Rostros bellos…

18 may

Rostros bellos…

Hace poco tiempo atrás vi la foto de una quinceañera festejando su cumpleaños. La fiesta era bastante fastuosa y ella estaba vestida, peinada y maquillada por profesionales puesto que era hija de personas famosas. Sus fotos llenaban las páginas de una revista muy conocida. Pero más allá de todo esto, lo que llamó mi atención fue que la niña parecía tener muchos más años de los que estaba festejando. Se la veía avejentada y con una mirada que reflejaba mucha vida.

¡Ésta es una imagen tan repetida en estos días! Uno imagina a los 15 años a una jovencita de cutis fresco y mirada inocente, el rostro de alguien que aún no ha despertado a la vida… pero en la realidad no es así… la juventud vive tan aceleradamente, de una manera tan liberal y posiblemente pecaminosa que eso no puede dejar de reflejarse en el aspecto físico…

En el libro de Daniel vemos esta enseñanza: la forma de vida de un grupo de jóvenes, incluyendo su alimentación, se observó pasado el tiempo, en su aspecto exterior…

“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse… Y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él vea vuestros rostros más pálidos que los de los muchachos que son semejantes a vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza… te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber. Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey… Y al cabo de diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey…” (Daniel 1:8-16)
En Proverbios 15:13 leemos:

“El corazón alegre hermosea el rostro, mas por el dolor del corazón el espíritu se abate”
¿Cómo y cuándo está alegre el corazón y hermoso el rostro?

Por la Obra de Dios…

“Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto” (Salmos 4:7)
“Porque lo has bendecido para siempre, lo llenaste de alegría con tu presencia” (Salmos 21:6)
Por vivir rectamente…

“Luz será sembrada para el justo, y alegría para los rectos de corazón” (Salmos 97:11)
Por tener esperanza…

“La esperanza de los justos es alegría; mas la esperanza de los impíos perecerá” (Proverbios 10:28)
Por llevar vidas sencillas y con sabiduría…

“Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón” (Hechos 2:46)
“Sabiduría, ante todo, adquiere sabiduría. Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Engrandécela, y ella te engrandecerá; ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado. Adorno de gracia dará a tu cabeza; corona de hermosura te entregará” (Proverbios 4:7-9)
Entonces… ¿No nos convendría revisar nuestro estilo de vida? Observemos nuestros rostros y los de las personas que nos rodean. Preocupémonos en proveer a nuestro entorno la posibilidad de una vida sana, feliz y productiva.

Recordemos: Dios nos provee belleza que no se marchita… ¡No “envejezcamos” alejándonos de Él!

TBS
tbs@daresperanza.com.ar

Mail: info@daresperanza.com.ar
Teléfono: (Exterior) 54-11-4464-4583
Teléfono: (Argentina) (011) 4464-4583

http://www.daresperanza.com.ar

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 674 seguidores

%d personas les gusta esto: