Archivo | 9:40 PM

El fondo de armario de Sarah Palin

1 Nov
jueves, 23 de octubre de 2008 10:33 Joan Cañete Bayle

El fondo de armario de Sarah Palin

La publicación Politico ha desvelado que el Partido Republicano se ha gastado 150.000 dólares en ropa para la familia Palin desde que la gobernador de Alaska fue elegida como número dos de John McCain a finales de agosto. Las facturas pertenecen a algunas tiendas de lujo, como Saks Fifht Avenue. También hay una partida presupuestaria en septiembre de 4.716 dólares en peluquería y maquillaje.

Me gustaría deciros cuánto gasta en ropa la campaña de Barack Obama. O el mismo John McCain, pero lo único que he encontrado es que el republicano se gastó 500 dólares el año pasado en unos zapatos. El artículo de Politico se limita a decir que en las cuentas de la campaña de Obama no hay partidas presupuestarias similares. Pero, digo yo, que esos trajes, esas camisas siempre blancas y esas corbatas con el nudo tan bien hecho algo habrán costado, que Obama no es de esos que deja que lo inviten por ser famoso.

Entiendo que hay una clave política en la publicación de cuánto dinero se han gastado los republicanos en los Palin (aunque la noticia ya es que se lo han gastado todo en ella). En su fulgurante entrada, auge, y parece que caída, en la escena política nacional estadounidense Palin se ha construido la imagen de ser una más, una estadounidense como cualquier otra, la hockey mom y todas esas cosas. Es incoherente con ese discurso, no queda bien, el hecho de ir a comprar ropa en tiendas de lujo y en esas cantidades. Hasta ahí la crítica política legítima, si fuera la misma para todo el mundo.

Pero, ¿de verdad no interesa saber cuánto dinero se gasta Obama en ropa? Del demócrata y de McCain sabemos, por ejemplo, cuántas casas y cuántos coches tienen. ¿No interesa saber eso de Palin? ¿Sólo interesa saber cuánto se ha gastado en ropa? ¿Acaso la ropa masculina no cuesta dinero? En un día, los cuatro candidatos pueden tener fácilmente más de media docena de actos públicos. No hay fondo de armario que aguante eso. Evidentemente hay que comprar ropa. ¿No se criticaría a Palin si apareciese en los mítines con tejanos y camisetas del equipo de hockey de su pueblo? Vale, esto último es un poco demagógico, lo acepto.

No voy a ser yo quien defienda a Palin. Estoy en contra de su discurso basado en elogiar el sentido común del ciudadano medio mediante el desprecio de todo lo que suene a intelectual y a preparación académica rigurosa. Me parece inaceptable, tanto en ella como en cualquier otro político, que divida EEUU (o cualquier otro país) entre “buenos americanos y malos americanos”, aunque después pida disculpas. Lo de la experiencia internacional porque ve Rusia desde Alaska es ridículo.

Y coincido con Colin Powell que por lo que hemos visto hasta ahora no parece que la gobernadora esté lista ni de lejos para ser presidenta de EEUU en caso de que a McCain le suceda algo.

Pero hay algo en las críticas que recibe Palin que me disgusta.

Esperaré a ver cómo defienden a Palin por haber sufrido un doble rasero machista las opinadoras feministas que, por ejemplo, estallaron cuando en una pieza de moda The Washington Post valoró el escote de Hillary Clinton en una votación del Senado. No sé por qué me da que no va a haber una gran rasgadura de vestiduras, y nunca mejor dicho, al respecto. Es como si quienes defienden los derechos de las mujeres les costara ver machismo en los ataques que recibe una mujer que es muy de derechas, está en contra del aborto y no encaja en el paradigma ideológico habitual del feminismo. Como si Palin, por ser de derechas y defender políticas que van en contra de los postulados clásicos del feminismo, fuera menos digna de defensa.

No sé qué hubiera sucedido si en plena campaña de las primarias entre Obama y Clinton, con la senadora en desventaja económica, se hubiera desvelado que la exprimera dama había dedicado 150.000 dólares de contribuciones a comprarse trajes chaqueta. Pero me lo imagino.

PD1: La frase: Sarah Palin, sobre Hillary Clinton: “Cuando llegó el momento de elegir, Barack Obama no pudo optar por una mujer que logró

18 millones de votos en las primarias. Eso suena a una historia familiar, ¿no?”

PD2: Otra frase: Hillary Clinton, sobre Sarah Palin: “Creo que tanto Barack como Joe (Biden) han sido muy listo, después de un paso en falso inicial, en no criticar a la gobernadora Palin en persona”.

Anuncios

Indecisos y el ‘efecto Bradley’

1 Nov
      viernes, 31 de octubre de 2008 6:30 Joan Cañete Bayle

Indecisos y el ‘efecto Bradley’

Se han convertido, al mismo tiempo, en objeto de deseo y de burla. Tras casi dos años de campaña electoral ininterrumpida y ampliamente cubierta en los medios tradicionales e Internet, un 8% de la población dice que aún está indecisa entre Barack Obama y John McCain. Dado que la media de las encuestas le da a Obama una ventaja de 5,9 puntos en intención de voto nacional, a lo que hay que aplicarle el margen técnico de error, es comprensible que los indecisos sean un grupo que llama poderosamente la atención.

¿Cómo es posible que aún haya gente indecisa?, se preguntan muchos, con cierto (en algunos casos, como Jon Stewart, sin el cierto) tono de burla. Según un estudio del Pew Research Center for the People and the Press, el perfil del indeciso es el de mujer, de mediana edad, con escaso nivel de estudios y asistente asidua a la iglesia. La broma recurrente, sobre todo por parte de los seguidores de Obama, es presentarlos como gente con escasas luces.

 

Otros medios han hecho un enfoque más serio y menos ofensivo, preguntando a especialistas cómo se toman decisiones de este tipo. En The New York Times el neurocientífico Joshua Gold argumentaba que es perfectamente racional esperar hasta el último momento para tomar decisiones con toda la información completa. Al fin y al cabo, argumenta, no se vota hasta el 4 de noviembre. No hay ninguna obligación de decantarse antes de hora.

En declaraciones a la agencia Reuters, el politólogo Harwood McClerking daba dos explicaciones. La primera, que estos indecisos en realidad ya han tomado una decisión a un nivel inconsciente, y acabarán votando según los patrones de su grupo demográfico (lo cual implicaría que optarán por McCain, en caso de que sea correcto el perfil del Pew Center). La segunda, que estamos ante un ejemplo del efecto Bradley: que no quieren votar por cuestiones racistas a Obama pero les avergüenza decirlo abiertamente a los encuestadores.

De una forma u de otra, el color de la piel de Obama (bueno, en puridad es mulato pero nadie parece recordar que su madre era blanca) siempre  acaba saliendo a la palestra a pesar de que no hay ninguna prueba objetiva de que hasta el momento haya tenido ninguna influencia. Desde que se impusiera en el caucus de Iowa, la mayor evidencia de que el efecto Bradley ya no está en vigor es el propio Obama, que se impuso cómodamente en términos de delegados a Hillary Clinton y se llevó estados mayoritariamente blancos como el propio Iowa (donde, por cierto, las encuestas le dan una gran ventaja sobre McCain).

Si en algo parece que está influyendo el color de la piel de Obama parece que es a su favor: la comunidad negra lo votará prácticamente en bloque en unas proporciones inéditas en el país (de la misma forma que su participación también puede ser histórica) y el hecho de ser el primer candidato negro a la presidencia de EEUU contribuye a que el mensaje de cambio sea tan creíble cuando él lo pronuncia. Además, el temor a que el racismo se colara en la campaña en cierta medida ha hecho que los medios y la sociedad en general estuvieran mucho más atentos a cualquier crítica negativa al candidato (como cuando se acusó a Bill Clinton, otrora el primer presidente negro de EEUU, de racista por decir que Obama era un cuento de hadas). Estos días hemos tenido otro ejemplo de esta sensibilidad: estamos en Halloween, y entre la decoración tradicional se incluye colgar de árboles muñecos que simulan cadáveres o fantasmas. En Kentucky, dos jóvenes fueron arrestados por colgar una efigie de Obama; en California, una familia colgó un maniquí de Sarah Palin, sin que hubiera detenciones. La horca (o la soga) es uno de los símbolos racistas desde los tiempos de los linchamientos y asesinatos de negros en el sur del país por parte del Ku Klux Klan.

A lo largo del año electoral he tenido la oportunidad de hablar en diferentes lugares del país con ciudadanos negros, desde habitantes de barrios deprimidos hasta profesores de Georgetown, desde Washington hasta Missisipi. La evolución de sus opiniones ha sido muy similar: al principio pensaban que Obama no tenía ninguna posibilidad; a medida que fue ganando estados en las primarias, empezaron a pensar que por qué no; cuando finalmente se impuso a Clinton, se atrevían a “soñar en voz alta”, como me dijo un académico; y ahora que las encuestas predicen su victoria, no se atreven a dejar fluir su euforia temerosos de que algo ocurra, como si expresar confianza fuera a gafar o maldecir la votación. Es curioso: los que me decían desde el principio que estaban convencidos de que era posible eran los seguidores más jóvenes de Obama (Yes, we can). Entre la población negra, Obama también impone una brecha generacional, aunque de otro tipo que en la blanca.

Parece, pues, que el efecto Obama es más poderoso que el efecto Bradley. Pero en la calle el color de la piel, el miedo a que el racismo manche estas elecciones, se palpa, aparece muy pronto en cualquier conversación sobre el demócrata (junto al temor a que sea asesinado, otro clásico de las charlas de sobremesa). Hay demasiadas pruebas a diario de que el racismo está presente en la sociedad estadounidense como para pretender que no tendrá ningún peso cuando un negro puede llegar a la Casa Blanca. Aunque, visto este ciclo electoral de forma objetiva, nada sustenta la teoría de que así vaya a ocurrir. Pero es un temor que sale del estómago, irracional pero no por ello necesariamente equivocado. El martes saldremos de dudas.

PD: Una estadística: el 23% de los tejanos está convencido de que Obama es musulmán.

Obama se enfada con un grupo de periodistas por intentar fotografiarle en Halloween

1 Nov

1/11/2008 16:08 h LE ACOMPAÑABA SU HIJA

Obama se enfada con un grupo de periodistas por intentar fotografiarle en Halloween

  1. • El candidato demócrata se dirige con un “ya basta” a los reporteros apostados delante de su vivienda en Chicago
REUTERS
CHICAGO

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, ha mostrado su enfado con un contundente “ya basta” a los periodistas que se agolpaban en las puertas de su vivienda en Chicago para fotografiarle a él y a su hija cuando se dirigían a casa de unos vecinos para celebrar la tradicional fiesta de Halloween.

Obama, que se ha tomado un respiro de apenas unas horas y ha aparcado la campaña electoral para estar con su familia en casa, cuatro días antes de las elecciones en EEUU, le ha dicho a los reporteros: “Ya basta, ustedes tuvieron su momento. Déjennos solos”. El candidato presidencial ha pronunciado esta frase cuando caminaba cerca de su casa con su hija Sasha, de 7 años, quien estaba disfrazada para asistir a una fiesta.

Esta reacción es inhabitual en Obama, que proyecta una imagen de hombre tranquilo y que se lleva bien con el público.

Molesto con un cámara

El senador de Illinois se ha molestado cuando un cámara ha intentado aproximársele. “Vamos chicos, subid de vuelta al autobús”, le has dicho a los periodistas, muchos de los cuales le han acompañado desde el aeropuerto al barrio Hyde Park de Chicago.

Obama, que llevaba gafas de sol pero no iba disfrazado, y su hija, vestida como la protagonista de la película La novia cadáver, se han apresurado para dejar a los periodistas tras ellos. Curiosamente, los niños que había en los alrededores, que jugaban al “truco o trato”, han empezaron a gritar “Obama, Obama” mientras él pasaba.

Confianza en la victoria

El hecho de que el candidato demócrata se haya tomado un tiempo libre para disfrutar de la fiesta de Halloween junto a su familia es una demostración de que se muestra confiado sobre sus posibilidades de ganar el martes, ya que según las encuestas, lleva una ventaja de siete puntos sobre su rival republicano, John McCain.

JUDIOS PIDEN NOMBRAR A JUAN XXIII COMO JUSTO ENTRE LAS NACIONES

1 Nov

JUDIOS PIDEN NOMBRAR A JUAN XXIII COMO JUSTO ENTRE LAS NACIONES

QUE DISTINTO LO TRATARON A PÍO XII! …



AQUÍ LOS PÉRFIDOS FUNDAMENTOS:

El creador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, Baruj Tenembaum, ha hecho un llamamiento para que Juan XXIII sea declarado “Justo entre las Naciones”.

“Si el Papa Juan XXIII no es declarado ‘Justo entre las Naciones’ serán nuestros hijos quienes lo consagren, ya que la figura de este gran personaje de la historia se agiganta día a día”, afirma Tenembaum, prestigioso representante judío y pionero a nivel mundial del diálogo interreligioso desde los años sesenta del siglo pasado.

“Una nueva era en las relaciones de la Iglesia Católica con el judaísmo se inauguró con el pontificado de Juan XXIII –constata Tenembaum–. Se trató de una época marcada por la comprensión y el entendimiento después de siglos de denigración, prejuicio y persecución religiosa”. (SIC)

“Las puertas del diálogo interreligioso que comenzaran a abrirse entonces y continuaron abiertas durante el pontificado del Papa Juan Pablo II, quien solía dirigirse a los judíos como ‘los hermanos mayores’; quien visitara los campos de exterminio del nazismo en señal de contrición y solidaridad con las víctimas judías y que ascendiera en peregrinaje a la Tierra Santa, en el Estado de Israel”.

Fuente: SANTA IGLESIA MILITANTE

Elegí como vivir.

1 Nov

Elegí como vivir

30 de octubre

“Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez.” Filipenses 4:12 (NVI)

Escuchaba a un profesional que definía cuatro actitudes típicas de las personas frente a la vida. Y decía que en mayor o menor medida, todos nos encasillamos en alguna de estas cuatro actitudes. Si bien
puede ser que combinemos algunas, y que nada sea permanente, hay una actitud que tiene preponderancia sobre las otras.

Está el que dice: Yo estoy mal y el mundo está mal. Es quien termina suicidándose. Una visión extremadamente negativa y oscura de su realidad personal y de la realidad que lo rodea. Vive amenazado por
su entorno y por sus propios fantasmas. Es insano.

Está el que dice: Yo estoy bien y el mundo está mal. Es el típico psicópata que intenta cambiar al mundo, porque está equivocado. Alguien orgulloso, egocéntrico, autoritario. Es el típico ejemplo del asesino serial o el dictador, que no acepta otra visión que la suya propia. No puede admitir a alguien que piense distinto. También es insano.

Está el que dice: Yo estoy mal y el mundo está bien. Es el típico sujeto depresivo. En su comparación continua, todo el resto funciona correctamente y su vida es un cúmulo de infelicidades, frustraciones
e insatisfacciones. Vive en una queja y angustia constante, incapaz de disfrutar algo bueno que le pase. También es insano.

Finalmente, está el que dice: Yo estoy bien y el mundo está bien. Es aquella persona que puede enfrentar la vida con una actitud positiva y creativa. Que tiene la capacidad y la habilidad para superar los problemas que se le presentan y encuentra una razón para continuar, a pesar de las dificultades. No es un necio que no ve la realidad. Simplemente no se deja dominar por ella.

Es lo que podía decirle Pablo a los filipenses. No estaba en Cancún de vacaciones, estaba en una cárcel. Pero en lugar de suicidarse, protestar contra el sistema o deprimirse, Pablo recalca este mensaje de esperanza y abundancia: Se estar bien. No me afectan las circunstancias, porque Dios está por sobre las circunstancias. Lo que estaba diciendo Pablo era, que el problema no era el problema, sino lo que él hacía con el problema.

REFLEXIÓN – Elegí como vivir.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Visitá nuestro Sitio Web: http://www.devocionalpc.com.ar

¿Por qué los perros levantan la pata al orinar?

1 Nov

31/10/2008 Edición Impresa LA PREGUNTA DEL LECTOR

¿Por qué los perros levantan la pata al orinar?

FERRAN NADEU
Un perro orina junto a una escultura de Botero en el barrio del Raval. Foto: FERRAN NADEU
PREGUNTA: JOSEP ESPINAZO
RESPUESTA: Sección Pequeños Animales. Col·legi Oficial de Veterinaris de Barcelona

Se trata de un verdadero sistema de comunicación social en que se asocian mensajes olfativos y comunicación a través de las posturas. La acentuación del grado de elevación de la pata, las posturas que preceden a esta actitud y la elección del lugar de marcaje son elementos que modulan la importancia de la información transmitida. Este comportamiento es realizado por igual por machos y hembras. Sin embargo, en estas la probabilidad de que lo hagan varía a lo largo del ciclo sexual, por lo que es más frecuente en machos.
El comportamiento del marcaje urinario puede ser completado con el depósito de feromonas podales sobre el suelo rascándolo con las patas posteriores. La ejecución de este marcaje parece estar en relación con ciertas situaciones de competición entre machos, pero también se da después de la intromisión de individuos ajenos a la manada.

Tom Jones pide perdón a su mujer por haber sido infiel durante años

1 Nov

Tom Jones pide perdón a su mujer por haber sido infiel durante años

Tom Jones, de 68 años, ha decidido pedir perdón a su mujer, Lisa Trenchard, por serle infiel. Y lo hace cantando en The road, incluida en el nuevo disco, 24 hours, que saldrá a final de mes. El artista le dice a su esposa, con la que lleva 51 años, que sintió “la debilidad cuando era fuerte” y que la dejó “destrozada en el suelo”. “Fue como ir a un confesionario”, admite Jones en una entrevista.