EE.UU. cambió el foco de su plan de rescate y el destino de los US$ 700.000 millones

13 Nov

EE.UU. cambió el foco de su plan de rescate y el destino de los US$ 700.000 millones

23:07

Lo anunció el secretario del Tesoro, Henry Paulson. Dijo que el plan apuntará a estimular los préstamos para el consumo y no a comprarles a los bancos sus paquetes de créditos incobrables. También desestimó que se inyecte dinero en la industria automotriz.

CAMBIOS. Paulson llega a la Conferencia de Prensa en el Departamento del Tesoro. (AP)

El gobierno estadounidense anunció esta tarde que reformulará el plan de rescate financiero por 700 mil millones de dólares. El dinero no se usará para comprar los “activos tóxicos” de los bancos, básciamente paquetes de créditos irrecuperables, sino para estimular los préstamos al consumo e inyectar capital en las entidades financieras que así lo requieran. 

El anuncio lo hizo el secretario del Tesoro, Henry Paulson, quien también aseguró que buscará los medios para ayudar al sector financiero “no bancario” en el marco del Programa de ayuda para activos en dificultades (TARP, por su sigla en inglés). 

“En las pasadas semanas continuamos examinando los beneficios relativos de comprar activos no vendibles relacionados con hipotecas. Nuestra conclusión ahora es que no es el medio más efectivo para usar los fondos del TARP, pero continuaremos examinando si la compra de activos precisos puede jugar un papel positivo”, detalló el responsable del Tesoro. 

Lo que es seguro es que el gobierno estadounidense seguirá usando 250.000 millones de dólares para comprar acciones de bancos de manera que estos puedan mejorar sus balances y reanudar la cadena de préstamos. 

Según explicó Paulson, el foco del plan pasará por apoyar a los mercados financieros que otorgan créditos para el consumo, en áreas tales como las deudas de tenedores de tarjetas de créditos, préstamos para automotores y préstamos estudiantiles.

Aunque el crédito para la compra de autos quedó ahora dentro del núcleo del programa, el secretario del Tesoro se encargó de señalar que el Gobierno no saldrá al rescate de las automotrices, uno de los sectores más golpeados -al menos por ahora- por el impacto de la crisis financiera en la economía real.

Más allá de los cambios anunciados, en la conferencia de prensa, Paulson dejó otro par de aseveraciones destacables. Por un lado, sostuvo que ya hay “signos de mejoría” en Estados Unidos y el resto del mundo. Por otro, prácticamente se quejó de que los dedos acusadores apunten sólo contra su país por la responsabilidad en la crisis. “Durante varios años, desequilibrios persistentes y crecientes favorecieron un incremento espectacular de los flujos de capitales, bajas tasas de interés, tomas excesivas de riesgo y una búsqueda mundial de rentabilidad. Esos excesos -dijo- no pueden ser atribuidos a una sola nación”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: