Archivo | 8:54 PM

Transparencias

16 Ene

Transparencias

Posted: 16 Jan 2009 01:00 AM PST

Seguro que alguna vez has visto algo parecido a esta foto que ilustra el post. Bueno quizá mejor, pero es que tenía ganas de hablar de un efecto óptico que me gusta mucho, se llama transparencia.

Consiste en utilizar un monitor o un portátil y hacer que la pantalla sea aparentemente transparente. ¿Y cómo se consigue esto? Muy sencillo; sólo necesitas tener una cámara de fotos, un trípode y mucha paciencia.

Queda mejor a mi modo de ver con un portátil, porque es más sencillo de mover, pero también vale con el monitor de un ordenador normal como el mío.

Primero preparas la cámara con el trípode y enfocas la parte de la pantalla del ordenador. Mejor que esté bien iluminada y cuantas más cosa haya por detrás mucho mejor. Ahora quitas el ordenador ya haces la foto.

Luego la abres y la pones como fondo de pantalla de tu pc o portátil y lo colocas todo de forma que coincida, para que parezca que la pantalla es transparente. Vuelves a preparar la cámara esta vez cogiendo un poco más de escena que el propio monitor y ya está. Inténtalo, seguro que te sorprendes de los resultados.

Si no te sale a la primera no desesperes y si tienes a alguien que te ayude mucho mejor, sino deberías usar el temporizador de la cámara o un mando a distancia.

codigo barras
Participa en el concurso “El Fuego”>

Anuncios

Orando por la conversión de un mundo en tinieblas

16 Ene

Misiones mundiales- enero 2009
Orando por la conversión de un mundo en tinieblas

Para escuchar este artículo en formato mp3, favor de ir a este enlace

Artículo escrito por: Dr. Moisés Mariscal

Estimado(a) Lector/a:

Minutos después de abordar un avión de la aerolínea Iberia en el aeropuerto Kennedy de Nueva York, con destino a Madrid, algo llamó fuertemente mi atención. Al final del pasillo vi a un hombre corpulento poner su pañuelo en la alfombra y acto seguido, se inclino hasta poner la frente en el piso, sobre su pañuelo mismo. Nunca antes había visto algo así, por lo que me inquieté algo y pensé acercarme por si el hombre necesitaba ayuda. Algo temeroso decidí llamar a una de las aeromozas y contarle lo que pasaba. Cuando iba a buscar ayuda di un salto de sorpresa pues aquel ser tan corpulento hizo un rápido movimiento y levantando la cabeza y alzando sus mano tan alto como sus largos brazos le permitieron; para en un instante regresar de nuevo a su posición original. Entonces sin preocuparse de ser visto en público por quienes no compartían su fe ni sus costumbres religiosas.

Dos años después de este incidente ya en España, conocí a un hombre irlandés quien es de la raza y religión judía. Le pregunté si era practicante de su fe y respondió l siguiente: “yo practico fielmente todas las normas judías y hago oraciones y ayunos según nuestro calendario”. También me dijo: “Mi primogénito también ora y ayuna según el mandato ritual de nuestra religión”. Puesto que ellos leen con fluidez el hebreo bíblico, le pedí que leyera el capítulo 53 de Isaías en mi Biblia hebrea. Él accedió y le expliqué como ese pasaje nos hablaba del Mesías. A mí me pareció prudente hacer lo mismo que Felipe y le pregunte: ¿Entiendes lo que lees? Su mirada estaba fija en un punto en el texto. De repente y en forma por demás brusca cerró el libro, llamó a su hijo, sin más explicación le ordenó dejar de hacer lo que hacían y salieron de nuestra casa despidiéndose amablemente. Nunca más volvieron a comunicarse con nosotros.

Al pensar en estos acontecimientos, un pensamiento me viene a la mente: ellos están orando en completa oscuridad espiritual. Sus oraciones no llegarán a la presencia de Dios. Están perdiendo el tiempo mientras oran. Están hablando al aire y pensando en vano. Están orando en un mundo en tinieblas. Pensando en esto ora vez, doy gracias a Dios porque ha prometido en su palabra, escuchar nuestras oraciones como cristianos. Pero ¿es que nosotros oramos mejor que ellos? Realmente no lo creo. Las oraciones de cualquier religión suele ser muy bien hechas. La diferencia está en el conocimiento que tenemos de la línea que entra en la presencia de Dios. Es como llamar por teléfono: si usas el número correcto, hablas con quien quieres, sino, siempre hablas con quien no deseas.

Otro problema en las oraciones es hablar en el idioma de Dios. En una ocasión hice una llamada telefónica a Paris para hablar con un joven que conocía y habla inglés. El problema es que alguien respondió en francés y yo no podía hacerme entender, pero mi esposa habla se idioma, así que le pedí traducirme desde otra extensión del teléfono. Ella tradujo para mí y así nos entendimos con la persona que hablaba.

Frecuentemente cuando oramos ni siquiera sabemos escoger e tema por el cual oramos, ni la manera en la que presentamos a Dios. En Romanos 8:26-27, La Biblia dice que el Espíritu Santo nos ayuda intercediendo por nosotros en la oración. Es bueno saber que no solo tenemos el número correcto para entrar en la presencia de Dios sino que también tenemos el traductor más eficiente para que hablemos en el idioma de Dios.

Por un lado resulta maravilloso saber que podemos orar con la seguridad de que no lo hacemos en vano. Por el otro lado resulta muy triste que no tengamos ni siquiera la disciplina que tienen otros hombres paganos. Quizá esta reflexión sirva para animarnos a orar más. Pero sobre todo hagámoslo por aquellos que oran en oscuridad espiritual. Disciplinemos nuestra vida cristiana para que siempre recordemos la necesidad de orar por la salvación de los no salvos, por la conversión de un mundo en tinieblas.
Seamos fieles orando por los no salvos,

Scott Yingling
Director General de ObreroFiel.com
 
Para más recursos sobre este y otros temas, visítenos en: www.ObreroFiel.com
Si tiene alguna duda o comentario, favor de escribirnos a: info@ObreroFiel.com

Cuando los Hombres Olvidan a Dios

16 Ene

Cuando los Hombres Olvidan a Dios

“Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, pelees por ellas la buena batalla, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando en cual naufragaron en cuanto a la fe algunos.”1

Cuándo a Aleksandr Solzhenitsyn le fue entregado el Premio Noble de la Paz se le hizo una pregunta, “¿Qué hizo posible que la Revolución Rusa tomará lugar y que el Comunismo llegará al poder?”

Solzhenitsyn respondió de manera sencilla y directa: “Los Hombres Olvidaron a Dios.”

¡Cuantas tragedias ocurren cuando las naciones olvidan a Dios! La historia está repleta de tales ejemplos. Y las tragedias pueden caer también en los individuos y sus familias cuando ellos, también, olvidan a Dios.

Yo he visto hombres y mujeres que han crecido dentro de la Iglesia, quienes profesan ser cristianos y ser activos en el trabajo de la Iglesia dejarse atrapar por el sistema del mundo secular con esa sed por cosas materiales y buscar escalar la escalera del éxito—y poco a poco separarse de la iglesia, olvidar su herencia cristiana, y gradualmente olvidar a Dios.

Veinte años después, algunos han fracasado en sus vidas. El dar nuestras vidas a Dios no nos liberará de los problemas de la vida, pero la fe en su Hijo, Jesucristo, nos da un ancla a la cual asirnos cuando las tormentas de la vida nos rodean y los tiempos difíciles tratan de abrumarnos. 

Algunas veces la vida puede ser una desilusión.  Nos preguntamos porque no encontramos la respuesta. Buscamos la luz que nos guíe a través de la noche pero la oscuridad nos atrapa. Pero cuando tenemos una fe sólida en Jesús, como lo dice el canto del profeta, ¡Cuando no hay suficientes respuestas, él está allí!

Y tal vez esto sea todo lo que necesitamos saber para no olvidar a Dios y arruinar nuestras vidas. Y Dios sabrá que los lideres de nuestra nación tomarán nota de todos aquellas naciones que olvidaron a Dios.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, ayúdame a nunca olvidar tu bondad hacia mí y tu amor eterno y permite que sin importar que tan oscura sea la noche. Nunca me separe de ti. Y de la mejor manera permite que nuestra nación regrese a ti y nunca te olvide. Gracias por escuchar y responder a mi oración.  De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”  

1. 1 Timoteo 1:18-19 (NIV).

ESCÁNDALO EN TORNO A CAUSA JULIO LÓPEZ

16 Ene
———————————————————–
PERIÓDICO “TRIBUNA de Periodistas”… Periodismo independiente.
www.periodicotribuna.com.ar 
————————————————————————-

ESCÁNDALO EN TORNO A CAUSA JULIO LÓPEZ
NUEVAMENTE EL FPV VOTA EN CONTRA DE LA CONFORMACIÓN DE UNA COMISIÓN BICAMERAL

Por Christian Sanz

    Sigue la payasada en torno a la investigación por la desaparición de Jorge Julio López. El repentino testigo secreto -aparecido casualmente hace unos días-, aseguró ahora que el albañil desaparecido estaría muerto y que su cuerpo habría sido ocultado en las afueras de Mar del Plata. Otro disparate que no tiene goyete.
    Hace unas horas, este periodista conversó telefónicamente con Gustavo Duró, secretario del juzgado Federal número 3 de La Plata, lugar donde engorda día a día el expediente que investiga la evaporación de López. Duró, es dable mencionarlo, fue apartado de la investigación a pedido de la organización Justicia Ya, a quien este mismo cronista ofreció evidencia concluyente que jamás fue aceptada (1). “Se argumentaron cuestiones operativas para separarme”, aseguró el Secretario judicial a este periódico.
    “¿Hay politización en esta causa?”, insistió Tribuna de periodistas. “Mucha politización”, respondió Duró.

Congreso cómplice

    El 8 de enero de 2007, la diputada nacional Nora Ginzburg -del bloque PRO/Recrear- presentó un proyecto de ley relacionado con las desapariciones de Julio López y Luis Geréz. Allí solicitó la conformación de una “comisión bicameral especial destinada a mantener informado al Congreso de la Nación sobre el desarrollo de las investigaciones relacionadas con el secuestro y la desaparición del señor Jorge Julio López y el secuestro y posterior aparición con vida del señor Luis Angel Gerez, sin que ello importe el desplazamiento de los respectivos órganos naturales a cargo de la investigación.

    De más está aclarar que el pedido de formación de la comisión jamás avanzó, lo cual no evitó que la diputada insistiera el 15 de febrero de 2007 con un nuevo “proyecto de resolución”, mediante el cual pidió al Poder Ejecutivo: “[que] confirme oficialmente si está en conocimiento de las últimas informaciones que trascendieron por diferentes medios de comunicación respecto a la desaparición del señor Jorge Julio López.”
    Días más tarde, el 27 de febrero de 2007, Guinzburg solicitó el apartamiento del reglamento del día para tratar el pedido de informes al Poder Ejecutivo sobre el secuestro y desaparición de Jorge Julio López. Insólitamente, la mayoría oficialista, reunida casi en su totalidad para aprobar la reforma jubilatoria, impidió impulsar la iniciativa por 118 votos contra 47.


Acta de votación asamblea Cámara de Diputados

    Los votos afirmativos provinieron de diputados radicales, del ARI y otros partidos menores. Todos los legisladores del Frente para la Victoria (todos, sin excepción) y el Peronismo Federal votaron en contra del pedido de informes de la diputada.
    Lo sucedido demuestra que no existe interés real por indagar en los motivos que produjeron la evaporación del albañil López. Tan es así, que hace unos días, la diputada Guinzburg insistió con su pedido: “En uno de mis últimos discursos volví a plantear la moción de orden relativa a la Comisión Bicameral solicitada respecto de Julio López. Pedí la votación nominal, pero parece que el Presidente no se dio cuenta o no sé que pasó. No quise insistir puesto que no quise entorpece la sesión de algo tan trascendente como ‘el lavado’ de dinero. Siempre soy yo la única, y en soledad”, aseguró la legisladora.
    -“Visto la poca atención que concita entre sus colegas, ¿usted seguirá insistiendo?”, preguntó quien escribe estas líneas.
    -“No quiero parecer presuntuosa, pero cada vez que peticiono algo relativo a López sale otra cosa nueva. No me parece razonable que recién ahora aparezca un supuesto auto que trasladó al desaparecido cuando el Juez reconoció que la causa no avanzaba y que ‘en nuestro país faltan los elementos para descubrir este tipo de hechos’ (?). ¿Qué hizo hasta ahora?. En nuestro país existen todos los medios y si alguno falta se pide cooperación de otros países, como el caso Dalmaso y otros similares. Lo que hay que querer es investigarlo”, finalizó Guinzburg.

La prueba del delito

    La moción de orden al que hace referencia la diputada Guinzburg ocurrió hace pocos días, en un insólito contexto que merece ser reproducido textualmente:
    Sr. Presidente (Fellner).- Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.

    Sra. Ginzburg.- Señor presidente: quiero plantear una cuestión de privilegio y una moción de apartamiento del reglamento, conforme lo dispone el inciso 10 del artículo 127, que tiene que ser resuelta según lo determina el artículo 128.
    La cuestión de privilegio es contra usted, en su carácter de presidente de la Cámara. Hace un año que usted asumió y en reiteradas oportunidades le pedí ecuanimidad; he soportado alguna falta de consideración.
    Hoy, públicamente y a la vista de todos, violó el reglamento y no condujo la discusión como correspondía. Yo levanté la mano para pedir una moción de orden. Da la casualidad de que una vez más un diputado ubicado en este sector parecía un limpiaparabrisas, porque aquí no se nos ve.
    Fui al pasillo, no porque me guste hacerlo, sino para que me viese. Si usted no nos puede ver a todos, tiene muchos colaboradores para que nos vean y podamos hacer uso de la palabra. Me acerqué al estrado. ¿Qué me contestó usted? Que no podía ser que pidiera la palabra fuera de la banca y desde el pasillo. Usted sabía que estaba pidiendo la palabra y que si me acerqué al pasillo, no fue porque me guste. No acostumbro a caminar por el pasillo.
    Me acerqué a usted y le expresé mi intención de plantear una moción de orden. Usted se dirigió al presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda manifestándole que yo le estaba pidiendo una interrupción. No es cierto: nunca pido interrupciones; dije que era una moción de orden. Y el presidente de dicha Comisión no aceptó tal supuesta “interrupción”.
    Entonces, usted me está faltando el decoro que corresponde por mi investidura. Esta es la cuestión de privilegio que planteo, porque hace tres años que estoy en la Cámara y hubo un presidente anterior, el doctor Balestrini, a quien no creo que le gustara demasiado -se me ocurre- lo que yo decía, pero que nunca me cercenó el uso de la palabra y siempre cumplió a rajatablas el reglamento. Entonces, no puedo tolerar más esta situación, porque afecta mi decoro.

    Sr. Presidente (Fellner).- Señora diputada: su cuestión de privilegio pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde la Presidencia, si corresponde, presentará las consideraciones del caso. Tiene la palabra para su moción de apartamiento del reglamento.

    Sra. Ginzburg.- Exactamente, es la que lamentablemente hoy no pude plantear y que me parecía fundamental.
    Hoy conmemoramos los 25 años de democracia. Ya pasaron más de dos años desde la desaparición de Jorge Julio López. Hoy se estaba hablando de derechos humanos y realmente yo creo que ni el campo ni las AFJP ni Aerolíneas Argentinas ni este paquete de leyes que hoy tratamos, vale más que una vida humana. Entonces el pedido de apartamiento del reglamento, es a los efectos de que se trate el expediente 7.467-D.-2006 por el que se pide la creación de una comisión bicameral especial que informe el desarrollo de las investigaciones relacionadas con el secuestro y desaparición del señor Jorge Julio López y el secuestro y posterior aparición con vida del señor Luis Ángel Gerez. Este proyecto fue presentado el 4 de enero de 2007, cuando había aparecido Gerez.
    Vivíamos la zozobra, después de la desaparición de López, pensando que podíamos volver a vivir épocas ya pasadas.

    Sr. Presidente (Fellner).- La Presidencia solicita a la señora diputada que se ocupe de la moción de apartamiento del reglamento.

    Sra. Guinzburg.- Señor presidente: estoy dando los fundamentos y dispongo de cinco minutos, como dice el reglamento.
    Entonces se me dijo que la cuestión estaba en la justicia. Ahora el juez (Arnaldo) Coraza reconoció -en realidad es un juez que está para el juicio político- que en nuestro país no hay medios para investigar y supone que López desapareció porque declaró contra (Ramón) Camps. Creo que todos nos merecemos saber el nombre y el apellido y no entiendo por qué esta negativa constante para formar esta comisión. Pido que la votación sea nominal.

    Sr. Presidente (Fellner).- En primer lugar se debe votar la moción de apartamiento del reglamento. Se requieren los tres cuartos de los votos que se emitan.
 
    (Resulta negativa)

    Sr. Presidente (Fellner).- En consecuencia queda rechazada la moción.


Concluyendo

    No es ningún mérito anticipar que seguirán apareciendo nuevos supuestos avances en torno a la causa por la desaparición de Julio López. Así ha ocurrido desde septiembre de 2006, en un gesto que deja mal parada a la Justicia.
    La evidencia para resolver el caso está en el mismo expediente que acumula fojas diariamente. Sólo resta voluntad política para hacerlo. Algo que el kirchnerismo jamás permitirá.

Christian Sanz

(1) La evidencia le fue ofrecida a Guadalupe Godoy, abogada de la familia López e integrante de Justicia Ya.

 


Buenos Aires – Argentina

info@PeriodicoTribuna.com.ar

Cuando los Hombres Olvidan a Dios

16 Ene

Cuando los Hombres Olvidan a Dios

“Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, pelees por ellas la buena batalla, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando en cual naufragaron en cuanto a la fe algunos.”1

Cuándo a Aleksandr Solzhenitsyn le fue entregado el Premio Noble de la Paz se le hizo una pregunta, “¿Qué hizo posible que la Revolución Rusa tomará lugar y que el Comunismo llegará al poder?”

Solzhenitsyn respondió de manera sencilla y directa: “Los Hombres Olvidaron a Dios.”

¡Cuantas tragedias ocurren cuando las naciones olvidan a Dios! La historia está repleta de tales ejemplos. Y las tragedias pueden caer también en los individuos y sus familias cuando ellos, también, olvidan a Dios.

Yo he visto hombres y mujeres que han crecido dentro de la Iglesia, quienes profesan ser cristianos y ser activos en el trabajo de la Iglesia dejarse atrapar por el sistema del mundo secular con esa sed por cosas materiales y buscar escalar la escalera del éxito—y poco a poco separarse de la iglesia, olvidar su herencia cristiana, y gradualmente olvidar a Dios.

Veinte años después, algunos han fracasado en sus vidas. El dar nuestras vidas a Dios no nos liberará de los problemas de la vida, pero la fe en su Hijo, Jesucristo, nos da un ancla a la cual asirnos cuando las tormentas de la vida nos rodean y los tiempos difíciles tratan de abrumarnos. 

Algunas veces la vida puede ser una desilusión.  Nos preguntamos porque no encontramos la respuesta. Buscamos la luz que nos guíe a través de la noche pero la oscuridad nos atrapa. Pero cuando tenemos una fe sólida en Jesús, como lo dice el canto del profeta, ¡Cuando no hay suficientes respuestas, él está allí!

Y tal vez esto sea todo lo que necesitamos saber para no olvidar a Dios y arruinar nuestras vidas. Y Dios sabrá que los lideres de nuestra nación tomarán nota de todos aquellas naciones que olvidaron a Dios.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, ayúdame a nunca olvidar tu bondad hacia mí y tu amor eterno y permite que sin importar que tan oscura sea la noche. Nunca me separe de ti. Y de la mejor manera permite que nuestra nación regrese a ti y nunca te olvide. Gracias por escuchar y responder a mi oración.  De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”  

1. 1 Timoteo 1:18-19 (NIV).

La escalada de Israel cosecha ya 1095 palestinos muertos, 300 de ellos niños

16 Ene

“Son los más pequeños los que están sufriendo las consecuencias de la guerra en Gaza”

La escalada de Israel cosecha ya 1095 palestinos muertos, 300 de ellos niños

ELPLURAL.COM

Mientras se piensa si aceptar la propuesta de alto el fuego sugerida por Egipto y con toda la Comunidad Internacional pendiente de esta decisión, el Estado israelí ha dado un nuevo paso en su escalada de violencia al asesinar a uno de los puntales del movimiento islámico Hamás, concretamente a su ministro de Interior, Said Siam, en un nuevo bombardeo que ha tenido lugar en el día de hoy. Después de dos semanas y media de ataques, hay estimaciones que sitúan el número de muertos palestinos en 1095 -unos trescientos de ellos niños-, además de 5000 heridos como consecuencia de una ofensiva cada vez más unilateral.

El ministro del Interior del Gobierno de la Franja de Gaza, Said Siam, ha fallecido hoy en un bombardeo de la aviación israelí sobre un edificio. Su hermano también murió y otras 20 personas resultaron heridas, según fuentes israelíes y palestinas. El día viene marcado por otros bombardeos, que han alcanzado a la UNRWA -la agencia de Naciones Unidas para la ayuda humanitaria para los refugiados palestinos- y podría haberse saldado con una catástrofe, por los 700 civiles a los que aloja. Las disculpas del ministro de Defensa Ehud Barak no se han referido a otro de los objetivos de los bombardeos israelíes en la jornada, que también se han cebado con los edificios de distintos medios y agencias de prensa.

Pero para muchos observadores, esta guerra se está cebando, además de con los civiles -contrariamente a la propaganda israelí-, con centenares de niños que hasta el momento han perdido la vida en los bombardeos. Según UNICEF, “los niños están soportando las consecuencias de la guerra de Israel en Gaza”: “Más de trescientos han sido asesinados y cientos más heridos en el asalto aéreo y terrestre por parte del ejército israelí. Cada día más niños son alcanzados por los ataques, y sus vidas arruinadas. Es una tragedia. Inaceptable. En la medida que la lucha se aproxima a áreas cada vez más pobladas, el impacto de las armas letales llevará consigo un mayor castigo sobre los niños”.

Manifestación a favor de Israel

16 Ene

viernes, 16 de enero de 2009

Manifestación a favor de Israel

Máximo García Ruiz, España

Recibo un correo electrónico convocando a una concentración pro-Israel en Madrid, delante de la sede de la Embajada. La envía una organización denominada Shalom Sefarad que, según información ampliada en Google, la preside un tal Samuel del Coso quien, no se si en la actualidad también, pero al menos en el pasado, se ha identificado como persona vinculada a alguna iglesia evangélica. Al parecer, otras organizaciones y personas representantes de diferentes iglesias y organismos evangélicos están también detrás de esta convocatoria, de cuyo origen exacto no tengo constancia.

“Lo que nos motiva e impulsa”, dice el promotor de esta movilización, es: “a) consolar a Israel y ayudarla para que sea y haga el encargo que el Eterno les dio (Isaías 40:1); b) decirle públicamente que no está sola (Ruth 1:16,17); c) que tiene amigos muy agradecidos en todas las naciones (Isaías 14:1); c) que Eretz Israel pertenece al pueblo hebreo por voluntad divina (Gén. 12:1-3; 17:7,8); d) que no confíe en las naciones, más bien en su Dios y sus promesas (Salmo 46); e) decirle que vienen tiempos mejores (Isaías 49:8-29)”.

No seré yo quien discuta a sus promotores el derecho a expresar libremente sus ideas y proclamas o a que inviten a otros a unirse a sus propuestas, coincidan o no con las mias. Afortunadamente vivimos en un país democrático, en el que cabe la defensa de todas las posturas, cosa que, desgraciadamente, no ocurría en otros tiempos. Pero creo que una manifestación como la anunciada que, por otra parte, nos consta que responde al sentimiento de identificación de muchos cristianos evangélicos con Israel “como pueblo escogido por Dios”, receptor de promesas y profecías en el Antiguo Testamento, requiere una mínima reflexión.

Posturas de identidad ideológica como la que comentamos, vienen definidas en gran parte por la noción de dispensacionalismo, es decir, por la idea de que la Humanidad ha de pasar por siete períodos de pruebas divinas que culminarán en el Armagedón y en la Segunda Venida de Cristo. En esta escatología, los judíos y el moderno Estado de Israel juegan un papel tan central que el sionismo, el dispensacionalismo y el sionismo cristiano son a la postre prácticamente intercambiables. Y, siendo eso así, el sionismo cristiano proclama no solamente que todo acto ejecutado por Israel está orquestado por Dios y debería ser condonado, apoyado e incluso ensalzado por todos, sino que los judíos liderarán el proceso ya que, según la interpretación sionista, ello hará recaer la bendición divina sobre todo el mundo en la medida en que los países reconozcan y respondan a lo que Dios obre en y a través de Israel.

Hablamos, pues, de una hermenéutica literal, totalmente acrítica y descontextualizada, en la que los judíos continúan siendo el pueblo escogido por Dios y, consecuentemente tienen derecho divino sobre la tierra de Oriente Medio y, naturalmente, Jerusalén es la capital exclusiva de la nación hebrea, por lo que los palestinos son enemigos declarados del pueblo de Dios. En todo este proceso, los cristianos que apoyen a Israel tienen la garantía de que en la gran batalla de Armagedón, sobrevivirán a los estragos de esa batalla final.

A personajes como los estadounidenses Jonathan Edwards y Cotton Mathers o los británicos Lord Shaftesbury, Lord Arthur Balfour y Lloyd George, incluso la reina Victoria que asumió el título de Protectora de los Judíos, le deben mucho los sionistas contemporáneos, por no remontarnos a la escatología puritana que arranca de la propia Reforma Protestante. La constitución del Estado de Israel en el año 1948, sin que se tuvieran en cuenta los derechos históricos de los propios palestinos, además de a los horrores del Holocausto, responde a esos sentimientos e ideología. Ya en tiempos modernos, la “Mayoría Moral” del ya fallecido Jerry Falwell y algunos de los últimos presidentes norteamericanos han tenido y siguen teniendo un protagonismo vital en mantener vivas esas ideas, respaldadas por millones de cristianos. Jerry Falwell, que llamaba al “Cinturón Bíblico” estadounidense el “Cinturón de Seguridad” de Israel, calculaba que existían 70 millones de sionistas cristianos y 80.000 pastores sionistas cuyas ideas eran diseminadas por 1.000 emisoras cristianas de radio y 100 cadenas cristianas de televisión.

El tema da mucho más de sí, obviamente, pero no es nuestra intención profundizar en este tipo de posturas teológicas sino, más bien, plantearnos la actitud de determinados colectivos cristianos que se ven arrastrados por ciertas corrientes político-teológicas que por lo regular sobrepasan el nivel de su comprensión, para involucrarse ciegamente en la defensa de la barbarie y del crimen organizado, y hacerlo no como ciudadanos libres de apoyar determinadas posturas políticas, de izquierdas o de derechas, sino en su condición de cristianos.

Al margen de los orígenes del actual conflicto en las tierras de Palestina, íntimamente ligados a la creación artificial de un Estado en detrimento de los derechos de la población autóctona que venía ocupándolo durante más de 20 siglos y, simplificando el cuadro, la situación actual es la siguiente: un grupo de terroristas denominado Hamás, que dilapidan con su conducta la legitimidad que habían conseguido en las urnas, se rebela contra la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que ostenta la soberanía del territorio conocido como Franja de Gaza y, contra toda legalidad, imponen un sistema de terror a base de atentados contra la población judía, como medio para reclamar lo que consideran sus derechos históricos. Ni la Autoridad Nacional Palestina, ni los estados vecinos, como es el caso de Egipto, respaldan ni aprueban dicha forma de actuar, si bien se unen a la condena internacional de los asentamientos judíos y del acoso al que someten a los palestinos. Frente a esa actitud terrorista, un estado legalmente constituido y legitimado por el concierto de naciones y por el paso de los años, es decir, Israel, hace frente a las agresiones terroristas para proteger a su población de los misiles lanzados permanentemente desde territorio palestino; pero lo hace con tal agresividad, de manera tan desproporcionada, que en lugar de una legítima defensa se convierte en un terrorismo de Estado, capaz de masacrar indiscriminadamente a niños, mujeres, ancianos, enfermos internados en hospitales, invadiendo el territorio enemigo y sembrando a su paso el terror y la destrucción masiva indiscriminada, y todo ello con el apoyo y el beneplácito del sionismo cristiano internacional.

Ya se que estamos simplificando mucho y aún así este artículo está resultado largo en exceso, pero avancemos un poco más. ¿Cuál es el papel que deben, o deberían representar los cristianos, sean palestinos, judíos, norteamericanos, españoles o de cualquier otra parte del mundo? ¿Defender el terrorismo suicida? ¿Apoyar el terrorismo de Estado en nombre de una determinada interpretación escatológica? ¿Eso es lo que queda del mensaje de paz y amor de Jesús de Nazaret? ¿No sería más razonable unirse a las muchas iniciativas puestas en marcha a favor de la convivencia y de la ayuda humanitaria ayudando a que israelíes y palestinos se comprometan a lograr resolver las diferencias por otros medios que no sean las armas? ¿Han olvidado estos cristianos que el mandato de su Maestro es orar por lo enemigos? ¿No sería más apropiado tomar nota de la iniciativa de 69 premios Nobel, entre ellos el Dalai Lama y la iraní Shirin Ebadi y unos cien diputados europeos, reunidos para firmar una petición en favor de la paz, bajo la iniciativa de la ONG francesa Peace Lines? ¿No resultaría más apropiado promover la paz, la justicia y la reconciliación entre todos, sin tomar partido por ninguna forma de violencia? “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados Hijos de Dios” (Mateo 5:9); “Oh, hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué dice Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante Dios” (Miqueas 6:8).

¿Qué o quiénes arrastran a determinados grupos de cristianos hasta las puertas de la Embajada de Israel para mostrarle solidaridad, para respaldar moralmente sus crímenes de esa forma? ¿En nombre de quién? ¿En nombre de qué Dios lo hacen? ¿A quiénes representan? ¿Quiénes son sus compañeros de viaje? Desde luego, no en mi nombre ni en el de miles de cristianos defensores de la paz, de la solidaridad, de la justicia y de la misericordia.

Enero de 2009.