Archivo | 5:54 PM

EL CAMINO A LA VIDA

18 Feb

EL CAMINO A LA VIDA

3.10.2005

Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte.  Proverbios 14:12  NVI

La vida es como un camino. No hay solamente un camino, pero muchos caminos, y tú haces tu elección por cuál camino vas a ir. Hay un camino correcto y un camino equivocado. Si hacemos una elección equivocada, vamos a ubicarnos en el camino que lleva a la muerte. Pero sí hacemos una buena elección, iremos por el camino que lleva a la vida. Esta escritura dice que hay un camino que al hombre le parece recto, y que parece el correcto, pero obviamente ni es el camino correcto ni es un camino recto, porque su fin acaba por ser camino de muerte. ¿Cómo puedes tú saber cuál camino es el camino correcto, el camino a la vida?

El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor.  Proverbios 16:9  NVI 

Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero. Salmos 119:105  NVI

En el camino de la justicia (y rectitud moral y espiritual en cada área y con cada relación) se halla la vida (eterna); por ese camino se evita la muerte. Proverbios 12:28  NVI  (Agregado del autor)

No hay forma de encontrar el camino correcto por nuestra propia cuenta. Necesitamos un guía. Necesitamos al Señor. Él es nuestra luz y Su Palabra alumbra nuestro sendero para mostrarnos el camino. Tú puedes tratar de planear con anticipación tu camino, pero sólo Dios puede dirigir tus pasos en el camino que es recto, sin obstáculos y seguro. Si tú escoges la justicia; si tú buscas al Señor; si tú Lo honras y Lo sigues; Él te va a dirigir al camino correcto que lleva a la vida; a la vida eterna; a la vida en abundancia ¡tanto ahora como también en la eternidad!

Al necio le parece bien lo que emprende, pero el sabio atiende al consejo.  Proverbios 12:15  NVI

En necio creer saberlo todo y no está dispuesto a escuchar ni a seguir consejo. El solo hecho de que no quiere escucharle a nadie es una señal de que es un necio. Algunos necios sí escuchan, pero el problema es que escuchan sólo a otros necios, a los impíos, a los inicuos, a los deshonestos, y eso tampoco es bueno. Por el contrario, una persona sabía sabe que no lo sabe todo y está abierta a recibir consejo e instrucción. Si tú sabes que tú necesitas sabiduría, toma el primer paso, y abre tu corazón y tu mente a escuchar y a recibir instrucción en justicia. Entonces te encontrarás andando en el camino a la vida.

Dichoso (bendecido, afortunado, próspero y envidiable) el hombre que no sigue el consejo de los malvados (ni sigue sus consejos, sus planes y propósitos), ni se detiene (sumiso e inactivo) en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos (desdeñosos y burlones), 2 sino que en la ley (los mandatos, las instrucciones y las enseñanzas) del Señor se deleita, y día y noche (habitualmente estudia, delibera y) medita en ella. 3 Es como el árbol plantado (firmemente) a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! 4 En cambio, los malvados (los desobedientes que viven sin Dios) son como paja (inútil, muerta y sin valor) arrastrada por el viento. 5 Por eso no se sostendrán (justificados) los malvados (los desobedientes que viven sin Dios) en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos (aquellos que son rectos y tienen una buena relación con Dios). 6 Porque el Señor (conoce plenamente y) cuida el camino de los justos, mas la senda de los malos (aquellos que están viviendo fuera de la voluntad de Dios) lleva a la perdición (termina en ruina y perecerá).  Salmos 1:1-6  NVI  (Agregado del autor)

No andes por el camino de los impíos ni sigas su consejo, no vayas por la senda de los pecadores, y tampoco te sientes con los desdeñosos y burlones. Deléitate en el Señor y deséalo a Él solamente. Guarda Su Palabra en tu corazón, en tu mente, y mantenla en tu boca. ¡Entonces tú producirás fruto, serás productivo, próspero, y tendrás larga vida! El Señor conoce el camino del justo, pero el camino del impío perecerá. Su final será ruina y destrucción. El necio no tendrá nada de valor en esta vida. Todo lo que él haya hecho o él haya dicho en su vida no tendrá propósito eterno y no tendrá valor eterno. Y al final, él tampoco tendrá vida eterna.

Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en Tu presencia, y de dicha eterna a Tu derecha.  Salmos 16:11  NVI

Proverbios 14:12 dice que hay un camino que le parece recto al hombre, pero que termina en muerte. Eso nos debe dar esperanza. Por la gracia y el poder de Dios, en cualquier momento, mientras que andamos por el camino, podemos buscar el sendero de Dios, buscarlo a Él con fe, y seguirlo a Él por el camino correcto: ¡el camino que lleva a la vida, donde estaremos llenos de alegría y de dicha eterna!

Hay un camino que parece ser el correcto y hay una senda recta. ¡Escoge el camino correcto, el camino de Dios que lleva a la vida!

http://www.revival.com/www/r.aspx?p=18&aid=428

Anuncios