Archivo | 10:32 PM

Ridiculizan a Obama y se desata la polémica

15 Jul

Ridiculizan a Obama y se desata la polémica

La revista “New Yorker” echó nafta al fuego respecto de las creencias religiosas del candidato demócrata a la Casa Blanca. Caricatura con turbante.

NUEVA YORK (AFP-NA) — Una portada del semanario “New Yorker” que presentó a Barack Obama como un islamista radical fue calificada como de mal gusto y ofensiva por el vocero del candidato demócrata a la presidencia.
En su edición de ayer, la revista publicó un dibujo satírico de Obama vestido como musulmán y su mujer Michelle de guerrillera con peinado afro y un fusil, festejando la victoria en el despacho oval de la Casa Blanca.
Obama y su mujer chocan puños en gesto de complicidad y revancha. En la pared del lugar hay un retrato del fundamentalista islámico Osama Bin Laden y en la chimenea arde una bandera de Estados Unidos.
“La mayoría de los lectores van a considerar que la portada es de mal gusto y ofensiva, y nosotros estamos de acuerdo”, apuntó el portavoz de campaña de Obama, Bill Burton.
El matrimonio fue criticado por adversarios que los acusan de no ser patriotas y una serie de falsos rumores difundidos por internet presentan al candidato como un islamista secreto –a pesar que es protestante–, y a su compañera como una militante negra radical y revanchista.
El editor de “New Yorker” , David Remnick, publicó un comunicado para explicar el sentido editorial de la ilustración de Barry Blitt, que como todas las tapas del semanario, fundado en 1925, es un dibujo sin texto.
“Nuestra portada sobre la política del miedo combina una serie de imágenes fantasiosas acerca de los Obama y las muestra como obvias distorsiones”, alegó Remnick.
Según su óptica, tanto la bandera quemada, como el traje de nacionalista islámico radical, el choque de puños o el retrato en la pared, se refieren a uno u otro de esos ataques.
“La sátira es parte de nuestra actividad, y está destinada a poner las cosas al descubierto, a presentar un espejo frente al prejuicio, al odio y al absurdo. Ese es el espíritu de la portada”, insistió.
A su vez, el vocero de campaña del republicano John McCain, Tucker Bounds, se sumó a la polémica y criticó a la revista en los mismos términos que el equipo de su adversario demócrata.
“Estamos completamente de acuerdo con el equipo de campaña de Obama que es de mal gusto y ofensiva”, añadió Bounds.
El autor de la ilustración defendió su obra insistiendo en que la intención era denunciar lo ridículos que son los ataques contra el candidato demócrata.
Sin embargo, no todos coinciden en que la ironía del mensaje invocada por el semanario favorito de la intelectualidad de izquierda neoyorquina sea recibido de igual manera por los norteamericanos.
Según Jake Tapper, editorialista político del canal ABC, la caricatura es incendiaria. “Me pregunto cuáles hubiesen sido las reacciones si la hubiesen publicado el Weekly Standard o la National Review , que son dos revistas conservadoras”.

http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/15/07/2008/87f066.html

¿Cuál sería hoy el aspecto de Elvis?

15 Jul

¿Cuál sería hoy el aspecto de Elvis?

El 16 de agosto de 1977 falleció el mítico Rey del Rock a la edad de 42 años. Para conocer cuál sería su aspecto actual, el profesor David Perrett y el doctor Bernard Tiddeman, del Laboratorio de Percepción de la Universidad Saint Andrews, en Escocia, han desarrollado un software que reproduce los efectos naturales del envejecimiento sobre la piel y los cabellos. El programa forma parte de un proyecto de investigación que facilitará la identificación de personas desaparecidas durante muchos años. Para envejecer a Elvis hasta la edad de 68 años, los investigadores partieron de un retrato del artista en su época veinteañera y éste ha sido el resultado.

http://www.muyinteresante.es/tecnologia/que-era-el-rayo-de-la-muerte-de-tesla-2.html

Preocupa la tendencia al aislamiento en adolescentes

15 Jul

Preocupa la tendencia al aislamiento en adolescentes

El fenómeno, conocido como “hikikomori”, es cada vez más frecuente entre los jóvenes argentinos, que se recluyen en sus habitaciones y pierden contacto con el exterior durante meses.

BUENOS AIRES (Télam) — La exigencia excesiva en los ámbitos académicos y cierta imagen exitista, que sobrevalora algunas características físicas como patrones únicos de belleza, pueden generar fuertes retracciones entre los adolescentes que se aíslan del mundo exterior, afirmó la psicóloga Eva Rotenberg.
Fundadora de la “Escuela para Padres” y docente en la Maestría en Psicoanálisis de la Universidad Kennedy, Rotenberg advirtió que este fenómeno, que en Japón se conoce como hikikomori , se da cada vez más en los jóvenes argentinos, quienes se encierran en sus habitaciones y pierden contacto con el exterior durante meses.
“La tendencia no sólo es a encerrarse sobre sí mismos –explicó la psicóloga–. No se trata de chicos introvertidos, sino de adolescentes que se aíslan, se rehúsan a ir al colegio o eso es todo lo que hacen porque no salen, no tienen amigos”.
El fenómeno conocido como hikikomori –inhibición, reclusión o aislamiento, en japonés–, es muy estudiado por psicólogos nipones que detectaron miles de casos entre adolescentes que son –o fueron–, estudiantes brillantes que no pudieron sobrellevar la exigencia impuesta desde la sociedad y desde sus familias.
El síntoma típico es el retiro silencioso de jóvenes que solían ser alegres, inteligentes y sociables a sus habitaciones, donde pueden permanecer meses, incluso años y que, en extremo, puede acabar con el suicidio.
En todos los casos, se trata de adolescentes de clases medias altas con acceso a la tecnología que se recluyen para ver televisión, navegar por Internet y dormir, y que tienen cierto fanatismo por los “juegos de rol”, en los que canalizan la angustia que les producen sus propias inhibiciones.
Rotenberg advirtió que el hikikomori también preocupa a psicólogos argentinos que en los últimos años vieron cómo se incrementaron las consultas sobre estos casos.
“Son chicos que sienten que no alcanzan la expectativas del medio social y familiar en el que viven, piensan que están ‘fallados’ internamente, sufren un vacío interior que no pueden llenar”, explicó la psicóloga.
Si bien los síntomas se asemejan a los que se manifiestan en un caso de “fobia social”, Rotenberg señaló que el cuadro es más complejo y está vinculado a la sexualidad.
“La sexualidad durante la adolescencia es una verdadera eclosión, y no todos los jóvenes tienen los recursos internos que necesitan para acercarse al sexo opuesto”, indicó.
A modo de ejemplo, comentó que uno de sus pacientes dejó de ir al colegio a los 15 años y se encerró en su habitación durante meses porque ‘no alcanzaba el siguiente nivel’, como pasa con los juegos de rol de Internet.
“¿Por qué sentía que no alcanzaba el siguiente nivel? Porque no se sentía capaz de estar con una chica”, señaló.
Además de la introversión, “sentir que uno tiene pocos recursos internos, genera mucho rencor” que suele canalizarse en los juegos de rol donde “pasar al siguiente nivel” está asociado a situaciones violentas, como matar contrincantes, indicó Rotenberg.
“El hikikomori –detalló– es un cuadro con varios ingredientes: no saber manejar la propia sexualidad o cómo desenvolverse en el mundo, miedo a la violencia social, fuerte influencia de los medios de comunicación y excesiva conexión a la red”.
Además, la especialista manifestó que a esa edad la ilusión de crear un mundo de fantasía en Internet en algunos casos es un juego, pero en otros puede volverse peligroso para ellos mismos.

Terapia
Autora del libro Hijos difíciles-Padres desorientados. Padres difíciles-Hijos desorientados , Rotenberg señaló que este tipo de cuadros son tratables con terapia y revelan conflictos familiares que no fueron registrados hasta la adolescencia, cuando se vuelven críticos.

El sexo como motor de la humanidad

15 Jul

El sexo como motor de la humanidad | MUY HISTORIA

La erótica del poder

De la fatídica noche nupcial de Atila a la Europa democrática, la Historia ha demostrado que las uniones amorosas y los impulsos sexuales de caciques, monarcas y otras personalidades influyentes pueden cambiar nuestros destinos.

El sexo, o su complemento, el amor, han influido poderosamente en la historia de la Humanidad. Sostienen los pensadores marxistas, y no seré yo quien les lleve la contraria, que en todo acontecimiento histórico subyacen siempre motivaciones económicas. Quizá convendría matizar que también las motivaciones sexuales son, a menudo, responsables de ciertos bandazos de la Historia, lo que viene a corroborar el famoso dicho de Juan Ruiz, el arcipreste de Hita: “Como dijo Aristóteles, cosa es verdadera//, que el hombre por dos cosas trabaja, la primera// por haber mantenencia, la otra cosa era// por haber juntamiento con fembra placentera.”

O sea, dicho más llanamente, que las dos metas de la Humanidad son alimentarse y copular. Ello explica que el sexo, y el amor, puedan en ocasiones alterar el rumbo de la Historia. A las pruebas me remito.

Desde la remota prehistoria, el sexo ha prestigiado al poder. El principal privilegio del macho alfa dominante en la manada primitiva consistía en fecundar a cuantas hembras pudiera. Ellas se sometían obedientes, no sólo a la autoridad sino al instinto que siempre tiende a mejorar la especie con los genes del que se decanta como ejemplar superior de la manada. Esta tendencia perduró en época histórica: los faraones tenían docenas de esposas, muchas de ellas garantes de acuerdos internacionales, pues eran princesas de los estados aliados. Salomón, el rey de Israel soportó por razones del cargo la ingente tarea de contentar a setecientas esposas y a trescientas concubinas. A pesar de ello, aún le quedó fuelle para satisfacer a la exótica y despampanante reina de Saba, frente a la cual dejó muy alto el pabellón de Israel. Muy a menudo las directrices políticas de un estado se fraguaban en el harén entre favoritas y eunucos, mediando intrigas en las que el impulso sexual se confundía con los intereses de los grupos de presión. Salomón, el sabio por excelencia, se desvió de su proyecto político-religioso por amor a sus esposas paganas, o por encoñamiento, vaya usted a saber. Esto corrobora nuestra tesis original de que el sexo condiciona a los gobernantes y es un ingrediente fundamental en el devenir de la Historia.

Pero la implicación de política y sexo no sólo ocurría en la alcoba del monarca. En el estadio más primitivo de la Humanidad, el intercambio de mujeres entre tribus vecinas era una pieza esencial en las relaciones internacionales, además de evitar la perniciosa endogamia que degenera al pueblo o familia que la practica, como ha ocurrido con ciertas casas reales europeas. Este higiénico intercambio genético es el que subyace en el mito latino del “rapto de las sabinas”.

La seducción que se cuela en la agenda política acaba modificándola

Cuando Roma era todavía una humilde aldea del Lacio, hubo un momento en que las mujeres escasearon hasta el punto de que peligraba la supervivencia de la tribu. En tal tesitura, los emprendedores romanos raptaron a las solteras de la tribu vecina de Sabinia y se casaron con ellas. Cuando los indignados sabinos se personaron en Roma en son de guerra con intención de recuperarlas, las propias mujeres se interpusieron entre los dos ejércitos y evitaron el conflicto: “Si los romanos ganan la batalla –razonó la portavoz–, perderemos a nuestros padres y a nuestros hermanos; si la ganan los sabinos, perderemos a nuestros maridos e hijos: por tanto haya paz”. Se impuso el criterio de las mujeres y hubo paz. El rey de Sabinia, Tito Tacio, y Rómulo formaron una diarquía en Roma hasta el día de la muerte de Rómulo.

El sexo o la pasión amorosa desencadenaron la guerra de Troya cuando Paris, el principito picaflor troyano, sedujo a Helena, la esposa del rey griego Menelao, y se fugó con ella. Nos lo certifica Homero por más que los prosaicos historiadores deduzcan que las raíces del conflicto fueron más bien económicas: la rivalidad comercial entre griegos y troyanos. Lo mismo cabe decir de la invasión islámica de España en 711 que, según la leyenda, se desencadenó por una venganza del conde don Julián, gobernador de Ceuta, porque el rey godo Rodrigo le había violado o seducido a una hija, Florinda o la Cava, en la corte de Toledo.

La seducción mezclada con la política condiciona el futuro de los imperios. ¿Qué me dicen de Cleopatra? Su irrupción en la historia de Roma bien pudo alterar el destino del mundo. Primero sedujo a Julio César, que la entronizó en Egipto y, si no le llegan a asesinar, la hubiera entronizado en Roma; como reina consorte, porque Roma se encaminaba firmemente hacía la monarquía cesárea. Con todo, el Imperio que César preconizaba llegó a su debido tiempo después de que Cleopatra cautivara con sus encantos al sucesor de César, Marco Antonio, y lo enfrentara con Octavio Augusto. A este último no le llegó a seducir porque era un hombre más bien frío, y porque la hermosa e inteligente reina de Egipto comprendió que ya se le había pasado el arroz y prefirió suicidarse en el esplendor de su madura belleza, antes que comparecer en Roma como cautiva del vencedor.

Las casas reales de España y Portugal dan cuenta de la influencia de los amoríos reales en el Gobierno

El Imperio Romano no pudo con Atila, el rey de los hunos, pero ¿cuál hubiera sido el destino de Europa si el caudillo bárbaro no hubiera muerto prematuramente en su noche de bodas, cuando en medio de la frenética coyunda le estalló una arteria? ¿Cuál hubiera sido el destino de España si la camarilla de El Pardo hubiera casado un poco antes a Carmen Martínez Bordiú con don Alfonso, el triste primo de Juan Carlos que pretendía igualmente el trono? Si don Alfonso hubiera llegado a reinar, quién sabe si la monarquía se habría mantenido hasta hoy.

Los casos podrían multiplicarse, pero sólo citaremos, por vía de ejemplo, alguno que ha influido en la historia de España. La amante y amada de Alfonso XI de Castilla, Leonor Núñez de Guzmán (1310-1351) tuvo diez hijos del rey, que se enfrentaron con su hermanastro y rey legítimo Pedro I el Cruel. Pedro –con el apoyo de su madre, la reina doña María– vejó y asesinó a Leonor e intentó exterminar a su descendencia. Lo consiguió con tres de sus hijos: Fadrique Alfonso, Juan Alfonso y Pedro Alfonso, pero fue, a su vez, asesinado por uno de ellos, Enrique de Trastámara, que le arrebató el trono y reinó como Enrique II el de las Mercedes (1369 –1379). De este modo se impuso la nueva dinastía de los Trastámara, que se mantendría en Castilla hasta Juana la Loca y después sería sustituida por la de los Austrias o Habsburgo. La pasión de los reyes, y de las reinas, altera el destino de los pueblos.

Otro ejemplo notable es el del infante don Pedro de Portugal. Todavía príncipe, se prenda de Inés de Castro (1325-1355), una dama gallega de nívea piel, ojos azules y piel nacarada, cuya palidez natural realzaba algo de bozo, una pelusilla de melocotón que no menguaba su beldad. Al rey Alfonso IV el Bravo y a la corte no les gustaba la gallega y desaconsejaron el casorio, pero don Pedro se mantuvo erre que erre, constante como el batán del obispo, y concibió en ella varios hijos. Al final, el sistema –el Rey y sus magnates– cortó por lo sano asesinándola. Murió el Rey y lo sucedió el apenado Infante. En cuanto le coronaron como Pedro I de Portugal, su primer acto de gobierno consistió en ejecutar a los dos instigadores de la muerte de su amada, los nobles Pedro Coelho y Diego López Pacheco. Al primero le hizo arrancar el corazón por el pecho, y al segundo, por la espalda. Después sacó del sepulcro el cadáver de la difunta, lo sentó en el trono, a su lado, y obligó a la corte a que desfilara ante la carroña y besara su mano, acatando a Inés como a reina, lo que inspiró el drama romántico Reinar después de morir, de Luis Vélez de Guevara. Es muy posible que se trate tan sólo de una leyenda, pero mayores locuras se han hecho por amor y en cualquier caso se non è vero è ben trovato.

Sin salir de la Edad Media, conviene aclarar que el famoso “derecho de pernada” medieval no amparaba ningún abuso sexual del poderoso. Se trata de un impuesto, especialmente vigente en el norte de Europa, en virtud del cual el señor percibe un cuarto trasero de cada res sacrificada por el súbdito. El Fuero de Gosol lo explica en 1273: “Que nos den una pata, como ha sido costumbre hasta ahora”. El error es muy antiguo. En 1462, los payeses de remensa exigen la supresión del derecho del señor sobre las mujeres y sus señores les responden que ni existe ni creen que haya existido com sie cosa molt iniusta e desoneta, lo que ratifica Fernando el Católico en 1486.

Hombres que imponen sus parejas políticamente incorrectas contra viento y marea

sexoypoder.jpg Más cercano a nosotros está el caso de los amores del heredero del Imperio Austrohúngaro, el príncipe Rodolfo de Habsburgo, y la baronesa húngara María Vetsera. Sus cadáveres aparecieron el 30 de enero de 1889 en la alcoba del príncipe con sendas balas en el cráneo. Rodolfo, hijo del emperador Francisco José y de Sissi –la de las películas protagonizadas por la suculenta Romy Schneider–, era algo depresivo y había crecido, como casi todos los príncipes, sin amor. Casado, por razones de estado, con una princesa belga a la que no amaba, se dio a las putas y a la caza, hasta que la baronesa María Vetsera le sedujo.

En sus ratos de asueto, el príncipe Rodolfo había concebido un ambicioso proyecto político que contrariaba a su padre. Enfrentado con el emperador y fracasado en sus intentos de arrebatarle el poder, decidió suicidarse y María Vetsera le acompañó en su muerte; como Clara Petacci a Mussolini y como Eva Braun a Hitler. Igualmente sonado fue el caso del pronazi rey de Inglaterra, Eduardo VIII, que renunció al trono, abdicó y se conformó con el título de duque de Windsor por el amor de la divorciada y nada atractiva americana Wallis Simpson, a la que el gobierno británico se negaba a aceptar como reina consorte. En este caso, como en el de nuestro flamante superministro socialista Miguel Boyer, catequizado y apartado del poder por el irresistible encanto de Isabel Preysler, se especuló que lo que los hechizaba eran las habilidades sexuales de sus respectivas. Se rumoreaba que Wallis Simpson encalabrinaba a su panoli e inexperto británico mediante la práctica de “la presa de Cleopatra”, una destreza habitual en el Lejano Oriente que consiste en masajear el pene con los músculos de la vagina, variante sexual desconocida en el pacato occidente cristiano, dado que requiere que la practicante entrene esos músculos desde la infancia.

Regresando a España y a nuestros más recientes gobernantes, encontramos que ninguno de ellos aprovecha la erótica del poder para refocilarse en el sexo, lo que siendo excepción viene a confirmar la regla. El rey de España, don Juan Carlos, es un hombre de familia, sencillo y cumplidor, que como es bien sabido siempre ha guardado ejemplarizante castidad matrimonial. Franco era igualmente casto y desde su juventud demostró ser más aficionado a un tiroteo que a una remonta. En esto se diferencia de otros dictadores del tronco hispano, que en cuanto llegan al poder le dan el salto a toda hembra vistosa que se les ponga a tiro; recuerden al dictador Trujillo, el de La Fiesta del Chivo, de Vargas Llosa. De Franco se cuenta que, cuando visitó la academia francesa de Saint Cyr, mientras sus conmilitones se iban de farra, él permanecía en la residencia de oficiales, estudiando.

Publicado en MUY Historia

MUY Historia, ya en su kiosco

Finalmente, y a beneficio de inventario, enumeraremos casos recientes en los que el amor o el sexo han desestabilizado la política, o han estado a punto de desestabilizarla. El asunto de John Profumo, ministro de Defensa británico en 1963, que tenía por amante a Christine Keeler; una chica tan liberada, versátil y libre de prejuicios que al propio tiempo atendía sentimentalmente a un espía ruso. El subsiguiente escándalo sacudió los firmes cimientos del imperio británico y obligó a dimitir a Profumo, que arrastró en su caída al Primer Ministro Harold Macmillan. Para no salir de Inglaterra, citemos el caso de Carlos, el príncipe de Gales, malcasado con Diana pero enamorado de Camila Parker Bowles.

Si nos aproximamos a nuestra tierra, cómo olvidar a nuestro príncipe Felipe quien, después de malograr varios noviazgos o enamoramientos cediendo a presiones familiares, impuso finalmente su matrimonio con Letizia, una divorciada plebeya que había vivido intensamente. En este caso, la experiencia lo está demostrando, la del príncipe ha sido una felicísima y acertada elección de la que debemos regocijarnos todos los españoles, republicanos incluidos, como en su tiempo se demostrará.

En fin que, como comprobarán en las páginas que siguen, el travieso amor, sea Eros, Cupido o san Valentín, incide en la Historia mucho más de lo que pudiera parecer.

Juan Eslava Galán

http://www.muyinteresante.es/reportajes/la-erotica-del-poder.html?mosmsg=%A1Gracias+por+su+voto%21

La Biblia a juicio

15 Jul

La Biblia a juicio

Julio 15th, 2008
by Jos Angel Fernndez

Bradley LaShawn Fowler es un homosexual que vive en Michigan y que ha denunciado a dos versiones de la Biblia, las traducidas por Zondervan Publishing Co. (la conocida NVI) y por Thomas Nelson Publishing (llamada New King James Version), por haberle causado ‘problemas mentales’ con sus traducciones erróneas. Bradley pide 70 millones de dólares por los daños causados con las traducciones que estas dos casas han hecho de 1 Corintios 6:9, en donde ambas traducen el término griego ‘arsenokoites’ con la palabra ‘homosexuales’. Considerando que la palabra ‘homosexual’ comenzó a ser usada en el siglo XIX, probablemente tiene sentido preguntar si es acertado usar esa palabra para traducir un término procedente del primer siglo después de Cristo. Será interesante escuchar el veredicto del juez.

Por otro lado cualquier estudiante del N.T. sabe que la traducción de esta palabra no es tan sencilla como a algunos les gustaría. Desde las traducciones más antiguas de la Biblia la palabra ‘arsenokoites’ ha recibido un tratamiento bastante confuso. En 1380 la traducción que ofreció Wycliffe para este término fue ‘los que se echan con varones’, una traducción bastante abierta y poco clara. Una traducción similar fue la realizada posteriormente por Tyndale, la Biblia de Ginebra, la King James Bible y algunas otras. Y esta es la traducción que ofrece la Reina Valera de 1960 (aunque la RV Actualizada ya cambia la palabra a ‘homosexuales’). Sin embargo esta traducción (un tanto confusa) del término recibe un tratamiento distinto a partir de mediados del siglo XX, momento en el que el lenguaje de la sicología entra en el mundo de las traducciones bíblicas para convertir a la dichosa palabra en el término ‘homosexual’. A partir de ese momento algunas versiones bíblicas cambian su traducción a ‘pervertidos sexuales’ mientras que otras se lanzan a utilizar ‘pervertidos homosexuales’.

Entre el final del siglo XIX y la mitad del siglo XX la traducción del término ‘arsenokoites’ cambió de referirse a una acción que cualquier persona, independientemente de su inclinación sexual, podría realizar, a referirse a una ‘perversión’, una tendencia considerada anormal o enferma. Curiosamente el cambio en la forma de traducir el término coincide sospechosamente con la invención de la categoría ‘homosexual’ definida como una orientación anormal, una invención que ocurrió a finales del siglo XIX pero que tomó cuerpo realmente a mediados del siglo XX. Además, mientras que todas las traducciones antiguas traducían el término (correctamente) como un acto aplicable solamente a hombres, las nuevas traducciones ampliaron el significado usando términos que pudieran ser aplicables igualmente a hombres y mujeres, es decir, a toda persona que pudiera ser diagnosticada haciendo uso de la ‘nueva’ enfermedad de la homosexualidad. Este dato es sin duda importante: las nuevas traducciones no fueron provocadas por nuevas evidencias históricas o filológicas, ni tampoco procedían de los criterios del criticismo histórico o textual; estos cambios fueron inspirados por la ideología sexual de la época.

Dejando a un lado los cambios modernos en la traducción de este término, no es sencillo descubrir lo que el término ‘arsenokoites’ podría significar. A una clara falta de contextos históricos en los que podamos encontrar e interpretar la palabra se une la tendencia muy extendida de determinar el significado de las palabras en griego por medio de dividir la palabra en distintas partes y de traducir cada parte por separado, formando a continuación el significado final a partir del significado de las partes. Es así cómo muchos traducen felizmente la palabra griega ‘arsenokoites’ como ‘hombres que tienen sexo con hombres’. Esta forma de determinar el significado de una palabra antigua deja mucho que desear.

Un poco más útil sería encontrar esta palabra en alguna lista de pecados o vicios de la época. Aunque tales textos no abundan, algunos cercanos hay. En uno de ellos, Oráculos Sibilinos 2:70-77, encontramos esta palabra en una lista de pecados, pero en esta ocasión y para nuestra sorpresa la lista en la que se encuentra la palabra es la de pecados o injusticias económicas (en lugar de encontrarla en la sección de pecados sexuales, que también hay). Encontramos un caso similar en los Hechos de Juan. En este texto Juan está condenando a los hombres ricos de Efeso. Sin embargo en este caso, de nuevo, el término ‘arsenokoites’ es usado como parte de una lista de pecados económicos, situado entre otros pecados como ‘deleitarse en las riquezas’ y ‘robar’. Es interesante darnos cuenta de que el énfasis de esta sección se sitúa en el poder, el dinero y la explotación injusta, no en el sexo. Además, como en el caso de los Oráculos, Juan también denuncia pecados sexuales, pero de nuevo ‘arsenokoites’ está ausente de esa lista. Por último en un documento cristiano escrito por Teófilo de Antioquía se ofrece una lista de vicios en donde encontramos dos pecados sexuales al principio, pero en donde ‘arsenokoites’ aparece de nuevo junto con los pecados económicos (lo cual es aún más sorprendente si tenemos en cuenta que quizá este tratado cristiano utilizó las cartas de Pablo como base para crear sus listas).

Para ser justos existen dos textos más, y en esos dos casos sí que dicha palabra podría ser utilizada como referencia a ciertos actos sexuales. Uno de ellos es la refutación de Hipólito Contra Todas las Herejías (5.26.22-23). Hipólito está explicando un mito gnóstico acerca de la seducción de Adán y Eva por el demonio Naas. Naas vino a Eva, la engañó y adulteró con ella. A continuación vino a Adán y ‘le poseyó como a un niño (o esclavo)’. Es así, según el mito, como el adulterio y el ‘arsenokoites’ aparecieron en el mundo. Por supuesto el término en este contexto podría referirse a un acto homosexual, aunque no podemos dejar a un lado las connotaciones de engaño, fraude, explotación y violación. Tal y como está escrito, el texto permite ser interpretado sin mayor esfuerzo como un acto de abuso sexual e injusto de otra persona. El segundo caso al que me he referido es una cita que aparece en un texto del segundo al tercer siglo después de Cristo, en la Preparación para el Evangelio de Eusebio. Sin embargo este último texto está corrupto y es complicado encontrar una traducción siquiera medianamente precisa.

Para acabar me gustaría dejar claro que no estoy intentando determinar sin lugar a dudas lo que la palabra ‘arsenokoites’ quiere decir; lo que digo es que nadie sabe lo que quiere decir. No me cabe duda de que es posible que dicha palabra pueda ser una referencia al ‘sexo homosexual’. Pero dada la falta de evidencias que apuntan en esa dirección, y dada la clara existencia de otras posibilidades en las que la palabra ‘arsenokoites’ parece referirse a un acto de explotación económica, nadie debería tener el derecho de escapar en una conversación con un simple: “Por supuesto, el texto habla de hombres que tienen sexo con otros hombres”. De hecho es muy posible (quizá incluso probable) que este término sea una referencia a un tipo de explotación de unas personas a otras, explotación con connotaciones económicas y quizá con elementos sexuales involucrados. La cuestión que gana importancia en este punto es la siguiente: dado que el tema no está tan claro, ¿por qué existen tantos traductores bíblicos y comentaristas que parecen tener tanta certeza de que el término es una referencia a los homosexuales? Quizá la ideología de la época en la que nos movemos tenga mucho más poder que nuestros estudios textuales e históricos en nuestras conclusiones bíblicas.

http://www.lupaprotestante.com/blogs/textoseideas/?p=259

UN CIEGO CON LUZ

15 Jul

Flores

UN CIEGO CON LUZ

Había una vez, hace cientos de años, en una ciudad de Oriente, un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida. La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella. En un determinado momento, se encuentra con un amigo. El amigo lo mira y de pronto lo reconoce, se da cuenta de que es Guno, el ciego del pueblo, entonces le dice-

– Qué haces Guno, tú ciego, con una lámpara en la mano?…
Si tu no ves…
Entonces el ciego le responde:

– Yo no llevo la lámpara para ver mi camino. Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria, llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a mi…

“LA AMISTAD ES ESO, UNA LUZ PARA QUE LOS QUE QUEREMOS JAMÁS ESTÉN EN LA OSCURIDAD.”

http://cosasksolomegustanami.blog.com.es/2008/07/14/un-ciego-con-luz-4448522

Paraguayo que incendió la iglesia se entrega y dice que fue parte de rito satánico

15 Jul

Paraguayo que incendió la iglesia se entrega y dice que fue parte de rito satánico
Ricardo Paulo Javier — Julio 12, 2008

Paraguayo que incendió de iglesia se entrega y dice que fue parte de rito satánico
ASUNCIÓN, 28 Jun. 08 (ACI).-Victoriano Ramírez, quien el 21 de marzo pasado incendió la iglesia Inmaculada Concepción de María de Villa Florida (Misiones), se entregó a la policía y pidió ser encerrado, pues teme represalias de los miembros de la secta satánica a la que pertenecía.

Según informó la prensa local, el Ramírez dijo a las autoridades que el incendio fue parte de un rito satánico y que lo hizo para ascender unos grados dentro de la secta. Sin embargo, señaló que se entregó a la policía por su hijo, pero quiere ser encarcelado porque “cuando uno entra (a la secta) no tiene cómo salir. Si salgo, estoy condenado a morir”.

Relató que ingresó al satanismo cuando era muy joven, en Argentina. La policía informó que están buscando a los supuestos cómplices.

Te he puesto por centinela de la casa de Israel

15 Jul

14 de julio

“Y a ti, hijo de hombre, te he puesto por centinela de la casa de Israel; oirás, pues, la palabra de mi boca, y les advertirás de mi parte.” Ezequiel 33:7

El atalaya, era un soldado que estaba en una torre alta y debía estar siempre muy despierto viendo si algún enemigo se acercaba a atacar. Mientras todos los demás estaban ocupados en sus tareas diarias, el atalaya solo debía mirar al horizonte y vigilar que ninguna amenaza se acerque. Si llegaba a detectar un peligro, tenía  que dar la voz de alerta inmediatamente, para que el pueblo se prepare.

Hoy no hay atalayas en las torres, tenemos radares, sonares o cosas  semejantes, pero todavía en las piletas o en el mar, vemos a los guardavidas que están mirando siempre, que sucede con las personas en el agua. No se meten al agua ni disfrutan del sol, no están descansando. Conocí a un muchacho que es guardavidas. Mientras todos juegan en la pileta, él está pendiente y no se divierte. Por lo general nunca pasa nada, pero cuando alguien se está ahogando, él interviene y le salva la vida. Hace poco, una nenita estaba jugando
en el borde de la pileta, y se cayó en la parte más profunda.

La mano del guardavida estaba cerca para sostenerla y evitar que se ahogue. Pudo hacerlo porque estaba atento. Nahuel salvó la vida de la chiquita porque estaba vigilando, no estaba dormido, ni ocupado en otras cosas, estaba atento y alerta.

El reclamo de Ezequiel al pueblo de Israel es el mismo que Dios nos hace hoy a vos y a mi. Somos los atalayas de Dios. Somos los guardavidas de Dios. Nuestra misión en la tierra es estar atentos y
alertas para avisarle a los que están en riesgo de morir, que pueden salvarse. Pero muchas veces, no cumplimos. Nos dormimos, miramos para otro lado, nos ocupamos en otras cosas, solo buscamos
divertirnos y dejamos que las personas se ahoguen en el infierno, sin avisarles que se pueden salvar.

Negligencia terrible, asesinato culposo, conducta dolosa. ¿Cómo te sentirías si fueras el guardavida de una pileta y por estar jugando a las cartas una nena de 9 años se ahoga? ¡Era tu responsabilidad estar atento para evitar ese problema, pero estabas demasiado ocupado divirtiéndote, en lugar de cumplir con tu responsabilidad!
Cometés el mismo mal, cuando no le avisas a tus amigos del infierno.

REFLEXIÓN – Sos el guardavidas de Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany