EUTANASIA EN COLOMBIA: 25% APROBADA

9 feb

EUTANASIA EN COLOMBIA: 25% APROBADA

Eutanasia sobrevive a primera votación, de cuatro que debe surtir, en Comisión Primera del Senado

Foto: Fotoilustración / EL TIEMPO Tomado de El Tiempo - Gracias a Julián Romero desde Colombia

El proyecto libera de responsabilidad penal a médicos que practiquen la eutanasia con consentimiento de los pacientes.

De acuerdo con la propuesta, la solicitud de asistencia al suicidio la debe hacer por escrito el paciente. Deja por fuera a personas en estado de coma y a menores de edad.

 

Otras dos iniciativas que habían sido presentadas anteriormente fueron archivadas.

Armando Benedetti, autor del proyecto, explicó que después de 11 años de que la Corte Constitucional legalizó la eutanasia en Colombia, a través de la sentencia C-239, es la primera vez que el Congreso de la República da un paso hacia la reglamentación de esta práctica y abre la posibilidad de que a los enfermos terminales, que no quieran recurrir a la eutanasia, cuenten con los medicamentos necesarios para calmar el dolor.

Según la iniciativa, “toda solicitud de terminación de la vida en una forma digna y humana o de asistencia al suicidio deberá hacerse por escrito, siempre que sea posible, personalmente por el paciente”.

También plantea realizar un documento en una notaría  autorizando la eutanasia en caso de que la persona quede en un estado terminal.

La iniciativa igualmente plantea lo que denomina el “procedimiento de cuidado debido”, que no es más que los caminos que se deben abordar antes de llevar a cabo la eutanasia.

En ese sentido señala la responsabilidad del médico tratante de informar detalladamente al paciente sobre su condición médica y las opciones que tiene.

 

Pasos establecidos

De acuerdo con el proyecto,los pasos establecidos son los siguientes:

El médico tratante debe valorar las condiciones del paciente, como por ejemplo que su enfermedad sea terminal, que no tenga cura y que padezca intensos dolores.

Luego, este galeno pasa el asunto a un especialista o médico de mayor jerarquía, quien evalúa la petición y, si considera que se dan las condiciones, lo transfiere a una consejería, que revisa el nivel de racionalidad de la decisión. Si la considera viable, se le da vía libre a la eutanasia.

Dentro del proyecto aprobado ayer, al que aún le quedan pendientes tres debates en el Congreso, se establece que el paciente podrá revocar la solicitud de terminar con su vida de una forma digna y humana o de asistencia al suicidio, en cualquier momento.

“Definitivamente, este proyecto podrá ayudar a aliviar el dolor de muchas personas en el país”, señaló Benedetti.

De la misma manera, la iniciativa establece modificaciones al Código Penal para favorecer a los médicos que practiquen la muerte asistida.

“Cuando el médico tratante cuente con el consentimiento libre e informado del paciente, y haya respetado el procedimiento de cuidado debido, exigido por la ley que regula la terminación de la vida de una forma digna y humana, y la asistencia al suicidio, no será objeto de sanción penal alguna”, quedará modificado el artículo 106.

Y otro artículo, el 107, establecería que cuando sea el médico tratante quien provea los medios necesarios para la realización del suicidio y cuente con el consentimiento libre e informado del paciente, y además haya respetado el procedimiento de cuidado debido, exigido por la ley que regula la terminación de la vida de una forma digna y humana y la asistencia al suicidio, “no habrá responsabilidad penal alguna”.

Pero el proyecto igualmente aclara que las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) deberán garantizar la prestación de los cuidados paliativos a los pacientes con enfermedad terminal que así lo soliciten.

1. Nacionalidad. De acuerdo con la iniciativa, aprobada ayer en primer debate, uno de los principales requisitos para autorizar la eutanasia o el llamado suicidio asistido es que el paciente o la persona enferma sea colombiano de nacimiento. También puede ser extranjero, pero la condición es que haya sido residente en el país por un término no menor de un (1) año.

2. Edad. El proyecto de ley establece que la persona que solicite la eutanasia o el suicidio asistido tiene que ser mayor de edad, que en Colombia es de 18 años cumplidos. En la iniciativa quedan descartadas las personas que estén en estado comatoso, porque voluntariamente no pueden autorizar este procedimiento, e igualmente los menores de edad.

3. Plenas facultades. Una de las consideraciones más importantes que contiene el proyecto de ley, aprobado ayer en primer debate, es que no basta con que la persona sea mayor de edad, sino que legalmente también sea capaz y esté en pleno uso de sus facultades mentales al momento de solicitar la terminación de su vida.

4. Petición Voluntaria. La iniciativa es clara en que las autoridades médicas a las que se les hace la solicitud deben estar seguras de que la petición del paciente es libre e informada, y manifestada por escrito, cuando sea posible, para que no haya duda sobre si el origen de la misma es el producto de una presión exterior indebida o el resultado de una depresión momentánea.

5. Certificación. El proyecto de ley pone como requisito que el paciente que acuda a esta medida extrema, en efecto, sufra de una enfermedad terminal o grave lesión corporal que, debido a los fuertes dolores, le impida llevar una vida digna.

La enfermedad o la lesión deben estar certificados en su historia clínica por dos médicos especialistas.

6. Sin cura. Por último, la iniciativa establece que la los médicos deben tener claro que la enfermedad o lesión que sufra el paciente le produce intensos dolores continuados, padecimientos o una condición de gran dependencia y minusvalía que la persona considere indigna, los cuales no pueden ser aliviados por la ciencia médica actual con esperanza de cura o mejoría.

http://radiocristiandad.wordpress.com/2008/09/19/eutanasia-en-colombia-25-aprobada/

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 673 seguidores

%d personas les gusta esto: