«New Age»: La punta de un iceberg

18 Dic

«New Age»: La punta de un iceberg

En febrero de 2003 el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso del Vaticano publicó un informe, el primero sobre el fenómeno de la «New Age» (Nueva Era), titulado «Jesucristo portador de agua viva…», y pronto enviará a las Conferencias Episcopales un segundo, continuación de aquél y que se llamará «Reflexión pastoral sobre la Nueva Era» fruto de la Consulta Internacional que tuvo lugar en la Santa Sede, en el mes de junio de 2004, y de la cual participé junto a otros 21 especialistas de otros países y miembros de la Curia Romana.

Aunque mucho se ha escrito en los años noventa acerca de la Nueva Era, y aun el Vaticano haya publicado su propia reflexión, debemos tener en cuenta que la Nueva Era asume en América Latina y en el Uruguay rasgos, expresiones, y énfasis particulares respecto de su manifestación europea y norteamericana, que es preciso conocer.

La propagación, en las librerías y supermercados, de inelegantes anaqueles exhibiendo volúmenes de autoayuda, esoterismo, secretos espirituales, magia, rei ki, gurús orientales, astrología, terapias sanadoras, «Insight», técnicas adivinatorias, ángeles, y un sinfín de temas exóticos directa o indirectamente ligados a lo religioso, es una constatación para cualquiera de nosotros. Este «boom» literario no es más que la punta de un iceberg cuyo cuerpo mayor se hunde en aguas más profundas y veladas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: