Archivo | 3:07 PM

Total Commander

27 Mar

Total Commander

Total Commander es un Gestor de archivos ortodoxo para Windows. Algunas características incluyen un cliente FTP integrado, comparación de archivos, navegación de archivos compresos y herramienta de multi-renombrado.

Inicialmente, Total Commander era llamado Windows Commander, el cambio fue necesario debido a que Microsoft posee los Derecho de autorsobre windows.

Fue creado por Christian Ghisler, escrito en Delphi 2 (versión 32-bit) y Delphi 1 (versión 16-bit). El programa es extensible por programadores vía un API abierta y tiene la habilidad para unirse a programas externos para ver y editar archivos. Varios plugins están disponibles gratuitamente (por ejemplo; para formatos de compresión o imágenes), mientras que otros más avanzados son comerciales.

También existe una versión freeware de Total Commander para la plataforma Windows Mobile.

La versión principal es shareware, el usuario debe registrarlo o borrarlo dentro de los 30 días. La versión no-registrada muestra una ventana que pide la registración cada vez que se abre el programa, pero se mantiene la funcionalidad completa, incluso una vez terminado el plazo de los 30 días.

Una característica notable de Total Commander es además de permitir acceso a particiones de rígido de Windows, también se pueden acceder a particiones de Linux (sistemas de archivos ext2ext3 y Reiser) desde la misma máquina. Por ende, para computadoras en configuracióndual-boot (con más de un sistema operativo instalado) con ambos Windows y Linux, Total Commander permite un sólido acceso a todos los archivos almacenados en el disco rígido.

El tamaño actual es de aproximadamente 2 MB disponible en versiones 16 bits y 32 bits para todas las versiones de Windows y es totalmente funcional en linux bajo WINE. Usuarios de linux también pueden considerar usar Krusader un producto similar de fuente abierta/open sourcepara sistemas linux/Unix corriendo KDE.

Total Commander fue originalmente basado en el conocido Norton Commander.

Total Commander, Version 7.04a, is a Shareware file manager for Windows® 95/98/ME/NT/2000/XP/Vista, and Windows® 3.1.

New (August 8, 08): Total Commander 7.04a final for Windows released
July 31, 08: 
Total Commander CE/Pocket 2.51 released
October 23, 06: 
Problems with self-extracting ZIP archives on Windows XP
November 2, 02: 
Name change to Total Commander!
Important note: 
Changes for orders from Germany, U.K. and Belgium!

Features in Total Commander 7.04a now include :

  • Two file windows side by side
  • Multiple language support
  • Enhanced search function
  • Compare files (now with editor) / synchronize directories
  • Quick View panel with bitmap display
  • ZIP, ARJ, LZH, RAR, UC2, TAR, GZ, CAB, ACE archive handling + plugins
  • Built-in FTP client with FXP (server to server) and HTTP proxy support
  • Parallel port link, multi-rename tool
  • Tabbed interface, regular expressions, history+favorites buttons
  • Thumbnails view, custom columns, enhanced search
  • New: Updated interface+icons, compare editor, cursor in lister, separate trees, logging, enhanced overwrite dialog etc.
  • And many more!

Check out how Total Commander looks! – 34K Picture
Credits
USB installer

You can find our e-mail address on the Support page, but please read our FAQ first.

Download version 7.04a of Total Commander

(fully functional Shareware version, 2.1MB EXE file):

Total Commander 7.04a is available at the following sites:

Note: These servers belong to other companies and are often ad-supported.
Total Commander is certified to be 100% clean, no viruses, no adware, no spyware.
MD5 checksum of the installer: 7e33021de775c319a9481258bc856a70

Fuentes:

Anuncios

Software para preservar los datos de la PC

27 Mar

Guía práctica

Software para preservar los datos de la PC

Qué ofrecen las aplicaciones gratis que fueron creadas para proteger la información almacenada en el rígido de la computadora. Cómo evitar que nuestros archivos se pierdan ante una eventual falla del disco. Las opciones de almacenamiento

Viernes 27 de marzo de 2009 | Publicado en Lanacion.com

Nada se pierde Foto: Simón Chávez

 

Es casi una ley universal. No importa por qué, cómo ni cuándo, en algún momento el disco rígido de la computadora fallará. Si se tiene buena suerte (o muy mala, según cómo se mire) sucederá después de años de uso. Y adiós fotos, música, videos, mensajes de correo electrónico, documentos, programas, etcétera. Aunque con la popularización de los servicios basados en la Web estas fallas pueden no ser tan catastróficas como antes, los discos rígidos siguen siendo almacenes de nuestra vida digital, y acumulan años de archivos de toda índole.

El remedio, aquí, es la prevención, por medio del backup, también conocido como copia de seguridad: un duplicado de los archivos más preciados para guarecerlos de una falla mecánica. O humana, porque el borrado por error no siempre tiene solución.

Hay varias maneras de generar un backup. La más sencilla es copiar manualmente los archivos que se quiere preservar a otro disco rígido, a un CD o un DVD. Basta un DVD grabable para tener casi 4,2 GB disponibles para almacenar datos pagando algo más de 1 peso, o un disco Blu-ray para tener 50 GB. Y ya hay tarjetas de memoria y pendrives USB hasta 16 o 32 gigabytes. Una llave de memoria de 8 GB, por ejemplo, tiene un precio local que ronda los $ 130.

También hay discos rígidos externos de gran capacidad, ideales para usuarios de notebooks y para quienes no tienen los conocimientos necesarios para instalar un rígido interno. Por aproximadamente $ 500 se accede a un modelo de 250 GB; también hay de mayor y menor capacidad. El suplemento Tecnología publicó recientemente una guía de compras que puede leerse en www.lanacion.com.ar/1107940 . Estos discos, además, suelen incluir software para generar y administrar las copias de seguridad.

En todos los casos, hay que tener en cuenta que si el backup se hace en CD y DVD, o en discos rígidos y pendrives formateados en FAT32, los atributos de usuario que permite asignar Windows se perderán. Al mismo tiempo, en el momento de hacer una copia de seguridad a un disco formateado como NTFS hay que tener en cuenta que si los archivos del backup tienen permisos de lectura otorgados a un usuario determinado, sólo un administrador podrá acceder a ellos si el usuario original se pierde.

Sin intervención humanaEste método requiere una constancia, una organización y una atención a los cambios en el disco que no todos pueden mantener a lo largo de los años. Por eso, hay una enorme cantidad de aplicaciones pensadas para automatizar la realización de las copias de seguridad, así el usuario no tiene que estar pensando en ese tema.

En general, estas aplicaciones ofrecen hacer copias en forma diaria, semanal o mensual, dependiendo de cuánto cambien los contenidos del disco. Microsoft incluye, dentro de Windows, una herramienta para lograrlo: se llama Copia de seguridad en Windows XP, y Centro de copias de seguridad y restauración en Vista.

Es la herramienta que se usará para hacer la duplicación y la restauración correspondiente en el caso de un desastre informático. El sistema, además, crea puntos de restauración cuando se instala software nuevo o se hacen cambios importantes en el equipo, lo que funciona muchas veces como una copia de seguridad.

Microsoft ofrece, además, SyncToy www.microsoft.com/downloads/details.aspx?FamilyID=c26efa36-98e0-4ee9-a7c5-98d0592d8c52&DisplayLang=en ), una herramienta sencilla para sincronizar los contenidos de dos carpetas, estén o no en el mismo disco rígido. Una aplicación gratis similar es ViceVersa (www.tgrmn.com ).

En el caso de Mac OS X, el sistema operativo incluye Time Capsule , una herramienta de copias de seguridad automáticas. Al igual que la aplicación provista por Microsoft, permite tener una segunda versión de los archivos que deseamos preservar, y es posible programar su actualización y definir el método para hacerlo.

La copia incrementalEs que hay varias alternativas para hacer un backup. La más sencilla es la copia directa; es decir, duplicar el contenido de una carpeta en otro soporte físico, sea un disco rígido, un DVD o un pendrive. También es posible hacer una sincronización, si es que esos duplicados pueden sufrir modificaciones en otra computadora. Pero, además, existen los backups incrementales, en los que se hace una copia completa inicial de todos los contenidos que se quiere preservar, y luego se agregan sólo los datos nuevos, ya sea un archivo que antes no existía o un documento modificado. Este último es el método elegido para las copias de seguridad periódicas; de otra forma, el proceso es más lento y el almacenamiento se agota rápidamente. Dependiendo de la herramienta elegida, además, se pueden comprimir los datos duplicados.

Windows cuenta con una gran cantidad de freeware disponible para hacer copias de seguridad, que ofrecen una interfaz gráfica más amable que las herramientas provistas por Microsoft, además de más opciones de configuración, como SyncBack www.2brightsparks.com/downloads.html#freeware , también existe una versión comercial) y Cobian Backup www.educ.umu.se/~cobian/cobianbackup.htm ), ambos en español. Permiten hacer copias de seguridad a discos en una red local, para tener un backup en otra computadora o en un servidor, por ejemplo.

En el caso de Mac OS X, muchos usuarios prefieren Carbon Copy Cloner (www.bombich.com/software/ccc.html ), PsyncX psyncx.sourceforge.net ) o Silverkeeper (www.lacie.com/silverkeeper ), provisto por el fabricante de discos rígidos LaCie.

Los usuarios de Linux pueden apelar a Mondo Rescue mondorescue.org ), Areca areca.source-Ricardo Sametband forge.net ), Simple Backup sourceforge.net/projects/sbackup/ ) y Conduit www.conduit-project.org ), una herramienta de sincronización de contenidos con otros discos o servicios en línea.

En general, estas aplicaciones permiten definir diferentes tareas de backup o sincronización, van creando carpetas en cada nueva sesión donde se almacenan las modificaciones, y permiten tener un registro de qué se copió y dónde.

Backup en tiempo real

Los usuarios de Windows, además, cuentan con dos alternativas para hacer copias en tiempo real; es decir, en el instante en el que la modificación a un archivo se guarda en el disco rígido. Estas aplicaciones gratis son ozSync nebula1979.fortunecity.it/#ozSync ) y FileHamster Lite (www.mogware.com/FileHamster/ ), que también manejan cambios incrementales de un archivo o carpeta.

La copia instantánea es la alternativa ideal para quienes no pueden darse el lujo de perder ni una hora de trabajo antes de hacer un backup. En el caso de FileHamster , además, es posible acceder rápidamente a las diferentes copias, por si se quiere recuperar una versión anterior de un archivo ya modificado.

Una posibilidad de uso, por ejemplo, es aprovechar estas aplicaciones para monitorear un archivo o carpeta y generar copias de seguridad en tiempo real en un pendrive o una tarjeta de memoria (utilizando la ranura que ofrecen muchas notebooks, por ejemplo), y después apelar a otras herramientas para hacer un backup semanal a un disco rígido secundario.

Los usuarios avanzados pueden apelar a Clonezilla www.clonezilla.org, multiplataforma ) o a DriveImage XML (para Windows, www.runtime.org/driveimage-xml.htm ), que genera la imagen de un disco completo; es decir, un duplicado de todos los archivos y su estructura de carpetas. Preserva el estado del disco en un momento determinado. Para esto, claro, se necesitará un disco de destino de gran capacidad, o habilitar la opción que permite fragmentar la imagen y grabarla en varios DVD. DriveImage XML permite, además, ver los contenidos de la imagen creada y extraer archivos específicos.

También es posible hacer copias de seguridad de la configuración del Internet Explorer, con BackRex Internet Explorer Backup www.backsettings.com/internet-explorer-backup.html ), y del Firefox (mozbackup.jasnapaka.com ), preservando favoritos, configuraciones, usuarios y contraseñas para entrar a sitios diversos, y más. Mientras tanto, Double Driver boozet.org/dd.htm ) y Driver-Backup2 (sourceforge.net/projects/drvback/ ) permiten tener un resguardo de todos los drivers que están presentes en la PC, para tenerlos seguros ante una eventual reinstalación del sistema operativo.

Ricardo Sametband 

La idea errónea que alimenta a la inseguridad

27 Mar
Mariano Grondona | Ver perfil
 

La idea errónea que alimenta a la inseguridad

Por Mariano Grondona

Domingo 15 de marzo de 2009 | Publicado en Lanacion.com

Sean políticos o empresarios, los hombres prácticos sienten la tentación de subestimar el papel de las ideas. Pero lord Keynes ya advirtió que “los hombres prácticos tienden a olvidar que han sido influidos por las ideas de algún economista difunto”. Aunque sean sutiles o ignoradas, las ideas cuentan . De ahí que, cuando estamos examinando un problema agudo y urgente, conviene preguntarse antes que nada por las ideas que lo han venido alimentando. Esto se aplica particularmente ante el gravísimo problema de la inseguridad que hoy padecemos los argentinos. Cada vez que los delincuentes matan a un policía o a un ciudadano común, como ocurre con alarmante frecuencia en estos días, no basta aludir con lujo de detalles al horror del hecho. Hay que preguntarse, además, por las ideas que lo han cobijado.

Las ideas pueden ser acertadas o erróneas. Lo que está en la base del auge actual de la delincuencia es una idea errónea acerca del papel del Estado. El Estado nació cuando la venganza privada fue sustituida por la potestad de un juez imparcial. Cuando el pretor, el primer juez de la historia occidental, empezó a actuar en la antigua Roma, con él surgió el Estado. Desde el momento en que sustituyó a los particulares en la lucha contra la delincuencia, el Estado quedó a cargo del servicio esencial de la seguridad, cuya vigencia inauguró la primacía de la civilización sobre la barbarie.

Por eso, Adam Smith pudo definir la justicia diciendo que “se acerca a la venganza solamente en la medida en que resulte aceptable para un tercero imparcial”. El Estado es, para decirlo con palabras de Max Weber, “la agencia que tiene el monopolio de la coacción legal dentro de un territorio determinado”. Pero el gobierno de Néstor Kirchner ha partido desde 2003 de una idea errónea acerca del papel del Estado. No debería asombrarnos entonces que el inquietante auge de la delincuencia haya sitiado a los argentinos durante estos últimos años.

Los derechos humanos…

Con el bienvenido crecimiento de la democracia en el mundo de nuestros días, también se ha ampliado la aceptación universal de los derechos humanos, cuya principal aplicación en el campo del derecho penal es que todo acusado por el delito que fuera tiene el derecho de defenderse ante un juez imparcial. A los defensores a ultranza de este derecho se los llama garantistas. Pero el garantismo ha sido desafiado en nuestros tribunales por otra corriente, el abolicionismo , que pretende sustituir el tradicional enfoque del derecho penal por la peregrina idea de que muchas veces los victimarios son en realidad las víctimas de un injusto orden social que los ha arrojado a la marginalidad.

Y así resulta de esta errónea interpretación que, cuando un delincuente asalta a un ciudadano, se lo considera no sólo el “victimario” de ese ciudadano sino también la “víctima” de la injusticia social, lo cual podría llevar a suponer que la propia víctima de la agresión es de manera indirecta un “victimario” por pertenecer a un orden injusto y que el ataque que sufre desde las sombras es un castigo en cierta forma justificado. Los abolicionistas, cuya gravitación en el Gobierno y hasta en la propia Corte Suprema no podría negarse, no se han animado hasta ahora a proclamar abiertamente esta grave distorsión del derecho penal, pero no por eso su influencia ha sido ajena al escándalo que hasta notorias figuras de la televisión han reflejado críticamente en estos días al subrayar el hecho por todos conocido de que, mientras las víctimas de los delincuentes aumentan cada día, con frecuencia sus agresores “entran por una puerta de la cárcel y salen por la otra”, envolviendo a los ciudadanos en el angustioso clima de la impunidad. Los ciudadanos, como consecuencia, viven detrás de las rejas que ellos mismos se han forjado mientras las pocas cárceles que ha construido el Gobierno no alcanzarían, aun si los delincuentes fueran realmente condenados, para contenerlos. Los ciudadanos cercados y los delincuentes libres: ésta es la perturbadora imagen que hoy alimenta la indignación de los argentinos.

…¿no son universales?

Esta aberración del derecho penal y hasta del sentido común se ha desarrollado entre nosotros en contradicción con la consolidación de la jurisprudencia de la nueva Corte Penal Internacional donde actúa Luis Moreno Ocampo, según la cual cometen delitos contra los derechos humanos no sólo actores estatales sino también organizaciones terroristas “privadas”, como la que apoyó los atentados contra la AMIA y la embajada de Israel. Pero nuestra Corte aplicó hace poco la doctrina inversa al liberar a un terrorista de ETA, negándole la extradición al Estado español que la requería y siguiendo así la doctrina ya vetusta de que sólo los miembros del Estado pueden incurrir en delitos de lesa humanidad.

Lo que ocurre es que tanto el Gobierno como los abolicionistas, al no aplicar la doctrina de los derechos humanos según el derecho internacional vigente sino a partir de su propia ideología, la han reducido, la han “achicado”, por dirigirla principalmente contra sus propios enemigos ideológicos, los militares y los policías de los años setenta.

La idea errónea del Gobierno acerca del papel del Estado frente al delito lo lleva a un doble reduccionismode la doctrina universal de los derechos humanos. Primero, a un reduccionismo “temporal” porque más que nada parece importarle lo que aquí pasó hace 30 años. Y segundo, a un reduccionismo “unilateral” en cuanto al castigo que merecen los autores de esas violaciones porque, en tanto muchos uniformados de aquellos tiempos están en cárceles como la de Marcos Paz desde hace años sin condena judicial y en condiciones que a veces ni respetan el arresto domiciliario al que tienen derecho por sobrepasar los 70 años, los autores de hechos igualmente aberrantes del terrorismo subversivo están libres, indemnizados y ocupan además posiciones encumbradas dentro del propio Gobierno.

La aplicación de nuestra ley no es pareja. Unos son castigados más allá de las garantías que deberían procurarles los jueces, en tanto otros son exaltados a pesar de lo que hicieron. Si la aplicación de nuestra ley fuera pareja y superior a la venganza, como quería Adam Smith, entonces los responsables por las aberraciones de los años 70 habrían sido todos procesados o estarían todos libres. Como lo han demostrado ejemplos recientes de países tan distantes entre ellos como la República Sudafricana y nuestro vecino Uruguay, la salida en estos dramáticos casos suele ser una amnistía general, pero cuando ella no se dispone, la imparcialidad de la justicia requeriría que si sus autores no van a estar todos libres, entonces deberían haber sido todos procesados o condenados.

El caso particular de la discriminación contra la fuerza policial trae consigo su propio agravante. Un Estado que discrimina a su propia policía, ¿qué puede esperar de ella? En cualquier país bien ordenado, la policía es una herramienta mayor del Estado en la lucha contra la delincuencia. ¿Tiene que asombrarnos entonces que, en lugar de una policía respetada por ese Estado al que ha de servir, que debe exigirle el cumplimiento estricto de la ley pero que también debe ofrecerle condiciones dignas para su labor, lo que vemos sea un cuerpo desmoralizado, peligrosamente tentado por la corrupción que también afecta al Gobierno, entre cuyos integrantes sobresalen, sin embargo, heroicos policías que la sociedad, más ecuánime que nuestros gobernantes, ha sabido honrar?

El peronismo, como Jano, ha tenido siempre dos caras

27 Mar
Mariano Grondona | Ver perfil
 

El peronismo, como Jano, ha tenido siempre dos caras

Por Mariano Grondona

Domingo 22 de marzo de 2009 | Publicado en Lanacion.com

El dios Jano tenía, según la mitología romana, dos caras. Una miraba al Este, al amanecer, y la otra al Oeste, al atardecer. Jano era el dios de los comienzos y de los finales. Por eso, los romanos llamaron al primer mes del año Ianuarius , esto es “enero”, el mes de Jano. Pero Jano era además el dios de las puertas. Simbolizaba en tal sentido la ambigüedad, ya que las puertas se abren o se cierran. En tiempos de paz, las puertas del templo de Jano, situado en el Foro Romano, permanecían cerradas y en tiempos de guerra permanecían abiertas porque toda guerra, por definición, es incierta. Jano vino a representar de este modo la ambivalencia de la condición humana.

Si los peronistas decidieran honrar a un dios romano, tendrían que invocar a Jano. La similitud entre una divinidad anterior a Cristo y un movimiento político del siglo XX salta a la vista cuando reconocemos que el peronismo, como Jano, ha tenido dos caras que apuntaron en direcciones opuestas. Una de ellas todavía mira al Oeste, al atardecer, al pasado. La otra mira al Este, al futuro, a un nuevo sol. Los peronistas no necesitan definir al peronismo porque, simplemente, lo sienten. Somos los no peronistas los que hemos necesitado definirlo, ya que nos suponemos racionales. Pero el peronismo resistió las definiciones porque su identidad, como la de Jano, se había refugiado hasta ahora entre las puertas giratorias de la ambivalencia.

Y así es como nos hemos pasado la vida: los no peronistas, definiendo al peronismo y los peronistas, sintiéndolo. Pero hay excepciones a esta regla. Hace unos días, un peronista se ha animado a definir el peronismo. Se trata de Julio Bárbaro. El ex titular del Comfer busca la clave del enigma peronista en la historia. Su tesis es que el peronismo, en definitiva, es una narración . Bárbaro cuenta la historia del peronismo a través de una biografía: la del propio Perón.

La puerta que se abre

Según la narración de Bárbaro, en un principio Perón creó al mismo tiempo el peronismo y su primera versión: el peronismo de confrontación. Fueron los tiempos en que, según las palabras del fundador, “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista”, lo cual también significaba implícitamente que para un peronista no había en esos comienzos nada peor que un antiperonista.

Con esta consigna divisoria entre dos clases de argentinos, Perón remontó los primeros años de su carrera política. Replicándole desde el antiperonismo, también en estos tiempos iniciales, sus antagonistas pensaban que para un antiperonista no había nada peor que un peronista. Peronistas y antiperonistas no fueron por entonces simplemente “adversarios”, sino enemigos.

Pero la historia se escribe en doble clave. En la superficie de las cosas, sucede lo que sucede. Es allí donde los protagonistas hablan y hacen ruido. Más al fondo, silenciosamente, los propios protagonistas toman conciencia de los errores que están cometiendo. Es allí donde, aunque todavía no lo proclamen, ya están aprendiendo. Sólo aprendemos de nuestros errores. Según la parábola del hijo pródigo, mientras éste cometía en la superficie de las cosas toda clase de tropelías después de haber abandonado la casa del padre, su conciencia le mostraba calladamente el error que estaba cometiendo. Hasta que un día, al parecer súbitamente, el hijo pródigo decidió volver al padre con el sabor agridulce del arrepentimiento. Pero no había nada de súbito en su regreso, que era, más bien, el fruto final de una larga experiencia.

Cuando el ya viejo Perón volvió al poder en 1973, en su conciencia había madurado lentamente una nueva visión del país. Fue entonces cuando dijo que “para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”. En el jardín de su conciencia había brotado la exquisita flor de la reconciliación. Algo similar le había pasado a su archirrival, a ese emblema del antiperonismo que había sido Ricardo Balbín. Se miraron. Se abrazaron. De un lado y del otro de dos fronteras hasta ese momento irreconciliables, nació la concordia. Al peronismo de la confrontación lo sustituyó entonces el peronismo de la integración, y al “antiperonismo” el “no peronismo”. La Argentina de 1973 parecía anunciar, entonces, como lo había hecho la Argentina de Urquiza después de Caseros, que ya no habría entre nosotros “ni vencedores ni vencidos”.

Tanto en el seno del peronismo como en el seno del antiperonismo, empero, quedaron secuelas impenitentes. Mientras Perón llamaba a la concordia, en un ala de su movimiento se expandía el odio de los montoneros. Mientras Balbín lo abrazaba y lo despedía, en otra ala del antiperonismo nacía la represión militar. Los que de ahí en más acudieron a la negra lógica de la metralleta ya no representaban, sin embargo, el auténtico aprendizaje de los dos grandes líderes argentinos. Pese a ello, por unos años llenaron la escena. Aunque no lo supieran, coincidían en una fatídica regla de comportamiento. Ambos pensaban, desde sus trincheras aún cavadas, que el mejor enemigo es el enemigo muerto. Y ambos incursionaron también en el mismo error. Hasta que el general moribundo los echó de la plaza, los montoneros pensaron que podrían copar su movimiento. Los militares, que estaban a cargo del orden público, cometieron, por su parte, el error de mimetizarse con el enemigo. Al hacerlo, perdieron su legitimidad. Al castigar como lo hacen ahora a los militares, por su parte, los pocos montoneros que aún se empeñan en seguir siéndolo, aunque ya no los acompañe el movimiento de la historia, ejecutan en nombre de la justicia una tardía venganza. Pero el país apunta, por su parte, a superar la tragedia que ocurrió porque su deseo profundo es cerrar la puertas de Jano, para celebrar la paz ante su antiguo templo.

La puerta que se cierra

Quizás haya llegado la hora de entender por qué el propio Perón llamó a la corriente política que había fundado, no ya “partido”, sino “movimiento”. Porque, alargando esta definición, podríamos redefinir ahora al peronismo diciendo que es el movimiento que, en su marcha a través de la historia, aprendió. Un peronismo no dictatorial, sino “republicano”. A la vista del despliegue actual del llamado “peronismo disidente”, que contempla, además, la creciente “diáspora” del kirchnerismo, parece razonable concluir por ello que empezamos a ver las puertas que se cierran de un antiguo antagonismo en camino hacia la superación.

Pero las llamas dejan todavía insistentes brasas. El kirchnerismo lo ha apostado todo a recrear un odio anacrónico, como si en él hubiera rebrotado el peronismo infantil de los comienzos. Ya lo dijo, sin embargo, Marx: en la historia, cuando la tragedia pretende repetirse, cambia de género para convertirse en farsa. Aun en el seno de aquellos que siguen atendiendo, al parecer, sumisos a las convocatorias cotidianas de la pareja presidencial se puede percibir, aunque todavía no lo proclamen, que el peronismo inicial agoniza en medio del ridículo.

Pero tampoco el viejo antiperonismo se ha liberado del todo de las secuelas de la lucha inicial. Cuando voceros de la oposición insisten en no aceptar a las huestes del peronismo disidente que quieren sumárseles, ¿no subsisten en ellos, todavía, las lánguidas llamas del antiperonismo? ¿Con qué derecho pretenden descalificar a los potenciales aliados que, como ellos, apuntan a la aurora ya no tan lejana de “poskirchnerismo”, sugiriendo, aunque no lo proclamen, que nada hay rescatable en el peronismo? Hace más de treinta años, tanto el último Perón como el último Balbín, adelantándose a su tiempo, ya los habían superado.

Afirman que el castigo físico vuelve agresivos y antisociales a los hijos

27 Mar

Investigación en los Estados Unidos / Las palizas, cuestionadas

Afirman que el castigo físico vuelve agresivos y antisociales a los hijos

En Uruguay, Chile y Venezuela hay leyes que lo prohíben; aquí se admiten correctivos

Viernes 27 de marzo de 2009 | Publicado en Lanacion.com

Afirman que el castigo físico vuelve agresivos y antisociales a los hijos

 

Evangelina Himitian 
LA NACION 

Está científicamente comprobado: las palizas en la cola, los tirones de oreja y los sopapos no mejoran la conducta de los hijos a largo plazo, sino que incrementan las posibilidades de que se vuelvan personas agresivas, desafiantes, con predisposición a desarrollar un carácter antisocial y a establecer, en el futuro, relaciones violentas.

Son las conclusiones de un trabajo publicado por la investigadora Elizabeth Gershoff, del Centro para la Disciplina Efectiva de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

En la Argentina no existe una ley que prohíba explícitamente el castigo físico por parte de los padres, como sí ocurre en Uruguay, Chile y Venezuela. En 2006, un informe de las Naciones Unidas sobre violencia contra la infancia hizo una fuerte recomendación para se avance en una legislación en esta materia.

El artículo 278 del Código Civil, redactado en 1871, señala: “Los padres tienen la facultad de corregir o hacer corregir la conducta de sus hijos menores. El poder de corrección debe ejercerse moderadamente, debiendo quedar excluidos los malos tratos, castigos o actos que lesionen o menoscaben física o psíquicamente a los menores”.

“Este texto, que es anterior a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, ha hecho que distintos jueces interpretaran que el castigo físico moderado está incluido entre los deberes correctivos parentales. Tener una ley que los prohíba serviría para que se tome conciencia, para hacer visible el problema”, dijo a LA NACION Gimol Pintos, de la oficina de Protección de la Infancia de Unicef.

Gerschoff, que en 2002 había dirigido otra investigación sobre el tema para la Universidad de Columbia, establece ahora una lista de 11 conductas y experiencias asociadas al castigo físico, sobre la base de un análisis de más de 90 estudios realizados en los últimos cien años sobre el tema.

Diez de esas conductas asociadas fueron negativas y sólo una positiva: un incremento de la obediencia inmediata. En contraposición, los expertos determinaron que los niños se volvían antisociales, que desarrollaban una conducta agresiva y que les costaba internalizar qué está bien y qué está mal. También, que se volvían más desafiantes, que cuestionaban la autoridad y que se deterioraba la calidad de la relación entre padres e hijos. En los casos más extremos, podía estar asociado a conductas delictivas, de alteraciones en la salud mental, a la legitimación del abuso por parte del adulto y hasta una mayor predisposición a convertirse en víctima de abuso físico, según señala Gershoff.

“Los castigos físicos los aplican los padres o porque son violentos o porque se sienten impotentes y no saben cómo ejercer la autoridad. El que tiene autoridad la tiene porque es respetado por los demás y no porque ejerce la violencia. Lo que produce es miedo, odio, humillación, descalificación”, asegura la psicóloga Eva Rottemberg, directora de la Escuela para Padres ( www.escuelaparapadres.net ).

“Claro que hay que hacer una diferenciación entre quien golpea de un modo arbitrario y despótico y aquel padre que cree que aplica un castigo correctivo. Sin embargo, el castigo físico hace que los chicos obedezcan en ese momento, pero no les permite desarrollar una evaluación moral de sus actos cuando no están los padres presentes”, apuntó Rottemberg.

No dejarlos solos“Desaprobar el castigo físico no significa desaprobar los castigos en general ni tampoco que, aunque los niños sean sujetos de derecho, los padres deban tratarlos como adultos. Es más fácil no castigar, decir «allá vos», que reconocer que los hijos todavía nos necesitan. Parte de los males de nuestros hijos se deben a que los dejamos solos y sin herramientas demasiado pronto”, dijo la especialista Mori Ponsowy.

“La recomendación de las Naciones Unidas es que se avance no sólo en lo normativo, sino también como política de Estado más amplia para promover condiciones que protejan a los niños. En realidad, la peor violencia es invisible, y eso no puede ser regulado por una ley”, explicó Pintos.

“El Comité de los Derechos del Niño con sede en Ginebra ha sido elocuente al expresar: «En cuanto al castigo corporal, pocos países tienen leyes claras sobre esta cuestión. Ciertos Estados han tratado de distinguir entre la corrección de los niños y la violencia excesiva. En realidad, la línea divisoria entre las dos es artificial. Es muy fácil pasar de la una a la otra. Es también una cuestión de principios. Si no es permisible golpear a un adulto, ¿por qué debería serlo golpear a un niño?»”, dice Marisa Herrera, especialista en Derecho de Familia de la Universidad de Buenos Aires.

Bibliologia IV – LA INERRANCIA DE LAS ESCRITURAS

27 Mar

Bibliologia IV – LA INERRANCIA DE LAS ESCRITURAS

1. SU IMPORTANCIA

La Biblia es constantemente cuestionada. Esto no es para sorprenderse. Desde el principio el Tentador ha dicho: ¿Conque Dios ha dicho?”. Hoy en día hay cuatro áreas principales donde se suele cuestionar lo que dice la Biblia:

• La veracidad científica de la creación y del diluvio.

• La historicidad de los eventos de la vida de Israel antes de 1000 a.C. (el reinado de David).

• La historia de Joñas y el pez.

• Los milagros de Cristo y de los apóstoles.

Frente a los ataques a la Biblia, es necesario afirmar y clarificar la doctrina de la inspiración porque afecta todo lo demás que uno cree. Si la Biblia no es de confianza en lo que relata de la historia, ¿cómo confiar acerca de lo que dice de Dios y de la salvación? Si no es correcto referente a la ciencia, ¿cómo puede ser confiable referente a lo moral?

Por ejemplo, si no se acepta que Génesis 1 al 6 relata hechos históricos, entonces la caída de Adán no explica la presencia del pecado en la raza humana, tampoco la necesidad de la salvación y por ende, la innecesidad de la venida de Cristo. Entonces, se puede llegar a la conclusión de que el hombre es básicamente bueno y no necesita ser salvo. La muerte de Cristo es, por lo tanto, solamente un ejemplo de altruismo y auto-negación.

Negar la veracidad de las Escrituras finalmente lo lleva a uno al agnosticismo y a la inmoralidad.

“El asunto es claro: ¿es verdad la Biblia y sin error dondequiera que habla, inclusive cuando toca la historia y el cosmos, o es, en algún sentido, sólo revelacional cuando toca temas religiosos? Esa es la cuestión”.

2. SU ALCANCE

La inerrancia trata de los manuscritos originales. McDowell y Stewart dicen:

“Es de monumental importancia para identificar el grado de inspiración incluir todos los libros de las Escrituras, todas las partes de los libros, y todas sus palabras tal como fueron dadas en el original. No se incluyen las copias de manuscritos, ni las traducciones que son reproducciones.

Ningún manuscrito ni traducción alguna son inspirados; sólo lo es el original. Sin embargo, para fines prácticos, sí son inspirados puesto que, con el gran número de manuscritos disponibles para escrutinio hoy en día, la ciencia de la crítica textual puede darnos un texto suficientemente representativo del original. Por lo tanto, podemos estar seguros de que al leer la Biblia recibimos la Palabra de Dios”.

3. SU BASE BÍBLICA

A. La naturaleza del profeta como vocero de Oíos                                                                         

Los profetas fueron fieles a las palabras de Dios (Ex.4:30; Nm.22:18; Dt.4:2; Jer.26:2).               

B. Las Escrituras como autoridad divina

El ‘Está escrito” aparece 92 veces en el NT (Mt.4:4,7,10).

No puede ser quebrantado (Jn10:35).

Es eterna (Mt.5:17,18).

C.  Las Escrituras como Palabra de Dios

Es la “palabra de Dios” (Jn. 10:35; He.4:12).

Es el “soplo” o “aliento” de Dios (2TÍ.3.16).

Son los “oráculos de Dios” (Ro.3:2; Hch.7:38).

D.  Las escrituras como verdaderas

Son de confianza (31119:160; Pr.30:5,6; Jn.17:17).

E.  La Biblia es histórica y científicamente verdadera

Cristo apoyó la veracidad del AT (Mt.12:40; 19:4; 24:34-39; Jn.3:14).

F. Lo que la Biblia dice, lo dice Dios y viceversa  

Dios dijo = dijo la Escritura

 

Gen. 12-.3

Gál.3:8

Ex. 9: 16

Ro.9:17

Dijo la Escritura = Dios dijo

Gn.2.24

Mat. 19:4.5

SaI.95:7

He. 3: 7

Sal.2:1

Hch.4:24,25

ls.55:3

Hch. 13:34

Sal.16:10

Hch.13:35

Dt. 32:43

He. 1:5,6

Sal.104:4

He. 1:5-7

Sal.45:6,7

He.1:8,9

Sal.102:25-27

He. 1:1 0-1 2

G. La analogía de Cristo y tas Escrituras

Los dos tienen aspectos humanos y divinos.

En los dos, el aspecto humano es sin defecto (He.4:15; Jn,17:17).

4. JESÚS AFIRMÓ SU INERRANCIA

Jesús se defendió de las tentaciones del diablo usando las Escrituras (Mt. 4:1-11). Cuando discutió con los saduceos los corrigió usando las Escrituras (Lc.20:27,38). En muchas ocasiones eran su apoyo para defender sus acciones (Mr.11:15-17; Mt.26:53,54).

Cristo vio su vida como el cumplimiento de las Escrituras. Comenzó su ministerio público citando Isaías 61:1,2 y declarando: “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Lc.4:18,19,21). En el Sermón del Monte declaró que vino no “para abrogarla ley o los profetas” sino “para cumplir” (Mt.5:17). Dijo a los líderes religiosos:

‘Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mf (Jn.5.39). A los discípulos en el camino a Emaús: “Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían” (Lc.24:27).

Es evidente que Cristo tenía las Escrituras en muy alta estima, dando por sentado su veracidad aún hasta el punto más pequeño de la gramática.

5.  LA IGLESIA HA CREÍDO EN LA INERRANCIA

Hasta los tiempos modernos, la Iglesia siempre ha creído en la inerrancia. Aunque ésta no es un argumento de tanto peso como las dos anteriores, de igual manera tiene su lugar. Seriamos arrogantes en pensar que sabemos mejor que todos los cristianos que nos han precedido y desechar su testimonio.

A, Ireneo de Lión (II d.C.): “Quede asegurado que las Escrituras son en verdad perfectas, puesto que fueron -acíadas por la Palabra de Dios y Su Espíritu”.

B. Augustín de Nipona (IV d.C.): “He aprendido a considerar que sólo las Escrituras son inerrantes”.

En una carta a Jerónimo escribe: “He aprendido a dar (a las Escrituras) tal honor y respeto como para creer firmemente que ni uno de sus autores haya errado en escribir cualquier cosa… (Entonces) si encuentro algo en estos libros que parece contrario a la verdad, decido que: o el texto está corrupto, o el traductor no siguió lo que fue realmente dicho, o que no lo alcancé a entender”. 

C. Martín Lutero sobre el AT: “Ruego y advierto a cada cristiano piadoso no tropezar con la simplicidad del lenguaje y de las historias que encuentra allí. No debe dudar que, cuan simples que parecen, son las mismas palabras, obras, juicios y hechos de la alta majestad, poder y sabiduría de Dios”.

D. Juan Calvino: “Este es el principio que distingue nuestra religión de todas las otras: que sabemos que Dios nos ha hablado. Y estamos completamente convencidos de que los profetas no hablaron por iniciativa propia, sino que siendo órganos del Espíritu Santo, solamente hablaron lo que habían sido comisionados del cielo a comunicar. Quienquiera que desee aprovechar las Escrituras, primeramente debe dejar esto por sentado: que la Ley y los Profetas no son una doctrina entregada según la voluntad y placer de los hombres, sino dictados por el Espíritu Santo… Debemos a la Escritura la misma reverencia que a Dios; porque ha procedido de Él solamente, y no tiene nada perteneciente al hombre mezclado con ella”.

6. EL CARÁCTER DE DIOS EXIGE LA INERRANCIA

Detrás de los argumentos anteriores yace la verdad de que si cada dicho en la Biblia es de Días, y si Dios es un Dios de verdad – como la Biblia declara que es – entonces la Biblia tiene que ser totalmente verídica o inerrante Dios es verdadero, no puede mentir (Nm.23:19; Ro.3:4; Tito 1:2; Hb.6:18; 1Jn.1:5,6,10). Al reconocer errores en la Biblia, necesariamente empaña también el carácter de su Autor. ¿Puede Dios mentir? ¿Daría un mensaje equivocado sobre temas trascendentes y eternos? Tal vez algunos dirán que sí. Pero concordemos con lo que dijo Pablo: “Antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso”.

7. CONCLUSIÓN

El debate sobre inerrancia es de fundamental importancia. Por más de cien años la Biblia ha sido atacada directamente por el erudismo liberal y fue respondida. Últimamente, ha sido también atacada indirectamente por sus supuestos amigos, quienes confiesan que es la Palabra de Dios, pero con errores. Se debe reconocer esto por lo que es: la incredulidad. Es una sutil amenaza que socava el cimiento de la fe cristiana.

Juan Wesley dijo: “Si hay algunos errores en la Biblia, pueden haber miles. Si hay una sola mentira en ese libro no vino del Dios de la Verdad”:

Podemos concluir con las palabras de J.l.Packer: “Sólo la verdad puede tener autoridad; sólo una Biblia inerrante puede ser utilizada… en la manera en que Dios quiere que sea usada”.

“…Su texto es palabra por palabra dada por Dios; su mensaje es una unidad orgánica, la Palabra infalible de un Dios infalible, una red de verdades reveladas centradas en Cristo”.

“La única actitud correcta para nosotros es confesar que nuestras obras son viles y nuestra sabiduría necedad, y que recibamos con gratitud la justicia perfecta y las Escrituras perfectas de Dios que en Su misericordia nos da.

Cualquier otra cosa es una orgullosa afrenta a la gracia divina. Y la Teología evangélica es obligada a oponerse a la actitud que subestima el regalo de Escritura y presume corregir la inerrante Palabra de Dios”.

Fuente:

  • Instituto Bíblico Jorge Müller
  • Esteban Beitze

Bibliologia III. LA INSPIRACIÓN

27 Mar

Bibliologia III. LA INSPIRACIÓN

1. TEORÍAS ERRÓNEAS SOBRE LA INSPIRACIÓN

A. Teoría Naturalista
La Biblia es un producto humano, vacío de elementos sobrenaturales y por lo tanto, dado a error. Esta teoría es desarrollada por racionalistas, infieles y ateos.
Objeción: ésta no es una teoría sobre la inspiración, sino más bien una negación de la misma.
B. Teoría de la Intuición
La inspiración es un desarrollo más elevado de esa visión interna natural de la verdad que todos los hombres poseen en alguna medida. Este punto de vista clasificaría a las Escrituras junto con otros grandes trabajos de autores tales como Shakespeare, Tennyson, etc, colocándola en la misma categoría.
Objeción: lo que declara ser inspiración en realidad no lo es pues, si así fuera, entonces lo que un hombre podría estar inspirado a decir, otro podría estar inspirado a calificarlo de falso. B Veda, el Corán y la Biblia no pueden ser todos verdad porque esto presupone una contradicción que anula la validez de la inspiración.
C. Teoría de la Iluminación o Teoría de la Gracia
Inspiración es la intensificación y elevación de las percepciones religiosas del cristiano. Entonces la Biblia es el resultado de las meditaciones de hombres piadosos.
Objeción: había inclusive autores que no entendían completamente lo que escribían (1P..1:10-12). Aparte de esto, ningún autor, por más espiritual que fuera, estaba exento de pecado, por lo tanto no habría iluminación perfecta.
D. Teoría Parcial
Sugiere que sólo ciertas partes de la Biblia fueron inspiradas. La opinión corriente es que sus verdades espirituales son dadas por Dios, pero que los detalles históricos, geográficos, cronológicos y científicos no lo son. Incluidos en este punto de vista están aquellos que enfatizan que la Biblia “contiene” la Palabra de Dios en contraste con “ser” la Palabra de Dios. También están incluidos aquellos que confieren a las palabras de Cristo una autoridad por encima del resto de las Escrituras. Objeción: si solamente partes de la Biblia son inspiradas, ¿quién puede determinar cuáles son esas partes?
E. Teoría del Concepto o del Pensamiento
Los pensamientos de la Escritura son inspirados, pero las palabras mismas no lo son. Dios les dio a varios autores el mensaje y luego dejó que ellos se expresaran de la mejor manera que pudieran: la expresión humana del concepto divinamente dado.
Objeción: las Escrituras afirman su inspiración hasta en las mismas letras. Por otro lado, no habría exégesis válida si no fuera así.
F. Teoría Mecánica o del Dictado
Los escritores de la Biblia actuaron como secretarios mecánicos copiando cada palabra tal cual Dios se las dictaba.
Objeción: aunque en ocasiones Dios sí dictaba, los hechos no comprueban esta teoría. En sus escritos se reflejan las diferencias individuales entre los escritores. El carácter austero de Moisés, la naturaleza poética de David, el amor de Juan, están claramente estampados en sus mensajes.

2. EL TESTIMONIO DE LA BIBLIA MISMA SOBRA SU INSPIRACIÓN
A. El testimonio del AT mismo:
1) En todas partes testifica ser Palabra de Dios. Más de 2000 veces encontramos esta afirmación en el AT.:
• En la Ley aparece más de 700 veces (Ex.4:10-12; 24:4). 17 de los 36 capítulos de Números comienzan con” Y Jehová le dijo a Moisés
• Los profetas: “Un profeta es, en el sentido escritural del término, un orador que habla por otro en su nombre y con su autoridad, así que no es el orador sino la persona por la cual él actúa la responsable de la veracidad de lo que se dice” (Hodge, comp. Ex.4:14-16 y 7:1). El mismo oficio de profeta es una afirmación de que Dios está hablando:
Isaías (20 veces); Jeremías (alrededor de 100 veces), 1:4,9,10; Ezequiel 1:3.
• Profetas menores: al principio de casi todos sus libros se hace esta afirmación.
Los escritos:

•  Salmos;
• 2 Samuel 23:1,2;
• Job 1:7; 38:1.

2) El testimonio de una parte del AT a otra parte:
• Salmo 1:2 a la ley (comp. SI.119);
• I Reyes 16:34 a Josué 6:26;
• Daniel 9:2 a Jeremías 25:11; 29:10;
• Zacarías 7:12 a los profetas mayores.

B. El testimonio de Cristo sobre el AT:
Para el creyente, el testimonio de Cristo sobre la validez y exactitud de las Escrituras del AT debería ser suficiente para comprobar que ésta es, en todos sus detalles, la Palabra inspirada de Dios. Es digno de destacar que Jesús comenzó su ministerio usando el AT (Mt.4:4) y lo terminó de la misma manera (Lc.24.46).

1) Uso general de las Escrituras:
• Increpando a Satanás (Mt.4:4,7,10).
• Increpando a los líderes (Mr. 12:24).
• Enseñanzas generales (Mr. 11:17).
• Enseñanzas concernientes a Sí mismo (Jn.5:39).

2) Su confianza en las Escrituras: (Lc.24:25; Jn10:35; 5:39; Mt.19:4).

3) Testimonio específico de Cristo respecto de los milagros en el AT
• Jonas (Mt. 12:40).
• Conversión de Nínive (Mt. 12:41).
• Creación del hombre (Mt. 19:3-6).
• Elias y la sequía (Le.4:25).

C. Testimonio de los escritores del NT:
1) Citas del AT en el NT.
El NT de Wescott y Hort (griego) muestra 1076 referencias del AT o alusiones al mismo:
Mateo (100 referencias de 27 libros del AT), Marcos (56), Lucas (86), Juan (21), Hechos (108), Romanos (74), 1 Corintios (29), 2 Corintios (21), Calatas (13), Efesios (22), Filipenses (6), Colosenses (4), 1 Tesalonicenses (7), 2 Tesalonicenses. (9), 1 Timoteo (2), 2 Timoteo (4), Tito (3), Santiago (18), Hebreos (98), 1 Pedro (31), 2 Pedro (5), Judas (5), Apocalipsis (384). La carta a Filemón y las de Juan no tienen ata alguna.

2) Todos los libros del AT son citados o mencionados en el NT excepto 8 que son: Esdras, Nehemías, Ester, Eclesiastés, Cantares, Abdías, Nahum y Sofonías. Pero aún así podría haber alusiones a los mismos.

3) Uso del AT por parte de los apóstoles:

• Base para el mensaje del evangelio: Hch.2:16, 25, 29-31, 34.
• Predicando la muerte y resurrección: 1Co.15:3,4; Hch.3:25; 17:3; 26:22.
• Alentando a los convertidos para estudiar: Hch. 17:11.

4) Importancia atribuida por los apóstoles al AT: Ro.3:2; 4:23,24; 15:4; 1Co.10:11; 2 Ti.3:16.
5) Afirmaciones directas respecto a la inspiración: Mr. 12:36; Le. 1:70; Hch.1:16; 4:25; 28:25; Hb.3:7.

6) Para el NT vemos el testimonio y la provisión de Cristo (Jn. 16:12-15):

• Expresamente declaró que dejaría “…muchas cosas…” sin revelar (v.12).
• Prometió que esta revelación sería completada después que el Espíritu Santo viniese, y que tal revelación adicional incluiría nuevas profecías (v.13).
• Eligió ciertas personas para que recibieran las revelaciones adicionales y para ser testigos de ellas (Mt.28:19; Jn.15:27; Hch. 1:8; 9:15-17).
• Les dio a las palabras de ellos, cuando hablaban por Él en el Espíritu, precisamente la misma autoridad que la Suya (Mt.10:14-15; Le. 10:16; Jn. 13:20).

3. PASAJES SOBRE LA INSPIRACIÓN DE LA BIBLIA
A. 2 Timoteo 3:16
Pablo explica a Timoteo las ventajas de haber aprendido desde pequeño la verdad salvadora de Dios. La aprendió de buenos maestros (v. 15), y tuvo las “Sagradas Escrituras” (v. 16). Éstas son la garantía de su salvación.

1) Lo que abarca: “toda la Escritura”. Se puede traducir también “cada Escritura”, pero en ambos casos diría lo mismo: que todas y cada parte de la Escritura es inspirada.
El término “Sagradas Escrituras” del versículo 15, abarca por lo menos todo el AT. Era un término muy usado por los judíos de su tiempo (se da con frecuencia en los escritos de Filón y Josefo) refiriéndose a la totalidad del AT. El NT usa el término “escrituras” 51 veces y siempre en referencia a alguna parte de la Biblia, tanto del AT como del NT (Lc.4:21; 24:45; Jn.10:35; 1Ti.5:18; 2P.3:16). Las dos últimas son importantísimas. En el pasaje de Timoteo, Pablo atribuye el término “Escrituras” al texto del AT en unión con un pasaje del NT (Dt.25:4; Lc.10:7), y Pedro a todos ios escritos de Pablo. De esto podemos concluir, con toda seguridad, que la inspiración divina se extiende a todos los textos canónicos, tanto del AT como del NT.
2) El origen o procedencia: “es inspirada por Dios” (gr.theopneustos) = “Dios + soplado, respirado”. Todo radica en el “soplo” o “aliento” de Dios. El mismo aliento que hizo del hombre un ser viviente inspiró a los autores de Su Palabra. Esto significa que los autores humanos escribieron el texto, pero la Biblia se originó como una acción de Dios, que la espiró.
3) Elefecto y propósito: toda la Biblia es útil. En el versículo 15 vemos que es útil para alcanzar la salvación, y en el 16 para diferentes aspectos necesarios para la edificación o santificación. Nos enseña cómo vivir.
B. 2 Pedro 1:19-21
1) La comparación: en los versículos anteriores (16-18) se presentan los mismos apóstoles como testigos presenciales de la verdad de Cristo.
En los versículos 19 al 21 se indica que “la palabra profétíca” es todavía “más segura”, porque recoge el testimonio no sólo de una generación sino de muchos siglos. Demuestra la superioridad del texto escrito sobre ia propia experiencia personal y, sobre todo, porque es “palabra profétíca”, es decir, se trata de la palabra de hombres inspirados por Dios.
2) La “profecía” o la “palabra profétíca” no debe ser necesariamente limitada a las porciones proféticas. En la división judía de las Escrituras (Ley, Profetas y Salmos) como hemos visto, no sólo entra lo que nosotros entendemos por profetas (Josué, Jueces, Samuel, Reyes, etc.).
Pero si vamos a la definición de profeta veremos algo más. El profeta en el concepto bíblico no es, primeramente, el que predice el futuro sino el que transmite el mensaje de parte de Dios. En esta definición entrarían todas las Escrituras.
3) El origen de la profecía:
a) Negativamente hablando “ninguna profecía de ¡a Escritura… fue traída por voluntad humana”. No vino por propia iniciativa del hombre.
b) Positivamente, “…sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. Este “inspirar” en realidad debería decir “llevados”, “movidos” o “impulsados”. La ilustración es el barco a vela llevado por el viento de popa, como lo fue el barco de Pablo antes de naufragar en las costas de Malta. Los hombres seguían activos pero no podían hacer nada para cambiar el rumbo o destino del barco, O sea, los escritores de la Biblia escribieron de parte de Dios, fueron tomados por el Espíritu Santo de manera total y absoluta, y conducidos a la meta elegida por Dios.
Esto también tiene un segundo e importantísimo significado: a pesar de ser hombres pecadores y con falencias, esta palabra es completamente segura, inerrante (sin error), porque es dada por inspiración divina. Por lo tanto, Dios nos dio una Biblia completamente veraz en su texto original.
C. 1 Corintios 2:13
En este pasaje Pablo señala que la revelación de Dios llegó a nosotros en palabras. Esto contrarresta la suposición de algunos que la inspiración solamente tiene que ver con los pensamientos que Dios quería que supiéramos, y no con las palabras que expresaron estos pensamientos.
Esto nos lleva otra vez a la inerrancia de las Escrituras. Las palabras mismas son Inspiradas. A esto se le llama la inspiración verbal (Otros pasajes en donde se puede comprobar esto son: Mt.5:18; 22:31,32; Jn.8:58; 1Co.2:13; Gá.3:16; 1Ts.2:13; He. 12.27).
D. Juan 10:34,35 “La Escritura no puede ser quebrantada”. Nótese el contexto del versículo: Cristo se está defendiendo del cargo de blasfemia. En defensa acude a la cláusula del Salmo 82:6.
Aunque Cristo cita de los Salmos, lo llama “vuestra fe”. Lo hace en el sentido de que todo el AT tiene autoridad legal valedera.
El término “quebrantada” es el mismo que se usa con respecto a los 10 mandamientos (Mt.5:19) y la ley en general (Jn.7:23) que no puede ser anulada. Debe ser aceptada tal cual está.
Es interesante notar que Cristo se refiere solamente a una cláusula del AT. Concluimos que la autoridad de las Escrituras comprende hasta las mismas formas de expresión de sus cláusulas más casuales.

4. DEFINICIÓN DE INSPIRACIÓN
Después de ver lo anterior llegamos a la siguiente conclusión acerca de lo que es e incluye la inspiración de las Escrituras:

“Dios supervisó a los autores humanos de la Biblia, para que ellos compusieran y grabaran sin error Su mensaje a la humanidad en las palabras de los escritos originales” G.C.Ryrie

Cinco elementos importantes
1) El elemento divino: que Dios el Espíritu Santo supervisó el proceso garantizado de transmisión fidedigna de Su mensaje.
2) El elemento humano: que los autores humanos escribieron de acuerdo con sus propios estilos, de acuerdo al ambiente, entrenamiento, vocabulario y de acuerdo a sus personalidades. No eran robots o taquígrafos de Dios (inspiración orgánica).
3) El resultado: de esta doble autoría surgió que la verdad de Dios fue escrita sin error, siendo por lo tanto la verdad (Jn.17:17).
4) El alcance: se extiende a todas las Escrituras (inspiración plenaria) y a la selección de las palabras por los escritores (inspiración verbal).
5) El enfoque: se dirige y se aplica sólo a los manuscritos originales, no a las copias o las traducciones, por más precisas que sean.

Para pensar
De una forma prodigiosa Dios hizo posible que Su Palabra llegara a nuestras manos. Dudar de la inspiración sería dudar de la omnipotencia de Dios. Más bien, ¡alabémosle!
Si toda la Escritura es inspirada por Dios ¿qué estás haciendo para absorber más de ella?
Dado que toda la Palabra es “útil”, ¿hay partes que pasas por alto en tu estudio personal?

 

Esteban Beitze, Bibliologia, Instituto Teológico Muller