PROYECCION ASTRAL Y LOS CRISTIANOS

15 nov

PROYECCION ASTRAL Y LOS CRISTIANOS

www.cristianosunidos.com

Adda Vélez




viaje-astral-03-120-x-120-cmsSegún el diccionario, la proyección astral se define como: “Experiencia fuera del cuerpo asociada con el ocultismo y  se describe como la acción de manipular el espíritu para que éste se desplace libremente, o “viaje” sin tener que sufrir las barreras físicas impuestas al cuerpo.”  Si lees con atención la anterior definición, podrás comprender que en estos tiempos, esta definición se aplica también a “drogas alucinógenas”.  La proyección astral es un asunto muy delicado y la Biblia habla escuetamente del asunto:

2Conozco á un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé: Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 3Y conozco tal hombre, (si en el cuerpo, ó fuera del cuerpo, no lo sé: Dios lo sabe,) 4Que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables (secretas) que el hombre no puede decir. 2 de Corintios 12:2-4

Dentro del cristianismo, no usamos el término “proyección astral”, pero hemos sabido de algunos cristianos que habían estado practicando ocultismo y luego se convirtieron a Cristo, revelan que aparentemente podían hacer que su espíritu humano saliera del cuerpo a voluntad y éste viajara por lugares cercanos o remotos, para luego devolverse a su cuerpo.  Dicen que es posible hacer eso, y que también es posible encontrarse a “otros viajeros” durante uno de estos eventos.  Muchísimas religiones practican la proyección astral como el Budismo, Hinduismo, Satanismo, la Brujería y la Nueva Era, entre otras. La pregunta es: ¿Existe la posibilidad de que el hombre pueda salir de su cuerpo a voluntad, sin morir primero?  ¿Qué dice la Biblia?

Y aquella figura extendió la mano, y me tomó por las guedejas de mi cabeza; y el Espíritu me alzó entre el cielo y la tierra, y me llevó en visiones de Dios a Jerusalén, a la entrada de la puerta de adentro que mira hacia el norte, donde estaba la habitación de la imagen del celo, la que provoca a celos. Ezequiel 8:3

Ciertamente, en este pasaje de la escritura al parecer Ezequiel tuvo un viaje espiritual. Concluyentemente no se define si fue llevado en el espíritu o todo su cuerpo viajó. Los siguientes dos capítulos de Ezequiel relatan las maravillas de las visiones celestiales que Ezequiel tuvo.  Ezequiel aclara un poco más sus experiencias espirituales en el Capítulo 11 del mismo libro:

24 Luego me levantó el Espíritu y me volvió a llevar en visión del Espíritu de Dios a la tierra de los caldeos, a los cautivos. Y se fue de mí la visión que había visto. Ezequiel 11:24

Aquí Ezequiel parece aclarar el punto un poco más, diciendo que fue llevado en Visión del Espíritu de Dios a otro lugar.  Esto no confirma que sea un viaje astral, o viaje espiritual como he de llamarlo a lo largo de este estudio.  Sin embargo no podemos negar que los hombres tienen la capacidad de “desconectarse” del mundo físico para adentrarse cien por ciento en el mundo espiritual, cuando Dios así lo dispone, o cuando el hombre es engañado por doctrinas de demonios y espíritus engañadores.

39 Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino. 40 Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesárea. Hechos 8:39-40

Algunos usan este pasaje de la escritura para decir que es posible estar en “dos lugares al mismo tiempo”, pero Felipe no estuvo en dos lugares al mismo tiempo, estuvo en uno y en un instante fue transportado a otro lugar donde siguió predicando como si nada hubiera pasado. Felipe estaba acostumbrándose al sobrenatural poder de Dios operando en El.  Ciertamente, Felipe estaba sujeto a la autoridad de Dios sobre su vida, y no hacía nada por sí mismo, sino que lo que hacía lo hacía como Ezequiel, sólo cuando el espíritu de Dios le decía qué hacer, cómo y cuando.  Dentro del mundo espiritual, Satanás no cesa de engañar a la gente. Las personas que practican el ocultismo pueden adentrarse al mundo espiritual y algunos hasta tienen conversaciones con demonios y con Satanás mismo, otros han experimentado el infierno y las tinieblas al hacer esto.  Los que estamos en Cristo al vivir por fe, orando, ayunando, leyendo la Biblia y siendo llenos del Espíritu, estamos haciendo algo parecido pero en sentido opuesto, hacia arriba y hacia la luz, que es Dios mismo. Ciertamente, cuando Dios es el que sujeta nuestro cuerpo, espíritu y alma, también nos permite ver manifestaciones espirituales, pero el fin es PARA EL BENEFICIO DEL REINO DE DIOS.

Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. Números 12:6

Cuando estamos dormidos, nuestro cuerpo se relaja a tal punto que se olvida de las necesidades como la comida, o la bebida por 8 horas o más,  pero cuando estamos despiertos el cuerpo en verdad nos hace saber de su existencia, nos da hambre, nos duele esto o aquello, tenemos sed, si nos malpasamos, duele la cabeza, etc. etc.  Quizá sea ésta la razón por la cual cuando dormimos, y nuestro cuerpo esta “silenciado” es cuando podemos escuchar a Dios hablándonos en sueños. La Biblia está llena de historias de hombres y mujeres de Dios que tuvieron comunicación de Dios por medio de los sueños.

proyeccion-astral

14 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios;

Pero el hombre no entiende.

15 Por sueño, en visión nocturna,

Cuando el sueño cae sobre los hombres,

Cuando se adormecen sobre el lecho,

16 Entonces revelado al oído de los hombres,

Y les señala su consejo, Job 33:14-16

Algunas personas tienen la capacidad de percibir el mundo espiritual cuando están conscientes y bien despiertos, y a esto se le llama discernimiento de espíritus, es un Don de Dios, que proviene del espíritu Santo. Ezequiel bien describía que el espíritu de Dios entraba en el y le mostraba aquellas cosas inefables. Pablo habla de un hombre que estuvo en lugares celestes sin haber muerto aún, y Pablo dice si en el cuerpo o fuera del cuerpo tuvo ese viaje, él no lo sabe. Es posible porque para Dios nada es imposible, que este personaje si haya ido al cielo sin su cuerpo. Una vez más esto no se aclara. En el viejo testamento hay una mención de “la cadena de plata”. La Biblia menciona esto sólo una vez en toda la Biblia, pero las personas que han practicado, dentro del ocultismo los viajes astrales, dicen que su cuerpo y su espíritu están conectados por “el cordón de plata”. Si en verdad es así, esto explica cómo puede alguien “salirse” de su cuerpo, y luego regresar a su cuerpo, ciertamente el cordón de plata solo lo rompe la muerte:

…y se perderá el apetito; porque el hombre va a su morada eterna, y los endechadores andarán alrededor por las calles; antes que la cadena de plata se quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el pozo;  y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio. Eclesiastés 12:5-7

Ciertamente, la escritura deja por sentado que el realismo espiritual es tan palpable como el realismo físico, pero ambos están conectados mientras hay vida, y cuando uno muere, se rompe la conexión que el cuerpo tiene con el alma y espíritu. El cuerpo vuelve a la tierra, de dónde fue tomado, y el espíritu vuelve a Dios que lo dio (Eclesiastés 12:7). Si las personas en verdad pueden separar su espíritu de su cuerpo para “viajar”, ¿Que sucede con el cuerpo mientras la persona viaja? Probablemente, los espíritus de demonios inmundos que “andan buscando reposo” verán la puerta abierta de ese cuerpo, y entrarán a hacer morada en él. Ciertamente tenemos que considerar qué sucede si hay personas que pueden “viajar espiritualmente” y si nosotros los cristianos debiéramos estar alertas de esas otras “entes” espirituales con las que por fuerza tenemos que lidiar. El mundo espiritual esta compuesto básicamente por Dios y sus ángeles, Satanás y sus demonios, y los espíritus humanos. Si el espíritu humano está subordinado a Dios en  todo su ser –espíritu alma y cuerpo- estamos hablando de Cristianos que tenemos acceso a todos los beneficios de Dios, a la protección de la Sangre de Cristo (Apocalipsis 2:11-12) a la protección de ángeles que acampan alrededor de nosotros y nos defienden y  ministran (Salmos 91:11; 2 de Reyes 6:16-17), y a la protección de vallados de fuego alrededor de nosotros, y nuestras familias, casa, ministerio, trabajo, etc. (Salmos 5:12) y con la poderosa armadura de Efesios 6. ¿Pero que sucede con los otros, los seres humanos rebeldes, que no están subordinados a Dios, que no creen en Jesús, ni su sacrificio, y que no cuentan con la protección de Dios pero que además de todo están realizando prácticas ocultistas como la “proyección astral?”

Cuando hubieres entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás á hacer según las abominaciones de aquellas gentes.  No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo ó su hija por el fuego, ni practicante de adivinaciones, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, Ni fraguador de encantamentos, ni adivino, ni magos, ni quien pregunte á los muertos. Porque es abominación á Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios las echó de delante de ti. Deuteronomio 18:9-12

Podemos deducir que todos los que practican ocultismo, de cualquier manera, son rebeldes a Dios, y por lo tanto se han convertido en abominación para Dios. Jesucristo murió por todos, pero no puede obligar a nadie a creer que El es el Salvador, el Único camino a Dios y que todos los otros caminos llevan a la perdición y  muerte eterna. Esto es y será una decisión personal de cada quien. Los demonios pueden entrar fácilmente en estas personas no sólo porque son rebeldes como ellos, sino porque no cuentan con la protección de Dios con la que contamos los Hijos de Dios. Si estos seres humanos practican viajes espirituales, los demonios fácilmente se van posesionando de su cuerpo hasta que la persona termina volviéndose loca. Muchísimas personas que abrieron puertas espirituales como estas, terminaron paranoicos, escuchan voces, y no pueden seguir adelante. Las proyecciones “astrales” espirituales son verdaderamente una puerta peligrosísima para los que la abren, y sólo Dios en su PODER absoluto, para el que Nada hay imposible, puede perdonar a la persona si ésta se arrepiente, y luego ayudarle a ser libre de todos esos demonios, cerrando tras ellos la puerta que el hombre o mujer rebelde abrió por ignorancia o descuido.

Ellos son los que, rebeldes a la luz, Nunca conocieron sus caminos, Ni estuvieron en sus veredas. Job 24:13

Para Dios no hay casualidades ni imposibles. Cuando nos topamos en nuestro caminar en Cristo con personas que practican esas cosas, podemos ciertamente orar por ellos pidiéndole a Dios que los perdone por su rebeldía y suplicándole que envíe Su Santo Espíritu a convencerles de pecado, de justicia y del juicio venidero. Como cristianos debemos entender que ni ellos ni nadie pueden hacernos daño si estamos en Cristo y  El en nosotros. ¿Si Dios es conmigo, quien contra mí? Sin embargo algunos de nosotros podemos “sentir” esas manifestaciones espirituales, y si cuando reprendemos en el nombre de Jesús no pasa nada, es porque en realidad puede ser que no sean demonios, sino brujos. Para este “tipo” de manifestaciones contamos con los ángeles, para que éstos se paren entre nosotros y esos espíritus humanos y nos defiendan.  Ni ellos, ni nadie, pueden separarnos del amor de Dios, que es en Cristo Jesús.  Escrito está:

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,  ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:38-39

Si estamos lidiando con este tipo de manifestaciones, lo que tenemos que pedir es ángeles que nos defiendan, perdonar a la persona, y pedir por su salvación,  orando por los que nos maldicen –brujos- sólo porque somos hijos, y si hijos, obedientes y si obedientes, no participaremos en esas cosas, y oraremos por los que las practican para que la voluntad de Dios se cumpla en esta tierra.

 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Mateo 5:44-45

az inalterable de Jesucristo esté con todos los que le aman y le siguen. Que su Palabra traiga esperanza para los que están envueltos en ocultismo y que encuentren que sí hay remedio, el remedio es sólo Jesús.

Aleluya  y gloria a Dios!

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 673 seguidores

%d personas les gusta esto: