¿Qué es un avivamiento?

12 Feb

Una clara llamada de Dios para avivar su obra

¿Qué es un avivamiento?

POR C. G FINNEY

Un avivamiento no es nada más que un nuevo comienzo de obediencia a Dios. Como en el caso de la conversión de los pecadores, el primer paso es un arrepentimiento profundo, que parta el corazón y nos postre en el polvo delante de Dios, con verdadera humildad, y un abandono del pecado.

El señor Finney fue una vez a una fábrica para ver la maquinaria de la misma. Su expresión era solemne, puesto que acababa de estar en un lugar en que había habido un avivamiento. El personal que trabajaba en la fábrica lo conocía de vista, y sabía quién era.

Una muchacha que estaba trabajan-¡do lo vio e hizo un comentario tonto a su compañera, riéndose. El visitante se paró y la miró con un sentimiento de pena. La chica se quedó sorprendida; el hilo en la máquina se rompió y, cuando ella trató de anudarlo, no pudo por lo nerviosa que estaba. Miró por la ventana para sosegarse y volvió a empezar; una y otra vez trató de recobrar la compostura. Al fin se sentó, vencida por sus propios sentimientos. El visitante entonces se le acercó y le habló; ella manifestó pronto un profundo sentimiento de pecado. Este sentimiento se esparció por toda la fábrica como fuego, y antes de pocas horas todas las personas empleadas allí se hallaban bajo la convicción de pecado: tanto fue así que el dueño, aunque no era cristiano, se quedó asombrado, y mandó que pararan las máquinas y se celebrara una reunión de oración; porque, dijo, es de mucha más importancia que toda esta gente se convierta que seguir trabajando.
• Y en pocos días, el propietario y casi todos los que trabajaban en el establecimiento -unos tres mil- habían profesado haberse convertido.

Cuándo hay que esperar un avivamiento
1. Cuando hay falta de amor fraternal y confianza cristiana entre los que profesan ser religiosos, entonces es necesario un avivamiento.
2. Cuando hay disensiones, celos, murmuraciones entre los que profesan ser religiosos, entonces hay gran necesidad de un avivamiento.
“¿No volverás a darnos nueva vida, para que tu pueblo se alegre en ti? Muéstranos, Señor, tu amor inagotable” (Salmo 85:6)
Estas cosas muestran que los cristianos se han alejado de Dios, y es hora de pensar seriamente en un avivamiento.
3. Cuando hay un espíritu mundano en la iglesia. Es evidente que la iglesia se ha hundido en un estado bajo y resbaladizo, cuando se ve a los cristianos que se ajustan al mundo en cuanto a vestido, comportamiento y fiestas,cuando buscan diversiones mundanas,leen novelas y otros libros que el mundo lee.
4. Cuando la iglesia encuentra que sus miembros caen en pecados graves y escandalosos, es el momento de despertar y clamar a Dios por un avivamiento de la religión.
5.Cuando los pecadores son descuidados e indiferentes, es hora de que los cristianos se muevan. Es su deber, no menos que lo es el de los bomberos cuando suena la campana de incendios, en una gran ciudad, el ir a apagarlo.

¿Qué es crecer en la gracia?
¿Es oír sermones y oír nuevas nociones sobre religión? No. De ninguna manera. El cristiano que hace esto y nada más, está empeorando cada día, se endurece y cada semana será más difícil ponerlo a la altura de su deber.

Puede esperarse un avivamiento cuando los cristianos tienen un espíritu de oración para el avivamiento. Esto es, cuando oran como si sus corazones estuvieran dedicados a. ello. A veces los cristianos no se dedican de modo definido a orar por un avivamiento, ni cuando son fervientes en la oración. Su mente está en otras cosas; oran por otras cosas -la salvación de los paganos y cosas así- y no por un avivamiento entre ellos mismos.

Pero cuando sienten la necesidad de un avivamiento, entonces oran pidiéndolo; sienten que lo necesitan para sus propias familias y la vecindad; piden por ellos como si no se les pudiera negar aquello que piden…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: