Archivo | 11:49 PM

Nace en Fuengirola un hipopótamo pigmeo, especie en peligro de extinción

26 Mar

Nace en Fuengirola un hipopótamo pigmeo, especie en peligro de extinción

Nace en Fuengirola un hipopótamo pigmeo, especie en peligro de extinción

EFE

El Zoo de Fuengirola (Málaga) ha acogido el nacimiento de un hipopótamo pigmeo o enano, especie en peligro de extinción catalogada como vulnerable que cuenta con doscientos ejemplares en cautividad y con 3.000 en libertad en todo el mundo.

La cría, que nació el pasado diciembre, es la tercera de esta especie que ha venido al mundo en el parque, y es que, según ha relatado el veterinario Jesús Recuero a Efe, “es una especie protegida que hay que cuidar y fomentar para que no desaparezca”.

Recuero ha explicado que en 2008 la cifra de nacimientos de hipopótamos pigmeos fue de nueve en todo el mundo, por lo que ha señalado que los expertos tienen bien considerado al zoo, “porque en tan sólo unos años ha contribuido a la causa con tres ejemplares”.

Ha indicado que Liberia, la madre, nunca antes había estado preñada, así que los cuidadores y veterinarios del parque tuvieron un especial cuidado con ella, ya que, según ha manifestado, “las hembras primerizas no siempre llevan bien la gestación y el parto”.

“Cuando le quedaba poco para parir, le preparamos una cama de paja y una piscina dentro de los establos para que estuviese tranquila” ha explicado, y ha señalado que cuando nació la cría, que pesó cinco kilos, se puso de pie y días después ya se bañaba en la laguna africana del zoo.

Recuero ha anunciado que la cría, que ya pesa 25 kilos, podrá llegar a unos trescientos, y ha declarado que se volverá independiente, ya que éstos animales vagan por la selva guineana solos y sin relacionarse, hasta el punto de rechazar a sus crías cuando cuentan con un año.

Los trabajadores del Zoo de Fuengirola aún no han decidido que nombre le pondrán a la cría, por lo que han informado a Efe de que se hará una consulta popular que votará algunas denominaciones antes de que se vaya a otro parque, donde procreará y contribuirá al mantenimiento de la especie.

Fuente: ADN.es

Anuncios

El padre adolescente de Gran Bretaña resultó ser un fraude

26 Mar

El padre adolescente de Gran Bretaña resultó ser un fraude

Jueves 26, Marzo 2009 17:23 | CLARIN.COM

Un estudio de ADN reveló que Alfie, de 13 años, no era el padre del bebé que va a tener su novia Maisie, de 15. La chica dijo que no sabía de quien era.

Después de una prueba de ADN, Alfie Patten, el niño británico de 13 años, podría haberse quitado un peso de encima al enterarse de que no es el padre. Pero dijo que estaba devastado y dolido porque adora a Maisie Roxanne, su supuesta hija de siete semanas. Alfie debió someterse a un test de paternidad porque 12 chicos sostenían que habían tenido relaciones sexuales con su novia Chantelle Stedman, de 15 años. Y que Alfie estaba siendo víctima de la familia de ella. 

“No sabía de la existencia de este tipo de pruebas. Mi madre me explicó que te meten un algodón en la boca y ya pueden saber si eres el padre. Así que si me las hago, todos ellos tendrán que callarse la boca”, dijo. Su madre, Nicole de 43 años, contó que él siempre estuvo convencido de que era el padre y que cree que ella sería incapaz de engañarlo. “Yo soy el único novio que Chantelle tuvo. 

Estamos juntos hace dos años. Yo debo ser el padre. Cuándo se enteró que iba a tener un bebé, le pregunté: ‘¿soy yo el papá?’ Y ella me dijo que sí, así que yo le creo”, aseguró Alfie. El diario inglés Daily Mirror dice que Chantelle le contó a su hermanastra, Jodie O’ Neill, de 17 años, que el padre podría ser cualquiera de los tantos chicos con los que ella tuvo sexo en la casa de sus padres en Eastbourne, al este de Sussex, en Inglaterra. Pero que mintió para que su madre Penny de 38 años creyera que ella era virgen cuando se quedó embarazada y no pensara mal de ella. 

El escándalo comenzó el 13 de febrero. El diario The Sun de Inglaterra sacudió al mundo: Alfie -que no alcanza el metro y medio de estatura-, de 12 años para entonces, había dejado embarazada a su novia de 14 en su primera vez por no usar preservativo y porque ella, dijo, “se olvidó de tomar los anticonceptivos”. “Fue la primera vez que el tuvo relaciones, no tenía ni idea de lo que estaba haciendo y las complicaciones que puede traer. Después de que nació Maisie dijo que no tenía idea de lo que un bebé significaba y que no puede explicar como se siente. Sólo lloraba”, dijo su padre Dennis, de 45 años. Y así él se convertiría en el padre más joven de la historia de Inglaterra hasta ayer. 

LA PERSEVERANCIA DE DIOS

26 Mar

LA PERSEVERANCIA DE DIOS

En el trayecto hacia la tierra prometida la murmuración se convirtió en compañera inseparable de los israelitas poniendo en tela de juicio la palabra que Dios les trasmitía a traves de Moisés. A pesar de los milagros vistos por esta multitud como el cruce del Mar Rojo (Exodo 14:21), maná que caía del cielo (Exodo (16:4), una columna de nube y de fuego (Exodo 13: 21), convirtió el agua amarga de Mara en dulce (15:25), carne para comer (Exodo 16:12) seguían cuestionándose cada vez que las situaciones les apremiaban. Su partida como una estampida poco a poco se se fue convirtiendo en un acertijo sin resolver gracias a su desobediencia que los llevó a vagar por el desierto cuarenta años. No obstante, Moisés como caudillo elegido por Dios para guiar a esta gente a la tierra de promisión rogaba y sufría por ellos deseoso que consiguieran su herencia. En ocasión en que Moisés subió al monte Sinaí la desesperación tomó presa al pueblo de Israel cuando estos vieron que su líder no regresaba. Moisés llevaba 40 días y 40 noches en la montaña donde recibió de parte de Jehová todas las leyes que debían regir la vida religiosa y secular de los israelitas, que se sintieron abandonados por Moisés.

Como resorte se dirigieron a Aaron y le replicaron: “Levántate, haznos una divinidad que vaya delante de nosotros, por que a este Moisés que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos que le haya acontecido”. (Exodo 32:1). La revuelta estaba en todo su apogeo y Aaron asustado y débil procedió a buscarles un sustituto visible. Aaron les replicó: “Que las mujeres, vuestros hijos y vuestras hijas se quiten los pendientes de oro que llevan en sus orejas y me los traigan para más luego fabricar un becerro de oro.

Cuando ya todo estaba hecho el pueblo adoró, comió, bebió y se divirtió a sus anchas olvidando el camino que Jehová les habٕía señalado incrustados en sus placeres y demás. Hay que señalar que los israelitas habían crecido en una sociedad pagana y estaban predispuestos a practicar la idolatría, al faltarles la guía espiritual , volvieron a sus costumbres anteriores. En el monte Jehová avisa a Moisés lo que estaba aconteciendo abajo. “Ahora pues, déjame que encienda mi ira contra ellos y os consuma y de ti yo haré una nación grande. (Exodo (32:10).

Al oir estas palabras Moisés lo insta para que tuviera misericordia por esta gente, en la desbandada Moisés oró en presencia de Dios. (Exodo 32:11)-“Entonces oró en presencia de Jehová, por que se encederá tu furor contra tu pueblo, que tú sacastes de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte”.

Pero, la misericordia de Dios es grande y su amor sobrepasa las barreras, se arrepintió del mal que dijo que había de hacer para su pueblo, Moisés bajó de la montaña con las Tablas de la Ley (las cual luego de ver lo que estaba ocurriendo y ebrio de ira las rompió al pie de la montaña) y al llegar su gente estaba adorando un becerro de oro el cual quemó al fuego y lo molió hasta reducirlo al polvo. “Cuando ya estaba cerca del campamento Moisés vio el becerro de oro y las danzas, su colerá se desató, arrojó las losas y las rompió al pie de la montaña. Agarro el becerro que habían hecho y lo quemó en el fuego, lo redujo a cenizas, las mezcló con agua y obligó a los israelitas a que se lo bebieran” (Exodo 32:19-21).

El pueblo estaba sin control ninguno y Moisés le echó la culpa a Aaron que lo había expuesto a ser el hazmereír de su enemigos, entonces Moisés se paró frente a la puerta del campamento y gritó en voz alta: “A mí los del Señor, todos los levitas se le unieron y les ordenó: “Esto dice el Señor, Dios de Israel, que cada uno se ciña la espada en su costado y recorra el campamento, que lo revise de puerta en puerta y ejecute a los culpables, incluso a su propio hermano, su amigo o pariente, los levitas cumplieron la orden y ejecutaron a unos tres mil hombres. Puedo imaginar esta escena, llanto, gritos, hombres cayendo por todos lados ante el filo de las espadas, amigos, esta es la paga de pecado, se estaba cumpliendo la orden de Dios.

Luego de la matanza Moisés replicó a los levitas: “Hoy os habéis consagrado como sacerdotes del Señor, por que lo habéis puesto por encima del hijo y del hermano, El, os otorgará hoy la bendición” Al día siguiente Moisés le replicó al pueblo: “Vosotros habéis cometido un gran pecado, pero yo subiré ahora a Jehová, quizás le aplaque vuestro pecado”. Moisés no pierde tiempo y se encamina ante la presencia de Dios trayendo consigo su atrevida proposición: “Te ruego, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito” (Exodo 32:30).

Waooo, me imagino a este hombre, su valentía, humildad y aplomo que por su amor a Israel renunció a los placeres y tesoros de Egipto cuando se presentó en aquella ocasión en la corte del Faraón, escogió el camino de la Cruz como recompensa, pero en íntima comunión con Dios había entrado en su Espíritu Divino de sacrificio, en que hay un entrega total y renuncia total. Gracias a la intervención de Moisés El creador le concedió un perdón parcial, sería un ángel y no El, quien acompañaría de ahora en adelante a los israelitas. Sin embargo, nuestro personaje siguió implorando piedad para su pueblo y finalmente Dios los perdonó.

Dios encomendó a Moisés que volviera a subrir a la cima del monte Sinaí con dos tablas de piedra, en ellas se volverían a escribir los Diez Mandamientos de su ley. Luego de pasar otros (40) días y (40) noches en comunión con Dios en la montaña, Moisés descendió con las leyes y su rostro ya no era el mismo, ahora irradiaba devoción.

Hago un alto, amigos, Dios es real, mientras escribo puedo sentir su presencia en estos momentos, una sensación de confortación me arropa de pies a cabeza, su presencia me inunda, el Espíritu Santo abraza mi vida, mi cuerpo se contorsiona por momentos recibiendo esa electricidad divina que llena de paz el espíritu. Siento su mano que acaricia mis pensamientos, tu que lees sientélo también, abre tu corazón, descansa y deposita tus cargas en El, abre tu corazón para que El entre y comienze a restaurar tu vida.

El llanto fluye de mi ojos como signo de agradecimiento por lo que El ha hecho en mi vida. Comienza a recitarse el Salmo 23 en mi pensamiento, entiendo a Moisés, su sacrificio, mi alma se maravilla y mi esperanza se convierte en gigante. El está aquí, bendito seas, gracias mi Dios por darme muestras de tu amor, bendice al que lee, llénalo de nuevas esperanzas y envía maná divino del cielo. Gracias Dios por darme la oportunidad de transcribir tu palabra para que la misma sea alimento divino y espiritual para los que siguen y buscan tu rostro. Para los no creyente que este escrito sea la bujía que encienda su entendimiento de que todavía hay tiempo de venir a tus pies mediante el total arrepentimiento, el te espera amigo, dale la oportunidad.

Cuando seguimos leyendo la historia, aprendemos que Moisés nunca dejó de interceder a favor del pueblo de Dios. Habían perdido su derecho a tener al Dios santo en medio de ellos, y a causa de su rebelión el Señor anunció que él ya no iría con ellos. Moisés, sin embargo, no podía aceptar esto. Leemos que él «tomó el tabernáculo, y lo levantó lejos, fuera del campamento» (Exodo 33:7). No era el Tabernáculo, pero fue puesto bien lejos del campamento y se le llamó «la tienda de reunión». El proyecto del Tabernáculo mismo estaba suspendido debido a la rebelión del pueblo, pero Moisés mantuvo el asunto vivo poniendo una ‘mini-tienda’ y llamándola por el mismo nombre de la gran tienda. Cuando Dios prepara su misericordia, despierta espíritu de oración.

En su maravillosa gracia, el Señor vino a Moisés en su pequeña tienda y se reunió allí con él. Así que leemos: «Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo … hablaba Jehová a Moisés cara a cara» (Exodo 33:10).

Se nos dice acerca de qué hablaban, porque Moisés sólo tenía un tema de conversación: un ruego a Dios para que continuara con su pueblo. Nunca dejó de interceder sobre este punto. «Tú debes ir con nosotros», pedía, «si tu presencia no sube con nosotros, entonces no nos permitas seguir en absoluto». Él no se detuvo hasta obtener de Dios la promesa de su presencia constante entre ellos. Esto alcanza un clímax cuando Moisés tiene una revelación privada de la gloria de Dios, y el nombre de Dios es proclamado ante él: «¡Jehová, Jehová! Fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad». Moisés, un oportunista supremo, toma esto, sabiendo que si Dios es así, hay esperanza después de todo. «Moisés, apresurándose, bajó la cabeza hacia el suelo y adoró. Y dijo: Si ahora, Señor, he hallado gracia en tus ojos, vaya ahora el Señor en medio de nosotros» (Exodo 34:8-9). ¡La graciosa respuesta de Dios fue: «¡Bien, Moisés! ¡Tú ganas! Yo he hecho un pacto, y no te dejaré» (v. 10).

Así vemos cómo Dios está obrando de acuerdo con su propia naturaleza. Él va con ellos porque está en su naturaleza ser un Dios que perdona la iniquidad, que mantiene su santidad aunque vive y anda en medio de los pecadores. ¡Qué preciosa verdad para nosotros! Podemos confiar en el habitar divino porque es el propósito del propio corazón de Dios. Él lo planeó y es llevado a cabo por su amor, su perseverancia con nosotros y su consistencia consigo mismo. Esto es ilustrado claramente por el hecho de que el hombre que fue hecho sumo sacerdote fue Aarón, el mismo Aarón que había llevado al pueblo a la rebelión.

«A los rebeldes, Él ha hecho sacerdotes y reyes, nos ha comprado, y nos ha dado un cántico nuevo: al que nos amó y nos lavó del pecado, a él sea la gloria para siempre. Amén».

 

Edwin Kako Vazquez 

Edwin Kako Vazquez

EDWIN KAKO VAZQUEZ ESCRITOR E HISTORIADOR CRISTIANO 

 

CLAVES PARA VENCER LA INCONSTANCIA

26 Mar

CLAVES PARA VENCER LA INCONSTANCIA

Seguimos caminando por las calles de nuestra vida buscando respuestas que nos lleven a encontrarnos y definirnos como verdaderos seres humanos. No obstante, esas respuestas no tocarán a nuestra puerta si continuamos cambiando de dirección con todo el viento que sopla dentro de nuestros principios y actitudes. Cuando ocurre esto la gente que está al otro lado no sabe donde nos encontramos creando una terrible inseguridad que distorsiona la confianza y las relaciones con ellos.

Debemos ser eficaces para que la estatura de nuestra personalidad haga balance en las perspectivas del ojo ajeno. Nuestro creador quiere que la integridad y la madurez de corazón sean nuestro estandarte ante toda esa jungla que nos rodea. Las personas que obtienen buenos frutos y son ejemplos en la vida no son aquellos que enseñan sus principios, sino que lo manifiestan. Esta manifestación caminará de la mano de la humildad, porque el hombre humilde es el que abre su voluntad a la voluntad de Dios y ve la luz de su llamamiento.

Debemos tener sabiduría en este andar y asumir una posición completamente alerta para reproducir lo que realmente somos. Por ejemplo, si somos débiles de carácter produciremos personas moralmente débiles que no son más constantes que nosotros mismos. Si vivimos en temor de otros y con temores que resolver, entonces reproduciremos aquel temor en la vida de aquellos con quien nos asociamos.

No podemos llevar a otros la fe a menos que nosotros mismos seamos personas de fe. Debemos pararnos firmemente en la Roca dejando que el Espíritu Santo nos escudriñe y nos limpie de toda esa basura acumulada en la vieja criatura. Esto es, que nos limpie de la inconstancia, duda y temores que muchas veces se enmarcan de manera contundente en nuestras acciones llevándonos al desánimo y muchas veces al final del abismo.

Por lo tanto, necesitamos obtener la visión que Dios quiere en nuestra vida, muchos no pasan por este proceso por que sencillamente nunca llegan a oír o recibir la misma aludiendo a sus propios méritos que no son más que presunciones carnales pasajeras. Entonces, crecen en su vida raíces de inmadurez espiritual que los incapacita y los aleja de su verdadera visión a la cual están destinados.

Si la luz de Dios alumbra nuestro interior podremos entonces batallar contra los desafíos rutinarios que el coludo se encarga de dramatizar. Si adicionamos nuestro granito de arena y caminamos en fidelidad, Santiago (1:5) nos dice” Alabado sea Dios, el puede suplir, y suplirá, las deficiencias de nuestra naturaleza, para que podamos perseguir Su voluntad más resueltamente”. Cuando dejamos que el Espíritu Santo ocupe esas áreas negativas que nos arropan, sencillamente la entrega de nuestra voluntad y fragilidades humanas al Señor nos convertiremos en un vaso más perfecto, listo para para el uso del Maestro.

La inconstancia se vence cuando aprendemos con disciplina a “permanecer”.

Juan 15:4: Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

EDWIN KAKO VAZQUEZ ESCRITOR E HISTORIADOR CRISTIANO 

Un destino eterno

26 Mar

Un destino eterno

J.M.D. de Heer

atardecer

¿Si tú te mueres, qué? ¿Sabes que sólo hay dos caminos, uno ancho y otro estrecho? ¿Y que el ancho termina en desastre eterno? ¿Sabes también que hay un pueblo que es dichoso? Ese es el pueblo de Dios. Cuando mueran, se les permite estar siempre con el Señor.

El cielo

¿Qué es el cielo? Siempre con Él, ese es el cielo. Así también está en la Biblia. Pablo escribe en 1 Tesalonicenses 4:17: “Y así estaremos siempre con el Señor”. Qué gran consuelo era esto para Pablo. Venía un tiempo que él estaría para siempre con el Señor Jesús. Entonces, ni un solo momento se olvidará del Señor, ni nunca más pecarán contra Él. Estar siempre con el Señor, significa también vivir siempre con Dios. Ya que el cielo es el domicilio de Dios. Dios está en todas partes, pero en el cielo, en particular, deja ver Su majestad, gloria y amor. Estar con el Señor, entraña vivir Su amor. Esto lo pueden gustar los hijos de Dios en esta vida. Cuando el Señor pone en sus corazones una palabra de consu­elo, también prueban algo del amor de Dios. En eso hay más alegría y paz que puede dar el mundo. El pecado puede poner fin bruscamente a la alegría con Dios. Eso no sucederá más si pueden alcanzar el cielo. Allí Dios les mostrará eternamente Su amor pleno. ¿Habrá en el cielo miedo o tristeza? ¿Dolor o enfermedad? No, nunca más (Apocalipsis 21:4). También eso es un consuelo para los hijos de Dios quienes en este mundo pasan muchas preocu­paciones, persecuciones y angustias. Ellos serán librados de todas estas consecuencias del pecado. Pero… ellos desean en gran manera ser librados del pecado. Eso sucede cuando ellos van al cielo. Quizás comprendas ahora que los hijos de Dios añoren el cielo. Cómo lo añoraba Pablo (Filipenses 1:23; 2 Corintios 5:8).

El infierno

¿Qué es el infierno? “Siempre con Dios”, eso es el cielo. Siempre con el diablo, eso es el infierno. El diablo, el gran enemigo del Señor, que siempre difama a Dios. Por desgracia mucha gente prefiere vivir con el diablo que con el Señor. En el paraíso hemos creído al diablo, despidiéndonos del Señor y abandonándonos al poder de Satanás. Muchos se encuentran a gusto al servicio del diablo. Allí te puedes divertir. Eso va a cambiar radicalmente, si morimos. Entonces se verá claramente quién es el diablo. Pero sobre todo se verá de verdad, Quién es Dios. Dios odia y castiga el pecado. La condenación eterna es el lugar donde la ira de Dios contra el pecado se hará sentir con toda la fuerza. Quizás hayas estado alguna vez en medio de una tormenta intensa. De pronto, se te encoge el corazón por el intenso brillo de los relámpagos y el ruido ensordecedor del trueno. Temero­so deseabas el final del aguacero. Una tormenta así de grande por lo general no dura mucho. Pero el infierno es un chubasco interminable de la ira de Dios. ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!” (Hebreos 10:31). La ira de Dios inflamará más intensamente si hacemos caso omiso de las advertencias para romper con el pecado. Esa ira será la más intensa si rechazamos el Evangelio de la pura gracia. Si nosotros como sucios pecadores no nos dejamos lavar por la sangre del Señor Jesucristo, y si consideramos inmunda esta sangre (Hebreos 10:29).

La ira de Dios es eterna. Por eso el infierno es para siempre. En la eternidad el tiempo se detiene. No habrá más tiempo. Y por eso no hay ninguna esperanza de que jamás se acabe esa
condena.                   

Tu vida necesita un milagro

¿Comprendes ahora, joven amigo, que la Palabra nos advierte del peligro que corremos si vivimos en contra de la voluntad de Dios, haciendo nuestra propia voluntad, o sea, pecando? No olvides que tu tiempo se acaba. ¿Y qué te espera? ¡El mismo infierno! No pien­ses que vas a salir mejor de lo previsto. No te adules con el pensamiento de que Dios es amor. El Señor Jesús sabía eso mucho mejor que nosotros. Y sin embargo, Él habló con frecuencia y muy en serlo sobre el infierno. La esperanza de que el infierno no exista, es una falsa esperanza.

La puerta al cielo aún esta abierta. Esa puerta no se llama “buenas obras”, “vida ordenada” o “hablar piadoso”. Es la puerta del nuevo nacimiento. Tú necesitas un milagro en tu vida. Todos nosotros necesitamos pasar de muerte a vida. Si eso sucede, creeremos que morir es encontrarse con Dios. Entonces creeremos que hay una condenación eterna. Sí, eso también nos lo enseñó el Señor, que merecíamos muerte eterna. Eso nos hace merecedores del infierno. Pero, oh milagro, el Señor abre Su Evangelio para los dignos del infierno, porque el Señor Jesús ha querido sufrir las angustias del infierno. EÍ Señor todavía hace milagros. El sol aún brilla hoy para ti. ¿Brillará mañana también? Eso no lo sabes. Por eso date prisa. Conviértete y cree en el Evangelio.

Fuente:En la Calle Recta, Año XL, 214,Septiembre – Octubre 2008,p. 4-6, Fundacion En la Calle Recta – Holanda, www.enlacallerecta.es

Erica, la primera mujer al mando de un barco de la Armada

26 Mar

Jueves 26, Marzo 2009 | Clarin.com

Erica, la primera mujer al mando de un barco de la Armada

Es guardiamarina, y quedó al comando de una histórica patrullera que está en Ushuaia.

TAMBIEN QUIERE SER AVIADORA NAVAL

ERICA BIBBÓ. AL TIMON DE LA PATRULLERA ARA “ZURUBI”, SU PRIMERA NAVEGACION FUE POR EL CANAL DE BEAGLE.

Romper con las estructuras es un trabajo de artesano, más aún cuando se trata de instituciones cuyos espacios estuvieron tradicionalmente ocupados por una mayoría de hombres. Ahora, por primera vez en la historia del país, una mujer comandó un buque de la Armada Argentina. Y no es la primera vez que se abre el juego para que las mujeres empiecen a ocupar estos espacios: hace dos años que lograron tener su lugar en la Fragata Libertad y este año, también por primera vez, la Fuerza Aérea envió una dotación exclusivamente de mujeres a la Base Matienzo, en la Antártida. 

Erica Vanessa Bibbó es la guardiamarina marplatense que junto a otros tres suboficiales navegó el sábado las aguas del Canal de Beagle. Lo hicieron en la histórica lancha patrullera ARA “Zurubí”, que fue construida en 1939 y desde hace 65 años está en el Puerto de Ushuaia. Erica Bibbó es egresada de la Escuela Naval Militar y fue una de las 18 mujeres que el año pasado viajaron por el mundo a bordo de la Fragata Libertad. “Es una responsabilidad enorme por ser mi primer destino y por lo que significa históricamente esta lancha para la comunidad de Ushuaia. Me siento muy orgullosa de la responsabilidad que me dio la Armada que tendrá para mi una riqueza histórica muy grande”, dijo Erica, que ahora apuesta a más: quiere ser aviadora naval.

El viaje no fue representativo por lo extenso sino por lo simbólico: fueron cuatro horas de navegación por el Canal de Beagle.

De a poco, la mujer fue ganando terreno. En principio, que la ministra de Defensa Nilda Garré sea mujer, dice bastante. Y hay más ejemplo: en abril de 2007, cuando partió la Fragata Libertad, se rompió con una tradición: viajaron mujeres, pese a que durante los últimos 37 años, los viajes habían estado reservados a los hombres. 

Lo mismo ocurrió en la Antártida. A principio de este año, la Fuerza Aéra envió por dos meses y por primera vez a nueve mujeres (plomeros, electricistas, carpinterasm meteorólogas) a la Base Matienzo, en la Antártida. Y si se va no mucho más atrás en el tiempo, hay más historias de trabajo de artesano: en julio de 2007, egresó en Córdoba, Débora Pontecorvo, una joven de 26 años que se convirtió en la primera aviadora en la historia de la Fuerza Aérea.

Naufragaron, ella pasó 12 horas en el agua y él nadó 7 para salvarla

26 Mar
  • “Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto? Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?  De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.  Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?  Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Jn. 3:1-15 RVR 1960)
ULTIMO MOMENTO
SOCIEDAD

Naufragaron, ella pasó 12 horas en el agua y él nadó 7 para salvarla

Jueves 26, Marzo 2009 06:32 |CLARIN.COM

La pareja iba a Colonia en una lancha que se averió a 6.000 metros de la costa.

SANOS Y SALVOS. Laura di Battista y Luis Crespo. La pareja accidentada, ayer en las oficinas de Prefectura de Ensenada.
Es sorprendente que esté viva“, confesó Laura di Battista. (Mitre)

Doce horas a la deriva en medio del río. Sola. Con frío. Con olas de más de un metro. Le rezó a la virgen. Se disculpó por los errores cometidos. Se angustió por las asignaturas pendientes de la vida. Y por sobre todas las cosas, pensó mucho en sus dos hijas. La cabeza de Laura Di Battista no paró un minuto en esas doce horas de incertidumbre y desesperación. El final fue digno de película: a punto de sucumbir bajo las olas, congelada y muerta de sueño envuelta en la noche cerrada, vio las luces de un helicóptero. Entonces gritó como loca y finalmente la rescataron. Estaba en shock y con hipotermia. 

Ya más relajada, ayer a la tarde Laura –arquitecta, 37 años– contó la odisea a Clarín. Junto a su pareja, Luis Crespo, un piloto civil de 45 años, habían planeado ir a Colonia en su lancha, una Bermuda Linx. Partieron al mediodía del puerto de La Plata, donde vive la pareja. Pero al rato Laura empezó a sentirse mal y le pidió a Luis volver. Eso hicieron, pero no desandaron la ruta sino que tomaron otra, más corta, por Quilmes. 

“En un momento la lancha se averió. Se abrió el piso y empezó a entrar el agua y a hundirse”, cuenta Laura. En minutos vieron desaparecer sus bolsos, sus documentos y celulares. “Gracias a Dios teníamos los chalecos salvavidas puestos”, resalta la mujer. Ahí fue cuando hubo que tomar una decisión: “¿Qué hacemos?”, se preguntaban los dos sin poder contestar. Luis decidió buscar ayuda. No era simple. Estaban a 6.000 metros de la costa. “Quise nadar, pero no podía, no tenía fuerza”, cuenta Laura. Luis le dio un beso en la frente y dijo: “Mi amor. Voy a buscar ayuda. Esperá”. Y se fue. Eran las 15.30. 

Luis nadó más de siete horas. Entre que llegó a la costa y avisó a Prefectura se hicieron las once de la noche. El operativo fue importante: salieron un guardacostas, tres embarcaciones rápidas y un helicóptero.

A la una y media de la mañana dieron con ella, que al ver la luz del helicóptero empezó a gritar, hacer señales y soplar el silbato del chaleco. Un hombre se tiró desde el guardacostas y la subió al barco. Estaba shockeada y congelada. A las cuatro de la mañana una ambulancia que la esperaba en la costa la llevó al hospital Cestino de Ensenada. 

Fue tremendo. Pedía que Luis llegara sano. Por suerte tiene un muy buen estado físico y no fuma, eso lo ayudó“. Laura –tiene una revista y un programa de televisión sobre decoración y paisajismo– y Luis, ayer no podían creer que estaban vivos después de semejante accidente. Hablaban de sus hijas: ella tiene dos de 10 y 14 años y él una de 10, de matrimonios anteriores. “Volvimos a nacer. Sin dudas, volvimos a nacer”.