La triste historia del médico de Gaza que pidió socorro por TV

17 Ene

La triste historia del médico de Gaza que pidió socorro por TV

13:52Conmovedor relato de un hombre al que le mataron tres de sus hijas durante un ataque.
Por: TEL AVIV. ESPECIAL

El análisis de la noticia, por Shlomo Slutzky. Especial para Clarín.com.

Cientos de miles de israelíes siguieron ayer de cerca la tragedia de la población civil en Gaza al ser testigos por TV del anuncio de la muerte de tres de las hijas del conocido médico palestino Izaldin Abu Al Yesh, quien ha aparecido en cámara desde la Franja en repetidas ocasiones describiendo la difícil situación que atraviesan pero, a la vez, siempre emitiendo un mensaje de diálogo y convivencia posibles con los israelíes.

Abu Al Yesh es un ginecólogo que se especializó en hospitales israelíes, realizó investigaciones conjuntas con colegas israelíes y habla perfecto hebreo. El público israelí lo conoce hace tiempo y desde el comienzo de la ofensiva israelí fue requerido en numerosas ocasiones por programas de radio y TV israelíes.

Ayer por la tarde se había anunciado en canal 10 de la TV israelí que el encargado de temas palestinos, Shlomi Eldar, iba a entrevistarlo. Sin embargo, en determinado momento Eldar interrumpió a la conductora y pidió poner en el aire la llamada telefónica que acababa de recibir, donde se escuchaba al doctor Abu Al Yesh llorando y pidiendo socorro porque un obús de tanque israelí acababa de matar a tres hijas de sus hijas y herido a dos gravemente, además de matar al hermano y sus dos hijos, y amenazaba con seguir disparando.

Shlomi Eldar, un periodista israelí que conoce Gaza por dentro, es amigo personal de Abu El Yesh y estaba notablemente afectado. Sin embargo, no perdió la cabeza y llamó a parar el ataque y enviar inmediatamente una ambulancia que pudiera sacar a la familia del médico palestino del lugar.

La fuerza del medio televisivo y la decisión de Eldar de ofrecer ayuda a su amigo logró movilizar a las autoridades israelíes y toda la familia -muertos y heridos- fueron trasladados a territorio israelí e internados en varios hospitales.

Durante los días de la guerra, Abu El Yesh relató que se hallaba encerrado con sus 8 hijos en un edificio de la familia ampliada en Beit Laía, al norte de Gaza. “Mi mujer murió 4 meses atrás y yo prometí cuidar a los chicos y fracasé.” dijo en el hospital Tel Hashomer en el que fue internada una de sus hijas. Cuando llegó al mismo hospital que conoció como estudiante en el pasado, se tiró al piso y comenzó a gemir : “¡Mataron a mis hijas.!”

Unos minutos después contaba entre lágrimas a decenas de amigos israelíes que llegaron al lugar: “La grande tenía 18 y quería estudiar medicina. La segunda quería ser periodista y la tercera estudiar en la Universidad. Eran tres niñas que amaban ayudar a la gente. Eran soldadas de la paz”.

Ofendido por una primera versión de las autoridades militares según las cuales se había dado orden de fuego luego de que se disparara contra las fuerzas israelíes desde el edificio donde se refugiaban él y su familia ampliada, Abu Al Yesh aseguró que “no había ningún hombre armado en mi casa”. El periodista Eldar, al escuchar la versión militar, cortó las palabras del conductor y aseguró: “Yo lo puedo asegurar: no se disparó desde la casa de Abu Al Yesh. Puedo pensar que fue desde una casa vecina pero no de la suya”. Abu Al Yesh no podía entender: “Yo estaba fuera de la casa y cuando vi que disparaban contra nuestro edificio, llamé a todos mis conocidos en los medios israelíes pero siguieron disparando adonde estaban las hijas de mi hermano y las mías.”

“Qué hicimos ?”, se preguntaba ayer desconsolado. “Espero que mis hijos sean los últimos. Si (el ministro de Defensa Ehud) Barak conoce la historia de mis hijas, esto lo perseguirá de por vida”. Ran Iaron, de la ONG israelí Médicos por los Derechos Humanos, que conoce personalmente al médico palestino, dijo anoche a Clarín: “Si hay Dios, ahora está llorando”

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: