Archivo | 3:26 PM

Garfield

20 Jul

sp-garfield Para Tí
domingo 20 de julio de 2008
Today's Cartoon
Esta

Historia de la Moda XIII

20 Jul

Historia de la Moda XIII

Los Escitas:

Los escitas eran pueblos bárbaros, que habitaban en el norte del mar Negro. Sus costumbres eran semejantes a las de los nómadas mongoles. El traje de los hombres se componía de pantalón más o menos ancho, justillo abierto por delante y sostenido por un cinturón que sujetaba el pantalón, borceguíes(zapatos) encordonados en los tobillos y gorro alto, semejante al gorro frigio. Las prendas eran cosidas con finas tiras de cuero. Los escitas de la península de Crimea adornaban sus vestiduras con placas de oro. La gente común llevaba una túnica cerrada, abierta en el pecho. Las principales armas de los escitas eran el arco y la flecha. El primero era fabricado por dos cuernos unidos por el medio por un palo, con las flechas metidas en un carcaj de cuero labrado y suspendido de un cinturón. Llevaban, asimismo, espadas cortas y curvas, lanzas y hondas. Se adornaban con joyas de gusto bárbaro.

Historia de la Moda XII

20 Jul

Historia de la Moda XII

Los Sármatas y los Dacios:

Los Sármatas y los Dacios eran pueblos bárbaros que lucharon contra los romanos, y fueron estos quienes nos proporcionaron datos sobre la vestimenta de aquellos. Los sármatas, que habitaron en Rusia meridional, usaban pantalones más bien anchos, túnica con mangas ajustadas, sombrero en forma de gorro frigio y manto cuadrado o semioval que se prendía en el hombro derecho. Los guerreros usaban una túnica larga y, sobre ella, una túnica plegada sin mangas y una gorra en forma de casco.
Los dacios vivían en el mar Negro, los monte Cárpatos y el río Danubio. Su vestimenta era semejante a la de los sármatas: pantalón sujeto al tobillo, túnica estrecha y manto. Las mujeres usaban dos largos vestidos con mangas; en lugar de cinturón, un manto cuyo borde superior rodeaba las caderas y se ataba por delante.

Historia de la Moda XI

20 Jul

Historia de la Moda XI

Los Germanos:

Los germanos eran pueblos arios o indoeuropeos que habitaban en el centro de Europa. Entre ellos se distinguían los francos, burgundios, vándalos, visigodos, ostrogodos, anglos, sajones y otros, que irrumpieron violentamente en el Imperio Romano de Occidente y lo destruyeron en el año 476. Los germanos eran bravos soldados que cubrían su cuerpo con un simple trozo de piel, sujeto con un cinturón ancho de cuero, que llevaba a veces, adornos de metal. Protegían la cabeza con un casco también de metal. El calzado era sencillo: un mocasín sujeto con tiras de cuero cruzadas, que servían para sostener, en las piernas una especie de media de piel. Los adornos (por lo general, brazaletes) y los pectorales eran de bronce, lo mismo que los escudos.

Historia de la Moda X

20 Jul

Historia de la Moda X

Los galos:

Los galos eran un pueblo bárbaro, que habitaba en el actual territorio de Francia. Fuertes guerreros, fueron dominados tras larga lucha por Julio Cesar. La vestimenta que usaban era semejante a la de otros bárbaros que ocupaban Europa central y nórdica. Los hombres vestían pantalones, túnica corta con mangas, manta de lana, y en invierno capa de pieles. Las mujeres lucían túnica larga y, como abrigo, una manta cuadrada de lana gruesa fijada sobre el hombro con un broche. La túnica caía en suaves pliegues ajustada por un cinturón colocado debajo del pecho. Les gustaba usar alhajas – collares, brazaletes, pectorales, hebillas, etc. -, por lo general de bronce, pero también de oro, sabían forjar muy bien los metales, como lo prueban, además de las joyas, los cascos y las espadas de los guerreros. El calzado era sencillo, de tipo mocasín o sandalias que se ataba al pie con correas, también botas de cuero sin curtir, con bonitos adornos, los sacerdotes vestían amplia túnica y capa de color blanco.

Historia de la Moda IX

20 Jul

Historia de la Moda IX

Los Romanos:

Desde el siglo I a. de J.C., la vestimenta principal de los romanos fue la toga, tanto para las mujeres como para los hombres. Mas tarde; la prenda femenina se llamó palla. La toga era semejante al himation griego, pero más amplia, y media unos 2,5 metros de ancho por 5,2 de largo. Se disponía sobre el cuerpo formando pliegues; un extremo se colocaba sobre el pecho y, atravesando por encima del hombro izquierdo, rodeaba la espalda, volvía hacia adelante pasando por debajo del brazo derecho, de allí tornaba otra vez sobre el hombro izquierdo y se ataba a la espalda. La toga de los senadores era blanca, con franjas de color púrpura. Los emperadores vestían una túnica bordada en oro y una toga bordeada de púrpura.

Desde sus orígenes, Roma luchó contra los pueblos vecinos y fue extendiendo paulatinamente sus dominios, hasta organizar el imperio más grande de la antigüedad. Para ello necesito contar con un buen ejercito. La unidad militar se llamaba legión, que equivalía al recluta o llamado a las armas; de allí el nombre de legionario dado a los soldados. Estos llevaban coraza, casco, escudo, perneras lanza o pilo y una espada corta llamada gladius. La primitiva coraza de bronce macizo fue sustituida por otra mas ligera – la loriga – , formada por pequeñas laminas de metal. Los soldados romanos, llevaban consigo todo lo necesario para subsistir, tanto las armas como los utensilios de cocina y su provisión de trigo para 15 días. Se los llamaba entonces impeditus (impedidos).Cuando iban a la batalla, dejaban sus bultos y eran expeditus, es decir listos para combatir. Cada legión portaba sus insignias particulares, que consistían en largas picas llenas de adornos y coronadas con la figura del águila.

Entre los antiguos romanos los gladiadores, eran por lo general, prisioneros, esclavos o condenados a muerte que combatían entre si o contra animales feroces en espectáculos que atraían a gran multitud en los anfiteatros. Esa costumbre data del siglo II antes de J.C., pero se hizo muy popular en época de los emperadores. Los romanos distinguían a los gladiadores por sus armas y su manera de combatir. Así estaban los mirmillones, que tenían un casco con una pieza de metal que cubría totalmente la cara y podía levantarse; los reciarios, que llevaban un tridente y una red con la que trataban de envolver la cabeza del adversario; los traces armados con escudo redondo y puñal; los secutores, con escudo y puñal, adversarios tradicionales de los reciarios. También había gladiadores que combatían a caballo. Cuando un gladiador era vencido, solo podía salvar la vida si así lo decidía el emperador o el pueblo.