Oposición a la adopción gay en Uruguay

4 Jul
Internacionales
04-07-2008
Oposición a la adopción gay en Uruguay

Montevideo – (Montevideo Portal)

El Partido Nacional tiene “una concepción de familia obsoleta y anacrónica” que implica “mirar la realidad con la nuca”, dijo a Montevideo Portal el activista por los derechos de los homosexuales, Mauricio Coitiño, integrante del Colectivo Ovejas Negras.

Coitiño lamentó el rechazo nacionalista a la posibilidad de que todos los ciudadanos, incluidos homosexuales y bisexuales, adopten niños y asuman los roles tradicionales de madre y padre.

Según publicó Ultimas Noticias, el senador Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista) “pondrá a consideración” de la Cámara Alta “un aditivo que declara a texto expreso la inhabilitación a este tipo de parejas, que con la redacción de la ley podrían adoptar, ya que tanto cónyuges como concubinos estarán aptos”.

La Comisión de Constitución y Legislación del Senado aprobó el 1º de julio un proyecto de ley del oficialismo que reconoce iguales derechos para adoptar a matrimonios y a concubinos, concepto que comprende tanto a heterosexuales como a quienes no lo son. “No pueden ser adoptantes las parejas que no estén formadas por personas de distinto sexo”, será la redacción planteada por los blancos, según el citado matutino.

En Ovejas Negras, organismo que agrupa a bisexuales, gays, lesbianas, travestis y transexuales, entienden que el Partido Nacional “no dice nada nuevo sobre su posición, aunque a mucha gente le choca que lo diga de manera tan explicita”, evaluó Coitiño. “Tiene una concepción de familia obsoleta y anacrónica, que reivindica un modelo único de familia con dos padres heterosexuales casados, sin considerar realmente el concubinato”, valoró el activista a aquélla colectividad política.

Para Coitiño, se trata de “un modelo familiar que es minoritario desde hace muchos años en el país, que no da cuenta de todas las variantes familiares que existen en el mundo y en el Uruguay contemporáneo, y que permanece atado a la institución del matrimonio”.

En cambio, prosiguió, las organizaciones que bregan por los derechos de las opciones no tradicionales, consideran que “familia es un vínculo afectivo y no un contrato frente al Estado, por eso la ley debe comprender los derechos de las familias nucleares tradicionales, pero también de las monoparentales, las concubinarias, las homosexuales y todas” las demás, señaló.

El posicionamiento del Partido Nacional supone “una actitud de mirar la realidad con la nuca y no reconocer la complejidad de la sociedad uruguaya, que incorporó ampliamente este tema (de la diversidad) y toma opciones que no son el matrimonio”, aseveró. Esa visión de la familia “no se ajusta a la realidad y es lesiva para los derechos de estas familias”, porque apunta a mantener “a esos niños con menos derechos que el resto de los niños”, fustigó Coitiño.

sentidog.com

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: