El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir

19 jul

18 de julio

“El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

Vivimos días muy alienados, donde lo que menos hacemos es disfrutar, sonreír y estar contentos. Un amigo me pasó esta historia por mail, me pareció muy oportuna.

Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla se tornó en quejas, acerca del interminable ‘stress’, que les producía el trabajo y la vida en general.

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal, unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas.
Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café, recién preparado.

Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta, con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo: Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas, de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere, lo mejor para sí mismo.

Esa es, realmente, la causa de muchos de sus problemas relativos… al ‘stress’ Continuó diciendo: ‘Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo
que bebemos. Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores.

Después se pusieron a mirar… las tazas, de los demás. Ahora pensemos en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos… no define ni cambia realmente… la calidad de vida que llevemos. A menudo, por
concentrarnos sólo en la taza… dejamos de disfrutar el café.

La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo, ¡¡¡¡sino la que hace lo mejor, con lo que tiene!!!! Así pues, recordemos: *
Vivan de manera sencilla. * Tengan paz. * Amen y actúen generosamente. * Sean solidarios y solícitos * Hablen con amabilidad. El resto… ¡déjenselo a Dios! y recuerden que: ¡la persona más rica no es la que tiene más, sino la que necesita menos!

REFLEXIÓN – ¡DISFRUTA TU CAFÉ!

Un gran abrazo y bendiciones

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 674 seguidores

%d personas les gusta esto: