El Papa abre nueva polémica tras criticar los preservativos

20 Mar
Indignación y condena tras declaración de Benedicto XVI

El Papa abre nueva polémica tras criticar los preservativos

En Europa y ONGs repudiaron la opinión de Ratzinger que despreció los preservativos en la lucha contra el sida.
 

Ciudad del Vaticano. AFP.- Todavía bajo los efectos de la polvareda levantada con la excomunión de un obispo negacionista, el papa Benedicto XVI volvió a suscitar polémica al arremeter contra el uso de los preservativos en su viaje a África, un continente mortificado por el sida. Las declaraciones del jefe de la Iglesia Católica, que aseguró en Camerún que no se puede resolver el problema del sida repartiendo condones, desencadenaron un rosario de condenas.

Las palabras del Papa sobre los preservativos provocaron el miércoles “indignación” en el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, protestas de muchas ONG e incluso malestar entre algunos católicos.

Francia y Bélgica también las desaprueban. “Francia expresa su fuerte inquietud por las consecuencias de esas declaraciones” que “ponen en peligro las políticas de salud pública y los imperativos de protección de la vida humana”, dijo el portavoz de la cancillería francesa, Eric Chevallier.

La ministra belga de Sanidad, Laurette Onkelinx, acogió las declaraciones papales “con estupor”.

Benedicto XVI fue más allá que su predecesor Juan Pablo II al optar por criticar de frente el uso del preservativo (palabra que empleaba por primera vez). Llego incluso a decir que su distribución “agravaba” la situación.

“La solución de la Iglesia, es la fidelidad sexual. A su entender el preservativo no es una solución ya que es una falsa seguridad que sigue alimentando la promiscuidad sexual”, explica a la AFP el vaticanista italiano Sandro Magister.

“Hay que resaltar empero que la Iglesia nunca ha obstaculizado sobre el terreno la distribución de preservativos y que no logra resultado concreto alguno con su condena del preservativo, que se sigue utilizando en el mundo entero. Decir que la Iglesia tiene una responsabilidad en la epidemia del sida carece de fundamento”, matiza.

No deja de ser un nuevo varapalo para un Papa ya desestabilizado por la colosal polémica del levantamiento, a finales de enero, de la excomunión de cuatro prelados integristas, uno de ellos negacionista, el británico Richard Williamson.

Una crisis que suscitó tensión con el mundo judío y malestar en parte de los católicos, obligando al Vaticano a aclarar su posición. Su envergadura recordaba otra crisis, esta vez con el mundo musulmán, a raíz de un discurso de Benedicto XVI sobre el islam en Ratisbona (Alemania), la primera gran controversia de su pontificado, iniciado en abril del 2005.

Esta sensación de incomprensión volvió a sentirse recientemente, cuando un arzobispo brasileño excomulgó a una mujer que hizo abortar a su hija tras quedar embarazada en una violación. Esta decisión respaldada por un alto prelado del Vaticano, el cardenal Giovanni Battista Re, fue censurada finalmente por la Conferencia Nacional Episcopal de Brasil y por otro responsable vaticano, el presidente de la Academia pontificia para la Vida, monseñor Rino Fisichella.

FUENTE:http://www.lanacion.com.py/noticias-236020.htm

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: