Archivo | 11:54 PM

Naciones Islámicas dominan la lista de Persecución 2009 a los cristianos

9 Feb

Naciones Islámicas dominan la lista de Persecución 2009 a los cristianos

Redacción | Publicado el 8 Febrero, 2009 |

Arabia Saudita vuelve a posicionarse en el puesto No. 2, le siguen Irán en el puesto 3, Afghanistan en la posición 4 y Somalia en el quinto lugar. Corea del Norte vuelve a encabezar la lista y este es su séptimo año consecutivo.

Según Carl Moeller, director de Puertas Abiertas en los Estados Unidos, se notan algunos cambios en esta nueva edición pues vuelve a figurar Somalia entre los 10 paises donde existe mayor persecución.

“Somalia y Eritrea se encuentran entre los top 10.  Ya que hay evidencias que la comunidad cristiana está sufriendo martirios en esa parte de África”, señaló Moeller

También Afghanistan ha subido dos posiciones con respecto al año pasado, posicionándose en el quinto lugar de la lista, debido al incremento de las actividades desarrolladas por los talibanes, grupo extremista que anteriormente dominaba en esa nación.

A pesar que China este año se posicione en el puesto 12 por haberse abierto un poco a la libertad religiosa, Moeller alerta que no debemos quitar el ojo en ese país que lo considera como un “enigma”.

“En muchos aspectos relacionados con la persecución China es un enigma. Nunca ha habido tanta apertura en China pero al mismo tiempo todavía nos llegan informes directos de creyentes que han sido detenidos, interrogados e incluso retendios por días sin que se le diga los motivos.  Este tipo de persecución persiste especialmente en zonas rurales” declara el Moeller.

La lista de los Top 10 para este año 2009 es como sigue

   1. Corea del Norte
   2. Arabia Saudita
   3. Irán
   4. Afghanistan
   5. Somalia
   6. Maldivas
   7. Yemen
   8. Laos
   9. Eritrea
  10. Uzbekistán

Fuente: www.minutodigital.com

Anuncios

El Libro del Profeta Miqueas. Cuestionario

9 Feb

El Libro del Profeta Miqueas. Cuestionario breve

Descargar Aqui

“Prepara al carro con sus caballos, tú que vives en Laquis” (Miqueas 1, 13)

 

Miqueas RVA 1989.

Cap. 1
1 La palabra de Jehovah que vino a Miqueas de Moréset en los días de Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, sobre lo que vio acerca de Samaria y de Jerusalén.
2 ¡Oíd, pueblos todos! ¡Atiende, oh tierra y cuanto hay en ti! El Señor Jehovah sea testigo contra vosotros desde su santo templo. 3 Porque he aquí que Jehovah saldrá de su lugar; descenderá y caminará sobre las alturas de la tierra. 4 Debajo de él se derretirán las montañas como la cera delante del fuego; se hendirán los valles como las aguas arrojadas por una pendiente. 5 Todo esto sucederá por la transgresión de Jacob y por los pecados de la casa de Israel.
¿Cuál es la transgresión de Jacob? ¿No es Samaria? ¿Y cuál es el pecado de Judá? ¿No es Jerusalén? 6 Convertiré, pues, a Samaria en un montón de ruinas del campo, y en viñedos. Haré rodar sus piedras por el valle y dejaré al descubierto sus cimientos. 7 Todos sus ídolos serán desmenuzados, y todos sus obsequios serán quemados en el fuego. Convertiré en desolación todos sus ídolos, porque de los obsequios de prostitutas los obtuvo, y obsequios de prostitutas volverán a ser. 8 Por tanto, lamentaré y gemiré. Andaré descalzo y desnudo, gimiendo como los chacales y lamentando como las avestruces. 9 Porque su llaga es incurable y ha llegado hasta Judá; ha alcanzado hasta la puerta de mi pueblo, hasta Jerusalén.
10 ¡No lo digáis en Gat, ni os entreguéis al llanto! ¡En Bet-le-ofra revuélcate en el polvo! 11 ¡Pasa, oh moradora de Safir! En sus ciudades se quedará; no saldrá la moradora de Saanán. Hay duelo en Bet-esel; le han quitado su emplazamiento. 12 ¿Cómo podrá esperar el bien la que habita en Marot, si el mal ha descendido de Jehovah hasta la puerta de Jerusalén? 13 ¡Unce el carro a los corceles, oh moradora de Laquis, -ella es el principio del pecado de la hija de Sion-, porque en ti se descubrieron las transgresiones de Israel! 14 Por tanto, tú darás regalos de despedida a Moréset-gat. Las casas de Aczib desilusionarán a los reyes de Israel. 15 Aún he de traer contra ti al conquistador, oh moradora de Maresa. La gloria de Israel se irá hasta Adulam. 16 Rápate y trasquílate por los hijos de tus delicias; ensancha tu calva como la del buitre, porque ellos serán llevados cautivos lejos de ti.

Cap. 2
1 ¡Ay de los que en sus camas planean iniquidad y traman el mal! Con la luz de la mañana lo realizan, porque tienen en su mano el poder. 2 Codician los campos y los roban; codician las casas y las toman. Oprimen al hombre y a su casa, al hombre y a su heredad. 3 Por tanto, ha dicho Jehovah: “He aquí, yo pienso traer sobre esta familia un mal del cual no podrán sacar sus cuellos ni andarán erguidos, porque el tiempo será malo. 4 En aquel día se difundirá un refrán acerca de vosotros, y se pronunciará el lamento que dice:
’¡Del todo hemos sido destruidos!
La posesión de mi pueblo
fue medida a cordel,
y no hubo quien fuera sensible.
Nuestro campo ha sido repartido
a los que nos saquean.
5 Por tanto, no tendrás quien aplique cordel para echar suertes en la congregación de Jehovah.
6 “¡No prediquéis!”, predican ellos. “¡No prediquéis sobre tales cosas, pues la afrenta no nos alcanzará!”
7 ¿Debe hablarse así, oh casa de Jacob? ¿Acaso se ha limitado el Espíritu de Jehovah? ¿Son éstas sus obras? ¿Acaso mis palabras no hacen bien al que camina rectamente? 8 Pero vosotros os habéis levantado contra mi pueblo como enemigo. A los que pasan seguros volviendo de la guerra, les despojáis del manto que llevan sobre sus vestidos. 9 A las mujeres de mi pueblo echáis fuera de las casas de sus delicias, y a sus niños despojáis de mi gloria para siempre. 10 ¡Levantaos e idos, ya que éste no es lugar de reposo! Por causa de su contaminación será destruido con dolorosa destrucción. 11 Si algún hombre anduviera con espíritu de falsedad y mintiese diciendo: “Yo predicaré acerca del vino y acerca del licor”, ¡éste sí sería profeta para este pueblo!
12 “Ciertamente reuniré a todo Jacob. Ciertamente recogeré al remanente de Israel y los pondré juntos como ovejas en el corral, como rebaño en medio del pastizal, y habrá gran estruendo por la multitud de la gente. 13 El que abre camino subirá delante de ellos, y abrirán brecha. Pasarán por las puertas y saldrán; su rey pasará delante de ellos, y a la cabeza de ellos irá Jehovah.”

Cap. 3
1 Dije: ¡Escuchad, por favor, oh jefes de Jacob y magistrados de la casa de Israel! ¿Acaso no os corresponde a vosotros conocer el derecho? 2 Pero vosotros aborrecéis lo bueno y amáis lo malo. Les arrancáis su piel y su carne de sobre sus huesos; 3 y asimismo, coméis la carne de mi pueblo. Desolláis la piel de sobre ellos; quebrantáis y desmenuzáis sus huesos como si estuvieran destinados para la olla, como si fueran carne en el caldero. 4 Entonces clamaréis a Jehovah, pero él no os responderá. En aquel tiempo esconderá su rostro de vosotros, porque hicisteis obras malvadas.
5 Así ha dicho Jehovah acerca de los profetas que hacen errar a mi pueblo, que muerden con sus dientes y proclaman: “Paz”; y al que no les da de comer le declaran guerra santa. 6 Por tanto, habrá para vosotros noche sin visión y oscuridad sin predicción. Se pondrá el sol sobre los profetas, y el día se oscurecerá sobre ellos. 7 Serán avergonzados los videntes, y confundidos los adivinos. Todos ellos se cubrirán hasta sus labios, porque no habrá respuesta de Dios. 8 En cambio, yo estoy lleno del poder del Espíritu de Jehovah, de juicio y de valor, para declarar a Jacob su rebelión y a Israel su pecado.
9 Oíd, pues, esto, oh jefes de la casa de Jacob y magistrados de la casa de Israel que hacéis abominable el juicio y pervertís todo lo que es recto. 10 Vosotros edificáis a Sion con sangre y a Jerusalén con iniquidad. 11 Sus jefes juzgan por soborno, sus sacerdotes enseñan sólo por paga y sus profetas predicen por dinero, y se apoyan en Jehovah diciendo: “¿Acaso no está Jehovah entre nosotros? ¡No vendrá el mal sobre nosotros!” 12 Por tanto, por culpa de vosotros Sion será arada como campo. Jerusalén será convertida en un montón de ruinas; y el monte del templo, en cumbres boscosas.
Cap. 4
1 Acontecerá en los últimos días que el monte de la casa de Jehovah será establecido como cabeza de los montes, y será elevado más que las colinas; y correrán a él los pueblos. 2 Muchas naciones vendrán y dirán: “Venid, subamos al monte de Jehovah y a la casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos, y nosotros caminemos por sus sendas.” Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehovah.
3 El juzgará entre muchos pueblos y arbitrará entre naciones poderosas, hasta las más distantes. Y convertirán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra. 4 Cada uno se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera. Y no habrá quien los amedrente, porque la boca de Jehovah de los Ejércitos ha hablado.
5 Aunque ahora todos los pueblos anden cada uno en el nombre de sus dioses, con todo, nosotros andaremos en el nombre de Jehovah nuestro Dios, eternamente y para siempre.
6 “En aquel día, dice Jehovah, juntaré a la oveja que cojea y recogeré a la rechazada que yo maltraté. 7 De la que cojea haré un remanente, y de la agobiada haré una nación poderosa. Y Jehovah reinará sobre ellos en el monte Sion, desde ahora y para siempre. 8 Y tú, oh torre del rebaño, colina de la hija de Sion, a ti vendrá el gobierno de antaño; el reino vendrá a la hija de Jerusalén.”
9 Ahora, ¿por qué gritas tanto? ¿Es que no hay rey en ti? ¿Acaso ha perecido tu consejero? ¿Te ha sobrevenido dolor como a una mujer que da a luz? 10 Sufre dolor y gime como una mujer que da a luz, oh hija de Sion, porque ahora saldrás de la ciudad, habitarás en el campo y llegarás hasta Babilonia. Allí serás librada, y allí te redimirá Jehovah de la mano de tus enemigos.
11 Ahora se han reunido muchas naciones contra ti y dicen: “¡Sea profanada, y vean nuestros ojos la ruina de Sion!” 12 Pero ellos no conocen los planes de Jehovah ni comprenden su consejo, a pesar de que él los ha juntado como a gavillas en la era. 13 ¡Levántate y trilla, oh hija de Sion! Haré que tu cuerno sea de hierro y tus uñas, de bronce. Desmenuzarás a muchos pueblos, y consagrarás a Jehovah el botín de ellos, y sus riquezas al Señor de toda la tierra.

Cap. 5
1 ¡Reúne ahora tus tropas, ciudad de tropas! ¡Nos han sitiado! ¡Con vara herirán en la mejilla al juez de Israel!
2 Pero tú, oh Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será el gobernante de Israel, cuyo origen es antiguo, desde los días de la eternidad. 3 Sin embargo, Dios los abandonará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz, y vuelva el resto de sus hermanos para reunirse con los hijos de Israel. 4 El se levantará y los apacentará con el poder de Jehovah, con la grandeza del nombre de Jehovah su Dios, y se establecerán, porque entonces será engrandecido hasta los fines de la tierra. 5 ¡Y éste será la paz!
Cuando Asiria venga contra nuestra tierra y pisotee nuestros palacios, entonces levantaremos contra ellos siete pastores y ocho hombres principales. 6 Gobernarán a espada la tierra de Asiria y la tierra de Nimrod con sus espadas desenvainadas. Y nos librará de los asirios cuando vengan contra nuestra tierra y pisen nuestro territorio.
7 El remanente de Jacob será en medio de muchos pueblos como el rocío de Jehovah, como la lluvia sobre la hierba. No aguardará a nadie ni pondrá su esperanza en los hijos de los hombres. 8 El remanente de Jacob será entre las naciones, en medio de muchos pueblos, como el león entre las fieras salvajes, como el cachorro de león entre las manadas de ovejas, el cual, al pasar, pisotea y arrebata; no habrá quien escape.
9 Levanta tu mano sobre tus enemigos, y sean destruidos todos tus adversarios.
10 “Acontecerá en aquel día, dice Jehovah, que eliminaré tus caballos en medio de ti, y haré destruir tus carros. 11 También haré destruir las ciudades fortificadas de tu tierra y arruinaré todas tus fortalezas.
12 “Asimismo, destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti los que practican la magia.
13 “Haré destruir tus ídolos y tus piedras rituales en medio de ti, y nunca más te inclinarás hacia la obra de tus manos. 14 Arrancaré de en medio de ti tus árboles de Asera y destruiré tus ciudades. 15 Con ira y furor haré venganza en las naciones que no escucharon.”

Cap. 6
1 Oíd, por favor, lo que dice Jehovah: “¡Levántate, pleitea junto a los montes, y que oigan las colinas tu voz! 2 Oíd, oh montes, el pleito de Jehovah, vosotros los poderosos fundamentos de la tierra; porque Jehovah tiene pleito con su pueblo y contenderá con Israel.
3 “Pueblo mío, ¿qué te he hecho, o en qué te he agobiado? ¡Responde contra mí! 4 Yo te hice subir de la tierra de Egipto. De la casa de esclavitud te redimí y envié delante de ti a Moisés, a Aarón y a María. 5 Recuerda, oh pueblo mío, qué maquinó Balac, rey de Moab, y qué le respondió Balaam hijo de Beor desde Sitim hasta Gilgal, para que conozcas los actos de justicia de Jehovah.”
6 ¿Con qué me presentaré a Jehovah y me postraré ante el Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año? 7 ¿Aceptará Jehovah millares de carneros o miríadas de arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebelión, el fruto de mi vientre por el pecado de mi alma?
8 ¡Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno! ¿Qué requiere de ti Jehovah? Solamente hacer justicia, amar misericordia y caminar humildemente con tu Dios.
9 Escucha, oh tribu: La voz de Jehovah proclamará a la ciudad, y él salvará a los que temen su nombre, a quienes aún congregará. 10 “¿Hay aún en la casa del impío tesoros de impiedad y medida escasa que es detestable? 11 ¿He de justificar las balanzas de impiedad y la bolsa de pesas fraudulentas, 12 con las cuales sus ricos se han llenado de explotación? Sus habitantes han hablado mentiras, y su lengua es engañosa en su boca. 13 Pues yo también he comenzado a golpearte y a arruinarte por tus pecados. 14 Tú comerás, pero no te saciarás; y el abatimiento estará en medio de ti. Recogerás, pero no lo conservarás; y lo que logres conservar yo lo entregaré a la espada. 15 Tú sembrarás, pero no cosecharás. Tú prensarás olivas, pero no te ungirás con el aceite; y uvas, pero no beberás del vino. 16 Guardarás los mandamientos de Omri y toda la obra de la casa de Acab. Según el consejo de ellos andarás, para que yo te entregue a la ruina, y a tus habitantes a la rechifla. Por tanto, sufriréis la afrenta de mi pueblo.”

Cap 7
1 ¡Ay de mí! ¡He venido a ser como los últimos frutos del verano, como el rebusco después de la vendimia! Ya no queda racimo que comer; mi alma desea los primeros higos. 2 El piadoso ha desaparecido de la tierra; no hay ni uno que sea recto entre los hombres. Cada cual acecha la vida; cada cual caza a su prójimo con una red. 3 Han adiestrado sus manos para hacer el mal: El gobernante exige, el juez juzga por soborno y el poderoso habla según el antojo de su alma; y así lo retuercen. 4 El mejor de ellos es como la espina; el más correcto de ellos es como zarzal. ¡Ay de tus centinelas, pues tu castigo ha venido! ¡Ahora será su confusión! 5 No creáis en el amigo; no esperéis en el compañero. Cuídate de la que duerme en tu seno; guarda también tu boca. 6 Porque el hijo trata con desdén a su padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su propia casa.
7 Pero yo miraré a Jehovah; esperaré en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará!
8 Tú, oh enemiga mía, no te alegres contra mí; pues aunque caí, me levantaré. Aunque yo habite en tinieblas, Jehovah será mi luz. 9 Porque pequé contra Jehovah, soportaré su ira, hasta que él juzgue mi causa y me haga justicia. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia.
10 Mi enemiga lo verá, y la que me decía: “¿Dónde está tu Dios?” se cubrirá de vergüenza. Y mis ojos la verán. ¡Ahora será pisoteada como el lodo de la calle!
11 Viene el día en que se edificarán tus muros. En aquel día se ampliarán tus límites; 12 en aquel día vendrán a ti desde Asiria y las ciudades de Egipto y desde Egipto hasta el Río, de mar a mar y de montaña a montaña. 13 Y la tierra llegará a ser una desolación por causa de sus moradores, como fruto de sus obras.
14 Apacienta a tu pueblo con tu cayado, al rebaño de tu posesión que habita solitario en medio del bosque del Carmelo. Apacentarán sus rebaños en Basán y en Galaad, como en los tiempos antiguos. 15 “Yo les mostraré maravillas como en el día en que saliste de la tierra de Egipto.” 16 Las naciones lo verán, y quedarán confundidas a causa de todo el poder de ellos. Se pondrán la mano sobre la boca, y sus oídos se ensordecerán. 17 Lamerán el polvo como la culebra, como los reptiles de la tierra. Saldrán temblando desde sus encierros; tendrán pánico de Jehovah nuestro Dios y tendrán miedo de ti.
18 ¿Qué Dios hay como tú, que perdona la maldad y olvida el pecado del remanente de su heredad? No ha guardado para siempre su enojo, porque él se complace en la misericordia. 19 Volverá a compadecerse de nosotros. Pisoteará nuestras iniquidades y echará nuestros pecados en las profundidades del mar. 20 Concederás la verdad a Jacob y a Abraham la lealtad que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Cuestionario

1.A que tipo de profetas pertenece el libro de Miqueas

El libro de Miqueas pertenece a los libros de los profetas menores del Antiguo Testamento (la Biblia). Fue escrito a finales del siglo VIII a. C. por el profeta que lleva su nombre. Este libro contiene 7 capítulos.

2. A quien presenta Miqueas
Presenta a Jesucristo, el guiador eterno

3. ¿Que significa su nombre?
¿quién es como jehová?”

4.Nombre los aspectos particulares del ministerio de Miqueas
Este profeta que no sólo tuvo un ministerio para ambos reinos del pueblo de dios, sino que recibió la revelación única del lugar exacto donde nacería el mesías. su visión del reinado universal del señor y de la paz mundial que ello significará, son también de particular importancia en este profeta.

5. ¿Quien escribió miqueas?
El profeta mismo posiblemente. su repetida apelación “oíd” nos da la impresión de una confrontación constante y personal con este vocero de dios.

6.Hable de Miqueas: el hombre y su época
Miqueas era de la aldea de moreset de gat o morasti,que se hallaba a unos 30 km. de Jerusalén,al s.o, La particularidad de miqueas es haber tenido una misión doble para israel y para judá. Desarrolló su ministerio en los días de Jotam (II Rey.15:32-38), Acaz (II Rey.16) y Exequias (II Rey. 18 al 20), reyes de judá; lo que significa que en el reino del norte el trono era ocupado por Peka (II Rey.15:27-31 y oseas (II Rey,17-no se confunda este malvado rey con el profeta contemporáneo del mismo nombre).
Peka y Oseas fueron los dos últimos monarcas de israel.¿qué dramático acontecimiento,lar¬gamente advertido por los profe tas,aconteció en los días del rey oseas? (véase también ii rey. 18.9-12).
En el ámbito mundial,pues, Asiría estaba en su apogeo.
Miqueas vivió un tiempo de guerra cruel. Vio desatarse la guerra entre el Reino del Norte y el Reino del Sur, con 120.000 muertos en el Reino del Sur (2 Crónicas 28:6) sin mencionar las víctimas del Reino del Norte. Después Asiria, una gran potencia militar de su época aplasta al Reino del Norte, solo un milagro pudo evitar que estos mismos ejércitos entraran en Jerusalén (2 Crónicas 22).
Miqueas constató los mismos problemas que Isaías, las mismas injusticias y la misma maldad en Judá. Fustigó sobre todo a los terratenientes que se aprovechaban del pobre, y prevé el mismo juicio divino contra el pueblo y sus líderes, como había anunciado Isaías. El mensaje de estos profetas es tan similar, que corroboran la gravedad de la situación de Judá. Su mensaje impactó tanto a la gente de su tiempo, que sus palabras, animando al rey Ezequías a emprender la reforma religiosa, serán recordadas por Jeremías un siglo más tarde (Jr 26,18-19).

7.Nombre sus contemporáneos en el ministerio;

Isaías había comenzado ya hacía unos años su largo y glorioso ministerio en jerusalén, cuando surgió Miqueas desde las aldeas; más joven y quizás con menos preparación, tuvo, sin embargo un ministerio tan largo y eficaz como el del gran profeta mesiánico. mientras tanto, en el norte,Oseas continuaba el ministerio de Amos,advirtiendo al pueblo rebelde hasta el fin. Miqueas combina en su mensaje las notas dominantes de sus tres compañeros: la visión mesiánica de Isaías,la pasión por la justicia de amos y el corazón amante de oseas. ”

8. Divisiones principales del libro:
1- juicio: cap. 1-3
2- consuelo: cap.4,5
3- el pleito del señor: cap.6
4- tinieblas y luz : cap. 7.

9. Aprende: Miqueas 5:2

“Para ti,Belén efrata,pequeña para estar entre las familias de judá, de ti me saldrá el que será señor en Israel,y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.”

10. Como interpretó Miqueas lo sucedido en Israel?

Miqueas interpretó estos acontecimientos como el castigo de Dios sobre el Reino del Norte por pecados como: idolatría, adoración de Baal, sacrificios rituales de niños, magia y encantamientos (2 Reyes 17:16-17). Dichas actividades ahora se iban infiltrando hacia el sur, hacia Judá. De tal manera que Miqueas se refirió a Jerusalén como “lugar alto”, nombre común que se le daba al lugar de adoración a dioses paganos (Miqueas 1:5), predicando así que el Juicio que cayó sobre el Reino del Norte caería ahora sobre Judá por causa de su desobediencia a Dios.

11. Que vio Miqueas, ademas del juicio de Dios

No todo en el libro de Miqueas es juicio y castigo. Miqueas ve una luz en las tinieblas, percibió un majestuoso Dios que gobierna sobre todo suceso, que castigo a su pueblo solo para purificarlo y restaurarlo. También formuló algunas de las más francas predicciones de destrucción que hay en la Biblia, e hizo algunas de las más claras predicciones sobre Jesús, el Mesías, el Libertador que vendría a salvar a Israel.
“Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.” Miqueas 7:8

12. Describa como comienzan los cap. 1-3
Los capítulos 1―3 comienzan condenando a los líderes de Judá por sus pecados, anunciando el día del juicio (1,5): los poderosos usan su posición para arrebatar las herencias ancestrales a los pobres, que se ven obligados a dejar sus casas y granjas por la codicia de oficiales cívicos, sacerdotes, adivinos e incluso otros profetas. La chocante serie de oráculos termina con una visión en 3,12 en la que Jerusalén es destruida junto con el templo.

13 Describa que pasa en los cap.4-5
Después de este horrible presagio, los capítulos 4―5 invierten la escena mostrando el tiempo de la reconstrucción de Sión y Judá más gloriosamente que antes. No sólo brillará Jerusalén, sino que las pequeñas aldeas vivirán en paz y prosperidad nunca imaginadas, con la condición de que destierren el culto falso y los ídolos.

14. Como comienzan los cap. 6 y 7:1-7
Los capítulos 6 y 7:1-7 comienzan con lenguaje judicial: Dios habla simultáneamente como acusador y presidente de la corte. Se habla de un juicio contra Israel; Dios defiende su posición y emite un veredicto acusatorio sobre Israel. Dios siempre ha cuidado de Israel desde el éxodo; a cambio el pueblo le ofrece muchos sacrificios pero con los corazones vacíos de bondad y justicia, y esperan que Dios los perdone y olvide los lamentos de las víctimas de sus injusticias. Miqueas 6,8 durante mucho tiempo ha sido reconocido como una afirmación clave de lo que debería ser la alianza: “se te ha hecho saber, hombre, lo que es bueno, lo que el Señor pide de ti: tan sólo respetar el derecho, amar la fidelidad y obedecer humildemente a tu Dios”. Ese versículo resume la predicación de Amós,Oseas e Isaías. Los rabinos que comentaron este versículo en los primeros siglos de la era cristiana lo llamaron el resumen en una línea de la Leyentera.

15. Como concluye el cap. 7;1-7

El capítulo 7,1-7 concluye este juicio con un catálogo de todos los grupos sociales israelitas que corrompieron sus caminos. Como los profetas anteriores a él, deja pocos grupos sin tocar. Miqueas termina con una firme resolución de oponerse a las prácticas y creencias comunes de que “como todo el mundo lo hace, está bien”. Él mirará sólo al Señor, confiará únicamente en el Dios que puede salvar y está seguro de que Él lo escuchará. Este acto de fe concluye las palabras de Miqueas contra su pueblo e introduce la sección final, una promesa de Dios de restaurar a Israel tras castigar su maldad mediante un ataque enemigo. La visión de 7,8-20 ve un nuevo día del Señor, cuando Dios reconstruirá de la ciudad y la repoblará.

16 ¿Cual sera el castigo del profeta falso?

5 Así ha dicho Jehovah acerca de los profetas que hacen errar a mi pueblo, que muerden con sus dientes y proclaman: “Paz”; y al que no les da de comer le declaran guerra santa. 6 Por tanto, habrá para vosotros noche sin visión y oscuridad sin predicción. Se pondrá el sol sobre los profetas, y el día se oscurecerá sobre ellos. 7 Serán avergonzados los videntes, y confundidos los adivinos. Todos ellos se cubrirán hasta sus labios, porque no habrá respuesta de Dios. 8 En cambio, yo estoy lleno del poder del Espíritu de Jehovah, de juicio y de valor, para declarar a Jacob su rebelión y a Israel su pecado.9 Oíd, pues, esto, oh jefes de la casa de Jacob y magistrados de la casa de Israel que hacéis abominable el juicio y pervertís todo lo que es recto. 10 Vosotros edificáis a Sion con sangre y a Jerusalén con iniquidad. 11 Sus jefes juzgan por soborno, sus sacerdotes enseñan sólo por paga y sus profetas predicen por dinero, y se apoyan en Jehovah diciendo: “¿Acaso no está Jehovah entre nosotros? ¡No vendrá el mal sobre nosotros!” 12 Por tanto, por culpa de vosotros Sion será arada como campo. Jerusalén será convertida en un montón de ruinas; y el monte del templo, en cumbres boscosas.

17 Una promesa escatologica que se haya cumplido algunas decadas atras
Rta. El retorno de Israel a sus territorios – Israel volverá a su tierra

8 Tú, oh enemiga mía, no te alegres contra mí; pues aunque caí, me levantaré. Aunque yo habite en tinieblas, Jehovah será mi luz. 9 Porque pequé contra Jehovah, soportaré su ira, hasta que él juzgue mi causa y me haga justicia. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia.
10 Mi enemiga lo verá, y la que me decía: “¿Dónde está tu Dios?” se cubrirá de vergüenza. Y mis ojos la verán. ¡Ahora será pisoteada como el lodo de la calle!
11 Viene el día en que se edificarán tus muros. En aquel día se ampliarán tus límites; 12 en aquel día vendrán a ti desde Asiria y las ciudades de Egipto y desde Egipto hasta el Río, de mar a mar y de montaña a montaña. 13 Y la tierra llegará a ser una desolación por causa de sus moradores, como fruto de sus obras.
14 Apacienta a tu pueblo con tu cayado, al rebaño de tu posesión que habita solitario en medio del bosque del Carmelo. Apacentarán sus rebaños en Basán y en Galaad, como en los tiempos antiguos. 15 “Yo les mostraré maravillas como en el día en que saliste de la tierra de Egipto.” 16 Las naciones lo verán, y quedarán confundidas a causa de todo el poder de ellos. Se pondrán la mano sobre la boca, y sus oídos se ensordecerán. 17 Lamerán el polvo como la culebra, como los reptiles de la tierra. Saldrán temblando desde sus encierros; tendrán pánico de Jehovah nuestro Dios y tendrán miedo de ti.

18. Propósito del libro

El libro de Miqueas contiene tres discursos proféticos muy solemnes que comienzan con la palabra “Oíd”.

La primera parte (Miqueas 1-2) comienza con la expresión: “Oíd, pueblos todos; está atenta, tierra, y cuanto hay en ti”. Luego, el profeta anuncia los juicios de Dios sobre Samaria, capital del reino del norte, y sobre Jerusalén, capital de Judá. El juicio es pronunciado a causa de sus transgresiones e injusticias, como así también por su idolatría y el rechazo hacia las serias advertencias de parte de Dios. Esta es la causa por la que la tierra estaba desolada y no había lugar de descanso para el pueblo de Dios. Los habitantes serían echados de la tierra, pero serían reunidos nuevamente un día venidero.

El segundo mensaje (Miqueas 3-5), comienza con las palabras: “Oíd ahora, príncipes de Jacob, y jefes de la casa de Israel”. Los líderes y los profetas del pueblo eran hallados culpables. Luego sigue una descripción de la futura gloria de Israel en el reinado de paz. En esta parte del libro, Belén es anunciada como el lugar de nacimiento del Mesías (5:2), quien será el poderoso ayudador del pueblo en los tiempos finales, cuando Asiria ataque Israel.

Al principio del tercer mensaje (Miqueas 6-7), leemos: “Oíd ahora lo que dice Jehová”. Luego el profeta recuerda el amor de Dios por su pueblo, y también recuerda que las demandas de Dios son justas. Las menciones del justo juicio de Dios, del lamento y de la visión esperanzadora del profeta constituyen el final de este breve libro. Los últimos tres versículos son de los más bellos de las Escrituras.

Miqueas anuncia de manera alternada el juicio (capítulos 1- 3; 6-7:6) y la gracia (capítulos 4-5; 7: 7-20) para Israel. El contenido de los mensajes de Miqueas corresponde en gran parte con el de los mensajes de su contemporáneo Isaías.

19 Peculiaridades del libro
a) Dos profetas llamados Miqueas (o Micaías).
En 1.º Reyes 22:8 ya se halla mencionado un profeta llamado Micaías, que profetizaba en la época del rey Acab de Israel. Este profeta había alertado a Acab y a Josafat acerca de la guerra contra Siria, pero sus palabras no fueron tomadas en cuenta. Es muy sorprendente que las últimas palabras de este profeta, Micaías, correspondan literalmente con las primeras palabras de Miqueas el Moresita: “Oíd, pueblos todos” (hebreo: schim´u `ammim kullam; compárese: 1.º Reyes 22:28 y 2.º Crónicas 18:27 con Miqueas 1:2). El segundo profeta Miqueas comienza con las palabras con las que había terminado el primero.
b) Miqueas e Isaías.
En los libros de Miqueas y de Isaías encontramos paralelos muy significativos. Ellos enfatizan el hecho de que ambos profetas tenían, al mismo tiempo, la misma misión de parte de Dios a pesar de todas sus diferencias. Estos profetas debían alertar al pueblo de Dios y anunciarle los juicios de Dios, al tiempo que debían presentar la gracia de Dios y la venida del Mesías. El siguiente cuadro comparativo muestra los principales paralelismos de ambos profetas.

20 Fecha de escritura
Miqueas vivió y desempeñó sus actividades bajo los reinados de Jotám, Acaz y Ezequías, en los años 750 a 700 a.C. aproximadamente. Esto significa que era contemporáneo de Isaías, Oseas y Amós. En esta época, en el año 722 a.C., los asirios atacaron al reino del norte, venciéndolo y sometiéndolo a la cautividad (ver Miqueas 1 y 5:5).

21 Que dice el profeta de aquellos que maquinaban algunos israelitas en sus camas?

¡Ay de los que piensan iniquidad, y de los que fabrican el mal en sus camas! Cuando viene la mañana lo ponen en obra, porque tienen en su mano el poder.
Y codiciaron las heredades, y robáronlas: y casas, y las tomaron: oprimieron al hombre y á su casa, al hombre y á su heredad.

22 ¿Como Miqueas ve el pecado del Pueblo de Dios?
Como UNA LLAGA DOLOROSA v.8,9

23 Describa la Corrupción moral de Israel. Luego diga con que epistola paulina lo compararia

7:1 ¡Ay de mí! porque estoy como cuando han recogido los frutos del verano, como cuando han rebuscado después de la vendimia, y no queda racimo para comer; mi alma deseó los primeros frutos.
7:2 Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre; cada cual arma red a su hermano.
7:3 Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman.
7:4 El mejor de ellos es como el espino; el más recto, como zarzal; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión.
7:5 No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca.
7:6 Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa.
7:7 Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.

Podriamos comparar este pasaje con los 3 primeros capitulos de Romanos, que culminan en la conclusión de Ro. 3:23

24 En el cap. 7 Dios promete dos cosas. ¿Cuales son?
a. Jehová trae luz y libertad

7:8 Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.
7:9 La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él me sacará a luz; veré su justicia.
7:10 Y mi enemiga lo verá, y la cubrirá vergüenza; la que me decía: ¿Dónde está Jehová tu Dios? Mis ojos la verán; ahora será hollada como lodo de las calles.
7:11 Viene el día en que se edificarán tus muros; aquel día se extenderán los límites.
7:12 En ese día vendrán hasta ti desde Asiria y las ciudades fortificadas, y desde las ciudades fortificadas hasta el Río, y de mar a mar, y de monte a monte.
7:13 Y será asolada la tierra a causa de sus moradores, por el fruto de sus obras.

b. Compasión de Jehová por Israel

7:14 Apacienta tu pueblo con tu cayado, el rebaño de tu heredad, que mora solo en la montaña, en campo fértil; busque pasto en Basán y Galaad, como en el tiempo pasado.
7:15 Yo les mostraré maravillas como el día que saliste de Egipto.
7:16 Las naciones verán, y se avergonzarán de todo su poderío; pondrán la mano sobre su boca, ensordecerán sus oídos.
7:17 Lamerán el polvo como la culebra; como las serpientes de la tierra, temblarán en sus encierros; se volverán amedrentados ante Jehová nuestro Dios, y temerán a causa de ti.
7:18 ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.
7:19 El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.
7:20 Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Libro: The Message of the Sermon on the Mount de John Stott

9 Feb

Libro: The Message of the Sermon on the Mount de John Stott

9022009

John Stott    

John Stott

Hace unas semanas fue juramentado como Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. A esta celebración asistieron aproximadamente 3 millones de personas, y quien sabe cuantos cientos de millones de personas lo vieron por televisión. Su discurso de iniauguración fue sumamente esperado.

Hace un poco más de dos mil años, Jesús dio el discurso más trascendental en la historia del mundo. No ha habido hombre que haya expuesto la verdad como lo hizo Cristo, nuestro Señor, ese día. Como era usual en Él, queriendo apuntar al Antiguo Testamento, subió a un monte, del cual no sabemos su nombre, para enseñar acerca del reino de Dios, y lo que sus miembros requerían para poder entrar en él.

John Stott, uno de los teólogos más importantes del siglo XX se ha dedicado en este libro, “The Message of the Sermon on the Mount” (El Mensaje del Sermón del Monte) ha exponer las verdades y tesoros de este sermón de nuestro Señor Jesucristo. En el prefacio escribe,

“Debo confesar que yo mismo he caído bajo su encanto, o más bien bajo el encanto de aquel que lo predicó. He estado examinándolo constantemente por lo menos durante los últimos siete años. En consecuencia, mi mente ha estado luchando con los problemas que el Sermón plantea y mi corazón ha ardido por la nobleza de sus ideales. Durante este período he procurado compartir mis pensamientos y mi emoción con estudiantes de la Universidad de Cambridge, con otros grupos de estudiantes de Estados Unidos y Canadá”

Este libro es el resultado de años de meditar en las palabras de Cristo en el monte a sus discípulos, y a la multitud. Qué mayor  necesidad de adquirir tales pnsamientos de un hombre como Stott? La exégesis que hace el autor de este maravilloso sermón tiene un precio incalculable. Este libro debe ser parte de la biblioteca de cualquier persona que se considere un estudiante de la Biblia. Lo único que podrá traerles son bendiciones.

Este libro está publicado en español y lo pueden descargar Aqui

 

Editorial: InterVarsity Press
Autor: Stott, John R. W.
ISBN-10: 0877842965 | ISBN-13: 9780877842965
Encuadernado: Paperback
Precio: $18.00
Westminster Bookstore: $11.70 – 35% Descuento

sujetosalaroca.org

El Aborto: La Sangre Inocente de Nuestros Hijos e Hijas

9 Feb

El Aborto: La Sangre Inocente de Nuestros Hijos e Hijas


By John Piper | January 27, 2008
Salmo 106:32-48

También le hicieron enojarse en las aguas de Meriba, y le fue mal a Moisés por culpa de ellos, 33 puesto que fueron rebeldes contra su Espíritu, y él habló precipitadamente con sus labios. 34 No destruyeron a los pueblos, como el Señor les había mandado, 35 sino que se mezclaron con las naciones, aprendieron sus costumbres, 36 y sirvieron a sus ídolos que se convirtieron en lazo para ellos. 37 Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios, 38 y derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán, y la tierra fue contaminada con sangre. 39 Así se contaminaron en sus costumbres, y fueron infieles en sus hechos. 40 Entonces se encendió la ira del Señor contra su pueblo, y El aborreció su heredad. 41 Los entregó en mano de las naciones, y los que los aborrecían se enseñorearon sobre ellos. 42 Sus enemigos también los oprimieron, y fueron subyugados bajo su poder. 43 Muchas veces los libró; ellos, sin embargo, fueron rebeldes a su consejo, y se hundieron en su iniquidad. 44 Sin embargo, El vio su angustia al escuchar su clamor; 45 y por amor a ellos se acordó de su pacto, y se arrepintió conforme a la grandeza de su misericordia. 46 Les hizo también objeto de compasión en presencia de todos los que los tenían cautivos Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro, y reúnenos de entre las naciones, para dar gracias a tu santo nombre, y para gloriarnos en tu alabanza. 48 Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde la eternidad y hasta la eternidad. Y todo el pueblo diga: Amén. ¡Aleluya!

El Salmo 106 es un resumen de la historia de Israel con un énfasis en sus pecados reiterados y en los reiterados juicios y misericordias de Dios. Es una imagen del Antiguo Testamento en miniatura. Este salmo clama pidiendo algo determinante, final, algo más permanente. Los últimos versos (vv. 47-48) dicen: “Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro, y reúnenos de entre las naciones, para dar gracias a tu santo nombre, y para gloriarnos en tu alabanza. 48 Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde la eternidad y hasta la eternidad. Y todo el pueblo diga: Amén. ¡Aleluya!”.

Sí a todo lo que ha sido dicho antes. Una y otra vez, el pueblo clamó al Señor para que les salvara, durante el tiempo de los jueces, por ejemplo. Y Dios les salvó. Él fue misericordioso, y lleno de gracia, y lento para la ira. Pero, entonces, una y otra vez, ellos volvieron a la incredulidad y la desobediencia. Igualmente, la última parte del salmo, igual que todo el Antiguo Testamento, pide algo más. Este salmo, y todo el Antiguo Testamento, son incompletos, Israel gime por algo más. El salmo, y el Antiguo Testamento, ambos, apuntan hacia el futuro, no son un fin en sí mismos. Son narraciones y libros de promesas.

Jesús: El Sí y el Amén Decisivos de Dios

Y por eso existe el Antiguo Testamento. Porque el acto final de Dios, supremo, completo, decisivo, e imperecedero, ocurrió cuando Jesús, el Mesías, vino al mundo. Él fue el último Adán (Romanos 5:12-21) y el Profeta final, como Moisés (Hechos 3:22; 7:37), y el Israel final (Mateo 4:1-11), y el último Sumo Sacerdote (Hebreos 7:23-24), y el Sacrificio final de la pascua (1ra a los Corintios 5:7), y el último Maná del cielo (Juan 6:31-32), y el siervo sufriente final de Isaías 53 (Marcos 10:45), y el último Hijo del Hombre según Daniel (Mateo 24:30). Su sangre fue la sangre prometida del nuevo pacto final, según Jeremías 31:31 (Lucas 22:20). Por tanto, Jesús fue el Fin, el Sí y el Amén decisivo de todas las promesas de Dios (1ra a los Corintios 1:20).

De esta forma, cuando leemos las narraciones del Antiguo Testamento, como la del Salmo 106, y sentimos el peso opresivo de los pecados que nunca parecen tener un desenlace final, deberíamos pensar: todo apunta hacia Cristo. No, no somos cristianos reinterpretando las Escrituras judías. Dios es quien muestra la consumación de las Escrituras judías. Y el propósito de las Escrituras judías y de la larga historia de Israel no estaba en sí mismo, sino en Cristo.

Dios ha Venido, Su Nombre es Jesús

Por tanto, cuando este texto termina, en el verso 47, con el clamor: “Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro”, debiéramos comprender que dice: «Oh, Dios de Abraham, Isaac, y Jacob, rescátanos de la cautividad, dondequiera que nuestros enemigos tengan ventaja, y apresura la venida del Rey, quien nos liberará de una vez y por todas del peor de los enemigos, y haz expiación por nuestros pecados de una vez y por todas, y escribe su ley en nuestros corazones para que podamos temerle siempre y nunca nos rebelemos contra el Rey».

Y cuando escuchamos ese clamor, y comprendemos sus implicaciones, nos regocijamos porque ya ha venido el Cristo, su nombre fue Jesús. Y ha revelado el misterio (durante tantos años oculto en las Escrituras), que por su muerte y resurrección, no solo los judíos, sino todas las naciones del mundo serían perdonadas y justificadas, y lavadas, y reconciliadas solo por fe.

La Estandarte de la Cruz

En otras palabras, ondeando sobre este salmo y sobre todos sus horrores y fracasos (que son tan relevantes para nuestra época moderna), está el estandarte de Jesús como el Salvador final del mundo, quien murió por los pecados y conquistó la culpa, la condenación, la muerte, y el infierno, para todo aquel que clamare de corazón: “Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro”.

Ondeando sobre este mensaje acerca del aborto, está el estandarte de la cruz de Cristo. Su color es el carmesí. Porque la sangre de Cristo quita el pecado del aborto y el pecado de la indiferencia hacia el aborto. Así que hoy no solo terminaré haciendo un llamado al arrepentimiento y ofreciendo perdón, también comenzaré haciendo el llamado al arrepentimiento y ofreciendo el perdón. Quiero que este llamado y esta oferta permanezcan en sus mentes mientras analizamos este texto.

Los Pecados de Israel

Tengamos una perspectiva más amplia de este texto, y luego enfoquémonos en los sacrificios de sangre inocente. Primero, aparecen los pecados de Israel, después aparece la ira y el juicio de Dios, y más adelante, el clamor de salvación. Primero los pecados:

Versículo 32: En Meriba, Israel murmuró contra Moisés porque no había agua, y le hicieron golpear la piedra en lugar de hablarle, y Dios se enojó porque Moisés no santificó su nombre al creerle (Números 20:11-12).

Versículo 34: Los israelitas no destruyeron los pueblos de Canaán como Dios les había ordenado. Esto demuestra que la oposición al sacrificio de niños que veremos en un momento, no se debía a una oposición general a matar. Había un momento para matar. Y la explicación para este horrible momento en la historia de Israel es dada en Deuteronomio 9:4, donde Dios dice:

No digas en tu corazón cuando el Señor tu Dios los haya echado de delante de ti: “Por mi justicia el Señor me ha hecho entrar para poseer esta tierra”, sino que es a causa de la maldad de estas naciones que el Señor las expulsa de delante de ti.

En ese período de la historia de Israel, Dios los utilizó como el brazo de su juicio. Quizás no estemos de acuerdo con este tipo de juicio porque las cosas han cambiado fundamentalmente con la venida de Jesús. Jesús dijo: “Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; mas ahora mi reino no es de aquí” (Juan 18:36). Pero quiero decir que la ira de Dios por el asesinato de los infantes no se debía a un rechazo sentimental hacia la violencia o a la fuerza física. Dios se opone por otra razón. Dentro de un momento veremos cuál es.

Verso 35: “se mezclaron con las naciones, aprendieron sus costumbres”. El problema fundamental no eran los matrimonios mixtos. Esta fue nuestra enseñanza el año pasado en el mensaje de armonía racial. El problema era que esa mezcla significaba aprender las costumbres paganas.

El verso 36 hace una declaración general explicando qué sucedía. Y el Verso 37 especifica el pecado que mejor expresaba la corrupción del pueblo. Verso 36: “y sirvieron a sus ídolos que se convirtieron en lazo para ellos”. Por esta razón general, Dios prohibió la mezcla con las naciones paganas. Les hacía idolatrar –abandonar al verdadero Dios y adorar a los ídolos. Y estos ídolos, dice el salmo, se volvieron “lazo”. Fueron una trampa hacia la destrucción.

Entonces, los versos 37 al 39 especifican los comportamientos pecaminosos provocados por esta idolatría: “ssacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios, 38 y derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán, y la tierra fue contaminada con sangre. 39 Así se contaminaron en sus costumbres, y fueron infieles en sus hechos”.

La Ira y el Juicio de Dios

Estas son palabras fuertes, son las palabras de Dios. Él está muy enojado. Verso 40-41: “Entonces se encendió la ira del Señor contra su pueblo, y El aborreció su heredad. 41 Los entregó en mano de las naciones, y los que los aborrecían se enseñorearon sobre ellos”. La idolatría se volvió un lazo y el lazo era el sacrificio de sus propios hijos en rituales religiosos. Y estos pecados eran como prostitución [infidelidad] espiritual ante los ojos de Dios; y así provocaron la ira de Dios, así vino el juicio de Dios.

Necesitamos sentir el horror de estas palabras: “sacrificaron”, “demonios”, “sangre inocente”, “contaminada”, “infieles”, “ira del Señor”, “Él aborreció su heredad”. Necesitamos sentir la fuerza de estas palabras para que cuando las usemos en la actualidad, no comuniquemos sino lo que comunicó el salmista: que no hay esperanzas para los culpables. Esta es la enseñanza más sorprendente de este salmo.

El Clamor de Salvación

Verso 44: “Sin embargo, El vio su angustia al escuchar su clamor 45 y por amor a ellos se acordó de su pacto, y se arrepintió conforme a la grandeza de su misericordia”. Sublime Gracia del Señor que un infeliz salvó. Necesitamos escuchar esas terribles palabras para que la gracia que recibamos sea tan sorprendente como es.

Y así como el salmista enfrentó de pleno el sacrificio de los niños, así también nosotros necesitamos estudiar el aborto. Necesitamos acciones directas, tan directas como las palabras de este salmo. Necesitamos mirar los videos en Abort73, y necesitamos ver en beautiful pictures of the unborn. Necesitamos las estadísticas de más de 40 millones de bebés asesinados por aborto desde 1973, solo en nuestro país. En nuestro país el 90 % de las clínicas de aborto están en los centros urbanos que, por tanto, y como una especie de limpieza étnica de la que no se atreven a pensar los que están “a favor de la elección”, exterminan grandes cantidades de bebés pertenecientes a las minorías (más de la mitad de todos los abortos). Necesitamos conocer los procedimientos (succión-aspiración, dilación y raspado, abortos por soluciones salinas, dilación intacta y extracción, RU-486, descompresión intrauterina craneal, o aborto de nacimiento parcial).

Algunos Pecados Necesitan Palabras Ásperas

El salmo es tan áspero como le fue posible, siglos antes de la invención de la fotografía y el DVD. La idea es: hay algunos pecados que no pueden ser comprendidos sin un lenguaje áspero o imágenes duras. Una vez leí en el Star-Tribune que si todos los estadounidenses pudieran ver una ejecución en vivo (como la silla eléctrica o la inyección letal), la pena capital sería abandonada. No sé si es cierto. Pero si lo es, lo mismo se aplica, en mayor sentido, con relación al aborto. Si nos hicieran mirar cómo un doctor arranca las piernecitas y brazos de un bebito, uno a uno, y poniéndolos sobre la mesa como el dentista que saca un algodón de la boca, si todos los estadounidenses tuvieran que ver cómo es realmente, estuviéramos mucho más cerca de lograr que la meta “a favor de la elección” del aborto fuera impensable (no solo ilegal).

Cuatro Paralelos con el Aborto

Así que este salmo es áspero cuando habla del sacrificio de infantes. En él hay, al menos, cuatro paralelos con el aborto.

1) El Sacrificio de Infantes Es Llamado Sacrificio

Un paralelo es que es llamado sacrificio, verso 37: “Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas”. Sacrificio significa que usted renuncia a algo ordinariamente considerado valioso (una oveja o un toro) para ganar algo mejor –generalmente de alguna deidad. El aborto en los Estados Unidos no es realizado conscientemente con un deseo de obtener alguna bendición de una deidad. Pero es realizado para ganar algo “mejor” que el bebé –de esto trata todo el debate ¿Es mayor la ganancia que lo que perdemos? Necesitamos asegurarnos de verlo en esos términos: la vida de un niño es sacrificada por algo. El “algo” define la barbarie de nuestra cultura, y lo digo conociendo a cabalidad cuán inimaginablemente difíciles son los embarazos no planificados, no los tomo a la ligera. El asunto es: ¿cuán precioso es el niño? Y, ¿confiaremos en Dios para que nos dé una solución? Para eso existen los Centros de Crisis en el Embarazo.

2) Son Hijos e Hijas

Segundo, el sacrificio de niños en este salmo es descrito como el sacrificio de nuestros hijos e hijas. Verso 37: “Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas”. El salmista pudo haber dicho “niños”. Pero dijo “sus hijos y a sus hijas”. Esto nos llama la atención hacia dos verdades.1) Eran sexualmente diferentes. Eran pequeños niños y niñas. 2) Eran familia. Este bebé que es sacrificado, es familia. Así mismo sucede con el aborto. Siempre es una pequeña niña o un pequeño niño. Y siempre es familia.

3) Había Sangre Inocente

Tercero, el salmo llama “sangre inocente” a los sacrificios de infantes. Verso 38: “derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas”. Esta es la diferencia entre los canaanitas quienes debían ser castigados y los bebés que debían ser protegidos. No es una declaración acerca del pecado original, o la ausencia de pecado. Es la declaración legal ordinaria de la que todos dependemos en la corte: « ¿Hice algo para merecer el castigo que otros están a punto de imponerme?» Los bebés, eran inocentes con relación a las naciones. No merecían ser maltratados por otros seres humanos.

Dios mismo tiene un derecho absoluto para dar la vida y tomarla. Y pudiéramos estar seguros de que si él toma la vida de los más pequeños, él lidiará con ellos según el conocimiento que tengan (Romanos 1:18-20). Creo que son salvos, sin embargo, hoy no tenemos el derecho de tomar sus vidas. Son inocentes en comparación a nosotros. Y somos culpables si tomamos sus vidas.

(Inserto aquí una pequeña salvedad para que ustedes sepan cuál es mi posición. No hay tiempo para desarrollarla completamente. Si Dios ya está tomando la vida del bebé dentro de su madre –por medio de alguna anomalía catastrófica, o alguna adversidad, y si es evidente que el bebé no puede vivir fuera del útero y que dejar al niño pondrá en peligro la vida de la madre- bajo esas circunstancias, no creo que pequemos contra el bebé o contra Dios al tomar la vida del bebé y salvar a la madre. Pero ese no es el caso en más del 99 % de los abortos).

4) Es a los Demonios

Cuarto, el salmo dice que esta sangre inocente es sacrificada a los demonios y a los ídolos. Verso 37-38: “Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios, 38 y derramaron sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán”. En 1ra a los Corintios 10:19-20, Pablo lidia con la relación existente entre los ídolos y los demonios. Dice: “¿Qué quiero decir, entonces? ¿Que lo sacrificado a los ídolos es algo, o que un ídolo es algo? 20 No, sino que digo que lo que los gentiles sacrifican, lo sacrifican a los demonios y no a Dios; no quiero que seáis partícipes con los demonios”.

En otras palabras, Pablo no ve al Dios verdadero detrás de todos los ídolos, sino a un mundo de demonios que promueve la idolatría y quienes, por tanto, recibían tributo de sus sacrificios sin que los adoradores siquiera lo supieran. Hace dos años, un grupo de católicos y protestantes produjeron un documental llamado “Para que Tengan Vida”. En él decían acerca del aborto:

La ceguera de tantas personas ante esta atrocidad moral, tiene muchas fuentes, pero su origen puede trazarse hasta los caminos seductores de la maldad de Satanás. Jesús dijo: “El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira” (Juan 8:44).

Creo que tienen razón. Lo que significa que el sacrificio de nuestros hijos e hijas en la actualidad es, en un sentido muy real y profundo, un sacrificio a los demonios. Quizás la parte religiosa del paganismo decayó ante nuestro moderno mundo occidental y el diablo actúa así en nuestro mundo secular. De otra forma, pudiéramos despreciar su obra. Y por supuesto, él quiere que nosotros seamos los despreciados, no él. Así que el aborto aparenta ser muy secular, muy racional, muy científico, muy grandilocuente, cuando en verdad es muy demoníaco.

El Aborto: Sacrificando Nuestros Hijos e Hijas a los Demonios

El aborto es el sacrificio de nuestros hijos e hijas a los demonios. Y algún día lo veremos. Y nos sorprenderemos de que hubiera durado tanto tiempo, de la misma forma en que hoy nos sorprendemos de que la esclavitud africana durara tanto. Este problema es tan obvio ahora, como lo fue una vez la esclavitud. Y ahora somos tan ciegos, como entonces lo fueron los que apoyaban la esclavitud. La gran diferencia es que los bebés no pueden correr para escapar. La ruta de escape depende totalmente de ustedes, no de ellos.

La fortaleza para pararnos y hacer la diferencia en este asunto no proviene fundamentalmente de los crudos horrores del aborto, sino de la sublime gracia en los versos 44-45: “Sin embargo, El vio su angustia al escuchar su clamor; 45 y por amor a ellos se acordó de su pacto, y se arrepintió conforme a la grandeza de su misericordia”. Esto es lo que Jesús vino a alcanzar para todos los que le recibirían.

Acepta el Reto

Oro para que los horrores del aborto y la gloria de la gracia de Dios les hagan aceptar los retos de oración en la contraportada del Worship Folder, y les reten a esforzarse para vivir la vida de un modo práctico, tanto en un sentido temporal, como eterno. Amén.

Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso. Rescatad al débil y al necesitado; libradlos de la mano de los impíos. (Salmo 82:3-4)

By John Piper. © Desiring God. Website: desiringGod.org

El Senado de Italia analiza si frena la muerte de Eluana

9 Feb

El Senado de Italia analiza si frena la muerte de Eluana

Lunes 09, Febrero 2009 11:18 | Clarin.com

Los legisladores debaten el proyecto presentado por Berlusconi que intenta detener la desconexión de la alimentación e hidratación que comenzó hace tres días. La mujer tiene 38 años y está en estado vegetativo desde hace 17.

El Senado italiano debatía hoy el proyecto de ley presentado por el gobierno de Silvio Berlusconi para evitar la muerte de Eluana Englaro, que se encuentra en estado vegetativo desde hace 17 años y a quien se le suspendió hace tres días la alimentación artificial. 

El proyecto de ley, titulado “Disposiciones en materia de alimentación e hidratación”, tiene como finalidad prohibir la suspensión de la alimentación asistida a los enfermos que no pueden valerse por sí mismos. 

Eluana, de 38 años, dejó de ser alimentada e hidratada el viernes pasado, luego de que la Justicia italiana lo dispusiera con una sentencia definitiva. Cuando los médicos iniciaron el protocolo establecido, el gobierno de Berlusconi presentó un decreto ley de urgencia para evitar la muerte de la joven. 

Pero el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, se negó a firmarlo amparándose en cuestiones de “inconstitucionalidad”, ya que la acción del Gobierno contradice una sentencia fallada de modo definitivo por el Tribunal Supremo de Italia. 

Ante esta situación, el Gobierno envió un proyecto de ley al Parlamento, donde cuenta con mayoría de legisladores, para evitar la muerte de la mujer. 

En tanto, inspectores verificaban esta mañana posibles “anomalías administrativas” en la clínica La Quiete, donde permanece internada Eluana, a pedido del ministro de Sanidad, Maurizio Sacconi. 

Los inspectores deberán comprobar si la habitación del centro La Quiete’ cuenta con las autorizaciones y certificaciones legales correspondientes, ya que es una casa para asistir ancianos afectados del mal de Alzheimer.

Un ataque de ETA conmociona Madrid

9 Feb

Un ataque de ETA conmociona Madrid

08:25

La organización separatista vasca hizo estallar un coche bomba frente al Campo de las Naciones sin provocar heridos. Una hora antes había alertado telefónicamente sobre el atentado.

1 de 2
HUMO. El lugar del atentado, tras la explosión del coche bomba. (EFE)
Clarín en Madrid: “El ataque provocó preocupación entre los miembros de la delegación presidencial argentina”. Por Juan Carlos Algañaraz.

Un nuevo atentado de ETA volvió a conmocionar Madrid al estallar esta mañana (a las 9 hora local) un coche bomba frente a la sede de la constructora Ferrovial Agromán, en el Campo de las Naciones. Una hora antes, la organización separatista vasca había alertado telefónicamente sobre el ataque con un llamado a la Cruz Roja. 

Por el momento no se ha informado de ningún herido, pero la onda expansiva ha provocado graves daños materiales en los vehículos y edificios colindantes al ataque. Los agentes de seguridad acordonaron la zona y los accesos al Campo de las Naciones y el recinto ferial IFEMA, lo que ha provocado grandes atascos. En tanto, la policía ya ha localizado una furgoneta sospechosa. 

La empresa Ferrovial que participa en la construcción de una línea férrea de alta velocidad entre el País Vasco y el centro de España, un proyecto al que se opone frontalmente ETA. Recientemente, la organización separatista asumió la autoría del asesinato en diciembre de Ignacio Uria, de 70 años, un empresario vasco vinculado con la construcción de este tren.

El atentado se produce horas después de que el Tribunal Supremo anulara las candidaturas a las elecciones autonómicas del País Vasco, el 1 de marzo, del partido Askatasuna y la plataforma electoral D3M por considerar que están vinculadas al brazo político de ETA. 

Esta no es la primera vez que ETA elige el Campo de las Naciones para perpetrar un atentado, ya que el 10 de febrero de 2005, poco antes de la inauguración de la feria de arte contemporáneo ARCO, hizo estallar un coche bomba que causó heridas a 43 personas y graves daños materiales. 

Se trata de la primera bomba de ETA en Madrid desde el atentado de la terminal 4 en el aeropuerto de Barajas, el 30 de diciembre de 2006, que causó la muerte a dos ciudadanos ecuatorianos. 

(Fuente: Agencias)

Los derechos de los creyentes

9 Feb

Los derechos de los creyentes

Un observatorio internacional que defienda a los creyentes de cualquier tipo de actuación que pueda entenderse como un ataque, una difamación, etc., ya sea dirigida a las instituciones o a los símbolos sagrados de las religiones, como consecuencia de una malentendida libertad de expresión, viene siendo propuesta permanente de observadores internacionales y personas con responsabilidades eclesiales. Suelen alegar que se trata de una situación global que merece una respuesta global. De entrada a mi no me parece mal la idea, cuando menos para poner a los segadores de la libertad religiosa al descubierto. Recopilar datos que coartan libertades, centralizar la información, hacer un análisis de la situación partiendo de informaciones contrastadas y objetivas, lo veo saludable, en la medida que se va a poder hacer valer un derecho, el religioso, al que nadie tiene derecho a segarlo.

Dicho lo anterior, también conviene tener en cuenta que en la divulgación de la fe religiosa y en la introducción de costumbres hay que abstenerse siempre de cualquier clase de actos que puedan tener sabor a coacción o a persuasión inhonesta o menos recta, sobre todo cuando se trata de personas menores de edad, en situaciones difíciles o necesitadas. Tal comportamiento debe considerarse como abuso del derecho propio y lesión del derecho ajeno. En este sentido, pienso también que el observatorio internacional podría prestar una gran ayuda para el discernimiento y no sobrepasar los límites de la libertad religiosa, ni a favor de unos ni de otros. De igual modo, la muerte de Dios que algunos intelectuales quieren imponer, tácita o explícitamente mediante un estéril culto del individuo endiosándolo al capricho, cebado por el consumo bestial y dejándolo sin tiempo para pensar, tampoco me parece ético, puesto que también confina la libertad a lo antiestético.

Los derechos de los creyentes, sí. Imposiciones, las mínimas, provengan de donde provengan. La libertad siempre, clara y libre. O lo que es lo mismo, una laicidad auténtica y efectiva como propugna nuestro sistema constitucional, de apertura y de colaboración. Una llave verdaderamente justa para la convivencia, donde el hecho religioso está ahí, en positivo, bajo el aval constitucional. El observatorio también podría ser de gran utilidad para poner en entredicho aquellos Estados constitucionales o Comunidades Autónomas, si es que los hay, que pasan de promover un clima de armonía y una legislación capaz de serenar los ánimos, permitiendo a cada persona vivir libremente su creencia. El papel de la religión a favor del amor y la no violencia, es la puerta más nítida de la libertad. Obviarlo es tan mezquino como antidemocrático. Por consiguiente, me sumo a ese observatorio internacional de libertad, siempre que su hoja de ruta se fundamente en el respeto a todo ser humano y en no casarse nada más que con la conciencia crítica de la escucha y de la conclusión consensuada.

http://www.conoze.com/doc.php?doc=8252