Archivo | 9:45 PM

ECHAN A DOS FUNCIONARIOS DE LEGALES DE LA ADUANA

19 Mar

GRACIAS A DENUNCIA DE TRIBUNA
ECHAN A DOS FUNCIONARIOS DE LEGALES DE LA ADUANA

Por Carlos Forte

    El día 11 de marzo próximo pasado, Tribuna de periodistas publicó un artículo relacionado a una defraudación al fisco por parte de la Dirección General de Aduanas, junto a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA)  (1). Así lo relató el director ejecutivo de este medio, Christian Sanz: “Es sabido que, oportunamente, ambas oficinas estatales establecieron prohibiciones a la importación de determinadas mercaderías al país, lo cual provocó una suerte de perjuicio económico a conocidos importadores de diversos tipos de productos.
    Pocos saben que, ante ese panorama, un grupo de empresas solicitó ante la Justicia Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal, en febrero de 2009, media docena de medidas cautelares a efectos de que se levantaran dichas prohibiciones. Se trata de las siguientes firmas:
    –Bunge Argentina SA, Expte. 33.286/2008.
    –LCD Argentina S.A, Expte 2/2009.
    –Cargill SACI, Expte. Nº 35107/2008.
    –Noble Argentina SA, Expte Nº 28395/2008.
    –Oleaginosa Moreno Hnos., Expte Nº 33.247/08.
    –Nidera SA s/medida cautelar.

    Y acá viene lo interesante: las cédulas libradas por cada uno de los juzgados llegaron al departamento Judicial de la Aduana, pero algunos abogados de esa dependencia “omitieron” -¿neglicencia o por cohecho?- contestar las medidas cautelares, por lo que estas quedaron firmes y por lo cual las mercaderías “prohibidas” finalmente ingresaron a territorio aduanero argentino, lo que causó una defraudación al fisco de aproximadamente 120 millones de dólares (valor aproximado de las mercaderías).
    Los abogados responsables de contestar las medidas cautelares y no lo hicieron, a la época que llegaron las cédulas fueron: Raúl Bustos Cara, Subdirector General de Legal y Técnica Aduanera; Daniel González, Jefe del Dpto. Judicial de la Aduana; y Diego Calandria, Jefe de la División Causas Jurídico-Contenciosas”.

    A las pocas horas de haber publicado esa denuncia, la redacción de Tribuna recibió una serie de insistentes desmentidas y hasta un derecho a réplica por lo señalado en el artículo, a pesar de lo cual no se cambió siquiera una coma de la nota.
    Sin embargo, en el día de la fecha -18-03-2009- el Dr. Daniel González renunció al Departamento Judicial de la Aduana, el cual comandaba. En sentido similar, días antes había sido desplazado de su cargo -por Disposición de AFIP N° 103/2009-, el Dr. Raúl Bustos Cara, Subdirector General de Legal y Técnica Aduanera.
    ¿Cómo es posible que los mismos funcionarios que la Aduana ha defendido finalmente hayan sido eyectados de sus cargos oficiales? ¿Mera casualidad?
    Más allá de la ironía, la realidad indica que este medio no se equivocó en su denuncia. Otra más y van…

Carlos Forte

(1) Ver http://www.periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=5056

 


Buenos Aires – Argentina

info@PeriodicoTribuna.com.ar

Anuncios

CUANDO LOS ISRAELITAS PIDIERON UN REY

19 Mar

CUANDO LOS ISRAELITAS PIDIERON UN REY

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

 

 

 

 

 

 

“SAUL PROCLAMADO PRIMER REY DE ISRAEL A FINES DEL SIGLO XI a.C”

Ya Samuel en el ocaso de su vida nombró a sus hijos jueces de Israel, no obstante, esta decisión tendría repercusión más adelante ya que Joel y Abías (hijos) jueces en Berseba se dejaron llevar por el afán del lucro aceptando sobornos y violando la justicia. Al ocurrir esto se activa el boton del panico y los ancianos de Israel convocaron a una reunión emergencia para discutir los por menores de la actuacíón de los hijos de Samuel. Posteriormente los anciando se presentaron ante Samuel para advertirle diciendole: “Mira Samuel sabemos que ya tu estas entradito en edad y tus hijos se han corrompido olvidando el ejemplo que tú le distes. Acto seguido, los ancianos siguen la perrogativa ante Samuel diciendo: “Hemos llegado a la conclusión de que nombres un rey para que nos gobierne, como es menester en las naciones”.

Me imagino que esta declaración fue un choque electrico para Samuel, sin embargo, éste invoca a Dios para buscar dirección. Jehová no tardó en constestarle, no obstante, esta conversación divina volvía a traer a colación la rebeldía y desobediencia del pueblo de Israel. En una retorica fundamental y retrospectiva (tiempo y espacio) Jehová le replica a Samuel: “Haz caso del pueblo en todo lo que te digan, por que no te rechazan a ti, es a mí a quien rechazan, no me quieren como rey así, se han portado conmigo desde el día que los saque de Egipto hasta hoy, me han abandonado para dar culto a dioses extranjeros, y así hacen contigo.

Pero, como Jehová lo sabe todo le comenta a Samuel que atienda el ruego del pueblo, pero sí que le advirtiera con lujos de detalles los estatutos y la posición del rey que los gobernará. El siervo de Dios reune al pueblo para transmitir el mensaje de las medidas energicas que iban a ser tomadas por el rey que pedían. El pueblo escuchó atentamente todos los por menores, pero uffff, la lista era larga conteniendo un toque de sumisión en cada detalle adscristo.

Me imagino a Samuel diciendole, ustedes quieren un rey, pues miren lo que les espera: “El rey que va a regirlos tomará a sus hijos y los pondrá al servicio de sus carros y sus caballos, haciéndolos correr ante su carroza, los empleara como jueces y capataces, les hara trabajar sus campos, segar sus mieses, fabricar armas de guerra y los arreos de su carros, a sus hijas las tomará para perfumeras, cocineras y panaderas, tendran que darle un diezmo, se adueñara de vuestros siervos y siervas, de sus mejores bueyes y asnos para emplearlos en sus trabajos. Ahora bien, dijo Samuel, cuando ocurra esto ustedes mismos pondrás el grito en el cielo contra el rey, pero será tarde por que el Señor no les responderá.

Una vez más el pueblo de Israel era puesto en alerta de parte de Dios, no obtante, no quisieron escuchar e insistieron que quería un rey. Querían ser como otras naciones y que su rey marcharía al frente de ellos para luchar en la guerra. Sammy escuchó las palabras del pueblo y se las transmitió al Señor, este a su vez replico:” Mira Samuel atiende el ruego de esta gente y nombrales un rey”. De esta manera todo estaba preparado para engranar a Saúl (un hombre con más sombras que claros que pierde su brillo ante la estrella ascedente de David) en el pueblo de Israel y así dar comienzo a una de la historias más interesantes y tristes del abolengo jerarca del pueblo elegido.

SAUL EN LOS PLANES DE DIOS

Saúl, hombre de gran valor y gigantesca estatura, se mostró al principio un rey firme, que derrotó a amonitas, moabitas y filisteos, y estableció su capital en la ciudad liberada deYábes-Galaad. Veamos antes como fue contactado Saúl para su posterior rienado, había un hombre de la tribu de Benjamín, llamado Quis, hijo de Abiel, hijo de Seror, hijo de Becorat, hijo de Afiaj, benjamita de pura cepa, un caballero de buena posición. Este tenía un hijo llamado Saúl, buen mozo, era esbelto pues sobrepasaba al altura de los demás hombres.

Saúl no imaginaba la gran empresa que le esperaba, ser ungido primer rey de Israel, no obstante, su ego se envaneció usurpando las funciones del sacerdocio. Un día el padre de Saúl le replicó que unas asnas se habían perdido, vete con uno de los criados a buscar estos animales, pero las asnas no estaban por ningun lado. Ambos recorrieron las montañas de Efraín y la región de Salisá y nada de nada, fueron a Salín y menos, luego la de Benjamín terminando en la región de Suf si el menor rastro de las susodichas asnas.

Cansados y estenuados Saúl le comenta al criado, regresemos a casa no vaya a ser que mi padre se ponga intranquilo por nuestra ausencia.El criado un hombre de estos muy enterados le dice a Saúl: “Aquí en Suf hay un hombre de Dios, sabes es famoso, todo lo que sale de su boca se cumple, así que vamos donde él y nos dirá que camino tomar.

Asintiendo el comentario del criado ambos hombres se dirigieron hacia el famoso hombre no sin antes platicar que le llevarían al hombre ya que no les queda nada en las alforjas. Saúl le dice al criado, sabes, me queda una moneda en mi bolsillo, se la daremos y así no indicara que camino tomar. Ya en el camino hacia la cuidad se encontraron con unas jovenes las cuales salíeron a buscar agua, heyyyyyy saben del vidente, ellas contestaron_ sí aquí está, él acaba de llegar por que hoy se celebará un sacrificio en el altonazo. Si entran a la ciudad lo podrán encontrar antes de que el suba al altonazo para la comida por que pueblo no probará bocado hasta que el llegue. El es quien tiene que bendecir el sacrificio y luego los invitados podrán comer, vayan suban, enseguida lo encontraran. Al entran a la ciudad como tal lo había dicho la jovenes se encontraron de frente con Samuel que estaba presto para subir al altonazo.

DIOS HABIA ADVERTIDO A SAMUEL

Un día antes de que llegara Saúl, Dios le había advertido a Samuel, te invto amigo lector e imagina la escena siguiente, vivela como si fuera a ti que el señor te habla, escucha su voz en este momento, que el te dirá que debes hacer en esa gran prueba que estas pasando. Las palabras de Dios a Samuel fueron: “Mañana a esta misma hora te enviaré un hombre de la tierra de Benjamín, lo ungiras como jefe del pueblo de Israel, para que salve a mi pueblo de los filisteos, por he visto la aflicción de mi peblo y sus camor ha llegado hasta mi”.

Cuando Samuel vió a Saúl, Dios retumbó en el silencio diciendo ” Heyyyyyyyy Samuel ese es el hombre del que te hable, si Samuel, él es el que regirá mi pueblo. Al mismo tiempo Saúl se acercó a Samuel en medio de la puerta de la ciudad y le dijo: “Indicame, por favor, donde esta la casa del vidente, para sorpresa de Samuel el siervo de Dios le replicó: “Yo soy el vidente, sube al frente de mi al altonazo, vas a comer conmigo y mañana te despediré no si antes decirte todo lo que tienes en tu corazón.

Mira Saúl en cuanto a las asnas que han estado perdidas durante tres días no te preocupes por que ya aparecieron, además, de quien sera cuanto hay de valioso en Israel, pues tuyo y de la familia de tu padre. Saúl un poco turbado, le dijo: “Yo soy benjaminita, de las tribu más pequeña de Israel y mi familia es la menor de todas las familias de la tribu de Benjamín, por que me dices esto. Samuel sabía de parte de Dios toda la encomienda que ejercería Saúl , lo hizo entrar a una sala con su criado dandole el puesto de honor entre los visitantes que eran como unos trientas. Ahí Saúl comió pierna y rabo junto a los invitados, ambos (Samuel y Saúl) se sentaron juntos hasta que bajaron del altonazo a la ciudad, luego vino la noche y prepararon una cama para Saúl hasta el otro en que iba a ser ungido.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR

REINADO DE AMASIAS

19 Mar

REINADO DE AMASIAS

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

“HIZO LO RECTO DELANTE DE JEHOVA, PERO NO DE PERFECTO CORAZÓN…” (2 CR. 25)

Amasías contaba con 25 años cuando comenzó a gobernar, más su incumbencia duró 29 años, la capital de su reino fue Jerusalén. No obstante, dentro de valentía y su rol como gobernante obedeció a Dios, pero no con la sinceridad que debía ser. Su poderío se dejó sentir en todo aquel litoral matando a todos los que asesinaron a su padre, sin embargo, no aniquiló a los hijos de los asesinos obedeciendo la ley de Moisés que decía: “Los padres no deben por culpa de sus hijos, ni los hijos deben morir por culpa de sus padres”. En otras palabras cada quien debía morir por su propio pecado. Dentro de los planes de Amasías estaba el atacar a los habitantes de Edom, para esta reyerta llamó a todos los hombres mayores de veinte años pertenecientes a las tribus de Judá y de Benjamín.

Los mismos fueron organizados por familias y puestos bajo las órdenes de los jefes del ejército. Dentro del conglomerado de combatientes (trescientos mil) habían soldados muy hábiles en el uso de las lanzas y escudos, sin embargo, Amasias para asegurar la batalla contrató a (cien mil) soldados del reino de Israel que eran miembros de la tribu de Efraín a los cuales les pagó tres mil trescientos kilos de plata. Todo estaba preparado, sin embargo, un profeta de Dios se acercó al Rey y le dijo: “- Dios no te ayudará si usas a esos soldados de Israel, Dios es el que concede la victoria o castiga con la derrota, si tu insistes en reforzar a tu ejército con la ayuda de ellos, – Dios hará que tus enemigos te derroten”.

Era un mensaje claro y preciso de Dios para este gobernante que le respondió al profeta: “Si les pido que se vayan, no recuperare los tres mil trescientos kilos plata que les di”. Como un resorte el profeta le contestó: “Mira Amasías Dios te dará mucho más que eso”. Este no vaciló y envió de regreso a los soldados de la tribu de Efraín, estos se enojaron de tal manera que atacaron las ciudades de Judá, desde Samaria hasta Bet-horón donde murieron tres mil personas, se llevaron todas sus pertenencias y luego se fueron a sus casas.

La otra cara de la moneda nos presenta a Amasias que se armó de valor y se fue al Valle de la Sal donde mató a diez mil personas de Edom, otros diez mil fueron llevados presos a la cima de una roca alta desde donde fueron lanzados, todos murieron estrellados en el suelo. Amasías regresa a Jerusalén victorioso llevando consigo algunas imágenes de dioses falsos, pero cometió un error ante los ojos de Dios, comenzó a adorarlos y a quemar incienso en su honor. Al ver esto Dios se enoja mucho y envía a un profeta con un recado suyo a Amasías: “Cómo es posible que ahora adores a dioses que no pudieron vencerte a ti cuando atacaste al pueblo que los adoraba”

La otra cara de la moneda nos presenta a Amasias que se armó de valor y se fue al Valle de la Sal donde mató a diez mil personas de Edom, otros diez mil fueron llevados presos a la cima de una roca alta desde donde fueron lanzados, todos murieron estrellados en el suelo. Amasías regresa a Jerusalén victorioso llevando consigo algunas imágenes de dioses falsos, pero cometió un error ante los ojos de Dios, comenzó a adorarlos y a quemar incienso en su honor. Al ver esto Dios se enoja mucho y envía a un profeta con un recado suyo a Amasías: “Cómo es posible que ahora adores a dioses que no pudieron vencerte a ti cuando atacaste al pueblo que los adoraba”.

Todavía el profeta no había terminado de hablar cuando Amasías le replica: “No necesito tus consejos, cállate o te mueres”, el profeta viendo la turbación de Amasías le comenta: “A pesar de lo que hayas hecho, no quieres escucharme, no hay duda de que Dios te ha abandonado y de que va a destruirte”.

Amasías muy arrogante decide ir a donde sus consejeros, posteriormente le envía un mensaje a Joás rey de Israel en el cual le replica que le declaraba la guerra. Joás no podía creer lo que decía el mensaje y le contesta: “Una vez un pequeño arbusto le mando a decir a una gran árbol: “Dale tu hija a mi hijo, para que sea su esposa”. Pero una fiera del Líbano pasó y aplastó al arbusto. No hay duda de que has vencido a Edom, y eso te hace que te sientas orgulloso, mejor alégrate en tu triunfo y quédate tranquilo en tu casa, no provoques un desastre, ni para ti ni para Judá. Otra vez Amasías seguía errado en su proceder y no le hizo caso de las palabras de Joás.

El rey de Judá no se imaginaba lo que le vendría puesto que Dios decide castigarlo permitiendo que sus enemigos lo derrotaran, Joás no tuvo mas remedio que enfrentarse a Amasías en Bet-semes, que esta en el territorio de Judá obteniendo la victoria. Luego de capturar a Amasías, Joás fue a Jesusalén y allí derribó parte de la muralla de la ciudad, desde el Portón de Efraín hasta el Portón de la Esquina. De esta manera se apoderó del oro, plata y los objetos que estaban en el templo de Dios bajo el cuidado de Obeb-edom, también se apoderó de los tesoros del palacio y por último tomó prisioneRos regresando a Samaria posteriormente. Amasías vivió 15 años más que Joás rey de Israel, algunos hombres planearon matarlo en la ciudad de Jerusalén por su descuido ante Jehová. Este escapa a la ciudad de Laquis, pero su suerte estaba echada, fue perseguido y allí lo mataron, su cuerpo fue cargado sobre su caballo y llevado a Jesusalém donde fue sepultado en la tumba de sus antepasados.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR

JONAS – EL PROFETA REACIO

19 Mar

JONAS – EL PROFETA REACIO

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

La historia de Jonas es muy excepcional y teológica que nos brinda la oportunidad de ver con claridad que nadie puede escapar de un Dios omnipotente. El comportamiento de Jónas se torna incongruente al resistirse a ir a Nínive para buscar la conversión de esta en nombre de Yavé: “Levántate vete a Nínive, la gran ciudad: , dijo Yavé a Jonás, hijo de Amitay, y predícales que su maldad ha llegado hasta mí”. Históricamente Nínive era una importante ciudad asiria situada entre el Río Tigris, era un importante punto de las rutas comerciales que hacían parada en aquel lugar. Dentro de su posición guerrera se puede destacar su gran crueldad en las batallas, estos habían conquistado el reino de Israel para el 722 a.C desterrando a sus habitantes.

JONAS ES ARROJADO AL MAR

Jonás hizo caso omiso de la palabra del Señor y en vez de ir a Nínive se embarcó hacia Tarsis no imaginando lo que le ocurriría. Ya una vez embarcado y creyendo que estaba lejos de Dios fue que entonces la ira de Jehová se volteó contra él. El barco donde iba estaba a punto de sosobrar por que Jevová había enviado un gran viento.

No obstante, toda la tripulación estaba asustada y no sabían lo que hacer.Todos imploraban a sus dioses y nada, pensaron estonces que algún pecador iba a abordo y era culpable de lo que estaba s sucediendo. De esta manera echaron suertes para averiguar quién era y el azar delató a Jónas. Este explicó que estaba huyendo de Dios y que la única salida para calmar la tempestad era que lo arrojaran por la borda. Bingoo, aunque de mala gana, la tripulación lo arrojó al mar y este calmó su furia.

Quiero citar la parte cuando Jonás es intervenido por el capitán del barco y los marineros: “Sólo Jonás, había bajado a la bodega del barco, estaba acostado y dormía profundamente, el capitán de acercó a él y le dijo, que haces aquí durmiendo, levántate e invoca a tu Dios, a ver si ese se ocupa de nosotros y no precemos”.

Al mismo tiempo los hombres remaban tratando de llegar a la costa, pero no lo lograron, por que el mar seguía bravo, entonces invocaron al Señor: “Oh Señor, haz que no perezcasmos por culpa de este hombre, ni nos hagas responsables de la muerte de un inocente, ya que esto sucede según tus designios.

JONAS DENTRO DEL GRAN PEZ

Para sorpresa de Jonás al ser arrojado por la borda apereció un gran pez y se lo tragó estando tres y tres noches en su vientre. Dentro del vientre del pez Jonás comienzó a orar al Señor dieciendo: “Grite a ti Señor en mi angustia, y él me respondió, desde el vientre del abismo pedí auxilio, y escuchaste mi voz. Me habías arrojado en lo más profundo del mar, me arrastraba la corriente, todo tu oleaje me envolvía.

Yo dije, me has arrojado de tu presencia, Como podré volver a contemplar tu santo templo, las aguas se enredadron en mi cabeza, me hundí hasta los cimientos de los montes, hasta el país donde son eternos los cerrojos, pero tú sacaste mi vida de la fosa, Señor, Dios mío. Cuando mi alma se hundía, me acorde del Señor y mi oración llegó hasta ti, hasta tu santo templo, los que adora ídolos vacíos abandonan a dios que los ama, yo en cambio, te alabaré, te ofreceré mis sacrificios, y cumpliré las promesas que te hice.

Si analizamos la oración de Jonás hacia Dios nos podemos dar cuenta que en ningún momento éste se arrepiente de haber desobedecido a Dios e implorar su perdón, sino que únicamente lo alababa por salvarlo. Tal vez, se puede entender que Jonás tendría más adelante una oportunidad de hablar con Dios, arrepentirse y pedir perdón su luego que concluyera el mandato de Dios.

Si no fuera así Dios no lo hubiera sacado del vientre del pez, en otras palabras la fe que entonó su oración fue el vínculo que trajo su salvación.Como quiera que se interprete la oración llegó a oídos de Jehová e hizo que el pez lo vomitara en tierra seca lejos de Niníve. Nuevamente Dios le dijo que fuera a profetizar a esa tierra, me imagino la cara de Jonás, del tiró obedeció a Jehová.

ESTADO DE SITIO EN NINIVE

Jonás llegó a Nínive y rápidamente anunció los designios de Jehová durante un día completo, como un mercader que anuncia su producto, replicaba: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida”. Estas palabras retumbaron en los oídos de aquella gente que creyeron en Dios, hicieron ayuno, grandes y pequeños se vistieron de sayal, el rey de Nínive se sentó en la ceniza e hizo extensivo el ayuno, hombres y bestias no comieron nada, pensaban quizás Dios se retracte del ardor de su ira y de suerte no perezcamos.

Una vez más Dios dentro de su eterna misericordia vio lo que esta gente hicieron y como se habían convertido, se arrepintió y no llevó a cabo el castigo con que los había amenazado. Se puede notar que nunca es tarde para arrepentirse, Dios da la oportunidad de arrepentirse a quienes desean volver a El.

EL ENFADO DE JONAS

Increíble pero cierto Jonás se encara ante el Señor, en una conversación atenuante y contrariada le dice: “Ah , Señor ya lo decía yo cuando todavía estaba en mi tierra, por algo me apresuré a huir a Tarsis, por que eres un Dios clemente, compasivo, paciente y misericordioso, que te arrepientes del mal, así que ya puedes quitarme la vida, por que prefiero morrir a seguir viviendo.

El Señor mirando el corazón de Jonás le replica: “Te parece bien enfadarte de esta manera”, Jonás sale de la cuidad y se instaló al oriente de la misma, levantó una choza y se sentó a su sombra, para ver qué suerte corría la ciudad. Antes se seguir con el relato ustedes se preguntarán por que Jonás se oponía tan fuertemente a que Dios perdonara a Ninive, si con anterioridad el había desobedecido la orden divina y luego deseó morrir.

Hay diversas interpretaciones para el comportamiento de Joñas, tal vez, una de ellas dice que su reacción fue motivada por su lealtad a Israel, el arrepentimiento de Nínive siginificaba una seria represión a los israelitas, que seguían pecando a pesar de las constantes advertencias de los profetas. En otras palabras la acción de Jonás percibe el admirable pero desmedido amor por su pueblo.

Luego que Jonás se sentara a su sombra a ver el paradero de los ninivitas, Dios hizo crecer una planta de ricino por encima de su cabeza para darle sombra y libralo de su enojo. Y en efecto, el ricino llenó d alegría a Jonás, pero al día siguiente Jehová envió un gusano que daño el ricino y este se secó.

Al salir el sol, Dios envió un viento solano y abrasador, el sol caía sobre la cabeza de Jonás y, a punto de desmayarse, se deseo la muerte diciendo: ” Prefiero morrir a seguri con vida”, entonces Dios le dijo: “Te parece bien enfadarte por ese ricino”, Jonás respondió: Si, me parece bien enfadarme hasta la muerte, el Señor le replicó:

“TU SIENTES COMPASION DE UN RICINO QUE TU NO HAS HECHO CRECER, QUE EN UNA NOCHE BROTO Y EN UNA NOCHE PERECIO, Y NO VOY A TENER COMPASION YO DE NINIVE, LA GRAN CIUDAD EN LA QUE HAY MAS DE CIENTO VIENTE MIL PERSONAS QUE AUN NO DISTIGUEN ENTRE EL BIEN Y EL MAL Y UNA GRAN CANTIDAD DE ANIMALES”

VOCABULARIO

1-RICINO-Probablemente la planta ricinus communis que proporciona aceite de ricino y que está extendida por todo el oriente.

2-NINIVE-NINIVE: Ciudad de la Mesopotamia, capital de Asiria, ubicada sobre la ribera del rio Tigris (frente a la actual ciudad de Mosul en Irak). Residencia escogida por Senaquerib. Siglo VIII.

3-TARSIS-TARSIS: Probablemente puerto del Mediterráneo en Andalucía (España actual). Tartisos

4-SAYAL-:Vestimenta

EDWIN KAKO VAZQUEZ

HISTORIADOR CRISTIANO

JOB – “PRINCIPIOS PARA DESARROLLAR LA INTEGRIDAD”

19 Mar

JOB – “PRINCIPIOS PARA DESARROLLAR LA INTEGRIDAD”

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

Allí estaba Job, el hombre recto, temeroso, íntegro, cabal, poseedor de grandes riquezas delante de los ojos de Dios. Sin embargo, no imaginaba que todo aquello se convertiría en pena y desgracia cuando el maligno obtuvo permiso de Jehová para disolver sus posesiones. Antes de continuar con el relato debemos tener claro cuanto poseía Job, tenía siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas, una gran cantidad de servidumbre y era el hombre más importante de Oriente.

Hombre que gustaba de celebrar banquetes a los cuales invitaba a sus tres hermanas comer y beber con ellos siempre con la mirada puesta en Jehová. Tenía por costumbre purificar a los suyos levantándose de madrugada a ofrecer holocaustos pues pensaba: “No vaya a ser que mis hijos hayan pecado y maldecido a Dios en su corazón”. Este era Job amigos lectores, un caballero de caballeros, no obstante, encarnaría la figura del justo que sufre, en otras palabras su razón de ser es la versión más impresionante de la encarnación del sufrimiento físico, moral y espiritual.

Observamos entonces el poder absoluto que Dios tiene sobre todas las cosas, y el Satán no podía atacar a Job sin su consentimiento. De buenas a primeras el sufrimiento de Job era inmerecido pues no existían hechos que lo recriminaran ante los ojos del creador. En un abrir y cerrar de ojos su vida se convirtió en un desastre recibiendo una descarga de calamidades, pero, su resignación ante el Supremo lo llevaron a exclamar: “Jehová dio, Jehová ha quitado: sea bendito el nombre de Jehová” (Job 1:21).

Pero sus calamidades toman otro giro cuando el maligno está nuevamente reunido ante Jehová y le replica con aires de maldad: “Estoy convencido de que si la salud física de tu varón es tocada su fe se estrellará en el abismo. Vemos como el ataque de Satán es persistente y puesto al ruedo proponiendo unas aberraciones infestadas de sufrimiento y martirio. Por ejemplo, replicaba “Piel por Piel”, por que todo lo que tiene el hombre lo dejará por su vida. Replicó una vez más, ” Saca tu mano, toca sus huesos y su carne y verás como te maldice a la cara.

Cuando la escena se enfoca en la tierra vemos al varón de Dios sentado sobre un motón de cenizas rascándose las llagas que lo agobiaban, su esposa mirando el quebrantamiento de fe que Satán le replica: ” !Maldice a Dios y muérete!, no obstante, no pese al mal que le aqueja, se niega a maldecir a Dios. La historia posee otras vertientes encarada en tres personajes que aparecen a escena, ellos son: Elifáz de Temán, Bildad de Suaj y Sofar de Naamat amigos de Job que vinieron a consolarlo en su real tragedia, pero su doctrina convencional no convence a Job que sigue firme sobre a roca de Dios.

Pasaron siete días y siete noches y los tres mosqueteros permanecieron al lado de su amigo que finalmente rompe el silencio. Vemos un Job que no blasfema ante Dios, pero sí, maldice su sufrimiento y reniega de haber nacido, vemos como su paciencia llega a su final. Entonces Satán se desaparece de escena luego del daño causado. No ocurre otra nueva reunión con el altísimo que esclarezca el porque le había impuesto tan dura prueba a su siervo.

Posteriormente los amigos de Job comienzan una réplica de preguntas y respuestas buscando la razón lógica de aquel tropelaje. Ellos eran hombres rectos y conocían las promesas de recompensa y las amenazas de castigo, creían con devoción que el mundo del Creador es justo y ordenado. Veamos lo que comenta Elifaz a Job: Busca dentro de tu memoria, “que inocente ha perecido” (Job 4:7), en otras palabras era un postulado que ayudaría a Job a comprender su sufrimiento e intentaría convencerlo de que su triste lamento era injustificado.

Como un juego de ping pong las preguntas y respuestas iban de un lado para otro. “Es justo ante Dios algún mortal” le preguntó Elifaz a Job, era más bien una pantomima discreta envuelta en un preambulo vicioso de tiempo y espacio catalogando unos argumentos sólidos, pero amigos, la rectitud de Job también era como el acero y sabía que su sufrimiento era inmerecido.

No obstante, Job se encontraba sin ánimo envuelto en sábanas de tristeza y le replica a sus amigos que hagan una lista de sus errores específicos en lugar de preguntas de noción incuestionable. Les dijo: Amigos míos, instrúyanme que haré silencio, díganme donde está mi falta, ohhhh, son dulces las palabras leales, pero para que sirven sus críticas.

Continuó el parlamento y los tres mosqueteros seguían defendiendo con vehemencia la justicia del sufrimiento que Dios le había impuesto a su siervo. Dos cuestionamientos se sortearon al aire de parte de Bilbad, replicó: “Es que Dios tuerce al derecho o el Omnipotente pervierte la justicia, si eres puro y recto, desde ahora velará El por tí, Job se queda pensativo y no incurre en contestación alguna puesto que está de acuerdo en el fundamento de las mismas no encontrando una real ecuación psicológica que pudiera debatirlos.

Sin embargo, la certidumbre de su inocencia iba más allá del pensamiento cifrando en entredicho la justicia divina en el mundo y replicando nuevamente que esperaba una respuesta justa de Dios. En un momento dado Job los mira fijamente y les comentan que por favor no mientan para defenderlo, aquí vemos como Job a pesar de estar pasando por el mal momento su inteligencia funciona a las mil maravillas enclavado en una retórica realista.

Aquellos hombres seguían entrelazando pensamientos y Job les dice: “Hasta cuando van a seguir afligiendo mi alma, me han acribillado, me han insultado en más de una ocasión y me han maltratado a sus anchas, pero saben algo y que este muy claro: “Es Dios el que me oprime, el que en su red me tiene preso, sin grito injuriaaaaaaaa no recibo respuestas, pido ayuda, pero no hay justicia, El ha puesto vallas en mi camino para que yo no continúe y ha puesto cerrojo a mis senderos de tinieblas”.

Esta contestación se puede palpar como una especie de mecanismo de defensa y un castigo para sus adentros buscando un alivio y consuelo hasta que viniera la resolución final que como hombre fiel a Dios sabía que en cualquier momento vendría la luz a su valle de tinieblas. Enclaustrado en palabras y connotaciones aparece un cuarto acusador llamado Eliú quien hace un resumen de los planteamientos de los anteriores en favor de la justicia de Dios.

Pero amigos, el debate de Job no era con ninguno de esos hombres, sino con el Creador por que su sufrimiento físico traspasó su tolerancia y la injusticia no obedeció los límites de su mundo físico. Otra vez el siervo de Dios aduce tenazmente a su integridad taladrando las profundidades de su ego en busca de ayuda, el conoce el poder de Dios y clama al cielo diciendo “Ohhhh, si alguien me ayudara”.

Pero Dios siempre estuvo con él y aunque anduvo en el desierto de la prueba, su clamor fue escuchado en los confines del altísimo, su respuesta se define como extraordinaria, Job sueña con una explicación clara, la solución al enigma de la injusticia y el sufrimiento humano del mundo. La Omnipotencia de Dios se revela precisamente en el hecho de que no da una explicación de esa índole, los hechos quedan sin respuestas, pero Job entonces reconoce los misterios que marcan los límites del conocimiento humano y de su existencia.

En definitiva la sazón del asunto deja unas enseñanzas que se establecen y reposan en el poder de Jehová. En el diálogo entre Dios y Job el primero le deja saber una serie de conjeturas de su majestuosidad como creador del mundo y de su propia vida. Pero la respuesta de Job todavía sigue siendo integra después de su sufrimiento: “Se que todo los puedes, que ningún plan está fuera de tu alcance, quien é ese que enturbia mi consejo con palabras sin sentidos, así he hablado yo, incesatamente, de maravillas que me superan y que ignoro, te conocía de oídas, pero ahora te han visto mis ojos, por eso me retracto y me arrepiento cubierto de polvo y ceniza.

El epílogo del relato se pone más interesante al final cuando Jehová se dirige a Ellifaz y le replica: “Estoy irritado contigo y contra tus dos amigos por que no le hablaron bien de mi a mi siervo, ahora bien, buscaran siete becerros y siete carneros y los presentaran a mi siervo Job y lo ofrecerán en holocausto por ustedes. De esta manera mi siervo intercederá por ustedes y en consideración a él no los voy a castigar a pesar de lo que hicieron, los tres hombres Elifaz de Temán, Bildad Suaj y Sofar de Naamat se marcharon a hacer lo que Dios le había ordenado y Dios escuchó la suplica de Job.

Bendito sea Dios, Bendito sea Dios, luego de todo lo que sufrió Job, su prosperidad fue devuelta luego de haber intercedido por sus amigos, todo le fue duplicado. Ahora amigo lector los invito a la casa de Job para celebrar junto a él, no quiero fotos, ahí llegan sus hermanos y hermanas, muchos conocidos, que gran banquete, junto a ellos consolemos a este varón por su gran desgracia, cada uno le ha traído un anillo de oro y monedas de plata, nosotros amigos lectores le regalaremos nuestro entendimiento, que gran final amigos, la gloria sea para Dios. Miren al campo, la bendición fue grande catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas, también tuvo siete hijos y tres hijas, no hubo en aquel país mujeres tan bellas como las hijas de Job.

LUEGO DE LA TORMENTA VIENE LA CALMA, NUNCA DUDES DE DIOS, SE INTEGRO EN LA PALABRA Y LAS PROMESAS DEL SEÑOR, JOB VIVIO HASTA LA EDAD DE CIENTO CUARENTA AÑOS Y VIO A SUS HIJOS Y A SUS NIETOS HASTA LA CUARTA GENERACION, MURIO ANCIANO Y COLMADO DE DIAS.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

HISTORIADOR CRISTIANO

DIOS, EL MAL, LA FE Y LA LIBERTAD

19 Mar

 

DIOS, EL MAL, LA FE Y LA LIBERTAD

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

Cuando mencionamos la palabra mal entramos en una dimensión que contiene diversos matices dentro del razonamiento humano. Hay muchos males que podría mencionar, entre ellos, daño, ofensa, desgracia, calamidad, enfermedad o dolencia. Sin embargo, el mal del cual les hablaré se relaciona con el pecado (Del lat. pecc?tum) del hombre dentro de los preceptos del creador. Cuando Dios creó al ser humano le otorgó una libertad genuina para que fueran felices, no obstante, dentro de esa libertad el hombre tomó otro giro que lo llevó a hacer cosas indebidas esparciéndose lo negativo por el mundo.

Este veneno ha tenido una proporción ascendente que se ve reflejado en los odios, guerras, la desgracia, las injusticias, la muerte, el hambre, la pobreza y otras eventualidades de este tipo que angustian el mundo. Pero hay una cosa que es cierta, el hombre es el único responsable de que exista el mal en el mundo, Dios no tiene culpa en esto. El mal es el reflejo de nuestro pecado, por que, sabe usted cuantas desgracias, muertes y enfermedades han sido causadas directamente por el orgullo, ambición y egoísmo del hombre. Detente y piensa si en alguna ocasión tus decisiones yoístas han herido a otras personas, la contestación es sí, aunque muchas veces de manera inconsciente el daño ha dicho presente.

El hombre no acaba de entender que Dios ha creado todo perfecto, pero, por que el hombre es libre, se aleja de Dios y comete pecado. Sencillamente el pecado existe, por que existe la libertad, nuestro creador fue tan bueno y confió totalmente en el hombre dando esa libertad para que fuésemos responsables de nuestras acciones y de nuestra vida. De aquí se llega a la conclusión que la libertad del hombre y su capacidad de cometer pecado son las causales en gran parte el mal del mundo. No obstante, Dios nos ve, Dios permite, y así actúa, es para un bien mayor, San Pedro decía: “Dios dispone todas las cosas, para el bien de aquellos que lo aman“. (Romanos 8:28). Si vamos un poco más allá vemos como el hombre mira las cosas y los acontecimientos desde su percepción individual mirando siempre su comodidad y sus intereses.

Pero, amigos, Dios ve más allá de las apariencias y ve el bien bajo aquellas que el hombre considera mal, solo la fe en ese Dios que nos ama se puede ver el sol aunque esté por detrás de las nubes. Debes entender que fe, no es acomodarse a un principio: “Dios quiere así, nada se puede hacer”, el aceptar el sufrimiento, no impide que luchemos para vencer el mal, el cual no nos debe abatir. Es todo lo contrario, debe animarnos y estimularnos para hacer las cosas como se deben, recuerda, lo indispensable es tener fe y creer en la bondad de nuestro Padre.

Aprende que la Fe es un don, es una experiencia personal y más aún un encuentro con Dios que nos lleva al éxtasis de lo divino en nuestro camino hacia la eternidad. Dios esta presente en nuestra historia personal, el asume nuestros triunfos y también nuestros fracasos, confía en nosotros, quiere trabajar con nosotros, pero, somos libres de aceptarlo o no, pues. Dios nos dio la libertad, y es el primero en respetarla En definitiva sólo Dios puede resolver el problema del hombre, hasta que no tengamos nuestro encuentro personal con El, en la profundidad de la fe, siguiendo los ejemplos de Jesucristo, seremos plenamente hombres y viviremos en el vacío, la duda, en la agitación y en la angustia.

Mateo 11:19 “APRENDAN DE MI, YO LES DI  EL EJEMPLO”

 

Juan 15:16 “NO ME ELIGIERON USTEDES A MI, SINO YO A USTEDES”

 

EDWIN “KAKO” VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR CRISTIANO

LOS MACABEOS: “EXPECTACION DEL MESIAS”

19 Mar

LOS MACABEOS: “EXPECTACION DEL MESIAS”

Edwin Kako Vazquez

Edwin Kako Vazquez

“Nos deslizamos al año 40 ante de Cristo, Palestina pasa a ser provincia romana, ha llegado la plenitud de los tiempo y se acerca la fecha en que el hijo de Dios se encarnará en el seno de la humilde Virgen de Nazaret”

Esta crónica comienza con Matatías, sacerdote judío huyendo de Jerusalén debido a una persecución religiosa de parte del rey Antióco. En el grupo perseguido habían miembros de su familia y un grupo de hombres valientes decididos a enfrentarse a lo que fuera. En un último grito de valentía el anciano sacerdotre dijo: “El que quiera permanecer fiel al Señor, que me siga”. De esta reconquistaron diversas ciudades destruyendo altares paganos siendo una campaña existosa. Ya con Matatías sintiendo el peso de los años decide reunir a sus hijos (Juan-Gadí, Simón-Tasí, Judas-Macabeo, Eleazar-Avarán y Johnatán-Apfús) para informarles que debían luchar pasara lo que pasara y que defendieran con coraje la ley y ofrecieran sus vidas por la alianza de sus antepasados. A la muerte de Matatías, su hijo Judas Macabeo tomó la batuta e hizo honor a la palabra de su padre recibiendo el apoyo de sus hermanos y todos los que habían compartido con su padre.

Si había un guerrero valiente por demás era Judas, luchaba como un león en el combate, persiguía a sus enemigos por todas partes, quemababa vivos a los que maltrataban a su pueblo y derrotó a diez generales sirios apoderándose de Jerusalén que hacía cuatro años estaba bajo el comando de sus enemigos. Uno de los que derrotó fue a Apolonio, el mismo que había reclutado de entre los paganos y los samaritanos un poderoso ejército para luchar contra Israel. Cuando Judas se enteró salió a su encuentro y lo venció y lo mató quedándose con su espada la cual utilizó en sus posteriores combates. Posteriormente luego de la victoria, entró a la ciudad y vio el destrozo que había en el templo y todos sus soldados se rasgaron las vestiduras. Los sirios habían destruído los altares, quemando las puertas del templo y robado todo lo que tenía algo de valor. Judas restauró de nuevo el culto del verdadero Dios, reparó los deperfectos hechos en el templo y fortificó la ciudad.

Al enterarse Antióco que sus generales habían sido vencidos por Judas Macabeo, y que éste se había apoderado de Jerusalém decide volver al teatro de guerra para convertirla en un sepulcro de judíos. Pero Dios, que dirige los pasos de los hombres, tenía sobre él otras intenciones, en su regreso a Jerusalén sobre su carro se cayó hiriéndose de gravedad y muriendo más adelante de una terrible enfermedad. Su cuerpo, que ya en vida era pasto de los gusanos, despedía un olor repugnante que se hacía insoportable. No todo había terminado puesto que el sucesor de Antióco volvió a poner en sitio a Jerusalén con un ejército de 24,000 hombres. Macabeo contaba solamente con 800 hombres, la lucha fue dura, y Judas no perdió al ánimo, sabía que debía continuar perooo, algo divino ocurrió, un jinete vestido de blanco y con armas de oro (un ángel) vino en su ayuda para animarlos a derrotar a los enemigos.

La victoria de los judíos fue completó, pero Judas fue herido gravemente y más adelante su gente lloró amargamente su partida partida. No obstante, Jonatás y Simón, hermanos de Judas Macabeo, continuaron en el frente luchando sin cesar contra los sirios hasta que lograron doblegarlos y sacarlos del país. Otra vez se restablecía el orden en Jerusalén del trono de David y los reyes eran al mismo tiempo sacerdotes del Señor. Durante ochenta años los judíos fueron independientes, hasta que el general Pompeyo lanzó una ofensiva con sus solados a la conquista del país, pasando así a formar parte del Imperio Romano.

HERODES-PROCLAMADO REY DE LOS JUDIOS

Herodes el Grande apoyado por Roma fue proclamado rey de los judíos el año 40 antes del nacimiento del Mesías. El pueblo hebreo se alzó contra Herodes, pero éste pudo vencer la resistencia entrando en Jesusalén tres años después de su proclamación. Los hebreros no volverían a recobrar su libertad, pero nadie imaginaba que había llegado la hora elegida por Dios para la venida del Mesías. Waooo, en el trono de David estaba sentado Herodes que para ganarse la simpatía del pueblo mandó a embellecer el templo de Jerusalén. Aprovechó para construir la ciudad de Cesaréa, en honor a César, ya que Palestina era una provincia romana levantando otros muchos edificios muy prestigiosos, recibiendo así por esto el nombre de Grande.

Pero detrás de Herodes había otra cara, sus crueldades iban de menor a mayor llenando su vida de sangre, mató a su mujer, a sus tres hijos y a los niños de Belén. El pueblo hebreo que había sido convertido en provincia del Imperio Romano era una excepción ante el mundo. No admitían los dioses de sus dominadores, ni consentía en ver a su Dios, único verdadero, codearse con los ídolos de los romanos. Por eso resultaban antipáticos para los demás pueblos, entre tanto, el mundo se unificaba bajo el poder de Roma, todos obedecían al Emperador.

EXPECTACION ANTE EL MESIAS

Todos los pueblos estaban cansados de guerras y deseban la paz, por eso todos ansiaban la llegada de un ser extraordinario que mejorara la situación de los hombres. En Israel, sobre todo, las esperazas mesiánicas eran cada vez más grandes. Recordaban la profecía de Daniel, que había dicho: “VENDRA EL MESIAS AL CABO DE SETENTA SEMANAS DE AÑOS” lo cual equivalía, según sus cálculos, a cuatrocientos noventa años. Y como hacía ya casi cinco siglos que había sido pronunciada esa profecía, se pensaba que de un momento a otro aparecería el enviado de Dios. Perooo, no obstante, este ahnelo por la venida del Salvador, cuando se fecundó el hecho gran parte de los judíos se negaron a reconocerlo y ustedes conocen la historia posterior de como lo harían morir en medio de horribles tormentos en lo alto de aquella cruz, como el mayor de los malhechores.

Podemos entonces llegar a la conclusión de que las profecías no siempre fueron interpretadas igualmente por el pueblo escogido. La mayoría, me imagino, esperaba que el Mesías sería un rey poderoso y terrible, a quien nadie podría resistir, que aniquilaría a todos los enemigos del pueblo de Israel. Pero, en otros pasajes de las profecías, el Mesías aparece más bien como un rey pacífico, como un hombre del todo parecido a nostros, sujeto a los padecimientos de la muerte. El pueblo judío que había sufrido tanto desde que salió de Egipto, es natural que intrepretase las profecías referente al Mesías en el sentido de que había de ser el gran conquistador y libertador, al cual se habían de someter todos los demás reyes.

Convencidos no pocos de que así tenía que ser, al ver luego la realidad, se explica que no creyeran en él, y hasta se declarasen como enemigos. Dios, en sus designios, sabe lo que más conviene al bien de sus criaturas, y si no reveló a su pueblo con toda claridad lo que había de ser el Mesías, ciertamente lo hizo para bien de todos, ya que El todo lo hizo bien.

DEBES SABER QUE………?

Los Macabeos- constituyeron un movimiento de liberación nacional que luchó y consiguió la independencia de Antíoco IV Epífanes, rey de la helénica dinastía seleúcida, sucedido por su hijo Antíoco V Eupátor. Aún son recordados nacionalmente por el pueblo hebreo en la festividad de Hanuká. Más aún son considerados Héroes Nacionales del pueblo de Israel y la rebelión es conmemorada religiosamente de forma anual. Los macabeos fundaron la dinastía real asmonea, proclamando la independencia judía en la Tierra de Israel durante un siglo, desde el 164 al 63 a. C.

Judas Macabeo-Dirigente del ejército judío. Hijo del sacerdote Matatías. Tras la muerte de éste (166 a.J.C.), prosiguió la lucha de liberación contra Antíoco IV Epífanes y sus sucesores. Obtuvo la libertad de culto. Reconquistó y purificó Jerusalén e hizo un pacto con los romanos, intentando que le apoyaran contra los seléucidas. Murió en combate, arrollado por el ejército de Báquides.

Herodes-Tetrarca de Judea. Hijo de Herodes el Grande, a la muerte de su padre, Augusto le concedió el gobierno de Galilea y Perea. Herodes Antipas casó, de manera escandalosa, con Herodías, la esposa de su hermanastro Herodes Filipo, para lo que tuvo que repudiar a su anterior esposa, hija del poderoso Aretas IV, rey de los nabateos. Sólo la intervención del gobernador de Siria, Vitelio, le evitó una derrota completa a manos del nabateo. Herodes Antipas continuó la labor constructora de su padre e hizo alzar la fortaleza de Betramta y la ciudad de Tiberíades, a orillas del lago Genesaret. Por instigación de Herodías reclamó a Calígula, recién nombrado emperador, la corona de rey de los judíos, pero Calígula prefirió concedérsela a su amigo Agripa, al tiempo que ordenaba deportar a Herodes Antipas y su mujer a Lyon.

EDWIN KAKO VAZQUEZ

ESCRITOR E HISTORIADOR