El triunfo de Obama no se debió al fin de la división racial de la política estadounidense

1 Feb

El triunfo de Obama no se debió al fin de la división racial de la política estadounidense  

28/01/2009

Algunos analistas políticos han afirmado que el éxito de Barack Obama en las urnas supone una nueva era de política post-racial en los Estados Unidos, pero los datos demuestran otra cosa, advierten científicos del MIT.

Después de analizar cuidadosamente los datos de las encuestas realizadas a los votantes en 2008, los investigadores han descubierto que Barack Obama ganó las elecciones precisamente por las divisiones raciales existentes en las tendencias al voto.

El incremento en la distinción entre los patrones de voto de los blancos y los de los no-blancos fue lo que marcó la diferencia, aseguran los investigadores. Según ellos, la polarización racial en dichos patrones ha sido la más alta desde las elecciones del año 1984.

De hecho, el voto demócrata de los negros aumentó de un 88% en 2004 a un 95% en 2008, y el de los hispanos también favoreció a los demócratas más que antes (de un 56% en 2004 a un 67% en 2008). Estos incrementos resultaron decisivos para el resultado final, explican los científicos.

Más información

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: