Archivo | 9:53 PM

Testigos de Jehová (Charles T Russell era Masón)

6 Ene

Testigos de Jehová (Charles T Russell era Masón)

Hace algún tiempo llegó a mis manos información de que el fundador de los Testigos de Jehová, habría tenido, hasta su muerte, relación con la Masonería. En ese sentido es que me propuse investigar algunos aspectos respecto a la simbología masónica y su aplicación en los primeros años del movimiento de los ahora Testigos de Jehová, y que en un principio eran popularmente conocidos como RUSSELISTAS.
En Primer lugar, la información por mí recibida, por un amigo que pertenece a un grupo Cristiano denominado Nueva Vida, indicaba que RUSSELL era un Masón de Grado 33, es decir uno de los más sublimes y esotéricos. Así que lo primero que busqué en internet fueron Símbolos Masónicos de Grado 33. Para mi sorpresa la fotografía publicada en el sitio:http://rayuela.uc3m.es/~nogales/MAS/M…, contiene enorme similitud con la simbología usada tanto en las publicaciones iniciales de los “Estudiantes de la Biblia” como en las insignias que ellos llevaban. Además del uso del Tetragramaton , que tanto se ha divulgado en las publicaciones de los Testigos de Jehová hasta el día de hoy.
Despues de mostrar las evidencias en este video, no le quedará dudas de que el fundador de los Testigos de Jehová era un Masón de grad0 33, convicto y confeso.

Anuncios

Sistema Mediante Láser y Hologramas Para Posicionar Partículas Con Rapidez

6 Ene

Nanotecnología
Sistema Mediante Láser y Hologramas Para Posicionar Partículas Con Rapidez
5 de Enero de 2009.

Birck Nanotechnology Center, Purdue UniversityUnos investigadores en la Universidad Purdue han desarrollado una técnica que utiliza un láser y hologramas para posicionar con precisión numerosas partículas diminutas, en cuestión de segundos. La innovadora técnica podría convertirse en una nueva herramienta para analizar muestras biológicas o crear dispositivos utilizando nanoensamblaje.

La técnica con la que han estado trabajando Stuart J. Williams, Aloke Kumar y Steven T. Wereley es una alternativa potencial a las tecnologías existentes porque los patrones se pueden cambiar más rápida y fácilmente. Puede resultar una herramienta muy versátil.

Separar las partículas es importante para el análisis de muestras médicas y medioambientales. El nuevo sistema podría permitir a los investigadores diseñar tecnologías para sensores que muevan partículas hacia regiones específicas en un chip para la detección o el análisis.

La técnica supera las limitaciones inherentes a los dos métodos existentes para la manipulación de partículas de tamaño nanométrico.

Una de esas técnicas utiliza un rayo de luz muy enfocado para capturar y posicionar con precisión partículas. Esa técnica, sin embargo, sólo es capaz de mover un pequeño número de partículas a la vez.

La otra técnica utiliza campos eléctricos generados por circuitos metálicos para mover muchas partículas simultáneamente. Los patrones de esos circuitos, sin embargo, no se pueden modificar una vez que son creados.

El nuevo método puede a un tiempo posicionar numerosas partículas y ser cambiado en su patrón de actividad al momento, bastando para ello el cambiar la forma del holograma o la posición de la luz.

Si se tuviera que crear un patrón de posicionamiento para una cantidad elevada de partículas individuales utilizando métodos convencionales y con tanta precisión como la lograda por los investigadores con la nueva técnica, se tardaría horas o días en hacer lo que ellos consiguen realizar en meros segundos.

Información adicional en:

Copyright © 1996-2009 Amazings.com. All Rights Reserved.

Localizan el Cronómetro del Cerebro al Retrasarlo

6 Ene

Neurología
Localizan el Cronómetro del Cerebro al Retrasarlo
5 de Enero de 2009.

Donna CoveneyLa sincronización se hace muy relevante cuando se trata de ejecutar secuencias complejas de acciones. Puede definir la diferencia entre una voltereta y una caída, por ejemplo. Pero, ¿qué controla esta sincronización? Unos científicos del MIT se están acercando a la identificación de las regiones cerebrales responsables de ella, gracias a algunos avances técnicos, y a la ayuda de las aves cantoras.

Todos nuestros movimientos, desde los que usamos para caminar hasta los de la boca que nos permiten hablar, pasando por las acrobacias o una interpretación al piano, son comportamientos marcados por una secuencia estricta de acciones. Pese al interés en estudiar los mecanismos cerebrales que permiten esta vital sincronía, los científicos no contaban hasta ahora con las herramientas necesarias para averiguar cómo se genera la sincronización necesaria dentro del cerebro.

Ahora, Michale Fee, profesor en el Departamento de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en el MIT, Michael Long, y los colegas de ambos, han desarrollado un nuevo método para alterar la velocidad de la actividad cerebral. Empleando esta técnica, creen haber encontrado el reloj que controla la sincronización del canto de un pájaro.

El canto del pinzón cebra ha sido ampliamente estudiado como modelo para analizar cómo el cerebro produce secuencias complejas de comportamientos. Cada canto dura aproximadamente un segundo, y contiene múltiples sílabas en una secuencia altamente estereotípica. Dos zonas del cerebro, la región HVC y la región RA, son conocidas por su importancia respecto al canto, y la desactivación de cualquiera de ellas hace que desaparezca. Pero para descubrir el mecanismo del reloj se requería de un método más sutil.

En consecuencia, el grupo de Fee ideó una técnica para ralentizar diferentes partes del cerebro. Se valieron del hecho de que todos los procesos biológicos están influenciados por la temperatura. Las neuronas funcionan más lentamente cuando se enfrían.

Los autores construyeron un pequeño dispositivo refrigerante, y lo emplearon para producir un efecto enfriador que puede ser aplicado a partes precisas del cerebro.

Los investigadores sospecharon que al enfriar diferentes regiones cerebrales involucradas en el canto podrían alterar éste de maneras diferentes.

El enfriamiento de la región RA en el cerebro casi no tuvo efecto sobre el canto del ave. Pero el enfriamiento de la región HVC produjo un efecto espectacular. La canción se hizo más lenta proporcionalmente al grado de enfriamiento. Con el cambio más grande en la temperatura (una reducción de 10 grados centígrados) se provocó un alargamiento en el canto de cerca del 30 por ciento.

No sólo se incrementó la duración general de la canción; también se alargó cada sílaba individual, de manera que la estructura rítmica general se preservó sin cambiar los sonidos en la canción.

Información adicional en:

Copyright © 1996-2009 Amazings.com. All Rights Reserved.

El Robot Que Salta Como un Saltamontes y Rueda Como un Balón

6 Ene

El Robot Que Salta Como un Saltamontes y Rueda Como un Balón
5 de Enero de 2009.

U. BathEl primer robot que puede saltar como un saltamontes y rodar como un balón podría tener un papel clave en la exploración futura de planetas. Otros expertos ya han hecho en el pasado robots que saltan y robots que ruedan, pero éste es el primer robot que puede hacer ambas cosas.

El “Jollbot” fue creado por Rhodri Armour, un especialista de la Universidad de Bath. Se espera que este robot, el cual puede saltar sobre obstáculos y limitarse a rodar cuando el terreno es menos accidentado, pueda ser utilizado en exploraciones de otros planetas o en trabajos de topografía terrestre en el futuro.

Uno de los mayores desafíos al que se enfrentan los robots diseñados para la exploración de otros mundos es ser capaces de moverse sobre terrenos escarpados. Los robots con patas son generalmente muy complejos, costosos de construir y de controlar, y se topan con serios problemas si tropiezan y caen. Las ruedas son una solución más simple para la locomoción, pero están limitadas por el tamaño de los obstáculos que pueden superar.

En un intento de resolver el problema, Armour y sus colegas del Centro para las Tecnologías Biomiméticas y Naturales de la Universidad de Bath han buscado y encontrado inspiración en la naturaleza: diseñar un robot que salte sobre obstáculos en su camino como lo haría un insecto.

El “Jollbot” tiene forma de una jaula esférica que puede rodar en cualquier dirección, dándole la maniobrabilidad de las ruedas sin el problema de volcarse o atascarse en los baches.

El robot es además flexible y pequeño, pesando menos de un kilogramo, lo que significa que no se daña cuando cae al suelo después de saltar, y es por tanto menos costoso que los robots de exploración convencionales.

En la naturaleza hay dos tipos principales de saltos: los que pueden realizarse entre breves intervalos de tiempo, como los del canguro, el cual utiliza la acción directa de sus músculos para impulsarse; y los saltos que requieren acumular energía durante un período de tiempo, como los que efectúa el saltamontes, el cual almacena la energía muscular en elementos parecidos a muelles y la libera de manera súbita para dar el salto.

Armour y sus colegas han hecho un robot que salta de manera similar al saltamontes, aunque utiliza motores eléctricos para almacenar lentamente en su esqueleto elástico la energía necesaria para el salto. Cuando está listo, libera de repente la energía acumulada para así poder saltar a alturas de hasta medio metro.

Información adicional en:

Biofilms Bacterianos Como Hacedores de Fósiles

6 Ene

Biología

Biofilms Bacterianos Como Hacedores de Fósiles

5 de Enero de 2009.

F.R. Turner, E.C. Raff, y R.A. RaffLa acción bacteriana sobre los restos de animales y vegetales ha sido vista muchas veces como un enemigo mortal de la fosilización, pero una nueva investigación sugiere que los biofilms bacterianos podrían en realidad haber ayudado a preservar el material más vulnerable de los registros fósiles: los embriones y los tejidos blandos de los animales.

Un equipo de 13 científicos liderados por los biólogos Rudolf y Elizabeth Raff de la Universidad de Indiana en Bloomington ha descubierto que la invasión de las células embrionarias moribundas por bacterias, y la subsiguiente formación de biofilms bacterianos muy compactos dentro de las células embrionarias, pueden conducir a un reemplazo completo de la estructura de estas células, generándose con ello una réplica fiel del embrión. Los científicos llaman a esta formación un “pseudomorfo”, y se trata de un modelo del embrión hecho por bacterias. En otras palabras, las bacterias consumen y reemplazan todo el citoplasma en las células, generando una pequeña escultura del embrión.

Los investigadores han comprobado, sin embargo, que deben estar presentes ciertas condiciones para que la bacteria ayude al proceso de preservación.

Entre estas condiciones, Elizabeth Raff, la autora principal del informe, señala que en el momento de su muerte, el embrión debe estar en un ambiente pobre en oxígeno, o reductor, como el fondo de un océano profundo o el que se experimenta al estar enterrado en barro anóxico de la orilla de un lago. Si hay disponible suficiente oxígeno, el embrión sufrirá la autolisis, o autodestrucción, a medida que las enzimas digestivas se liberan y causan graves estragos. Sin oxígeno, las enzimas autolíticas permanecen encerradas dentro de sus “jaulas” en las organelas.

El próximo paso, según consideran los investigadores, es que las bacterias capaces de sobrevivir en condiciones de poco oxígeno deben infectar entonces a las células del embrión moribundo.

Las bacterias forman biofilms, congregaciones muy densas de células bacterianas en las que éstas son mantenidas juntas por fibras pegajosas compuestas de proteínas y azúcares. A medida que el biofilm llena la célula embrionaria, las pequeñas bacterias se posicionan de tal modo que forman una representación fiel del interior de las células invadidas.

Como resultado, las bacterias deben dejar un registro permanente. En el caso de embriones fósiles bien preservados, las bacterias probablemente excretan diminutos cristales de fosfato de calcio, los cuales acaban reemplazando a las esculturas bacterianas. Son estos cristales los que proporcionan el soporte para la fosilización de embriones y tejidos blandos.

 

Información adicional en:

Un Posible Camino Hacia Formas Exóticas de Superconductividad

6 Ene

Física
Un Posible Camino Hacia Formas Exóticas de Superconductividad
5 de Enero de 2009.

LANLUnos investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos han presentado una explicación para la superconductividad que puede abrir la puerta al descubrimiento de formas nuevas y no convencionales de este fenómeno.

Una investigación dirigida por Tuson Park y Joe D. Thompson ofrece una nueva explicación para la superconductividad en materiales no convencionales, que describe un estado potencialmente nuevo de la materia, en el cual el material superconductor se comporta simultáneamente como un material magnético y no magnético.

Los materiales superconductores conducen sin resistencia la corriente, usualmente cuando se enfrían a temperaturas muy bajas. Los superconductores son materiales extremadamente importantes porque podrían conducir la electricidad de un sitio a otro sin pérdida de corriente o proporcionar una capacidad de almacenamiento eléctrico formidable. Sin embargo, el costo de enfriar los materiales a temperaturas tan bajas actualmente limita el uso práctico de los superconductores. Si se pudieran diseñar superconductores que funcionaran a temperaturas más cercanas a la temperatura ambiente, los resultados serían revolucionarios.

Las teorías tradicionales de la superconductividad sostienen que los electrones dentro de ciertos materiales no magnéticos pueden formar parejas cuando son forzados a ello por vibraciones atómicas conocidas como fonones. En otras palabras, los fonones proporcionan el “pegamento” que hace posible la superconductividad.

Park y sus colegas ahora describen un tipo diferente de “pegamento” que genera un comportamiento de superconductor.

En unos experimentos con un material enfriado hasta la temperatura de superconducción, sometieron a éste a cambios de presión y a un campo magnético para perturbar la alineación de los electrones dentro del material.

Esto desestimularía la formación de parejas de electrones promovida por los fonones; sin embargo, el material continuó exhibiendo un comportamiento de superconductor.

Basándose en el comportamiento del material bajo presiones y temperaturas diferentes, los investigadores consideran que el material alcanza un punto crítico cuántico cerca del cero absoluto. En este punto crítico cuántico, el material mantuvo propiedades de un metal con electrones sumamente ordenados y con otros sumamente desordenados, un estado de la materia no descrito previamente.

Park y sus colegas consideran que este punto crítico cuántico proporciona un mecanismo para formar parejas de electrones dentro de un estado cuántico que genera un comportamiento de superconductor. En otras palabras, la investigación ayuda a explicar un mecanismo para la superconductividad sin fonones.

Este punto crítico cuántico podría ser análogo a un agujero negro, en el sentido de que es posible ver lo que sucede en el horizonte de eventos que envuelve al agujero negro, pero no lo que ocurre en este último.

Un nuevo mecanismo para la formación de parejas de electrones que lleva a superconductividad podría permitir a los investigadores diseñar materiales que exhiban un comportamiento de superconductor a mayores temperaturas, quizá incluso abriendo la puerta al “Santo Grial” de los materiales superconductores: un material que sea superconductor a temperatura ambiente.

Información adicional en:

Casi idénticas las especies neandertal y humana

6 Ene

Casi idénticas las especies neandertal y humana

Revelan estudios que compartían 99.5%; a finales de este año se habrá descifrado el total de la secuencia de ADN de los neandertales.

neanderthalDiversos estudios realizados a partir de material fosilizado de neandertales, arrojaron que esta especie extinta y los humanos modernos compartían el 99.5 por ciento de los genes, aunque no se hallaron evidencias de mezcla o hibridación entre ambas, no obstante que coexistieron durante más de 15 mil años.
La investigación, iniciada en 1997 por Svante Paabo, director del departamento de genética del Instituto Max Plank de Antropología Evolutiva, en Alemania, está encaminada a sencuenciar el genoma del hombre de neandertal en su totalidad.

El proyecto del biólogo molecular ha tenido varias fases de investigación: en la primera se descubrió que la separación de ambas especies ocurrió hace 500 mil años; la segunda arrojó las semejanzas de éstas y en la tercera se buscan las diferencias entre las dos, ante la posibilidad de que haya habido alguna cruza.

En declaraciones publicadas en diversos medios periodísticos, el investigador ha señalado que el resultado de esta última fase resultará muy interesante porque indicará qué genes son realmente exclusivos del hombre moderno y no de aquellos parientes extintos.

La mayoría de esas diferencias genéticas carecerán de función importante, pero algunas pueden tenerla, como es el caso del cerebro, en el que el especialista argumentó que “los neandertales tenían un cerebro tan grande como el nuestro, pero puede que el nuestro funcione de modo algo distinto”.

Paabo indicó que aún no hay evidencias de que ambas especies se hayan cruzado, por ende, no hay pruebas definitivas de que los genes específicamente neandertales contribuyeran al genoma humano actual, aunque no descartó que pudo haber algún cruce ocasional.

Un reporte publicado en el número más reciente de la revista Quo, “Nuestro primo: el neandertal”, señala que el descubrimiento de esta especie, ocurrida en 1856 en el valle de Neander, Alemania, representó el inicio de la paleoantropología y de una serie de debates que se han prolongado hasta la fecha.

Las investigaciones que se han realizado al respecto, arrojan que eesta especie, que vivió durante la era glacial, desarrolló características anatómicas específicas que le permitieron adaptarse al medio ambiente, entre ellas: baja estatura, complexión robusta, brazos y piernas cortas, una gran boca y un cerebro más grande que el del hombre actual.

Con la ayuda de modernas herramientas científicas, ahora se sabe que los neandertales son una especie del género “Homo” (de ahí su clasificación como Homo neanderthalensis) que habitaron Europa y algunas regiones del oeste de Asia durante la última parte del pleistoceno.

Esta era apareció hace 200 mil a 250 mil años y concluyó hace unos 28 mil años, por lo que , explica la publicación, se puede decir que coexistieron con los humanos modernos durante más de 15 mil años.

De los restos fósiles hallados a partir de la segunda mitad del siglo XIX, se sabe también que practicaban el canivalismo, aunque no se puede afirmar, continúa el documento, si fue o no ritual, si era por hambruna o sencillamente por una costumbre.

Otra característica estudiada se refiere a la capacidad que tenían para fabricar herramientas y emplearlas, así como el uso de adornos y tinturas corporales, aunque no se les conocen pinturas ni esculturas.

Esta diferencia posee una enorme importancia porque es prácticamente la única que distingue al hombre de ellos, explica la revista donde se agrega que de los fósiles hallados, quizá el que más utilidad ha tenido para los científicos es el hallado en la cueva de El Sidrón, en Asturias, España.

“De la caverna de El Sidrón se ha obtenido material fósil de tan buena calidad, que ha permitido secuenciar ADN del hombre de neandertal, que a la fecha se ha analizado el dos por ciento: unos 65 millones de nucleótidos de un total de tres mil 200 millones.

Desde junio pasado, está previsto que esta cifra se duplique cada mes para concluir hacia finales de este 2008, según lo han dado a conocer especialistas del proyecto El Sidrón, encabezados por el paleogenetista, Carles Lalueza-Fox.

Y es que este grupo de investigadores españoles tiene un acuerdo de colaboración con el que encabeza Svante Paabo, en el Instituto Max Planck. Estos últimos generan un borrador genómico a partir de una muestra de un sitio croata (donde se produjo uno de los hallazgos).

En tanto, los españoles recuperan genes específicos de las muestras de El Sidrón, que han dado como resultado el hallazgo de los genes MCIR y FOXP2, el primero esencial para determinar el color del cabello y la piel y que sugiere a los científicos que esta especie tenía el cabello entre rubio y rojizo y la piel clara.

Se trata, explica la publicación, de una variante que no se encuentra en los humanos modernos y de la primera diferencia genética funcional que hay entre ambas especies, que permite conocer un rasgo físico externo de los neandertales.

El segundo gen, descubierto por Lalueza, el FOXP2, está involucrado en el desarrollo de las áreas cerebrales que intervienen en el lenguaje humano. El equipo de El Sidrón encontró dos variantes que tambíén están presentes en los humanos modernos.

Esto, concluye, indicaría que la posibilidad del lenguaje existía con anterioridad a que se separaran ambos linajes evolutivos, hace unos 500 mil años, aunque esto no es prueba determinante de que la especie en cuestión pudieran hablar, ya que para ello podrían requerirse de otros genes hasta ahora desconocidos.

Conocer la estructura genómica de los neandertales podría ayudar a encontrar algunas respuestas a las incógnitas que legaron, como su nivel de inteligencia, concluye la publicación.