Según un equipo de científicos Alemanes, Holandeses e Ingleses, ya es teóricamente posible “entrenar” bacterias dentro del cuerpo humano para que estas aprendan tareas determinadas como podrían ser advertirnos de amenazas de salud, protegernos contra enemigos invasores, y hasta llevar medicinas a lugares específicos dentro de nuestro organismo.

Según los científicos, aunque estas criaturas no poseen un sistema nervioso cerebral que las ayude a asociar estímulos como lo hacen (por ejemplo) perros entrenados, sería posible “programar” estos organismos con circuitos moleculares en base a ingeniería genética.

La idea es diseñar un “circuito celular” al programar los genes de las bacterias, de tal manera que estas se comporten como uno lo desee. En otras palabras, utilizar bacterias como robots biológicos, cuyo software es definido con ADN en vez de con ceros y unos digitales.

Según el reporte, que aparece en el MIT Technology Review, este concepto ya tiene un precedente en el 2005, cuando un equipo del National Institutes of Health (Instituto Nacional de la Salud, de los EEUU) sugirió utilizar bacterias controladas a control remoto para que estas llevaran tratamientos antiviral para luchar contra el virus del HIV.

sabias que…