decir ser católico, ser cristiano, vivir de la Palabra de Dios, entrar en esta profundidad y vivir de este modo el misterio de la Madre de Dios. Escuchemos este mensaje y pidamos al Señor para que nos ayude a vivir el misterio de la Iglesia hoy en nuestro tiempo”.

Nacido en Provenza, en el seno de una familia distinguida, en la corte de Pepino el Breve, Autperto fue preceptor del futuro Emperador Carlo Magno. Posteriormente, viajó a Italia e ingresó en el monasterio benedictino de San Vicente, en el ducado de Benevento, del que, tras ser ordenado sacerdote en el 761, fue elegido abad 16 años más tarde. Murió el 30 de enero del 784.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: