Murió Iris Láinez: Una gran actriz, una mujer suave

14 Oct

Murió Iris Láinez: Una gran actriz, una mujer suave

Un paro cardíaco la sorprendió alrededor de las 10, según informó una de las nietas de la actriz, quien la encontró ya sin vida en su casa de Parque Luro, en Mar del Plata.

Por: Adriana Bruno


Debutó en cine en 1951 con “La calle junto a la luna”, de Román Viñoly Barreto, y cobró una enorme popularidad en televisión con El amor tiene cara de mujer (1964), de Nené Cascallar.

Ningún esfuerzo era demasiado para Laura, a la hora de sostener el bienestar de su hogar. Y así como a otras les tocó representar la pasión de la juventud, Iris Láinez fue la maternidad, la independencia, la lucha, la cultura del trabajo y de la honestidad, la familia. No estaban alejados, en la esencia, aquel personaje de El amor tiene cara de mujer —la telenovela que la hizo famosa en los ”60— y la actriz, la señora actriz, que murió ayer a la mañana, a los 86 años, en Mar del Plata.

Un paro cardíaco sorprendió a Láinez alrededor de las 10, según informó una de las nietas de la actriz, quien la encontró ya sin vida en su casa de Parque Luro. Allí se había mudado hace 17 años, por recomendación médica a su marido, el productor de televisión y teatro Eddie Williams. Con él, que murió en 2004, Iris tuvo un hijo, tres nietas y una historia de amor que duró 60 años.

Su romance con la actuación fue incluso más largo. Debutó en radio a los 14 cuando, estando entre el público, la eligieron para acompañar al joven e ignoto Eduardo Rudy en un concurso, y ganaron. Desde entonces, no paró de hacer radioteatros. El legendario Román Viñoly Barreto la incorporó al cine en 1951 para La calle junto a la luna y luego, ya más adulta, hizo comedias pícaras en las que buena parte del humor pasaba por la paradójica inclusión de esta figura identificada con la seriedad y la moral familiar. Así pasarían, entre otras, La cigarra está que arde, en el 67; La gran ruta, El tío Disparate o La carpa del amor.

Para ese entonces, esta mujer nacida María Zulema, un 24 de enero de 1922 en el corazón de Barracas, ya tenía una sólida carrera en la radio y en la TV. Qué dice una mujer cuando no habla (1961), por caso, se transmitía por Canal 13 y, simultáneamente, por Radio Belgrano. Allí Iris teatralizaba los casos sentimentales que planteaban las televidentes, en unitarios que terminaban con algún consejo apropiado.

La telenovela de Nené Cascallar le dio una popularidad impensada. El amor… reunía a cuatro mujeres (Delfy de Ortega, Angélica López Gamio, Bárbara Mujica y ella), que trabajaban en un salón de belleza, para contar sus problemáticas, las de siempre y las nuevas, en un mundo en el que estaban cambiando demasiadas cosas. Y el rol de la mujer no era la menor. Con 800 capítulos, fue uno de los éxitos más grandes de la TV argentina: duró ocho años (1964-71) y se replicó siete veces, aquí, en México y en Brasil.

Después llegaron Cuatro mujeres para Adán, Historias en la noche, La familia duerme en casa, Alta comedia

Ya en Mar del Plata, donde creyó que iba “a tejer calceta”, no sólo hizo teatro subida a un escenario (Ver Un retiro…), sino también desde las clases que dio a cientos de alumnos, y desde su gestión como presidenta de la Asociación Argentina de Actores local. Nada de esto la envanecía. Dueña de una voz de mil matices, Iris Láinez cultivo la discreción y la convirtió en su más preciada joya.

Una respuesta to “Murió Iris Láinez: Una gran actriz, una mujer suave”

  1. nsaruba 14 octubre 2008 a 5:56 PM #

    Efectivamente se murió una gran actriz. Es una enorme pérdida para la cultura argentina.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: