Organizaciones LGTB repudian la anulación de multa a la jueza de Dénia que se negó a casar parejas homosexuales

18 Sep

18-09-2008

Organizaciones LGTB repudian la anulación de multa a la jueza de Dénia que se negó a casar parejas homosexuales

Madrid – (Agencias)

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó dejar sin efecto la multa de 305 euros impuesta a la juez de Dénia (Alicante) Laura Alabau por una falta grave de desconsideración, por las criticas que realizó por escrito contra el Gobierno y la Fiscalía de Alicante, al sentirse ‘perseguida’ tras negarse a celebrar bodas entre homosexuales.

La magistrada acusó a estas dos instituciones por medio de un escrito dirigido al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de haber sufrido “una persecución por parte del aparato propagandístico del Gobierno” por su postura contraria a las bodas entre personas del mismo sexo. Fue sancionada por la Comisión Disciplinaria del Consejo el pasado mes de mayo.

Los votos de los nueve vocales integrados en la denominada ‘mayoría conservadora’ del órgano de Gobierno de los jueces, frente a los ocho votos de los ‘progresistas’ y del vocal independiente, Agustín Azparren, han avalado los argumentos del recurso presentado por la juez, al considerar que el contenido de sus escritos se ampara en la libertad de expresión, señalaron fuentes del Consejo.

Contra esta tesis se han pronunciado los ocales de la denominada ‘minoría progresista’, que han anunciado la presentación de un voto particular, informaron a Europa Press fuentes de este sector, al que se une otro voto discrepante del vocal designado por CiU Alfons López Tena. La votación se ha realizado en secreto, y para la estimación del recurso ha sido necesario el apoyo del presidente, Francisco José Hernando.

Consideran los progresistas que el punto de vista avalado por el Pleno contradice la doctrina del Tribunal Constitucional en lo referido a los límites en la libertad de expresión de los jueces y supone la derogación de facto de las sanciones previstas para este tipo de conductas en el régimen disciplinario de los magistrados, según las mismas fuentes.

Repudio de Organizaciones LGTB

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha hecho pública su indignación por el fallo.

Antonio Poveda, presidente de la FELGTB, ha declarado que “esperamos que el próximo Consejo trabaje siguiendo criterios jurídicos y no desde el amiguismo hacia jueces que comulguen con sus posturas claramente ultraconservadoras y ultracatólicas que además atentan contra la ley”.

La Confederación Española COLEGAS de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales mostró su estupor ante el nuevo escándalo judicial por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al levantar la, por otro lado irrisoria, sanción a la jueza Laura Alabau.

“Es inaudito que tales hechos se estén produciendo con relativa asiduidad en la justicia española, tras la también irrisoria multa al juez Rafael Tirado por dejar suelto al asesino de la niña onubense Mari Luz. Algo está pasando en la Justicia Española, o más bien por fin se está viendo que el control a la judicatoria falla, anteponiendose la simple defensa del corporativismo profesional a la misma esencia de la justicia. La Justicia en España está enferma, y es necesario curarla. Si el CGPJ no funciona como se ha mostrado reiteradamente, es necesario disolverlo y crear un organismo nuevo que sea ante todo imparcial y objetivo. Por ello, exigimos la disolución inmediata del Consejo General del Poder Judicial por arbitrario e injusto”, ha declaradoRafael Salazar, presidente de COLEGAS.

Por su parte, el Col•lectiu Lambda tildó de “indignante” la decisión del CGPJ, ya que consideró que “es inaceptable que una jueza que ha vulnerado derechos básicos de lesbianas y gais haya pretendido presentarse como víctima de una persecución y que ahora el mismo CGPJ, en su despedida, le perdone la multa y la sanción”.

El Col.lectiu Lambda criticó que la jueza de Dénia “cuestionó la constitucionalidad de la ley aprobada por la mayoría de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados con la que se terminaba con una discriminación legal hacia gays y lesbianas” y añadió que “se negó a casar a una pareja de mujeres lesbianas y posteriormente a una pareja de chicos gais, incumpliendo así una ley aprobada en el Parlamento”.

Para el colectivo de homosexuales, la jueza Laura Alabau “se ha beneficiado del último pleno de la actual composición del CGPJ, que anteriormente le impuso una falta grave y una falta leve”, y recordó que la falta grave “fue impuesta por dirigir a los poderes, autoridades o funcionarios públicos o corporaciones oficiales felicitaciones o censuras por sus actos, invocando la condición de juez, o sirviéndose de esta condición”.

Asimismo, Lambda señaló que la jueza “dirigió un escrito al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) una persecución por parte del aparato propagandístico del Gobierno”. Para el colectivo, “al parecer, ahora esta actitud no constituye ninguna falta”.

La coordinadora general del Col•lectiu Lambda, Luisa Notario, resaltó que “la despedida del CGPJ viene a ratificar la actitud de éste durante los últimos años”. Al respecto, aseguró que “durante la tramitación de la ley que ha reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo, el CGPJ aprobó un informe, que nadie le pidió, contrario al mismo donde se comparó el matrimonio de parejas de lesbianas y gays con matrimonio entre hombres y animales”.

Notario manifestó su deseo de que el nuevo pleno del CGPJ “empiece con otro pie y tenga más en cuenta el respeto a la legalidad que los prejuicios ideológicos”. “Respecto a la jueza Laura Alabau, sólo esperamos que ninguna lesbiana ni ningún gay se la cruce en su nuevo destino en los juzgados de Valencia”, resaltó.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: