JONAS – EL PROFETA REACIO

19 Mar

JONAS – EL PROFETA REACIO

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

La historia de Jonas es muy excepcional y teológica que nos brinda la oportunidad de ver con claridad que nadie puede escapar de un Dios omnipotente. El comportamiento de Jónas se torna incongruente al resistirse a ir a Nínive para buscar la conversión de esta en nombre de Yavé: “Levántate vete a Nínive, la gran ciudad: , dijo Yavé a Jonás, hijo de Amitay, y predícales que su maldad ha llegado hasta mí”. Históricamente Nínive era una importante ciudad asiria situada entre el Río Tigris, era un importante punto de las rutas comerciales que hacían parada en aquel lugar. Dentro de su posición guerrera se puede destacar su gran crueldad en las batallas, estos habían conquistado el reino de Israel para el 722 a.C desterrando a sus habitantes.

JONAS ES ARROJADO AL MAR

Jonás hizo caso omiso de la palabra del Señor y en vez de ir a Nínive se embarcó hacia Tarsis no imaginando lo que le ocurriría. Ya una vez embarcado y creyendo que estaba lejos de Dios fue que entonces la ira de Jehová se volteó contra él. El barco donde iba estaba a punto de sosobrar por que Jevová había enviado un gran viento.

No obstante, toda la tripulación estaba asustada y no sabían lo que hacer.Todos imploraban a sus dioses y nada, pensaron estonces que algún pecador iba a abordo y era culpable de lo que estaba s sucediendo. De esta manera echaron suertes para averiguar quién era y el azar delató a Jónas. Este explicó que estaba huyendo de Dios y que la única salida para calmar la tempestad era que lo arrojaran por la borda. Bingoo, aunque de mala gana, la tripulación lo arrojó al mar y este calmó su furia.

Quiero citar la parte cuando Jonás es intervenido por el capitán del barco y los marineros: “Sólo Jonás, había bajado a la bodega del barco, estaba acostado y dormía profundamente, el capitán de acercó a él y le dijo, que haces aquí durmiendo, levántate e invoca a tu Dios, a ver si ese se ocupa de nosotros y no precemos”.

Al mismo tiempo los hombres remaban tratando de llegar a la costa, pero no lo lograron, por que el mar seguía bravo, entonces invocaron al Señor: “Oh Señor, haz que no perezcasmos por culpa de este hombre, ni nos hagas responsables de la muerte de un inocente, ya que esto sucede según tus designios.

JONAS DENTRO DEL GRAN PEZ

Para sorpresa de Jonás al ser arrojado por la borda apereció un gran pez y se lo tragó estando tres y tres noches en su vientre. Dentro del vientre del pez Jonás comienzó a orar al Señor dieciendo: “Grite a ti Señor en mi angustia, y él me respondió, desde el vientre del abismo pedí auxilio, y escuchaste mi voz. Me habías arrojado en lo más profundo del mar, me arrastraba la corriente, todo tu oleaje me envolvía.

Yo dije, me has arrojado de tu presencia, Como podré volver a contemplar tu santo templo, las aguas se enredadron en mi cabeza, me hundí hasta los cimientos de los montes, hasta el país donde son eternos los cerrojos, pero tú sacaste mi vida de la fosa, Señor, Dios mío. Cuando mi alma se hundía, me acorde del Señor y mi oración llegó hasta ti, hasta tu santo templo, los que adora ídolos vacíos abandonan a dios que los ama, yo en cambio, te alabaré, te ofreceré mis sacrificios, y cumpliré las promesas que te hice.

Si analizamos la oración de Jonás hacia Dios nos podemos dar cuenta que en ningún momento éste se arrepiente de haber desobedecido a Dios e implorar su perdón, sino que únicamente lo alababa por salvarlo. Tal vez, se puede entender que Jonás tendría más adelante una oportunidad de hablar con Dios, arrepentirse y pedir perdón su luego que concluyera el mandato de Dios.

Si no fuera así Dios no lo hubiera sacado del vientre del pez, en otras palabras la fe que entonó su oración fue el vínculo que trajo su salvación.Como quiera que se interprete la oración llegó a oídos de Jehová e hizo que el pez lo vomitara en tierra seca lejos de Niníve. Nuevamente Dios le dijo que fuera a profetizar a esa tierra, me imagino la cara de Jonás, del tiró obedeció a Jehová.

ESTADO DE SITIO EN NINIVE

Jonás llegó a Nínive y rápidamente anunció los designios de Jehová durante un día completo, como un mercader que anuncia su producto, replicaba: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida”. Estas palabras retumbaron en los oídos de aquella gente que creyeron en Dios, hicieron ayuno, grandes y pequeños se vistieron de sayal, el rey de Nínive se sentó en la ceniza e hizo extensivo el ayuno, hombres y bestias no comieron nada, pensaban quizás Dios se retracte del ardor de su ira y de suerte no perezcamos.

Una vez más Dios dentro de su eterna misericordia vio lo que esta gente hicieron y como se habían convertido, se arrepintió y no llevó a cabo el castigo con que los había amenazado. Se puede notar que nunca es tarde para arrepentirse, Dios da la oportunidad de arrepentirse a quienes desean volver a El.

EL ENFADO DE JONAS

Increíble pero cierto Jonás se encara ante el Señor, en una conversación atenuante y contrariada le dice: “Ah , Señor ya lo decía yo cuando todavía estaba en mi tierra, por algo me apresuré a huir a Tarsis, por que eres un Dios clemente, compasivo, paciente y misericordioso, que te arrepientes del mal, así que ya puedes quitarme la vida, por que prefiero morrir a seguir viviendo.

El Señor mirando el corazón de Jonás le replica: “Te parece bien enfadarte de esta manera”, Jonás sale de la cuidad y se instaló al oriente de la misma, levantó una choza y se sentó a su sombra, para ver qué suerte corría la ciudad. Antes se seguir con el relato ustedes se preguntarán por que Jonás se oponía tan fuertemente a que Dios perdonara a Ninive, si con anterioridad el había desobedecido la orden divina y luego deseó morrir.

Hay diversas interpretaciones para el comportamiento de Joñas, tal vez, una de ellas dice que su reacción fue motivada por su lealtad a Israel, el arrepentimiento de Nínive siginificaba una seria represión a los israelitas, que seguían pecando a pesar de las constantes advertencias de los profetas. En otras palabras la acción de Jonás percibe el admirable pero desmedido amor por su pueblo.

Luego que Jonás se sentara a su sombra a ver el paradero de los ninivitas, Dios hizo crecer una planta de ricino por encima de su cabeza para darle sombra y libralo de su enojo. Y en efecto, el ricino llenó d alegría a Jonás, pero al día siguiente Jehová envió un gusano que daño el ricino y este se secó.

Al salir el sol, Dios envió un viento solano y abrasador, el sol caía sobre la cabeza de Jonás y, a punto de desmayarse, se deseo la muerte diciendo: ” Prefiero morrir a seguri con vida”, entonces Dios le dijo: “Te parece bien enfadarte por ese ricino”, Jonás respondió: Si, me parece bien enfadarme hasta la muerte, el Señor le replicó:

“TU SIENTES COMPASION DE UN RICINO QUE TU NO HAS HECHO CRECER, QUE EN UNA NOCHE BROTO Y EN UNA NOCHE PERECIO, Y NO VOY A TENER COMPASION YO DE NINIVE, LA GRAN CIUDAD EN LA QUE HAY MAS DE CIENTO VIENTE MIL PERSONAS QUE AUN NO DISTIGUEN ENTRE EL BIEN Y EL MAL Y UNA GRAN CANTIDAD DE ANIMALES”

VOCABULARIO

1-RICINO-Probablemente la planta ricinus communis que proporciona aceite de ricino y que está extendida por todo el oriente.

2-NINIVE-NINIVE: Ciudad de la Mesopotamia, capital de Asiria, ubicada sobre la ribera del rio Tigris (frente a la actual ciudad de Mosul en Irak). Residencia escogida por Senaquerib. Siglo VIII.

3-TARSIS-TARSIS: Probablemente puerto del Mediterráneo en Andalucía (España actual). Tartisos

4-SAYAL-:Vestimenta

EDWIN KAKO VAZQUEZ

HISTORIADOR CRISTIANO

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: